jueves, 14 de julio de 2011

VIVIR LA LUZ


Mercedes Arancibia
Pues, la verdad, no sé qué decirles. Yo de la película, documental más bien la he visto, he entendido más bien poco (quiero decir que me parece que no está bien explicado en qué consiste eso de vivir de la luz), no he compartido nada de lo que “vende” el realizador y todos estos personajes que van apareciendo soltando el discurso -siempre el mismo-, desde el santón indio hasta los especímenes universitarios que trabajan con las partículas y la física cuántica, me ha parecido que desprenden un cierto tufillo sectario.
Reconozco mi ignorancia en estos “temas alternativos” y admito que me sorprende la existencia de ese fenómeno llamado “respiracionismo” del que “solo son conscientes unos pocos en occidente” (la publicidad de la película no precisa cuantos lo son en oriente), y que hace que haya gente que supuestamente puede sobrevivir sin comer y sin beber durante semanas, años e incluso décadas.
Y dicho ésto, también quiero decir que hay formas y formas de abordar un tema documental a base de entrevistas y que el director de este, P.A. Straubinger, ha elegido la, a mi juicio, más aburrida de todas las posibles: fragmentos de entrevistas lineales, siempre con el mimo fondo, siempre con el mismo o parecido encuadre, y como hilo conductor de todas el propio realizador recorriendo el mundo -algo así como en pos de la verdad- para entrevistar a esos pocos afortunados que no tienen que incluir la comida en sus gastos mensuales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

RELATOS DE VERANO: LAS DAMAS BLANCAS, LA DAMA DE LOS MONTES

Dama Blanca. Ilustración de Marcel Félix En casi toda Europa abundan las leyendas e historias que narran la existencia de misteriosas ...