jueves, 28 de febrero de 2013

SOBRE "CORRUPTOS" Y "CORRUPTORES"


Es cierto que la corrupción política que invade las informaciones periodísticas tiene suficiente importancia para sustentar la indignación popular. Pero conviene aprovechar la ocasión para profundizar en el origen real de la corrupción. No voy a referirme a la idiosincrasia de “los países del Sur” tan en boga estos días, sino a algo más transversal. 
Éste es un sistema que se basa en la glorificación de la competencia para el lucro personal y este principio termina por imponerse a todos los intentos de regulación y control. Cierto que con el mismo sistema hay países con más o con menos corrupción, y sería posible extenderse con las herencias históricas y culturales que están detrás de esas diferencias. Pero a quienes se fijen sólo en las formas impúdicas que ahora afloran, les recordaré que corrupción es también que los bancos europeos se pongan de acuerdo para falsear los índices MIBOR o Euribor en el que se basan nuestras hipotecas.Corrupción es que las agencias de calificación califiquen al servicio de quien les paga y de los especuladores.Lo que no se dice y queremos recordar es que este sistema económico, que se basa en garantizar el poder de una minoría sobre la mayoría, tiene por fuerza que sustentarse en el engaño y la corrupción. Para empezar, en la corrupción del propio término de “democracia” (palabra griega que significa poder del pueblo).
Conviene resaltar que con cada corrupto hay un corruptor que tiene poder suficiente como para hacerlo. Siempre se dijo que el poder corrompe, ¿y dónde está el verdadero poder? En nuestra sociedad, ese poder es una oligarquía de financieros y de grandes empresarios procedentes de privatizaciones de sectores clave. Élites con estrechos lazos familiares que conocemos cada día. Oligarquía que no se conforma con que les pongan las leyes a su servicio, sino que se saltan las pocas limitaciones que esta democracia formal les pueda poner, y por ello recurren también a la ilegalidad. Se creen impunes. Tampoco se conforman con controlar los medios de comunicación para desinformar y manipular a la gente, sino que, con el dinero de estas corrupciones, fortalecen a “sus” partidos, con lo que inciden electoralmente. En resumen, la corrupción política es la consecuencia inevitable de la sumisión de los políticos gobernantes a los poderes económicos.
Un empresario no hace filantropía con esto. Compra leyes y decretos, compra contratos.La gente debe saber que quien llena los sobres de la corrupción (éstos y otros) es quien se hace con los servicios privatizados, (sanidad, por ejemplo), quien realiza las obras faraónicas, quien se beneficia de la reforma laboral, etc. En definitiva, el saqueo de lo público por parte de un empresariado en connivencia con los políticos a los que ha facilitado su ascenso o compra posteriormente. Sí, hablamos del empresariado. El modelo social y triunfador de las revistas; el que acompaña al Rey o Presidente en sus viajes; el que tiene acceso a la Moncloa; el que contrata en negro a parados; el que evade capitales; el que no paga impuestos y sí abogados; el que impone el modelo productivo, y elige el exclusivo camino del abaratamiento de la mano de obra. Y que no venga ningún escandalizado lector a decir que no todos son iguales. Ya lo sé. También sé que a todos sí les une la plusvalía del trabajo ajeno. Con ello no quiero minimizar la repugnante realidad de demasiados políticos corruptos.
Esto pone en cuestión las enormes limitaciones de una transición democrática que prefirió dar todo el poder a los partidos y quitárselo a los ciudadanos. Partidos que parasitan con dóciles “asesores” cada palmo de lo público, arrinconando el papel de los funcionarios. En el terreno de lo político éste es el cambio necesario: sólo se podrá llamar democracia si existe desde abajo la limitación de ese poder mediante la transparencia real con el control de la gente y su derecho a decidir en sus diferentes ámbitos sobre lo que le afecta. Las organizaciones jerárquicas y piramidales son campo abonado para la corrupción.
En concreto, hoy tenemos un gobierno ilegítimo por traicionar su compromiso con lo que dijo que haría. Lo justifica diciendo que hace “lo que tiene que hacer”. Una escandalosa confesión antidemocrática pues ¿quién es quien dice al gobierno “lo que hay que hacer”? No “los mercados”, sino el pueblo en las elecciones (y después si las decisiones son importantes). Se deben ir por lo que están haciendo en 14 meses y, sin embargo, nos tienen entretenidos con unos sobres.
No debemos caer en la exclusiva denuncia de la corrupción de los políticos para que mañana traigan un “tecnócrata”, supuestamente aséptico, a allanar aún más el camino de la Troika. O sea, más poder aún para los causantes de la crisis. También debemos prevenir que venga un salvador de corte fascista, como era Franco, arropado en populismo “antipolítico”. Quede claro que la corrupción de verdad era mucho más generalizada en la dictadura y pronto habrá quien quiera olvidarlo. Buena parte de las lacras de nuestro sistema político provienen de no haber superado bien las herencias de la dictadura.
Hoy la corrupción penetra todas las instituciones y deslegitima con cada vez mayor claridad a todo un entramado de poder caduco. ¡En esas condiciones tienen la desfachatez de perpetrar la más brutal agresión al patrimonio y a los derechos de la gente a la vez que están realizando una contrarreforma constitucional que inutiliza lo que de bueno tuviera la aprobada en 1978!
Pues han desatado la tormenta perfecta. Es hora de darle de verdad la voz a la ciudadanía y construir un poder auténticamente democrático que le permita ejercer su soberanía. La profundidad de todas las crisis que asolan este país hace que esto no sea una consigna panfletaria sino una necesidad para el país asumida por cada vez más gente.
Esto se está exigiendo por opinadores y pensadores varios, pero sobre todo desde abajo, con movilizaciones que reciben la herencia del impulso revitalizador del 15M, lo que demuestra que sus exigencias están más vivas que hace 20 meses.
Plumaroja

martes, 26 de febrero de 2013

PELIGRO, TONI CANTO ANDA SUELTO....

El toro de Coria. Cáceres

Los animales no tienen derecho a la libertad y a la vida, afirma Tony Cantó. En este país no desde luego, les pasa igual a los pobres. Se les priva de la libertad que proporciona la educación y de la vida que garantiza la sanidad. El que quiera ser libre y estar sano que lo pague. Si estás tieso, tus posibilidades son similares a las de los toros. Solo te queda esperar la puntilla después de sufrir un montón de malas faenas.
Que una ILP sea admitida a trámite es un raro acontecimiento en la historia de esta democracia. Pero que sea admitida tampoco significa que vaya a ser aceptada y mucho menos sin modificaciones. Por ejemplo: La ILP que persigue la dación en pago ha sido admitida in artículo mortis. Los populares ya habían anunciado su intención de rechazarla, pero cambiaron el voto. Demasiada presión social y un armario lleno de cadáveres políticos fueron el desencadenante del cambio. No busquen en la decisión de sus señorías ningún brote de compasión o justicia social. La admiten presionados por las circunstancias y ahora, la mayoría absoluta y la tibieza de la oposición, procederán al desguace de su contenido hasta dejarla huera de sentido.
La ILP que pretende que las corridas sean declaradas bien de interés cultural también ha sido admitida a trámite. UPyD votó decididamente a favor rematando la matanza con el vergonzoso alegato del actor contra los derechos de los animales.
Los socialistas se abstuvieron con una berlanguiana explicación sobre la libertad de opinión en su grupo.
¿Acaso se puede ser neutro cuando hablamos de que “la fiesta” de la tortura sea nuestra referencia nacional en el mundo? ¿Se puede mirar para otro lado mientras se destinan fondos públicos al deficitario espectáculo de los toros y paralelamente se recortan la sanidad y educación de todos los ciudadanos?
A los trabajadores, parados, discapacitados o desahuciados en esta torera patria se nos quiere hacer creer que, como el toro, hemos nacido para el luto. Sin derechos que protejan nuestra libertad o nuestra vida de la codicia de la casta dominante. Para los poderosos (los auténticos beneficiarios de nuestros bienes públicos) somos poco menos que animales. Como al toro, se nos burla para poder clavarnos un hierro infernal en el costado. Los políticos nos marean con verónicas y pases humillantes. Recortan el pan, la educación y la salud y exhiben sus trofeos al respetable que ocupa las elitistas gradas de esta plaza cruel llamada España. Las dos orejas y el rabo les parecen poco escarnio.
Pero, como le pasa al toro, hay quien se crece en el castigo. Y algunos no tenemos vocación de bueyes ni de morir en el coso para satisfacción de sádicos y especuladores. Si hay que ser animal elegimos toros bravos. Vendavales de cuernos que no entran al capote de esta macabra charlotada. Resabiados y extremadamente peligrosos. Dispuestos a embestir esta cuadrilla de siniestros diestros y ponernos su cinismo por montera.
Crónica Popular

domingo, 24 de febrero de 2013

EL VIAJE A NINGUNA PARTE

Instalaciones de Solaria en Puertollano. Polígono La Nava

Se respira tristeza y abatimiento en Puertollano. Sus gentes caminan resignadas ante la ecuación de lo que pudo haber sido y no fue. En apenas dos años hemos pasado de ser la Ciudad Internacional de la Energía a estar amenazados de despoblación como aquellos pueblos fronterizos surgidos al calor de la fiebre del oro. Antes fuimos el Faro Industrial de la Mancha y “Primi Ortega” lo paseó a voz en grito en uno de sus impagables pasodobles.
Resurgiremos de este abatimiento, no me cabe duda. Ya fuimos capaces de sobreponernos al cierre de las minas y también lo hicimos a la crisis del petróleo. Sobreponernos a la imaginaria crisis de las energías renovables es infinitamente más fácil, es cuestión de que el gobierno tome la decisión correcta y que la ciudadanía elija mejor a sus gobernantes. De hecho, los países de la Unión Europea quieren que, en 2020, el 20% de la energía consumida se produzca con fuentes renovables. Sin embargo, esta política encuentra reticencias porque las tecnologías necesarias se consideran caras, pero la investigación llevada a cabo por el investigador Yoram Krozer, de la Universidad de Twente, en Holanda, indica que, durante el periodo de 1998 (año en el que el precio medio del petróleo fue el menor de los últimos 50 años) a 2008 (en el que el precio real estaba en su punto más elevado) este tipo de energías aportaron, de media, 8.000 millones de euros al año de beneficio neto en el uso de electricidad en hogares y servicios. El beneficio neto al que se refiere el autor durante el periodo estudiado considera que el coste de incentivar las energías renovables soportado por fondos públicos cuando el petróleo es barato, se ve compensado por los beneficios cuando es caro. La cantidad de 8.000 millones anuales, obtenida a partir de datos de Eurostat, es, según señala el autor, mayor que todo el apoyo público que reciben las tecnologías verdes.
Resultados económicos aparte, el viaje que estamos haciendo en Puertollano podría llevarnos a “ninguna parte” y ocurrirnos como a los cómicos de antaño, que viajaban errantes, de poblacho en poblacho, hacia el fin a que les condenaban los cambios sociales y económicos de la época.
Desde luego, algunos de nuestros actores no dejan de poner todo el empeño para que así ocurra. Nuestro alcalde, sin ir más lejos, se lame las heridas rememorando tiempos recientes en que nos llovían novios y no faltaba ministro y/o consejero que mendigara una foto en Puertollano. Tanto fue así que bromeábamos comparándonos con la España de Felipe II al asegurar que en la Ciudad Internacional de la Energía tampoco se ponía el sol. Lo malo es que en política se vive de los aciertos presentes y no de los éxitos pasados, y en este terreno, ante la carencia de aciertos y la suma de errores, Hermoso Murillo tiene los días contados y nosotros con él. Ante tal evidencia no queda más remedio que alguien le ponga el cascabel al gato, cuestión que está en él debe de Rafael Sánchez y José Manuel Caballero.
En las torpezas recientes no ha estado solo Hermoso Murillo. Nuestro primer edil ha buscado la luz en compañeros de viaje cuya hoja de ruta conduce también hacia ninguna parte. Para quitarse el molesto zumbido de las protestas en Silicio Solar se dejó seducir por el protagonismo de CGT y CTI-CSIT, rechazando el dialogo y la negociación que representaban los sindicatos de clase. Tan profundo fue el amor entre las partes que de la relación nació un ratón de lo que se anunciaba como el parto de los montes. El ratoncito parido, destetado ahora por Hermoso Murillo, sobrevive en los cuidados intensivos de Fundescop y va superando alguna de las malformaciones con que fue concebido, aunque, a pesar de tan esforzados cuidados, dudo que llegue a pasar de sietemesino.
Quienes preñaron a nuestro alcalde con soluciones dudosamente legales y conductas discriminatorias contra los casi 10.000 desempleados censados en la Comarca siguen erre que erre caminando hacia el precipicio. No contentos con la gasolina que pusieron en el cierre de Silicio Solar, se proponen aplicar la misma receta en Solaria y para desgracia de los empleados de esta empresa son los “iluminati” que abandonaron Silicio en el primer ERE y se negaron a que los afectados por el segundo ERE accedieran a las mismas condiciones por despido que ellos, quienes están asesorando a parte de sus representantes sindicales para que rompan las negociaciones y encanallen el conflicto.
Hermoso Murillo y MariLuz Rodriguez en una visita a Solaria
Los representantes de Solaria, como en su día lo hicieron los de Silicio, se frotan las manos ante lo fácil que van a tener deslocalizar sus centros productivos de Puertollano. Si no hay acuerdo habrá cierre total de las instalaciones y en lugar de perder 70 empleos se perderán 270. Eso sí, el ego no les cabrá en el cuerpo a algunos asesores, aunque el viaje que nos recetan no tenga retorno.
Quienes nunca han visto con buenos ojos a las energías renovables, entre los que se encuentran sindicatos afines al gobierno del PP como CTI-CSIF, prefieren una política energética basada en la sumisión a las grandes eléctricas, aunque estas empresas no tengan ningún lazo con el país que tanto afirman querer. Las eléctricas, pese a sus pingues beneficios, no dejan de imputar culpas falaces a las renovables y mueven sus peones para pilotar el viaje en la ruta marcada por sus propios intereses: cuando ellas controlen un sector ahora disperso y plural será el tiempo de apostar de él, pero hasta entonces toca poner palos en las ruedas de su creecimiento.
En el terreno de la política también los hay que caminan hacia ninguna parte. El viaje que aún no se ha hecho público pero que algunos están dispuestos a emprender ya lo recorrieron otros en Puertollano. El resultado casi siempre fue el mismo: o apenas llenaron el culo de una urna o fueron seducidos en la legislatura siguiente por los cantos de sirena del poder que ahora cuestionan.
En fin, que el barco se hunde y no podría ser de otra forma si cada remero va por su lado. Estos tiempos que nos toca vivir son tiempos de generosidad, de despojarse de protagonismos y ponerse a calafatear el barco para sellar las vías de agua y al menos poder emprender el viaje. Soy de los que creen que, emprendido el viaje, no será difícil marcar una ruta que nos lleve hacia el futuro.
M. Félix de San Andrés

viernes, 22 de febrero de 2013

CARTA ABIERTA A: Alfredo Pérez Rubalcaba


Secretario General del PSOE
C/ Ferraz, 70
Madrid
Enero de 2013
Compañero Secretario General:
Alfredo Pérez Rubalcaba
Los firmantes de esta carta nos dirigimos a ti, como máximo responsable de nuestro Partido, para trasladarte nuestro sentir político, como afiliados y militantes. Entendemos que es nuestro derecho y nuestra obligación hacerte llegar nuestra preocupación por la situación que vivimos en nuestro país, desde hace ya 5 años, y en particular desde mayo de 2010. Pues una cosa es la crisis y otra la actitud política que la Dirección del Partido tomó estando en el Gobierno. Aplicando políticas dictadas desde instancias que, nada tienen que ver con los intereses de la mayoría social. Y actualmente, actuando como oposición “responsable” ante un Gobierno de derechas, peligrosamente irresponsable. Son cosas distintas, sí. Pero unidas, pues no podemos continuar sin hacer una catarsis del “cueste lo que cueste”; no podemos continuar haciendo gestos a la galería, sin romper con la lógica de los Mercados, o del Capital, como se prefiera. Los socialistas tenemos que ser los valedores del regreso a la política, desmintiendo que no haya alternativas.
A nuestro juicio, el Congreso de Marzo cerró precipitadamente la crisis interna abierta por los resultados electorales de noviembre de 2011, consecuencia directa de la política adoptada en mayo de 2010 por el Gobierno presidido por el compañero José Luis, Gobierno del que tú eras “el segundo de a bordo”, y algunos y algunas que te critican también formaban parte de aquel gabinete ministerial. Observamos con preocupación que el partido está disociado de la mayoría social: asalariados, desempleados, pensionistas, estudiantes y autónomos. Así lo aseveran las encuestas de intención de voto. Aunque, a los afiliados y afiliadas que formamos parte de los colectivos que conforman esa mayoría social, no nos hacen falta las encuestas para percibir que el Partido, nuestro partido, no conecta, así como, que las acciones y declaraciones de nuestros representantes en los medios de comunicación demuestran en varias ocasiones una desconexión “total” con la durísima realidad que vivimos las bases socialistas; en la calle, compartiendo con las personas los problemas cotidianos a que se deben de enfrentar para salir adelante.
No podemos ser ajenos o ambiguos respecto a los derechos democráticos de los pueblos, como el derecho a decidir su futuro. Valores que están insertos en la historia de nuestro Partido. No es posible continuar por mucho tiempo fiándolo todo a “cortes” e “impactos” mediáticos. El PSOE tiene que hacer algo más. Consideramos que, lo primero para recuperar la confianza de aquellos a quienes por naturaleza representamos, es revisar críticamente nuestro propio pasado para no repetir las inconsistencias en política económica que hoy estamos pagando. Ese es el único modo de que los cambios que vamos introduciendo en el discurso tengan un mínimo de credibilidad. El PSOE no es un partido liberal, pero llevamos demasiado tiempo con experimentos “buscando el centro” y/o buscando “caladeros de votos” que nos son ajenos. Millones de trabajadores llenan las calles mes tras mes desde hace un año. Quieren acabar con una política que les es dañina; rechazan un Gobierno que destruye su forma de vida. Al margen de ellos, no hay recuperación posible del socialismo. Pero nuestros cuadros parecen estar en otra onda, modulando esa política y, aunque formalmente no en lo esencial si, tendiendo la mano a ese Gobierno. ¿En verdad es útil este modelo de oposición?, ¿útil para quién?. En esas condiciones, ofrecer pactos ni es responsable ni es útil; lo responsable y lo útil es ponerse del lado de los perdedores de la crisis. Lo responsable y lo útil es resistir.
Esto no se resuelve con elegir a un compañero/a en un Congreso, y a un equipo ejecutivo. La confianza se empieza a recuperar por los afiliados y afiliadas en primer lugar, para que estos puedan hacerlo llegar la mayoría social, tengamos claro y estemos de acuerdo con un verdadero giro hacia el socialismo. No podemos seguir con contradicciones de libro: ¿cómo es posible que aquí digamos que estamos contra el rescate económico, para que acto seguido sea el compañero Almunia desde Bruselas el que diga al Gobierno de Rajoy que lo solicite y dicte las consecuencias?. Sabemos que lo hace en su calidad de Vicepresidente de la Comisión Europea (parte de la troica junto al BCE y el FMI); ¿pero es que acaso es miembro de la Comisión Europea individualmente? No podemos continuar diciendo que Europa es la solución, cuando sus tratados, desde Maastricht al MEDE, demuestran que no es más que un “club de mercaderes”. Solo velan por los intereses económicos de multinacionales y grandes fortunas. ¿Qué propone o hace la UE contra los paraísos fiscales? ¿Qué propone la UE en el seno del G20 contra la evasión de capitales a paraísos fiscales? Y ante todo, ¿de qué le sirve esta Europa a los pueblos de Europa?. Lo que percibimos es que sólo sirve para que los fondos de inversión norteamericanos y/o los bancos alemanes, franceses y españoles, entre otras nacionalidades, y con el común denominador de ser privados, recuperen su inversión en la “burbuja” española, griega, etc.
La confianza, la recuperaremos cuando hagamos propuestas que en la “calle” son un clamor: defensa inequívoca de la sanidad que hemos llegado a tener siempre mejorable, la educación laica y de calidad, el sistema público de pensiones, el derecho laboral, la dependencia. En definitiva, una defensa cerrada de los pilares que conforman el Estado de Bienestar, fiando a su profundización y extensión la viabilidad futura y no a cualquier clase de reducción. Tras cinco años de destrucción, recuperar la confianza significa parar y anular los recortes. El discurso de continuar el ajuste con otros ritmos significa más de la misma medicina, a un enfermo al que ese tratamiento le deteriora la salud. Pero no basta con anunciarlo. Hay que recuperar la confianza de nuestro voto natural, a quienes se ha decepcionado cuando hemos estado en labores de gobierno: reformando el sistema público de pensiones, dando en gestión privada centros públicos sanitarios, afianzando el papel de la Iglesia en la Educación a través de los conciertos educativos, etc. Un largo etcétera de políticas impropias del Partido que entre otros fundó Pablo Iglesias, políticas que empañan nuestras historia pasada y reciente.
Es por todo esto, y por muchas otras cosas más, que están reflejadas en las resoluciones de nuestros congresos, pero que han sido conculcadas o simplemente olvidadas, por lo que te exigimos la convocatoria de un Congreso Extraordinario, que fije la posición del Partido ante la crisis sistémica actual, y que elija a una Dirección acorde con esos postulados. Estamos convencidos que es el único camino que debemos tomar, en defensa del Partido y en defensa de los derechos de la mayoría de españoles y españolas. Lo contrario es continuar cayendo en la intención de voto –efecto PASOK, por acompañar a la derecha filofranquista española en la destrucción del Estado de Bienestar. No es nuestra intención decir lo que hay que hacer. Estamos convencidos de que todo lo enunciado es discutible. Por ende, solo pretendemos que se abra el debate leal entre socialistas, desde abajo hacia arriba, para recuperar el Partido que nunca debió dejar de ser. Abrir el debate respetando los Estatutos de los que todos nos hemos dotado, en los cuales se establece el Congreso Extraordinario que te pedimos que convoques, como legítimo recurso para un partido en crisis.
Recibe un fraternal saludo.
Firmantes:
Madrid
Roberto Tornamira Sánchez Afiliado al PSMPSOE en la Agrupación de Arganzuela
Antonio Cano Gallardo Afiliado al PSM
PSOE en la Agrupación de Latina
Álvaro Peña González Afiliado al PSM
PSOE en la Agrupación de Puente de Vallecas
Miguel Angel Curieses Afiliado al PSM
PSOE en la Agrupación de Chamberí
Luciano Pereda Valdemoro Afiliado al PSM
PSOE en la Agrupación del Álamo
Cruz Gutiez Pardo Afiliada al PSM
PSOE en la Agrupación de Getafe
Angel Alonso Calvo Afiliado al PSM
PSOE en la Agrupación de Arganzuela
Julia Aguillaume Oliveros Afiliada al PSM
PSOE en la Agrupación de Latina
Carlos Villagra Romero Afiliado al PSM
PSOE en la Agrupación de S Sebastián RR
Miguel Sagüés Navarro Afiliado al PSM
PSOE en la Agrupación de Chamartín
Ana María Díaz Díaz Afiliada al PSM
PSOE en la Agrupación de Arganzuela
Gloria Díaz Díaz Afiliada al PSM
PSOE en la Agrupación de Arganzuela
Enrique Esquiva Muñoz Afiliado al PSM
PSOE en la Agrupación de Galapagar
Jesus Redondo Gines Afiliado al PSM
PSOE en la Agrupación de El Boalo, Cerceda,
Mataelpino
Oscar Ávila Ribada Afiliado al PSM
PSOE en la Agrupación de El Boalo, Cerceda,
Mataelpino
Mariano Hoya Callosa Afiliado al PSM
PSOE en la Agrupación de Moratalaz
Alfonso Piñera Ballesteros Afiliado al PSM
PSOE en la Agrupación de Latina
Concepción Aguillaume Oliveros Afiliada al PSM
PSOE en la Agrupación de Puente de Vallecas
Kepa Escalada Emperador Afiliado al PSM
PSOE en la Agrupación Leganés
Juan Francisco Vega Borrego Afiliado al PSM
PSOE en la Agrupación de Leganés
Lorena Pérez García Afiliada al PSM
^SOE en la Agrupación socialista universitaria
Marcos Boleas Ramón Afiliado al PSM
PSOE en la Agrupación de Rivas Vaciamadrid
Kami Rafiei Kazemi Afiliado al PSM
PSOE en la Agrupación de Chamartín
Rosa María Sampedro Rodríguez Afiliada al PSM
PSOE en la Agrupación de Coslada
Angel García Marco Afiliado al PSM
PSOE en la Puente de VallecasEntrevías Pozo
Yenni Aguilar Cortés Afiliado al PSM
PSOE en la Puente de VallecasEntrevías Pozo
José Ramón Calvo Gómez Afiliada al PSM
PSOE en la Agrupación de Puente de Vallecas
Ana María Sabugo Marcello Agrupación Socialista de Arganda del Rey
Víctor Javier Romero Rosa Afiliado al PSM
PSOE en la Agrupación de Coslada
Antonio Palancar Gascuñana Afiliado al PSM
PSOE en la Agrupación de Chamartín
Euskadi
Koldo Méndez Gallego Afiliado al PSEPSOE en la Agrupación de Eduardo López Albizu
“Lalo” en Bilbao
Iñigo Fernández Villasante Afiliado al PSE
PSOE en la Agrupación de Ortuella, Vizcaya
Santiago Reyes Ruiz Afiliado al PSE
PSOE en la Agrupación de Durango Vizcaya
Floreal Crespo Giménez Afiliado al PSE
PSOE en la Agrupación de Barakaldo Vizcaya
Gonzalo Centeno Anta Afiliado al PSE
PSOE en la Agrupación de Barakaldo Vizcaya
Luis Pérez Pérez Afiliado al PSE
PSOE en la Agrupación de Leioa Vizcaya
José Ignacio Merino Montes Afiliado al PSE
PSOE en la Agrupación de CrucesBarakaldo Vizcaya
Asier Quilez Conde Afiliado al PSE
PSOE en la Agrupación de Ortuella Vizcaya
Txusa Fernández Asenjo SECTORIAL DE SANIDAD
EUSKADI
Jose Luis Ortega Gutierrez (Txetxu) Afiliado al PSE
PSOE en la Agrupación de Baracaldo Vizcaya
Jorge Barrón Fernández Afiliado al PSE
PSOE en la Agrupación de Algorta Vizcaya
Josu Montalbán Goicoechea Afiliado al PSE
PSOE en la Agrupación de AranguranZalla Vizcaya
Juanjo Romano Planillo Afiliado al PSE
EEPSOE en la Agrupación Indalecio PrietoBilbao
Cataluña
José Antonio Iniesta Afiliado al PSCPSOE en la Agrupación de Sant Boi
Baltasar Santos Fernández Afiliado al PSC
PSOE en la Agrupación de El Vendrell
Manuel Entrena Ríos Afiliado al PSC agrupación de Sant Boi
Sergio Moya Fernandez Afiliado al PSC Agrupación de Sant Boi
Pilar Reverter Turan Afiliado al PSC agrupación de Sant Boi
Angel Figueras Flores Afiliado al PSC agrupación de Sant Boi
Francisco Martin Fernandez Afiliado al PSC agrupación de Sant Boi
Salvador Santos Fernandez Afiliado al PSC agrupación de Milns de Rei
Diego Pérez Hernández Afiliado al PSC agrupación de Martorell
Jorge Zamora Afiliado al PSC agrupación de Sant Boi
Jose Mª Peinado Avila Afiliado al PSC agrupación de Sant Boi
María Moyano Fernandez Afiliada al PSC agrupación de Vic
José Casas García Afiliado al PSC agrupación de Sant Boi
Antonia Navarrete Cobacho Afiliada al PSC agrupación de Sant Boi
José Antonio Casas Nabarrete Afiliado al PSC agrupación de Sant Boi
Miguel A Gallardo Garcia Afiliado al PSC agrupación de Sant Boi
Fransec López García Afiliado al PSC agrupación de Sant Boi
Daniel Pío Gutiérrez Afiliado al PSC agrupación de Ciutat Vella
País Valenciano
Javier Hernández Padilla Afiliado al PSPVPSOE en la Agrupación de Emperador
Secretario de Participación, Innovación y Acción en la Red en la CEP de la Provincia de Valencia
Francisco Jesus Barba Viruel Afiliado al PSPV
PSOE en la Agrupación de Sagunto
Pepe Reig Cruañes Afiliado al PSPV
PSOE en la Agrupación de Marítimo (Valencia),
miembro del Comité Comarcal de Valencia
Daniel Puerto García Afiliado al PSPV
PSOE en la Agrupación de Aspe
Asturias
María Hortensia Fernández Vidal Afiliado al PSAPSOE en la Agrupación de Gijón
Victoria Menéndez Suárez Afiliado al PSA
PSOE en la Agrupación de Gijón
Roberto González Braña Afiliado al PSA
PSOE en la Agrupación de Gijón, distrito este
Extremadura
Enrique Pérez Romero Afiliado al PSOE de Extremadura en la Agrupación de Cáceres
Jacinto Romero Pacheco Afiliado al PSOE de Extremadura en la Agrupación de Cáceres
Pedro Martín Curto Afiliado al PSOE de Extremadura en la Agrupación de Santa Amalia Badajoz
Miguel Angel Rubio Ramos Afiliado al PSOE de Extremadura en la Agrupación de Cáceres
Juan Fresneda Maestre Afiliado al PSOE de Extremadura en la Agrupación de Cáceres
Andalucía
Manuel Peñalosa Martínez Afiliado al PSOE de Andalucía en la Agrupación TrianaLos Remedios de Sevilla
A efectos de notificación:
Roberto Tornamira Sánchez
C/ Antracita, 29 – 4º A
28045
Madrid

jueves, 21 de febrero de 2013

Energías renovables, motor del empleo y de la economía española


Los grandes desequilibrios de la economía española se deben a nuestras deudas con el exterior,  la drástica caída del empleo como consecuencia del cese de la actividad de la construcción (lo que ha llevado a una caída del consumo) y la falta de crédito, que a su vez tiene su origen en nuestra deuda externa, concentrada en las entidades financieras y en las familias…que se endeudaron para comprar pisos. Un círculo infernal del que podemos salir.
18_placa_solar Por cada millón de viviendas con placas solares, las empresas españolas que las fabrican o instalan crearán o mantendrán 50.000 empleos de calidad. ©Mario Izquierdo
Durante la crisis y hasta ahora, la mejora de las exportaciones y la disminución de las importaciones se han basado en los aumentos de la competitividad conseguidos con los despidos y la disminución de los salarios directos (nóminas) e indirectos (salud, educación, asistencia social…).
La salida está en sustituir la energía que compramos fuera por la que tenemos dentro, lo que mejorará nuestro déficit exterior, creará empleo, aumentará el consumo y nos permitirá, de nuevo, disponer de crédito externo e interno. Vamos por partes.

Comprar petróleo y gas nos come

En 2012, hemos tenido que destinar el 4,2% del PIB, unos 40.000 millones de euros, a comprar petróleo y gas. Si no fuera necesario importar energía, nuestras ventas al exterior superarían a nuestras compras en más de 10.000 millones de euros anuales. Si nuestra balanza exterior fuera positiva, como la alemana, la deuda externa nos saldría gratis, como a ellos. Otros 5.000 millones anuales. Adiós recortes.
Y, sin embargo, el sol nos regala cada mañana miles de veces más energía que la que necesitamos y, debido a nuestra orografía montañosa, así como a la extensión de nuestro litoral, contamos con grandes cantidades de movimientos de aire en muchas partes del país. Gratis total. Solo falta poner la máquina que lo sepa aprovechar. Y las tenemos, desarrolladas por nuestros científicos, fabricadas por nuestras empresas…que a falta de poder trabajar aquí deben hacerlo fuera de España, en EE.UU., Brasil, India, China…
El tapón que impide salir a esa energía se llama gobierno. El que puso el tapón son las empresas eléctricas, del petróleo y del gas. Y quienes manejan esas empresas son los políticos aliados con las grandes fortunas que las controlan. Si se repasan los nombres de los miembros de los consejos de administración y de los “asesores“ de esas empresas, nos encontramos con Felipe González, José María Aznar, Luis de Guindos, Oriol, Antonio Brufau… ¿les suenan?
Más importante que el empleo directo es el que supone el aumento general de la competitividad de la economía en general, como consecuencia del abaratamiento de la electricidad y del trasporte
En casi toda Europa, EE.UU., México, Brasil…se ha regulado lo que se denomina en inglés “net metering”, autoconsumo en español. Consiste en que la electricidad que uno produce en el tejado de su casa con placas solares se aprovecha en su totalidad en la residencia y en el coche eléctrico, entregando lo que le sobra a la red de día en verano y cogiéndola de la red de noche en invierno.
En España el BOE fijó para marzo de 2012 su publicación. El gobierno del PP, por el contrario, ha dedicada este año a aumentar a las renovables los impuestos en un 7% y acaba de quitarles el derecho a que su tarifa aumente con el IPC. El Gobierno del PSOE, en 2010, ya les quitó un 30% de los ingresos, mediante un acuerdo retroactivo que el Supremo ha avalado y ya veremos si los tribunales de la UE consienten.
Como la electricidad solar es ya más barata que la que se compra, porque han bajado mucho las placas, en el momento en que el autoconsumo se apruebe, por cada millón de viviendas que pongan las placas se evitará la compra en el exterior de petróleo y gas por valor de 800 millones de euros anuales hasta que se incorporen los coches eléctricos y 2.200 millones de € anuales cuando ya circulen. Y esos hogares se ahorrarán mucho más, porque esos son los precios de compra de la materia prima. Más de mil euros en electricidad y unos dos mil en gasolina al año.
¿Por qué se retrasa el autonconsumo en España? Porque esas empresas gozan del privilegio de sentarse en el Consejo de Ministros o los ministros y presidentes en sus Consejos de Administración. Son una misma cosa.
¿Y por qué esas empresas paralizan el autoconsumo? Las petroleras, porque el coche eléctrico es su ruina. Las eléctricas, porque quieren amortizar sus inversiones en centrales térmicas. Y las gasistas, porque tienen firmados suministros de gas a largo plazo que han de pagar aunque no lo consuman. Gas Natural, donde se sienta Felipe González, acaba de pagar más de mil millones a Argelia por gas no consumido.

Millones de empleos pendientes

Por cada millón de viviendas con placas solares, las empresas españolas que las fabrican o instalan crearán o mantendrán 50.000 empleos de calidad. Tenemos un parque de 23 millones de viviendas. Más de un millón de empleos solo en viviendas. En industrias, instalaciones agrícolas y ganaderas podemos sustituir también la electricidad convencional por la solar. Y las máquinas a gasolina o gasóleo por motores eléctricos, mucho más eficientes, silenciosos y no contaminantes. Otro cuarto de millón de empleos.
Pero más importante que el empleo directo es el que supone el aumento general de la competitividad de la economía en general, como consecuencia del abaratamiento de la electricidad y del trasporte, que afecta a todos los sectores, de forma particular a los punteros como la fabricación de coches eléctricos, el turismo o el sector agroalimentario. Calcular los empleos indirectos no es el motivo de este artículo.

Tenemos el dinero en el banco

Podría pensarse que la inversión para comprar las placas no está a nuestro alcance. Pero no es así. Los españoles tenemos en el banco casi dos billones de euros depositados. Dotar a un millón de hogares de placas para que se ahorren la electricidad costaría unos 20.000 millones. Si además tenemos ya coche eléctrico, las placas que necesitamos por cada millón de hogares serán otros 40.000 millones. En total, no llegamos ni a una diezmilésima parte del dinero que tenemos. Y nada sería más rentable que dejar de pagar electricidad por un periodo mínimo de 25 años, lo que los fabricantes garantizan. Y ahorrar en gasolina con el coche eléctrico mientras dure.
Además, las primeras placas fotovoltáicas que se instalaron, en los años sesenta del siglo pasado, hace cincuenta años, siguen funcionando.
Las eléctricas, petroleras y gasistas no pueden imponer sus intereses por encima del bien común.
Como hemos venido comentando, la regulación del autoconsumo en España está trabada por el gobierno y las empresas. Es verdad que abrir esa puerta les causará pérdidas. Pero no hacerlo es impedir que España pueda recuperar su Estado de Bienestar, los trabajadores sus empleos, los funcionarios sus retribuciones, los enfermos una sanidad de calidad, los estudiantes una educación adecuada, los pensionistas sus derechos legalmente reconocidos y hoy vulnerados… En suma, el Bien Común es que se puedan beneficiar todos del sol que sale cada mañana a darnos la energía que necesitamos para poder vivir.
Y quienes apostaron su dinero en lo que nos mata, nos ahoga y nos impide trabajar, que no pretendan, como los banqueros, que les paguemos por sus errores.
Félix Gil || Periodista y empresario de energía solar.

lunes, 18 de febrero de 2013

LA SOLUCIÓN ESTÁ EN LA POLITICA

¿Y si expresaramos nuestras críticas de forma organizada?

“El mundo está fuera de juicio”, decía Hamlet. Cuando la actualidad me desborda, leo. Y, una ocasión más, recurrí a Shakespeare. Porque, a pesar de los siglos, tampoco hemos cambiado tanto. Porque las páginas de los libros supuran aún las mismas debilidades y defectos de la raza humana. Hamlet refleja la seducción del poder que corrompe, un retrato de la ambición y la avaricia a cualquier precio, encarnada en el rey Claudio, y la necesidad de venganza por Hamlet, bajo una locura fingida de la que su amada Ofelia sería víctima real.
Con el caso Bárcenas, y con aquella ridícula rueda de prensa televisada cual retransmisión de la NASA, quedó patente el desprecio del Gobierno a los ciudadanos, a la prensa y a la democracia. Días de indignación donde se muestra la desafección a los políticos. (Cuidado… esos mismos votados por el pueblo). Aumenta el rechazo. Y leo frases con rabia. Con odio. El discurso de “todos son iguales”. De que no merecen la pena. Pero la corrupción de una minoría no debe pasar factura al resto. Y basta leer un poco de historia de este país para llegar a la conclusión de que yo quiero que España sea gobernada por políticos. Porque hay alternativas a esta situación y ese cambio sólo puede ser impulsado desde la política y desde nosotros, con nuestro voto.
Lo que no quiero son políticos corruptos, débiles, incapaces, sin conciencia, que miren su propio beneficio, que repartan concursos a familiares o indultos a amiguetes. Pero sí quiero políticos honestos y con ideas, que hablen con los ciudadanos y los defiendan. Hemos llegado hasta aquí por una crisis de valores. Por una corrupción que creció al amparo de una burbuja inmobiliaria. Y creo en los políticos honrados. Lo que falta es determinación. Denuncia. Transparencia. Y justicia. Ideas. Y lucidez del pueblo a la hora de votar.
Todos estos casos nos han desvelado el trasfondo de todo: no hay corrupto sin corruptor. “En el proceder corrupto de este mundo, la mano dorada del delito puede aplastar las leyes”, alertaba el rey Claudio, en Hamlet. Y eso es lo que ha ocurrido hasta ahora. ¿Por qué Finlandia o Nueva Zelanda registran menos corrupción que nosotros? Porque aún vivimos en el despotismo. Dominados por una oligarquía. Porque mantenemos estructuras heredadas del franquismo donde siempre se benefician los mismos y se protegen entre ellos. Porque no tenemos una tradición legislativa sólida, porque hay desigualdad de sexo, sueldos bajos que impulsan al fraude, muy poca transparencia y poca conciencia sobre el valor de la educación.
La corrupción no se produce sin financiación. Y esa financiación procede de empresas, principalmente, a las que después se agradecen y promocionan. Tengo conciencia de quién soy, de que pertenezco a la clase trabajadora. Y no quiero este empobrecimiento continuo. Porque es la democracia frente a los mercados. Yo lo que quiero es un cambio profundo donde los políticos no estén a las órdenes de empresas o instituciones. Donde, cual espectáculo de marionetas, al político no les manejen otros los hilos.
Por supuesto. Yo no acepto lecciones de políticos implicados en corrupción. Pero tampoco dejo que me dé lecciones Juan Roig (Mercadona), diciendo que trabaje como un chino para que presuntamente después ese dinero que vaya a financiar a un partido, como se recoge en los papeles de Bárcenas. Tampoco dejo que la CEOE  me diga que es rechazable una huelga general, que ataque a los funcionarios o que el despido debe ser aún más barato, para que a ellos les salga el negocio. O que la patronal bancaria dijera que había que construir más viviendas mientras ocurren los desahucios. No dejo que me den lecciones de patriotismo quienes tienen sus cuentas en paraísos fiscales. Pero tampoco quiero que me dé lecciones de qué hacer con un embarazo o cree cargos de conciencia y pecado alguien de la cúpula eclesiástica que (salvo milagro) nunca será mujer ni podrá verse en esa situación. Porque tampoco quiero que me dé lecciones una monarquía con un miembro de la Casa Real imputado y cuya transparencia deja mucho que desear. Porque no quiero que me den lecciones desde la troika, a la que nadie ha votado. Ni lecciones de supuestos expertos (inexpertos) que nos han llevado hasta aquí. No quiero que desde el Banco Central Europeo me digan que hay que bajar los sueldos de la clase trabajadora para ser competitivos, para luego venir a nuestro Congreso a puerta cerrada y se rescate a quienes han causado el problema. No quiero escuchar del FMI que supone un riesgo que la gente viva más de lo esperado para que después se gasten un dineral en la comida de Navidad, cuando en verdad el sistema de pensiones se mantiene. También quiero escuchar quejas contra ellos. Contra esos que corrompen al político. Contra esos que nadie ha votado y que quieren imponer sus doctrinas y normas. Contra esos que quitan nuestro bienestar para que ellos lo disfruten.
La culpa no es sólo de los políticos. Hay un sistema de capital detrás, sin control, de lucro incontrolable dondematar de hambre a los ciudadanos parece que no cuenta, por mucha chaqueta y corbata que lleven quienes toman esas decisiones. Sin redistribución de la riqueza. En un expolio social, como demostraba Vincenç Navarro.
Porque a todos esos que les importa poco explotarte, si te quedas incapacitado por un accidente ante la precariedad laboral o si te quedas sin empleo, es muy probable que les dé lo mismo que se vayan los políticos. Y yo no quiero un tecnócrata. Porque un país no es una empresa. Un país es una sociedad donde debe garantizarse la estabilidad y justicia social de sus ciudadanos por encima de la rentabilidad y de la competitividad. Porque mientras yo escribo esto las personas llegan a su casa diciendo que los han despedido, que se les agotó la prestación, que deben ir al banco de alimentos o que en unos meses le quitan su casa. Aprendamos de esos a quienes no les quedan nada. A quienes debilitan con sus imposiciones. A quienes condenan al hambre, a la depresión, a la enfermedad y a la falta de esperanzas.
Y por eso quiero políticos. Porque, a pesar de que la ley electoral no sea perfecta, tienen que ver que hablamos cuando nos toca en las urnas. Porque ahí sí puedes elegir. Por respeto a nuestros antepasados que lucharon y por respeto a las nuevas generaciones. Porque si dejamos nuestra conciencia política y democrática por ese discurso fácil, donde nos cargamos la política, dejamos que quienes manejan los hilos se coman nuestro terreno. Como decía Ofelia, “lo que somos, lo sabemos; no sabemos, sin embargo, lo que podemos ser”. Queda en nuestras manos.
Crónica Popular

NUEVO PROYECTO DE PRESUPUESTOS 2017: LAS CLAVES PARA EL ACUERDO PAGE-MOLINA

Encuentro institucional de García Page y García Molina Finalmente, ante las repetidas llamadas a la negociación de los diputados de Po...