viernes, 31 de mayo de 2013

EL APAGÓN

Poco a poco se fueron apagando las lucecitas de la ciudad hasta alcanzar la oscuridad total. Primero fueron bombillas secundarias que alumbraban en los barrios de la periferia y aquello pareció importar solo a los afectados. El resto de los ciudadanos siguieron a lo suyo, pensaron que bastante gordos eran sus problemas como para ocuparse de nimiedades. ¡Que les importaba a ellos que se apagaran unas bombillas que nunca utilizaron! De hecho, en la mayoría de los casos, ni siquiera sabían de su existencia.
El segundo apagón fue más visible. Buena parte de la ciudad lucia a medio gas y gran parte de la población tenía ya problemas de iluminación. El futuro empezaba a pintarse más negro cada día y por las cabezas bullían reflexiones sobre si no se habían equivocado al no oponerse a los primeros apagones parciales. Ahora, ellos, se encontraban tan solos en su problema como se encontraron antes los primeros afectados.
Anoche, la oscuridad era casi total. Apenas unos centenares de viviendas permanecían iluminadas, la mayoría localizadas en el centro y el único de los barrios considerados vips, donde, por cierto, se había comprado casa la primera autoridad local. Desde el espacio, la antaño luminosa ciudad había pasado a ser un puntito más en el mapa. No mayor que el de cualquiera de los pueblecitos cercanos.
La desorientación y la falta de luz habían tenido un efecto sorprendente entre los afectados. Lejos de movilizarse unidos contra los apagones parciales, había crecido el individualismo y la sospecha hacia el vecino; cada uno se había encerrado en su problema y crecían como reguero de pólvora las soflamas ultraderechistas que reclamaban apoyo para los “nativos” y la expulsión de los “extraños”. Todos miraron hacia la casa consistorial esperando que desde allí se iluminara el camino para recuperar lo perdido. No encontraron respuesta.
Y es que el otrora Gran Timonel, que se jactaba antaño de que en su ciudad no se ponía el sol y la bautizó pomposamente como la Ciudad Internacional de la Energía, rumiaba amargamente el propio fracaso. Ahora era consciente de haber tirado por la borda el enorme capital que amasó con la cercanía y el respeto de sus vecinos…, y que se equivocó al cambiarlos por amistades de un día. ¿Cómo fue tan torpe y no se dio cuenta antes de que esas amistades solo perseguían el propio interés? ¿Cómo pudo cometer tantos errores?
El cariño con que era recibido en todas partes se había tornado hostilidad y recelo, cuando no odio e intentos de agresión verbales y físicos. Pero esto no le hizo cambiar sino radicalizarse en su ceguera. Nadie entre su cohorte de asesores se atrevió a advertirle de los errores cometidos. Si alguno osaba cuestionar su infalibilidad era cesado de inmediato. Ninguno tenía el valor ni la capacidad para cuestionar sus decisiones porque ya se había cuidado de que nadie fuera más “listo” que él. ¡Cuando el destino te ha señalado para ser Gran Timonel nada puede haber que enturbie tal honor! Los asesores deben ser solo eso: asesores y nadie puede brillar más que tú.
No faltaron a la cita con la tragedia los habituales profetas lenguaraces pronosticando la catástrofe total sino se seguían al dedillo sus singulares recetas. Buitres carroñeros que solo buscaban saborear egoístamente los putrefactos restos del cadáver. Canallas que se dedicaban a criminalizar a todo aquel que pusiera en riesgo sus espurios motivos y oscuros intereses. Amorales en busca de un cargo desde el que reproducir todos los vicios que ahora criticaban. Me vienen a la memoria algunos “profetas” que, tras despotricar sinsentidos contra el sistema se “convirtieron” a la fe institucional, terminaron formando parte de él y siendo buque insignia de su peores excesos.
Llegado el apagón total solo quedaba un camino, compartir que todos tenían el mismo problema: la falta de futuro y un pasado de trabajo en común. Cuando se tuvo conciencia de que el problema era común y no individual fue fácil encontrar soluciones. Unos pusieron la brea, otros aportaron trapos viejos, aquellos los troncos…, y con la suma comenzaron a aparecer antorchas y tras ellas, con el camino iluminado, caminaron unidos hacia el futuro. Si habían aprendido la lección nos lo dirá el paso del tiempo.

Plumaroja.

miércoles, 29 de mayo de 2013

Hermann Tertsch es hijo de un nazi protegido por el régimen franquista

Tertsch acusó a Vestrynge de ultraderechista en El gato al Agua de Intereconomía
Ekkehard Tertsch tuvo cargos en el partido de Adolf Hitler y tuvo que huir al terminar la Segunda Guerra Mundial
Hermann Tertsch es hijo de Ekkehard Tertsch (Viena 1906-Madrid 1989), un refugiado nazi que logró escapar de las fuerzas aliadas disfrazado de cura católico. Una vez en Madrid, recibió protección del régimen franquista, que le permitió relacionarse con las altas esferas del estado español. Un hecho que quizá explica que su hijo sea capaz de aplaudir, públicamente, la ejecución de Lluís Companys.
Tertsch fue un afiliado temprano al Partido Nazi en su Viena natal. Después de la ocupación de Austria por parte del ejército alemán ascendió en el escalafón de las Sturmabteilung (fuerzas paramiliars al servicio de Adolf Hitler), llegando primero al grado de Oberrsturmführer (enero del 39) y, más tarde, al de Sturmbannführer.
En Madrid ejerció de periodista y alcanzó una cierta rehabilitación por parte del gobierno federal austriaco. Ejerció diversos cargos en la asociación de corresponsales extranjeros y en 1965, por encargo de la Unión Europea de la Prensa Económica, organizó en Madrid el sexto congreso de la entidad. El lugar elegido por Tertsch fue el Valle de los Caídos.

domingo, 26 de mayo de 2013

CONVOCATORIA PARA UN NUEVO PAIS EN UNA NUEVA EUROPA.


Somos mayoría los pensamos que la denominada “crisis” económica que golpea a nuestro pueblo y a buena parte de Europa desde 2007, no es otra cosa que una fase de un proceso de cambio de modelo de sociedad puesto en marcha unilateralmente y sin mandato democrático, por los grandes poderes económicos. Un proceso de desmantelamiento del estado social y de cercenamiento de la democracia y del estado de derecho, impuesto por la denominada Troika a través de unas políticas aprobadas al dictado del llamado “consenso de Bruselas”. El desmantelamiento de los servicios públicos, su privatización cual nuevo botín de guerra, el trasvase sistemático de inmensas cantidades de dinero público al sector financiero privado, la asunción de una deuda pública en buena parte ilegitima y el recorte sistemático de derechos fundamentales -especialmente sociales y económico-, son en nuestro país, las últimas manifestaciones de un régimen bipartidista iniciado con la aprobación de la Constitución de 1978 y que se viene abajo por haber sido incapaz de defender a las mayorías frente a la rapiña de una minoría.
Más de seis millones de parados, cientos de miles de familias desahuciadas, la precarización del empleo y las pensiones, recortes traumáticos y generalizados en los servicios y prestaciones públicas y un largo etc., nos enfrentan a un modelo económico y social fracasado y nos urgen a adoptar medidas de excepción en defensa de nuestro pueblo.
Izquierda Unida viene trabajando desde su IX Asamblea en la construcción de un amplio Bloque Social y Político alternativo capaz de alumbrar una nueva mayoría política en todo el Estado, que no solo frene el desmantelamiento de la democracia y del incipiente estado social que hemos ido construyendo con inmensos sacrificios de las personas, sino que sea capaz de poner en marcha y concluir un nuevo proceso constituyente que garantice a todas y todos los ciudadanos una democracia plena y participativa, igualdad, equidad social y económica, y unas instituciones al servicio de las personas, controladas efectivamente por la ciudadanía y no por banqueros y oligarcas.
Fruto de ese trabajo, concurrimos a las Elecciones Generales de 2011 conjuntamente con 11 fuerzas políticas y sociales de todo el Estado, lo que posibilitó un importante avance electoral para la izquierda transformadora así como la creación del Grupo Parlamentario de la Izquierda Plural. De la misma manera en las últimas Elecciones al Parlamento de Galicia, Esquerda Unida constituyó la alianza política denominada AGE, junto con Anova, Equo y otras fuerzas políticas gallegas, lo que supuso un apuesta estratégica de fundamental importancia que fue recompensada con un importante apoyo popular y electoral. Del mismo modo, en las elecciones catalanas del 2012 ratificamos nuestra alianza con ICV.
Nuestra comprobada vocación de presencia en el conflicto social, de lucha inclaudicable por la defensa de todos los derechos humanos -sociales, políticos, económicos y medioambientales-, nos llevan a hacer un llamamiento a toda la ciudadanía, una propuesta de continuación y profundización del proceso de convergencia política y social iniciado en Noviembre de 2011, para poder construir entre todos y todas, otro modelo de sociedad respetuosa y garante de todos los derechos humanos para todas las personas.
La X Asamblea Federal de Izquierda Unida celebrada el pasado mes de Noviembre de 2012, aprobó entre otras la siguiente propuesta: 

“Así pues, el resurgir de las movilizaciones y de la política sitúa ya la confrontación directamente contra la política global del Gobierno, contra el neoliberalismo. Supone un salto de primer orden en la toma de conciencia de la ciudadanía. Las condiciones objetivas están creadas, las subjetivas han avanzado claramente y sitúan en el horizonte de Izquierda Unida y de su trabajo político la necesidad de impulsar en los próximos meses con sindicatos, movimientos sociales, 15M, plataformas y otras fuerzas de la izquierda, etc. una contestación global, una verdadera “rebelión democrática” a la que está llamada toda la ciudadanía. (…)”
Para vencer esa negativa al cambio es necesario poner en marcha una movilización social masiva que defienda los derechos civiles, políticos, sociales, económicos y laborales cercenados por el capitalismo neoliberal. Un amplio acuerdo colectivo en torno a un programa de acción política para la defensa y garantía para todos y todas de todos los derechos humanos contemplados en la Declaración Universal es el camino más adecuado para ir generando mayorías que pongan en marcha el imprescindible y necesario cambio político”
Ofrecemos esta reflexión y las propuestas de acción que en ella se contienen, a todas aquellas personas, colectivos y actores sociales, culturales, sindicales y políticos, que coincidan en la urgente necesidad que la mayoría de la sociedad se convierta, durante el próximo ciclo político que se inicia con las Elecciones Europeas de 2014, en una mayoría política para el cambio. 
La Elecciones Europeas van a ser un importante momento político en el que los ciudadanos y ciudadanas podrán manifestar claramente su opinión sobre el fracaso del modelo de construcción europea que el capital ha hegemonizado en beneficio exclusivo propio, provocando el empobrecimiento del Sur de Europa y también de amplios sectores sociales de todo el continente. También será el momento de acreditar que el sistema bipartidista que ha permitido esta inmensa estafa ya no tiene apoyo en la sociedad.
Creemos que es posible consolidar un amplio acuerdo social y político que nos sitúe en condiciones de disputar la hegemonía política a las fuerzas conservadoras que actualmente gobiernan las instituciones de la Unión Europea y de nuestro país. 
Izquierda Unida propone iniciar una amplia convocatoria en la que coincidamos personas, colectivos organizados, movimientos sociales, redes, fuerzas políticas estatales –federalistas y nacionalistas- y locales, sectores de la cultura y académicos, sindicatos y las distintas iniciativas participativas que están surgiendo a lo largo de todo el Estado. Acordemos un itinerario común que nos posibilite transitar con acierto por los nuevos caminos políticos que se abren con la celebración de las próximas Elecciones Europeas. Aunemos esfuerzos y coincidamos en torno a una propuesta política capaz de construir un nuevo modelo social frente al que ahora se hunde, una propuesta que podamos ofrecer a toda la sociedad. Creemos que es el momento de anteponer los interese colectivos de las mayorías a discrepancias, recelos, desconfianzas o intereses particulares que sin duda harían imposible avanzar en la construcción de amplios espacios de convergencia. Los derechos de nuestro pueblo están por encima del interés de cada uno de los colectivos sociales o políticos que estamos dispuestos a ponernos manos a la obra para construir una modelo de sociedad alternativa. 
Defendemos que es momento para la generosidad y el encuentro de todos y todas, respetando las distintas realidades y todas las identidades. Desde la representatividad y condiciones de cada cual, nadie debe renunciar a protagonizar el futuro.
Proponemos construir, a través de mecanismos participativos y abiertos a toda la sociedad que reflejen claramente nuevas formas de acción e intervención política, un amplio acuerdo sobre programas y propuestas electorales para la construcción de una nueva Europa donde podamos construir un nuevo Estado. 
Un proceso propositivo, participativo y democrático en el que la ética y el interés colectivo guíen las decisiones y actuaciones políticas de todos sus actores. 
En estos momentos de excepción solamente una amplia convergencia política y social forjada mediante un proceso realmente participado, nos hará avanzar en la construcción de ese Bloque Social y Político alternativo que esté en condiciones de organizarse para tener expresión electoral y concurrir unidos ya en las próximas Elecciones Europeas del 2014 . El objetivo que Izquierda Unida persigue con esta amplia propuesta de convergencia con otros, es convertir a la mayoría social agredida por el neoliberalismo en mayoría política suficiente para acometer de inmediato la refundación de la Unión Europea, anteponiendo los derechos e intereses de las personas, de nuestros pueblos, sobre los intereses del poder económico financiero. El pueblo frente a las elites. La ciudadanía nos exige unidad. Y aún siendo conscientes de las dificultades, éstas no nos arredran. Porque es con la calle con la que compartimos que ahora Sí, se puede! 
Madrid 25 de mayo de 2013

sábado, 25 de mayo de 2013

EDUCACIÓN PARA LA "ECONOMÍA ULTRALIBERAL"


Ya no se trata, como ha hecho su referente nacional, el Ministro Wert, de eliminar educación para la ciudadanía, porque era una materia donde se analizaban las causas que provocan la violación de derechos humanos, la pobreza o la desigualdad, eliminando así cualquier alusión a los conflictos sociales y las desigualdades que se dan en nuestra sociedad. Esto según el ministro adoctrinaba ideológicamente a las futuras generaciones. Al igual que hablar de todo lo referente a la igualdad entre hombres y mujeres, la feminización de la pobreza, el rechazo a cualquier forma de discriminación, no sólo la homofóbica, sino toda forma de racismo o xenofobia.

Con este libro parece que ya desde infantil se quiere enseñar a nuestros hijos e hijas a especular e invertir pero la escuela no puede estar al servicio de los bancos.
Con este libro parece que ya desde infantil se quiere enseñar a nuestros hijos e hijas a especular e invertir pero la escuela no puede estar al servicio de los bancos.
Por supuesto, nada que decir tiene Wert sobre la doctrina católica que se imparte en todos los centros educativos y que, por supuesto, no adoctrina. Esta sí que es una materia aséptica y científica donde las haya y suponemos que incluso Wert aumentará sus horas lectivas pues acabará considerándola tan “instrumental” y básica como las matemáticas. Dónde iría esta gran nación sin exámenes de doctrina católica a lo largo de todos los años de escolaridad.
Esto no es suficiente, ni mucho menos, para Juan José. La Junta de Castilla y León quiere ir más allá. Mucho más allá. No le vale con volver al modelo conservador neofranquista en los contenidos escolares. Quiere avanzar simultáneamente hacia el modelo neoliberal del capitalismo radical. Radical en el sentido de ir a las raíces. Así, el consejero de Educación de la Junta de Castilla y León se ha tomado al pie de la letra la propuesta que introduce Wert en la nueva asignatura de Educación Cívica, cambiando los derechos humanos y la igualdad de la anterior asignatura “adoctrinadora” por temas en absoluto adoctrinadores, como la defensa de la iniciativa económica privada en la generación de riqueza y el fomento del espíritu emprendedor.
Y como todo buen alumno aventajado en materia educativa, en el seno del PP, Juan José Mateos, se lo ha tomado tan a pecho que está en una campaña promocional del libro titulado “Mi primer libro de Economía. Ahorro e inversión”. Libro elaborado por una directora de la entidad financiera “Inversis Banco” que tiene entre su accionariado nada más y nada menos que a Bankia (sí, el banco de los 33 exconsejeros imputados en el “caso Bankia”, entre otros Rodrigo Rato acusados de falsificación de cuentas, administración desleal, maquinación para alterar el precio de las cosas y apropiación indebida) o a la multinacional Indra Sistemas (empresa cuyo 27% de beneficios proviene de las ventas de armas).
El consejero de Educación de la Junta de Castilla y León, Juan José Mateos, pretende ir más allá todavía de Wert y se ha embarcado en promocionar el capitalismo salvaje en los libros de texto.
Este libro fue presentado en la Bolsa de Madrid, con un fuerte despliegue mediático. Arropada por Jesús González Nieto-Márquez, Director de Desarrollo de Mercado de la Bolsa de Madrid, Beatriz Alejandro, Directora del Instituto BME (Bolsas y Mercados Españoles), Ángel Martínez Aldama, Director General de Inverco (Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones) y José María Lamamié de Clairac, responsable del Plan de Educación Financiera del Banco de España, la autora del libro “Mi primer libro de economía. Ahorro e inversión”, Mª Jesús Soto manifestó que la finalidad de este libro era “ir extendiendo una cultura financiera desde edades tempranas”. Ángel Martínez, por su parte, destacó cómo el trabajo de María Jesús Soto se encarga de abordar conceptos que los jóvenes entienden a la primera: «no poner todos los huevos en el mismo cesto; o cómo tratar a ese monstruo: la inflación; o el concepto de invertir…»
Efectivamente, este nuevo libro subtitulado ¡ahorro e inversión!, no va a enseñar a los niños y niñas a desentrañar las causas de esta crisis que pagamos el 99% de la ciudadanía para que puedan seguir enriqueciéndose ese 1% que se dedica a las finanzas especulativas. Este manual hecho por quienes han sido responsables del saqueo actual de la economía, de los millones de parados, de los suicidios por desahucios, de la pobreza que inunda nuestros barrios, no va a hablar de los responsables, ni de una economía al servicio del bien común. Parece que ya desde infantil se quiere enseñar a nuestros hijos e hijas a especular e invertir.
Y para eso quién mejor que la directora de una entidad financiera especializada en productos de inversión. Mediante este libro no sólo explicará la economía desde los intereses de los banqueros y financieros, sino que tendrá ya futuros “clientes cautivos” adiestrados en fondos de inversión, rentas variables y aquellos productos que venden estas entidades de especulación. Aprenderán a conocer a la “prima de riesgo”, el funcionamiento de la bolsa, el ciclo de la inversión. Normalizarán así estos magníficos contenidos, estas extraordinarios destrezas, estas imprescindibles competencias y estos necesarios valores para adentrarse y ser un futuro tiburón financiero en el mundo de la especulación y el pelotazo bursátil. Negocio redondo para esta financiera y una gran inversión de futuro.
“Formar” a los futuros consumidores y ahorradores
Porque como explica la propia autora: “no existe ningún libro de estas características enfocado para niños, que llegue hasta el final del ciclo de la inversión”. Se expresa sin complejos: El objetivo no es otro que acercar la cultura financiera para que sea accesible a niños de entre cinco y ocho años de edad. El libro busca formar con una base sólida a los futuros consumidores y ahorradores. El subtítulo del libro es expresivo: Aprende a ser un inversor responsable, descifrando los enigmas de las finanzas. Por eso, el consejero de Educación de la Junta de Castilla y León ha destacado la publicación de este libro como una “excelente forma de introducir la economía en los más jovencitos”. “Es una gran idea y vengo a apoyarla”.
Está claro: con esta nueva cultura emprendedora con la que el PP quiere impregnar a las futuras generaciones desde la educación infantil hasta la universidad, llegaremos a la excelencia de la especulación y del pelotazo bursátil. Los contenidos transversales que deben impregnar todas las asignaturas ya no son educación para la igualdad, o educación para la paz, o educación intercultural, no, ¿para qué? Ahora el contenido educativo estrella, para el que se destinan cientos de miles de euros en programas para desarrollarlo, en las Comunidades Autónomas gobernadas por el PP, es la introducción del espíritu empresarial y bursátil en nuestro sistema educativo.
La escuela no puede estar al servicio de los bancos
La educación pública, pagada por todos y todas, tiene la obligación de dar una formación integral y promover valores ciudadanos y capacidad crítica. No se puede transmitir a los niños y niñas una visión falsa de cómo funciona la sociedad. ¿Qué sociedad pensamos construir si lo que enseñamos es el individualismo y la competitividad? ¿Quién hará de médica, de enfermero, de maestro, de abogada? ¿Quién defenderá los derechos de los trabajadores y trabajadoras si todo el mundo tiene que tener “mentalidad de empresario”? ¿No es esto un “adoctrinamiento” neoliberal en el sentido más literal de la palabra?
Con este libro parece que ya desde infantil se quiere enseñar a nuestros hijos e hijas a especular e invertir pero la escuela no puede estar al servicio de los bancos.
La enseñanza tiene que dar una visión global de los conocimientos, de la historia, de la ciencia y también de la economía, pero no un punto de vista sesgado desde una sola perspectiva financiera, individualista y competitiva. En estos momentos de crisis y de ataque sistemático a los derechos sociales y laborales, lo más necesario es dar herramientas a nuestro alumnado, para que puedan defenderse como trabajadores y trabajadoras (que es el que serán la gran mayoría) ante los abusos de algunas patronales y ante la precariedad que les espera.
La escuela no puede estar “al servicio de los bancos y las empresas” y mucho menos los bancos y las empresas tienen que dictar lo que se tiene que hacer en las escuelas. Es muy peligroso que se implanten objetivos y valores tan descaradamente al servicio de la ideología más neoliberal que es, precisamente, la que nos ha llevado a la actual crisis. Deberíamos volver a enseñar a los niños y niñas la economía real y cómo en esa economía un uno por ciento de la población explota al noventa y nueve por ciento restante. Esto, deberíamos aclarárselo, se llama capitalismo. Y su única solución, les tendríamos que explicar, es salirse de él. Incluso podríamos enseñarles, de nuevo, que esto ya lo dijo un filósofo hace muchos años: se llamaba Carlos Marx.
Crónica Popular

miércoles, 22 de mayo de 2013

MANIFIESTO POR LA SALIDA DEL EURO

euro_01
Más de mil personas han firmado ya el “Manifiesto por la recuperación de la soberanía económica, monetaria y ciudadana” en el que plantean  que “hoy la sociedad española, que ya ha entrado en una agonía prolongada y sin esperanza, no dispone de otra elección que salir del euro para impedir el hundimiento definitivo del país”. Y lo hace basándose en un razonado análisis y una pormenorizada serie de consideraciones de gran calado, entre ellas que “el Estado del Bienestar no es compatible con el Tratado de Maastricht”
Entre los primeros firmantes del Manifiesto  se encuentran los dirigentes políticos del Frente Cívico Somos Mayoría Julio Anguita, Manuel Monereo, Ramón Franquesa, Víctor Ríos y  María Dolores Nieto, los economistas Pedro Montes, Juan Francisco Martin Seco, Alberto Montaner,  Manuel Muela, Rosario Segura y Antonio Gallifa, el inspector de Trabajo Héctor Illueca, el médico y ex alcalde de Carmona Sebastián Martín Recio, el expresidente de ATTAC e impulsor de Construyendo la Izquierda/La Alternativa Socialista Carlos Martínez, los profesores de Universidad Salvador López Arnal y Miguel Candel, el diputado en la Asamblea de Extremadura por IU  Víctor Casco, los activistas sociales Diosdado Toledano y Manuel Cañada, el sindicalista y profesor Agustín Moreno, elpresidente del Colectivo Prometeo Juan García Ballesteros, y los periodistas Ginés Fernández, Miguel Riera y Rodrigo Vázquez de Prada, directores de “Mundo Obrero” y “El Viejo Topo” y Co Director último de ellos de “CRONICA POPULAR”, respectivamente.
En esta línea, recuerda críticamente que “como ahora se reconoce, no había condiciones para implantar una moneda única entre países tan desiguales económicamente sin ir acompañada de una fiscalidad común” y subraya que “como se calibró en su momento, el Estado del bienestar no es compatible con la Europa de Maastricht”.El Manifiesto parte de que “la dramática situación social y económica en la que está hundida nuestra sociedad exige una política capaz de crear las condiciones para salir de la crisis”, lo que considera “una necesidad urgente”, porque “el tiempo se ha convertido en un dato primordial por los riesgos de agravamiento y degradación que existen, por el enorme sufrimiento social que provoca la persistencia de las políticas de ajuste, austeridad y privatización de lo público”, y afirma tajante que “hay que atribuir a la incorporación de nuestro país a la moneda única la principal razón de esta desoladora situación”
Más adelante, señala que “con la incorporación al euro, nuestro país perdió un instrumento esencial para competir y mantener un equilibrio razonable de los intercambios económicos con el exterior, como era el control y manejo del tipo de cambio con respecto al resto de las monedas” y que “hubo una cesión de la soberanía al BCE en cuanto a la creación de liquidez y aplicación de la política monetaria, una institución dominada desde los orígenes por los intereses del capitalismo alemán”.
El Manifiesto dirige una crítica dura y rotunda a las políticas aplicadas por el Gobierno del PP, poniendo de relieve que “la pérdida de competitividad de la economía española ha servido de excusa para aplicar a rajatabla las recetas neoliberales y se ha tratado de compensar con el llamado “ajuste interno”, un proceso dirigido a disminuir los salarios y facilitar los despidos para abaratar los precios de las mercancías y servicios españoles, desde el momento en que la vía natural e histórica de la devaluación de la moneda está cegada por el euro” y que  “la mal denominada austeridad se ha impuesto brutalmente en la política fiscal, como exigencia de los poderes económicos, haciéndose de la lucha contra el déficit publico el talismán engañoso de la solución a la crisis”.
Pero, a la vez, no solo critica a “la Troika” y al PP. También  al PSOE, como “copartícipe activo en el actual diseño económico y social”, que “finge ahora un desacuerdo con el PP y critica su política suicida, pero sigue amarrado al criterio de que el euro es irreversible”, y a las “direcciones de los sindicatos mayoritarios”, dado que “una vez contrastado el error de cálculo cometido con el sí crítico a Maastricht, denuncian ahora el actual estado de cosas, pero no están en condiciones de proponer medidas anticrisis realmente efectivas ya que no cuestionan con coherencia la Europa construida”.
Ante esta situación, los firmantes del Manifiesto afirman su convicción de que “la Europa de Maastricht no podrá sobrevivir con su actual configuración, tras los desastres y sufrimientos que ha causado, además de vaciar de contenido la democracia y sustraer la soberanía popular” y sentencian “que nuestro país no puede salir de la crisis en el marco del euro. Sin moneda propia y sin autonomía monetaria – afirma-  es imposible hacer frente al drama social y económico, tanto más cuanto que la política fiscal también ha quedado anulada con el Pacto de Estabilidad, alevosamente constitucionalizado”.
El Manifiesto por la salida del euro enlaza con la posición mantenida en los últimos meses por destacadas personalidades de peso internacional. Entre otras, por el ex ministro de Finanzas de Alemania y dirigente de Die Linke, Oskar Lafontaine, que propugna una “disolución ordenada del euro” como “única vía posible de solución para la afrontar la salida de la depresión”, o el economista francés Jacques Sapir que viene propugnando la salida de Francia de la zona euro desde hace ya varios años.
En Neues Deutschland: http://www.neues-deutschland.de/artikel/820333.wir-brauchen-wieder-ein-europaeisches-waehrungssystem.html), Oskar Lafontaine ha escrito recientemente:“La situación económica está empeorando de mes a mes, y el desempleo ha alcanzado un nivel que mete en crisis creciente las instituciones democráticas. Los alemanes aún no se han dado cuenta de que los europeos del sur, entre ellos Francia, tarde o temprano se verán obligados por el empobrecimiento económico a enfrentarse a la hegemonía alemana. Estos países se encuentran particularmente bajo presión por el dumping salarial que practica Alemania en violación de los tratados europeos desde el comienzo de la unión monetaria. Merkel se despertara de su sueño de los justos cuando los países que sufren el dumping salarial alemán se pondrán de acuerdo para imponer un cambio en la política de gestión de crisis a expensas de las exportaciones alemanas. ”
“Si los ajustes reales al alza o a la baja, no son posibles, se hace necesario abandonar la moneda única y volver a un sistema que haga posible las devaluaciones y revaluaciones, como fue el caso del predecesor de la moneda única, el Sistema Monetario Europeo (EMS). Básicamente se trata de hacer de nuevo posible devaluaciones y revaluaciones a través de un sistema de tipo de cambio controlado por la UE. A tal fin, un control estricto de capitales es el inevitable primer paso, para controlar el flujo de capital. Después de todo, Europa ya ha aplicado esta medida en Chipre “.
En palabras del economista Jacques Sapir (http://www.marianne.net/russe-europe/EURO-un-changement-significatif_a165.html#_ftn3), “las declaraciones de Oskar Lafontaine, el 30 de abril pasado, son un hecho histórico. Es la primera vez que un ex actor de primer nivel de la creación del euro admite que ha sido un error. Estas declaraciones marcan un cambio en la posición de la elite europea de la que Oskar Lafontaine forma parte. Preanuncia que, a partir de ahora, otras declaraciones del mismo tipo se multiplicarán en los próximos meses. La proliferación de partidos y políticos en Europa con posiciones de “fin del euro”, ahora es un hecho importante. Es claro, desde este punto de vista, que como el movimiento se intensificará en los próximos meses, los primeros en dar el gran paso ganaran algo de credibilidad ante la opinión pública y sus electores”.
En toda Europa se alza ya un clamor contra una “élite europea, (que) en su arrogancia, encerró el continente en un sistema monetario que recreaba la rigidez del patrón oro y que -como el patrón oro en los años treinta- se ha convertido en una trampa mortal”. (Paul Krugman:http://elpais.com/diario/2011/10/25/economia/1319493602_850215.html)
En este marco, los firmantes del Manifiesto español sitúan como prioritario generar en nuestro país un debate basado en información económica rigurosa que desmonte las falacias y el terrorismo que se está haciendo con este tema. En muchos países de la eurozona (que, además, ya han preparado planes B para la salida del euro) se está haciendo desde hace tiempo: el citado Sapir en Francia (http://russeurope.hypotheses.org/23), Alberto Bagnai en Italia (http://goofynomics.blogspot.it/), Hans Werner Sinn en Alemania (http://www.vocidallagermania.blogspot.it/2013/05/hans-werner-sinn-serva-una-unione.html) y otros muchos exponentes de posiciones académicas como Paolo Savona, Claudio Borghi, Gilles Ardinat, Krugman y  Feldstein, que ya en 1997 avisaba del desastre. http://www.nber.org/papers/w6150.pdf).

Manifiesto
Por la recuperación de la soberanía económica, monetaria y ciudadana.
La dramática situación social y económica en la que está hundida nuestra sociedad exige una política capaz de crear las condiciones para salir de la crisis. Es una necesidad urgente. El tiempo se ha convertido en un dato primordial por los riesgos de agravamiento y degradación que existen, por el enorme sufrimiento social que provoca la persistencia de las políticas de ajuste, austeridad y privatización de lo público.
La red en la que estamos atrapados está conformada por un nivel de paro catastrófico, por un endeudamiento del país frente al exterior imposible de afrontar y por una evolución de las cuentas públicas que conducen a la quiebra económica del Estado. Más de 6 millones de parados, más de 2,3 billones de euros de pasivos brutos frente al exterior, y una deuda pública de casi un billón de euros, creciente y próxima al 100% del PIB, son datos que definen un desastre inmanejable, ponen en peligro la convivencia y derruyen derechos sociales fundamentales.
Una crisis de esta envergadura tiene causas complejas y múltiples, desde la crisis general del capitalismo financiero hasta el despilfarro y la corrupción propios, pasando por un sistema fiscal tan regresivo como injustamente aplicado, pero aun a riesgo de simplificar el análisis para desentrañar las soluciones, hay que atribuir a la incorporación de nuestro país a la moneda única la principal razón de esta desoladora situación.
Como ahora se reconoce, no había condiciones para implantar una moneda única entre países tan desiguales económicamente sin ir acompañada de una fiscalidad común. Su creación implicaba, por otra parte, un marco propicio para implantar políticas regresivas y antisociales de todo tipo según la doctrina neoliberal, que ha tenido en la construcción de la Europa de Maastricht su máxima expresión. Como se calibró en su momento, el Estado del bienestar no es compatible con la Europa de Maastricht.
Con la incorporación al euro, nuestro país perdió un instrumento esencial para competir y mantener un equilibrio razonable de los intercambios económicos con el exterior, como era el control y manejo del tipo de cambio con respecto al resto de las monedas. Por otra parte, hubo una cesión de la soberanía al BCE en cuanto a la creación de liquidez y aplicación de la política monetaria, una institución dominada desde los orígenes por los intereses del capitalismo alemán.
Como no podía ser de otro modo, el retraso y la debilidad de la economía española frente a otros países y la rigidez absoluta impuesta por el euro llevaron a lo largo de la década del 2000 a un déficit de la balanza de pagos por cuenta corriente abrumador. Se registraron unos desequilibrios insostenibles, como también les ocurrió a otros países como Grecia y Portugal, apresados en la misma trampa. En los 14 años transcurridos desde la creación del euro en 1999 hasta el final del 2012, el déficit exterior acumulado fue de casi 700 mil millones de euros, que hubo de financiarse endeudándose con el exterior. Las entidades crediticias y las empresas españolas demandaron más de otro billón de euros de recursos para sus planes de inversiones en el exterior, principalmente en América Latina.
Hasta el año 2008, en que se desató la crisis financiera internacional, por las facilidades extraordinarias de financiación, el país vivió un sueño, como drogado, alimentando la burbuja inmobiliaria y ajeno a los problemas que se habían gestado. En ese año, todo cambió radicalmente, los mercados financieros se cerraron, por los canales no fluía la liquidez y la situación de cada deudor pasó a examinarse con rigor. Con el cambio abrupto en la posición deudora de nuestra economía frente al exterior, los pasivos brutos pasaron de 540 mil millones al final de 1998 a 2,2 billones en 2008, el país entró en quiebra y sobrevino una profunda recesión que a todos los efectos sigue vigente.
El sector público se resintió profundamente desde entonces, incurriendo en un déficit desorbitado por la caída drástica de los ingresos, reforzada por el estallido de la burbuja inmobiliaria. El Estado, sobre el que acaban descargando todas las tensiones de las administraciones públicas, ha necesitado de centenares de millones de euros, obtenidos con la emisión de deuda pública en los mercados interior y exterior, ante la imposibilidad de la financiación directa por la autoridad monetaria. Al final de 2007, la deuda en circulación del Estado era de 307.000 millones de euros, el 37% del PIB. Al final de 2012 había subido a 688,000 millones, el 65% del PIB, y sigue aumentando como corresponde a la evolución deficitaria de las cuentas públicas.
Desde que se admitió la crisis, la política económica ha tenido unos rasgos básicos inamovibles. La pérdida de competitividad de la economía española ha servido de excusa para aplicar a rajatabla las recetas neoliberales y se ha tratado de compensar con el llamado “ajuste interno”, un proceso dirigido a disminuir los salarios y facilitar los despidos para abaratar los precios de las mercancías y servicios españoles, desde el momento en que la vía natural e histórica de la devaluación de la moneda está cegada por el euro. Ajustes, contrarreformas laborales y recortes continuos jalonan la política de los últimos años. Por otra parte, la mal denominada austeridad se ha impuesto brutalmente en la política fiscal, como exigencia de los poderes económicos, haciéndose de la lucha contra el déficit publico el talismán engañoso de la solución a la crisis.
Esta política ha producido un retroceso social muy doloroso, ha impulsado inconteniblemente el crecimiento del paro y, lo que es fundamental, es inútil. El país se desliza sin freno y se despeña hacia una fosa profunda. Los determinantes de la crisis siguen intactos cuando no degradados. Los pasivos exteriores no pueden disminuir sin que se registre un excedente de la balanza de pagos, cosa prácticamente inalcanzable para una economía bastante derruida y de escasa competitividad, y la pesada carga de deuda pública no dejará de crecer hasta que se diluya el déficit público, algo que el propio gobierno no alcanza a vislumbrar. La desconfianza es general.
La sociedad en una encrucijada.
¿Cómo superar el desastre? La alternativa a la crisis que defiende la Troika y abiertamente el PP pasa por profundizar en los ajustes, en la austeridad y en la destrucción de lo público. La economía española, como ya le ha ocurrido a Grecia o Portugal, cae por el precipicio y se desfondará en el abismo, con unas consecuencias sociales dramáticas y riesgos políticos de todo signo.
El PSOE, copartícipe activo en el actual diseño económico y social, finge ahora un desacuerdo con el PP y critica su política suicida, pero sigue amarrado al criterio de que el euro es irreversible.
Las direcciones de los sindicatos mayoritarios, una vez contrastado el error de cálculo cometido con el sí crítico a Maastricht, denuncian ahora el actual estado de cosas, pero no están en condiciones de proponer medidas anticrisis realmente efectivas ya que no cuestionan con coherencia la Europa construida.
Otras fuerzas, organizaciones y autores de la izquierda critican la Europa actual y proponen cambios bastante utópicos y proyectos sin fundamento, dado el carácter irreformable de la Europa surgida, sobre todo después de la ampliación de la zona euro al Este. A las carencias originales de la moneda única se añade el peso que ha cobrado Alemania como país hegemónico y la realidad de una descomposición de Europa, aprisionados algunos países en deudas impagables. La imprescindible y urgente necesidad de romper con las ataduras de los Tratados europeos no puede paralizarse ni ocultarse tras propuestas de proyectos de otra naturaleza. Por deseable que sea otra Europa, es ahora inviable, requiere de bases en que sustentarse bien distintas y de la soberanía perdida de cada Estado.
El fracaso del proyecto de construcción de Europa es inocultable, con independencia de que no sea posible determinar cuándo y cómo se desbaratará la insostenible situación existente.
A los firmantes de este manifiesto nos parece claro que la Europa de Maastricht no podrá sobrevivir con su actual configuración, tras los desastres y sufrimientos que ha causado, además de vaciar de contenido la democracia y sustraer la soberanía popular.
También afirmamos que nuestro país no puede salir de la crisis en el marco del euro. Sin moneda propia y sin autonomía monetaria es imposible hacer frente al drama social y económico, tanto más cuanto que la política fiscal también ha quedado anulada con el Pacto de Estabilidad, alevosamente constitucionalizado.
Es precisa una moneda propia para competir y una política monetaria soberana para suministrar liquidez al sistema y estimular una demanda razonable. Y esto como primera condición ineludible, pero en modo alguno suficiente, para poder desarrollar una política avanzada de control público de los sectores estratégicos de la economía, entre ellos la nacionalización de la banca, de reconstrucción del tejido industrial y agrícola, de defensa y potenciación de los servicios públicos fundamentales con un poderoso y progresivo sistema fiscal, de amortiguación de las desigualdades y distribución de la riqueza, del reparto del trabajo para combatir el paro, de derogar las contrarreformas laborales y de las pensiones, de respeto en serio al medio ambiente, etc., y de abordar un proceso constituyente que permita recuperar y profundizar la democracia. Por todo ello hay que despreocuparse transitoriamente del déficit público, olvidarse de hacer propuestas imposibles al BCE y dejar de añorar a la Reserva Federal o el Banco de Inglaterra cuando se puede disponer del Banco de España como institución equivalente.
El montante de la deuda externa es impagable. Su mayor parte es deuda del sector privado, y corresponde a sus agentes resolver los problemas que se presenten, incluido el sector financiero, muy comprometido. Por ello rechazamos toda operación de “rescate” de nuestro país y por la misma razón consideramos como deuda completamente ilegitima la contraída por el Estado para proporcionar fondos de salvamento a las entidades crediticias que no hayan sido nacionalizadas.
Con respecto a la deuda pública, el Estado debe realizar una profunda reestructuración de la misma (quita, moratoria, conversión en moneda nacional) que alivie la presión abrumadora que soportan las cuentas públicas. En otro caso, puede darse como irremediable la quiebra del Sector público.
No se nos escapan los problemas y complejidades de los pasos que proponemos, entre otros limitar la libre circulación de capitales. Tampoco nuestro análisis nos impide colaborar en acciones, propuestas y movilizaciones con aquella parte de la ciudadanía y sus organizaciones que, bajo el efecto del bombardeo mediático al que somos sometidos o por otros motivos, aún no comparte nuestra opción ante la encrucijada en que estamos y la necesidad de romper el nudo gordiano del euro. Sin embargo, ante el desastre que nos envuelve y ante las causas profundas que lo promueven y agudizan, no podemos mantenernos mudos ni evasivos. A nuestro entender, hoy la sociedad española, que ya ha entrado en una agonía prolongada y sin esperanza, no dispone de otra elección que salir del euro para impedir el hundimiento definitivo del país.
Recuperar la soberanía económica perdida, hacer efectiva la soberanía popular, requiere desprenderse de los dogales que nos paralizan, encarar la cruda realidad y dotarse de los medios para trazar un proyecto de supervivencia que, con todas sus dificultades, puede representar también una gran oportunidad para crear una sociedad soberana, próspera, justa, solidaria, democrática, ecológicamente responsable y libre.
PARA ADHERIRSE AL MANIFIESTO:

lunes, 20 de mayo de 2013

SALIR DE EUROPA FORTALECIENDO EL"SUR"


El régimen español se tambalea, y las castas surgidas del proceso constitucional de 1978 intentan apuntalarlo con un Pacto de Estado. Sindicatos mayoritarios, partidos políticos y la propia Casa Real, demandan ese acuerdo. Ellos han tomado nota, y saben que en el imaginario colectivo de los ciudadanos, el “no nos representan” tiene formas, cuerpos y expresiones, que han puesto sobre el tablero de juego el jaque al régimen. Aún así, nosotros los de abajo, seguimos sin encontrar el camino para tumbar al gigante (si lo fuera). No terminamos de ver que todas las movilizaciones, tienen que tener como objetivo el cambio de régimen. Las luchas que estamos desarrollando deben llevar el germen de lo nuevo. Nos toca huir de los corporativismos, universalizar las reivindicaciones, cuestionar el modelo de desarrollo, hablar del reparto de la riqueza que generamos, conquistar la gestión de lo público y lo común, e ir a la democracia de los de abajo.
Por otra parte, el proceso de configuración de la Unión Europea nos ha demostrado que avanzar en espacios de democracia y justicia social, dentro de ella, es imposible. La UE se ha ido construyendo a la medida de los mercaderes y castas políticas nacionales, sobre la base de la expropiación de los bienes materiales e inmateriales de la mayoría de los ciudadanos. La UE es un poder fáctico en manos de las élites.
De ahí, que al mismo tiempo que nos planteamos el cambio de régimen, debemos poner encima de la mesa nuestra salida del Euro y de la UE. En ese camino tiene especial importancia el papel que jueguen los ciudadanos de los países del Sur, que han sido llevados por las élites europeas al borde de la indigencia. Los pueblos del Sur estamos llamados a buscar puntos de encuentro, de resistencia y solidaridad compartida. Podemos construir una Vía Sur, como opción socioeconómica a la imposición del modelo capitalista del Norte: abandonar la UE Vía Sur, es una oportunidad de hacer posible nuestros sueños.
Desde abajo, construyendo nuestra democracia y compartiendo objetivos.
Crónica Popular

domingo, 19 de mayo de 2013

PRESUPUESTOS PARA EL EMPLEO

Joaquín Hermoso Murillo, alcalde de Puertollano

Todas las encuestas coinciden en que el desempleo es la principal preocupación de los españoles. Debería, por tanto, derivarse de esa realidad que las administraciones actuaran frente a esa preocupación con políticas de estímulo y creación de empleo.
Evito pronunciarme sobre la aptitud del gobierno central porque lo considero un caso perdido. Rajoy no da para más y no perderé un segundo de mi tiempo intentando razonar sobre lo obvio. Si se apuesta por la obediencia debida frente a los estímulos, Japón y Estados Unidos serian modelos a seguir. Espero que las urnas le den a Rajoy tamaña patada en el culo que lo saquen de la atmosfera terrestre. Con el deberían viajar al espacio Báñez, Montoro, Guindos…
Me preocupa especialmente lo que Cospedal está haciendo en Castilla La Mancha. Privatizaciones aparte, políticas activas de empleo incluidas, o recursos antes destinados al empleo y ahora utilizados para comprar fidelidades y silencios, el gobierno regional ha hurtado millones de euros a lo que debería ser una prioridad: la creación de empleo.
Si las administraciones tuvieran un mínimo de decencia y sensibilidad hacia los problemas de la gente, que no los tienen, destinarían al menos el 1% de sus presupuestos a crear empleo. Siendo así, Castilla La Mancha tendría que dedicar 74’4 millones de euros a este fin, pero, por el contrario, las presupuestos solo contemplan 41’6 millones. Se ha hurtado a los castellanomanchegos 32’7 millones de lo que debería ser la principal orientación de los presupuestos regionales. Tamaña injusticia ha evitado que 2043 personas pudieran trabajar durante un año completo.
Excluyo de mis críticas a la Diputación Provincial de Ciudad Real ya que es la única administración regional que supera con creces el reto de destinar el 1% de su presupuesto a crear empleo. Contabilizadas las partidas directas al Plan de Empleo y las transferencias a municipios para este fin, la Diputación destinará 10 millones de euros a crear empleo, y esto con un presupuesto de apenas 114 millones de euros. Si todas las administraciones siguieran su ejemplo la situación sería bien distinta.
Me detengo especialmente en Puertollano y la gestión de su actual equipo de gobierno. Podríamos decir que es distinto predicar a dar trigo y el gobierno de Hermoso Murillo practica la máxima de exigir a los demás lo que él no se aplica. Ni siquiera lo que reclama a Dolores Cospedal su responsable provincial, José Manuel Caballero, le ilumina el camino a seguir: planes de empleo para atender el drama de los 16.900 parados ciudadrealeños que no cuentan con ningún ingreso. Tampoco la gestión de Nemesio de Lara es referencia para él.
Hermoso Murillo, tras años de dilapidar millones de euros en proyectos faraónicos que ahora no puede mantener, nos presenta para el ejercicio de 2013 el presupuesto municipal más austero de su mandato y con un superávit de 266.117€. Me vienen a la boca epítetos como vergüenza ajena pero me los reservo para mejor ocasión. Hoy seré constructivo y aunque sé que predico en el desierto le daré algunas ideas para que corrija su insensibilidad hacia los 6000 desempleados que tiene Puertollano. Aún está a tiempo de rectificar y llevar al pleno unos presupuestos comprometidos con el empleo.
Para comprometerse con el drama que afecta a miles de familias puertollaneras debería destinar el “presunto” superávit a creación directa de empleo. A ello debería dedicar también al menos el 1% de los presupuestos. Ambas cifras suman 759.772€, con los que se podrían contratar a alrededor de 180 desempleados por periodos de tres meses durante el ejercicio de 2013. Esta sería una medida de choque, pero no la única. 50 millones de euros ofrecen otras posibilidades gestionados con inteligencia y orientándolos hacia el empleo. Conviene contemplar también el conjunto de recursos de que dispone el municipio y orientarlos hacia ese fin. Esbozo aquí algunas propuestas orientadas a crear un marco favorable para el empleo:
·         Hacer un inventario exhaustivo del conjunto de recursos de que dispone el municipio y que serían susceptibles de ser utilizados para la creación y/o estimulo de empleo. Aquí incluiría necesariamente todo el suelo industrial y rustico disponible, las naves industriales públicas y privadas que estén vacías, y las infraestructuras públicas infrautilizadas y cuya gestión eficiente puede generar actividad económica y empleo (pabellones feriales, museos, aulas de la naturaleza, centros de ocio...)
·         Hacer un inventario exhaustivo de las potencialidades que ofrecen los sectores blanco y verde y otros posibles yacimientos de empleo en nuestro municipio e impulsar el emprendimiento a través de avales y microcréditos.
·         Convocar al conjunto de la ciudadanía, organizada o no, a aportar iniciativas e ideas que estimulen la economía local y generen empleo. Apoyar económicamente, con terrenos e instalaciones públicas y con exenciones fiscales a las más viables y a las que más empleo generen.
·         Crear el consejo local de empleo como órgano de participación democrático desde el que aplicar las políticas de estímulo al empleo.
·         Abandonar la senda liberal y recuperar para el municipio todos los servicios que se han externalizado y que no solo no han mejorado el servicio sino que nos cuestan más dinero que cuando eran públicos: agua, residuos urbanos, limpieza y jardines…
Dos proyectos que considero viables a corto plazo y tendrían efecto demostración serían los siguientes:
·         Habilitar parcelas para huertos ecológicos e impulsar una cooperativa de productores y consumidores.
·         Gestión integral y pública o a través de una empresa participada por el ayuntamiento del Centro de Ocio “Dehesa Boyal”. El proyecto contemplaría ser centro de referencia en educación y sensibilización ambiental como actividad principal y se complementaría con actividades de ocio y turismo temático especializado: patrimonio minero-industrial, arqueología, turismo activo, espacios naturales protegidos...
Se me responderá desde el equipo de gobierno que el plan de ajuste a que está sometido el ayuntamiento impide disponer de recursos para ningún fin que no sea cubrir los gastos básicos. Respondo a ello con los siguientes argumentos:
·         Disponer del “superávit” contemplado en el proyecto de presupuestos municipales y que asciende a 266.117’65€.
·         Una fiscalidad eficiente y menos “generosa” hacia algunas gran empresas reportaría al ayuntamiento 400.000€.
·         Reducir al 50% la partida de festejos populares (no contemplo aquí la festividad del Santo Voto) y apostar por unas fiestas participativas y orientadas hacia lo local podría aportar otros 100.000€.
·         Implantar un plan de ahorro y eficiencia energética en todas las instalaciones municipales podría aportar 150.000€. El ahorro seria mayor a medio plazo si se instalaran energías renovables en todas las instalaciones municipales. Aun así, todos los expertos confirman que es posible recortar el gasto energético hasta un 30% aplicando medidas de ahorro y eficiencia energética. Solo he estimado un ahorro en el gasto del 10% para el primer ejercicio.
·         Eficiencia y correcta planificación de la actividad municipal para evitar la excesiva partida de gratificaciones y horas extraordinarias que supera los novecientos mil euros. Es más que factible reducirla a la mitad en este ejercicio y aportar a la creación directa de empleo otros 500.000€.
Podríamos seguir profundizando en los presupuestos y aplicar medidas de eficiencia y ahorro para encontrar recursos “dormidos” y dedicarlos prioritariamente al empleo. No obstante, este primer rastreo de zonas oscuras nos ofrece la cifra de 1’4 millones de euros, que no es una cantidad pequeña y que podría distribuirse entre creación directa de empleo a través de planes de choque, impulso a la actividad emprendedora y trabajo asociado con avales y microcréditos y generación de marco estable para la actividad económica y el empleo.

Plumaroja

sábado, 18 de mayo de 2013

Carrero Blanco y la CIA fueron los padrinos de Felipe González en el PSOE


La imagen oficial de la Transición se ha construido sobre el silencio, la ocultación, el olvido y la falsificación del pasado para enterrar la memoria histórica del periodo republicano y la ilegitimidad originaria de la monarquía juancarlista. Lo denuncia Alfredo Grimaldos en su nuevo libro, “Claves de la Transición” (*), como ya lo había hecho antes en “La sombra de Franco en la Transición” y “La CIA en España”.
claves-transiciionPortada del libro “Claves de la Transición” De Alfredo Grimaldos
La Transición se diseñó en la sede central de la CIA. Grimaldos publica el testimonio del general Manuel Fernández Monzón, enlace de los servicios secretos de Carrero Blanco con la CIA: “No es verdad todo lo que se ha dicho de la Transición. Como eso de que el rey fue el motor. Ni Suárez ni él fueron motores de nada, sólo piezas importantes de un plan concebido al otro lado del Atlántico. Todo estuvo diseñado por la Secretaría de Estado y la CIA”.
Cuenta este oficial retirado que el SECED, los servicios secretos de Carrero Blanco, coordinados con la CIA, escoltaron a Felipe González para que consiguiera en 1974 la Secretaría General del PSOE en el Congreso de Suresnes. Fernández Monzón era entonces capitán en el SECED (Servicio Central de Documentación): “El SECED expide los pasaportes que permiten a Felipe González y a los suyos viajar a Francia y escolta al emergente político sevillano hasta Suresnes. En un restaurante de la calle madrileña de Santa Engracia hablamos con Felipe González, en presencia de Enrique Múgica, para garantizarle su viaje a Suresnes. Otros compañeros se entrevistaron con Nicolás Redondo que entendió enseguida que debía ceder el puesto a un Secretario General más joven y con otras características. José Faura, entonces oficial del SECED, tuvo un destacado papel en aquellos acontecimientos. Llegaría a general y fue Jefe del Estado Mayor del Ejército veinte años después con Felipe González como presidente del gobierno. Le pedimos a Willy Brandt, presidente de la Internacional Socialista, que le diera la patente al sector renovador del PSOE. La operación salió perfecta. Felipe González fue el hombre más importante de la Transición y el que mejor la comprendió. No tuvo ninguna duda de que había que conservar la monarquía”.
No tuvieron éxito los espías franquistas y sus patrocinadores de la CIA en  el intento -confirmado también por Fernández Monzón- de sustituir a Santiago Carrillo por Nicolás Sartorius en la Secretaría General del PCE.
La CIA y la socialdemocracia alemana se turnaron celosamente en la dirección de la Transición española para aniquilar a la izquierda comunista.

   (*)  “Las claves de la Transición
            De la muerte de Carrero Blanco
            al referéndum de la OTAN”
            Alfredo Grimaldos            Ediciones Península

CRÓNICA POPULAR

martes, 14 de mayo de 2013

EL SILENCIO DE IZQUIERDA REPUBLICANA Y LA MEMORIA HISTÓRICA


La izquierda no está ni se la espera. Y esto ya no es una sospecha sino una certeza. Debemos plantar cara de una vez al silencio, sobre todo al de la clase política que tan acostumbrados nos tiene a la mentira.
Lo que voy a relatar a continuación no es una ficción. Son hechos probados que dañan, aún más, a cualquiera que sienta vergüenza por la actitud de varios gobiernos democráticos y partidos y/o organizaciones políticas en relación con el trato que otorgan a todas las víctimas del franquismo que sufrieron la muerte, la represión y el exilio.
Me enteré que mi abuelo había sido militante de Izquierda Republicana y fundador del partido en su pueblo cuando leí el Sumario. Es entonces cuando decidí contactar con Izquierda Republicana en búsqueda de información que me permitiera completar ese periodo de la vida del abuelo.
Durante los meses de febrero, marzo, abril y mayo, envié repetidos correos a la Asociación Manuel Azaña (A la atención de Isabelo Herreros), al Archivo de Izquierda Republicana, Izquierda Republicana (sede federal), e Izquierda Republicana Castilla-La Mancha, tanto a través de mi correo personal como a través del enlace que figura en la página web de IR.
La única respuesta que recibí fue por parte de la Asociación Manuel Azaña a través de Isabelo Herreros. Después de mi insistencia me remitió un correo el pasado 9 de abril  cuyo texto es el siguiente: “Disculpe la tardanza, pero estamos tratando de resolver un problema informático, que nos tiene sin poder acceder a la base de datos. Espero que a lo largo de esta semana se solucionen, si bien puedo adelantarle que no disponemos del acta de constitución  de IR en Torrubia del Campo. Por si puedo ayudar, digamé si ha accedido al sumario militar instruido, y si ha realizado alguna averiguación en el Archivo de Salamanca. Cordiales saludos”.  Le agradecí su respuesta y le confirmé que ya había leído el Sumario y buscado en todos los Archivos, que lo que necesitaba era documentación, si existía, que vinculara a mi abuelo, así como documentación de la época en que mi abuelo fundó el partido en Torrubia del Campo.
El Sr. Herreros no volvió a responderme hasta que tres semanas después le manifesté mi desagrado con el poco interés que se tomaba en el asunto. Me dijo que realizaba el trabajo en solitario, sin ayuda de institución alguna y sin apenas apoyo de sus compañeros, que le costaba dinero la militancia, y que durante el año 2102 había tenido varios problemas personales, que aunque él me describe no incluiré aquí por ser precisamente personales. En un segundo correo me informa que una vez resuelto el problema de acceso a la Web, bloqueado desde diciembre, ha procedido a incluir a mi abuelo en el listado de Militantes Históricos. También que ha consultado las notas que tenía de una investigación suya, pero no se tropezó con el nombre de mi abuelo.
De Izquierda Republicana sigo sin recibir respuestaDespués de  tres meses intentando contactar con ellos, lo que eran sospechas pasa a ser una certeza: La izquierda no está ni se la espera.
Tres meses son tiempo suficiente para solucionar cualquier problema informático. La página de IR se actualiza con frecuencia, los correos no son devueltos. En fin, en los tiempos que corren esto da mucho que pensar. Mi primera reflexión es que importa muy poco la Memoria, porque lo que a mí me ha sucedido no es un hecho aislado, sino generalizado. Me parece absolutamente vergonzoso que solo les preocupen los militantes históricos para incluirlos en una lista. Eso sí, en una inmensa lista de veintidós mil nombres. No era mi objetivo que incluyeran a mi abuelo en ella. Un nombre o veintidós mil en una lista que solo sirve para la galería no tiene ningún valor, porque no son solo nombres, son vidas marcadas por la tragedia de una represión institucionalizada que parece no importa  recuperar. ¿Cuántas personas perdieron la vida por militar en Izquierda Republicana?
Resulta indignante que partidos políticos de izquierdas actúen silenciando y dificultando la investigación sobre sus propios militantes. ¿Quién va a confiar en un partido con esa actitud?  Nadie.
Pero sobretodo resulta sorprendente que tras la respuesta de Isabelo Herreros reciba en la cuenta de Twitter destinada a la memoria un mensaje interno de Izquierda Republicana con el siguiente texto: “Isabelo Herreros no pertenece a IR. Si quiere mandarnos un email hágalo aquí:izquierdarepublicana.com/escribenos. Salud y República”.

Son varios los mensajes que he remitido a esa dirección de la página de IR y los silencios aún son más. Y estos silencios se hacen incómodos cuando en el apartado de Memoria Histórica de la página de Izquierda Republicana se lee: "De igual modo se insiste en la necesidad de aportación de datos por parte de familiares, pues aún existen muchas localidades de España, en las que es presumible que existiera una importe organización municipal de IR, pero sin que tengamos lo más importante: los nombres de aquellos hombres y mujeres que se comprometieron con la República, y que sufrieron por ello represión en muy diversas formas". 

Si Don Manuel Azaña levantará la cabeza ...


María Torres

sábado, 11 de mayo de 2013

Muchos en el PP no quieren ser ya cómplices de Cospedal


Dolores Cospedal
Al principio los comentarios se reducían a pequeñas tertulias donde participaban antiguos militantes y simpatizantes que se habían dejado la piel y algo más para luego ser dados de lado por Cospedal cuando arribó a Castilla-La Mancha con el más que dudoso carnet de albaceteña en el bolso de Diana cazadora.

Luego Cospedal, a golpes de "we will rock you" organizó en Castilla-La Mancha su guardia pretoriana que la defendiera ante el premeditado plan de acabar de uno o de varios plumazos con todo un sistema de protección social a los ciudadanos que, entre todos, habíamos levantado con medidas políticas pero, no lo olvidemos, con el dinero de los impuestos de varias generaciones.

La sanidad pública y la educación pública, los servicios sociales, la formación académica, la ayuda a los más necesitados, a los niños y los ancianos, a los discapacitados, un retiro digno y feliz para la tercera edad, la intención, en definitiva de hacer más fácil y provechosa la vida de los ciudadanos con una protección desde la cuna a la tumba como decía el desaparecido y vilipendiado Barreda, todo aquel trabajo que durante tantos años pagamos los contribuyentes se ponía ahora al servicio del negocio privado: habíamos levantado un gran edificio para malvenderlo a unos cuantos amigos que harían el negocio de varias de sus generaciones particulares.

Se trata pues de una apropiación indebida, la enajenación de un bien comprado con el trabajo de padres y abuelos, con nuestro trabajo para entregarlo al negocio de ¿quién?

Eso tardamos un poco más en saberlo o en demostrarlo.
Aparecieron los papeles de Bárcenas, la trama Gürtel, los que "donaban" su dinero al Partido Popular para llevarle al gobierno, entre otras armas con una campaña brutal de medios contra el PSOE, y luego pedirle cuentas: "ahora dame lo mío", eso que antes era "lo de todos".

Y no parecen tener límites en esta enajenación de lo público. Y por ello, Cospedal es cada día más señalada y criticada en la región y fuera de la región, en la calle que ya apenas pisa.

Muchos simpatizantes del Partido Popular, muchos empresarios que otean el horizonte, empiezan a sentirse mal porque no quieren ser cómplices ni verse señalados por los que visten ya camisetas de protestas de todos los colores y que, por cierto, son expulsados de las Cortes que también debería ser la Cámara de todos los ciudadanos.

A no ser que estén en la guardia pretoriana o en el negocio, muchos en el PP ya no quieren ser cómplices, ni exponerse a la vergüenza de la calle que genera la política y la propia imagen de Cospedal.

www.dclm.es

RELATOS DE VERANO: LAMIAS, NINFAS DE AGUA... LA TROCANTA

La Trocanta. Marcel Félix de San Andrés Antonio de Torquemada se refiere a ellas afirmando que “el mismo Aristóteles dice que los lé...