sábado, 21 de enero de 2017

Cospedal nuestra que estás en los cielos

Dolores Cospedal
Para desgracia de Castilla-La Mancha, que Cospedal haya llegado al cielo del ministerio de Defensa no quiere decir que nos haya olvidado. Ni nosotros a ella. 

El año empezaba con un acuerdo de la Junta que desmontaba una cacicada de la presidenta del PP de Castilla-La Mancha en mayo de 2015 cuando ya había perdido las elecciones y su gobierno estaba en funciones. Cospedal aprobó un decreto para transformar en regadío 862 hectáreas de la zona de Cancarix, en Hellín. Los regantes de la zona de Agramón, La Horca y Minateda denunciaron que este decreto de Cospedal beneficiaba a algunos terratenientes que no superaban la docena, entre ellos a la familia de la diputada del Partido Popular por Albacete y miembro de la Comisión de Agricultura en el Congreso, Maravillas Falcón. Page había prometido que ampliaría los regadíos de Hellín en Albacete para todos los regantes y no solo, como hizo Cospedal, para unos privilegiados. Y así lo ha hecho.

El segundo revés para Cospedal en este 2017 fue la apertura de juicio oral contra el diario El Mundo y varios de sus periodistas por el burdo montaje del llamado Caso Cuadrifolio, en el que una jueza pide una indemnización de un millón de euros ya que, tras lanzarse la ofensiva, la empresa se vio obligada a cerrar. El PSOE ha reclamado que Cospedal pida perdón por la componenda orquestada para intentar acusar a José María Barreda y al partido socialista de Castilla-La Mancha de crear, con la empresa Cuadrifolio, una trama como la Gürtel del PP. Tras demostrarse el montaje, el PSOE pide a la justicia que investigue quiénes fueron los "autores intelectuales" de este caso y quien entregó a los periodistas los dossieres y las supuestas pruebas, evidentemente falsas.

Otro asunto que ya debería sonrojar al PP de Castilla-La Mancha es el de los trasvases de agua. El gobierno de Rajoy ha aprobado un nuevo trasvase del Tajo al Segura que desde el gobierno regional ha sido tachado de "ilegal" ya que la situación de los embalses de Entrepeñas y Buendía se sitúa por debajo de la línea roja que marca la imposibilidad de trasvasar. Parece y es intolerable que el gobierno del PP esté jugando con estratagemas para hacer creer lo contrario, que hay agua suficiente en el Tajo mientras nieva en Levante, con tal de beneficiar a Murcia y perjudicar a Castilla-La Mancha. Cospedal siempre ha estado en esta guerra en contra de los intereses de nuestra Región.

El cuarto asunto tiene que ver con el empeño de Cospedal por construir un cementerio nuclear en Cuenca, un proceso ya largo, plagado de irregularidades y extraños ocultamientos. El gobierno de Castilla-La Mancha apoya a una gran mayoría de los ciudadanos de la Región que se oponen al basurero y una de las medidas que adoptó fue ampliar la protección natural de la zona para evitar que el proyecto siguiera adelante. El gobierno de Rajoy acudió al Tribunal Supremo para pedirle que anulara la medida adoptada por el de García-Page y el alto tribunal acaba de dictar una sentencia suspendiendo cautelarmente la medida. Quedan aún muchas cuestiones que resolver aunque el PP de Castilla-La Mancha ha lanzado ya las campanas al vuelo porque piensa que su jefa se saldrá con la suya. Mientras, el gobierno de la Región asegura que el entorno de la Laguna de Hito está protegido, que estudiará le decisión del Supremo y añade que "vamos a pelear con todas nuestras fuerzas para que no se construya un basurero nuclear en nuestra tierra". En varias ocasiones, el gobierno de Page ha asegurado que no va a consentir la creación de este basurero nuclear en Castilla-La Mancha en contra de la voluntad popular y ocultando informes. Un cementerio poco serio de enormes y casi eternas consecuencias para el entorno que lo albergue.

Cacicadas, montajes chapuceros, caprichos que levantan sospechas y siempre, siempre en contra de los intereses de Castilla-La Mancha.

En lugar de ofrecer todas las semanas numerosas ruedas de prensa para criticar la tarea del gobierno, el PP de Cospedal debería pedir perdón a los castellano-manchegos, a los periodistas a los que supuestamente envía montajes falsos que recuerdan la nefasta etapa de Nacho Villa al frente de la Televisión Regional y, por una vez, defender a nuestra Región en vez de enfangar y tratar de echar por tierra todos los esfuerzos para dar la vuelta al tremendo atraso en que nos sumió María Dolores de Cospedal. 

elObservadorDCLM

viernes, 20 de enero de 2017

"La solución a la subida de la luz está en las renovables y en el autoconsumo"

El precio de la electricidad se ha disparado en España con el gobierno del PP
Un experto de la Universidad de Alcalá (UAH) advierte que los costes de producción de energía eléctrica en España continuarán al alza si no cambian las estrategias y se apuesta por las energías renovables, en particular el autoconsumo centrado en el aprovechamiento del sol, y por la eficiencia energética.

No solo sube la factura de la luz, hay un problema añadido y es que la electricidad que se está produciendo en los últimos meses en España procede, fundamentalmente, de energías no renovables y sumamente contaminantes, como el carbón que, a la larga, acentúan las causas que generan el cambio climático. Así lo pone de manifiesto el catedrático de la UAH, Javier Rodríguez Sánchez, experto en electrónica para energías renovables, quien asegura que 'la solución en España a los incrementos de la factura de la luz pasa a medio plazo por el autoconsumo, mediante la instalación en domicilios y empresas de paneles solares'.

Rodríguez señala que 'la luz baja su precio cuando incrementan su producción los sistemas de generación de electricidad que concurren en el mercado eléctrico a bajo coste: hidráulica, eólica, solar, nuclear…Cuando el porcentaje de producción de estos sistemas baja y la demanda sube, que es lo que está ocurriendo, hay que entrar a generar electricidad con los sistemas más costosos y contaminantes: carbón, térmicas, ciclo combinado de gas, etc.. Estas, que son las últimas que entran a producir, son las que marcan el precio en España, y eso implica, junto con un mercado eléctrico fácil de manipular, que el precio esté incrementándose en los porcentajes que estamos viendo en estos días'.

La falta de lluvia, la falta de viento, la falta de instalaciones solares y el parón de algunas centrales nucleares en Francia –que ahora se ha convertido en demandante de energía eléctrica de España- están provocando estas subidas espectaculares, con un incremento del precio de la luz de en torno al 50% desde comienzos del año y un incremento del 64% con respecto a las mismas fechas del año pasado, según los datos hechos públicos en los últimos días.

El profesor de la UAH indica que esta situación se va a mantener en España 'aunque de forma puntual llueva mucho o haga mucho viento' porque a medio plazo lo que se espera es que, si no hay nuevas inversiones, la producción de electricidad mediante energías de menor coste (renovables) se reduzca, como ya ocurre en los últimos meses. 'Lo normal es que en torno al 40% de la producción la generen las renovables, pero en el último año ese porcentaje se está reduciendo y es evidente que, si no se toman medidas, el problema se va a acentuar'.

Ante esta situación, Rodríguez anima a establecer sistemas de autoconsumo mediante energía solar que, a priori, pueden resultar costosos, pero 'está comprobado que, sin instalar sistemas de almacenamiento, se amortizan en unos 5 años ya que la tecnología solar se ha abaratado mucho'.

'El problema en España es que el autoconsumo mediante energía solar está penalizado, pero esto también puede cambiar a medio plazo, dado que hay empresas tecnológicas de primer orden, como Tesla, apostando por el diseño de baterías capaces de almacenar gran cantidad de energía y de forma barata', agrega. Todavía esto no es una realidad, pero cuando se produzca 'el precio de las baterías bajará y los usuarios podrán desconectarse directamente de la red eléctrica'.

CONSEJOS

El experto aporta algunas recomendaciones que podrían reducir hasta un 30% la factura de la luz en los hogares: en primer lugar, insta a los consumidores a analizar si les interesa cambiar de compañía comercializadora y de tipo de contrato. 'Hay muchos comparadores en Internet que nos dicen, en la zona donde residimos, qué compañía nos puede suministrar la electricidad más barata. Hasta ahora, si disponemos de un contador inteligente, que ya es generalizado, hay estudios que señalan que el contrato más barato es el PVPC (sistema tarifario hora por hora), pero hay que mirar todas las opciones'.

Además, es importante saber la potencia real que se necesita en el domicilio, 'porque muchas veces tenemos contratada más potencia de la que necesitamos y está comprobado que, para un hogar prototipo de cuatro miembros, por cada kW que reducimos la potencia, el ahorro es sobre el 6%', añade. Si tenemos instalado un contador inteligente, recomienda acceder a la web de nuestra empresa distribuidora (que puede no ser la misma que la que factura la energía) para conocer nuestro histórico de potencia consumida, que nos va a marcar el pico de potencia requerida por nuestra casa 'y, si es más reducido que la que tenemos contratada, es mejor bajar la potencia'.

Asimismo, recomienda que se opte por un contrato con tarifa de discriminación horaria frente a un contrato con tarifa plana. 'Si conseguimos pasar el 60% del consumo a las horas valle –cuando la electricidad es más barata- (entre las 22 horas y las 12 del mediodía), la factura puede reducirse en torno a un 15%'. El experto también recomienda la apuesta por la eficiencia energética y la reducción de consumo, mediante el uso de bombillas de LED, la adquisición de electrodomésticos de alta eficiencia energética (AAA+) o establecer hábitos, como el de evitar el stand by en los aparatos conectados a la red eléctrica.

jueves, 19 de enero de 2017

El cementerio nuclear, otra guerra de Don Quijote contra los gigantes

Reacciones contra la instalación del cementerio nuclear en Villar de Cañas
El mismo día en que el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page cabalgaba en Fitur a lomos de un rocín de madera y realizaba un recorrido virtual como si del Quijote se tratara en su lucha contra los gigantes, el Tribunal Supremo acordaba la suspensión cautelar del acuerdo del gobierno regional sobre la ampliación del Espacio Protegido de la Laguna de Hito. Con la protección de esta zona, el gobierno presidido por Emiliano García-Page pretendía evitar la construcción del cementerio nuclear en Villar de Cañas, en Cuenca, un proyecto que impulsó y en el que puso especial interés María Dolores de Cospedal. El Supremo alega en su decisión que es "más atendible" proseguir las actuaciones para la instalación del ATC, que, a su juicio, pretende una "pronta y correcta" gestión de los residuos radioactivos, amparando a todas las especies animales y al medio en general, que la aprobación inmediata de la ampliación de un espacio protegido para aves para proteger a una o varias especies animales.

El Supremo entiende que con su decisión se defiende el interés general y la seguridad nuclear de España. Tanto el alcalde de Villar de Cañas como el presidente de la diputación de Cuenca, ambos del Partido Popular, han lanzado ya las campanas al vuelo y celebran la que ahora suponen rápida construcción del Almacén de Residuos Radiactivos. Aunque es obvio que el gobierno regional acatará la sentencia, aún quedan pendientes otros temas, como han recordado desde la Plataforma contra el Cementerio Nuclear: la ausencia de un Plan de Ordenación Municipal en Villar de Cañas que de cabida a la instalación del ATC y la ausencia de declaración de impacto ambiental. 

Una cosa es la decisión del Supremo, otra que el supuesto interés general y la seguridad nuclear coincidan con la creación del ATC en Villar de Cañas y otra que Castilla-La Mancha quiera que se construya el cementerio nuclear en nuestra tierra y más cuando se han ocultado estudios que así lo desaconsejan y falta el informe favorable del Consejo de Seguridad Nuclear.

Otro episodio de la lucha de los quijotes de la Mancha contra los gigantes.

elObservadorDCLM

lunes, 16 de enero de 2017

VIOLENCIA MACHISTA EN RUSIA: "La noche de las bestias"

Cartel de la película The Purge. La Noche de las Bestias
Que no, que no se ha vuelto loca. Lo que pasa es que Yelena Mizulina, senadora ultraconservadora, es una cinéfila empedernida y la inspiración para sus políticas públicas la busca, y al parecer la encuentra, en el séptimo arte.
Con el último proyecto de ley para despenalizar la violencia doméstica, que Mizulina ha presentado a la Duma de Rusia, ha demostrado ser toda una fan de The Purge (La purga: la noche de las bestias), película dirigida en 2013 por James DeMonaco: en una futura sociedad distópica, ante la violencia campante y las cárceles saturadas, el régimen político ha implantado la purga que permite, una noche al año, cometer cualquier clase de crimen, incluso el homicidio, sin tener que responder ante la justicia. Teóricamente se trata de una medida catártica (durante doce horas los individuos liberan sus instintos asesinos y el resto del año impera la calma), pero en realidad se utiliza como un método de control poblacional con el que las personas más pobres y sin hogar son eliminadas (los barrios de clase alta y los distritos financieros están a salvo de los alborotos violentos).
Como la señora es lista, probablemente se guarda un as en la manga para que a ella esta medida no le afecte, ya que sabe de sobra que la purga tiene dos reglas: la primera es que las armas por encima de clase 4 (materiales explosivos y armas de destrucción masiva) están prohibidas, no sea que vayamos a cargarnos el chiringuito, y la segunda que los funcionarios del gobierno de rango 10 o superior (entre los que, gracias a su flamante condición de senadora, se encontraría nuestra Yelena) tienen inmunidad. 
Dado que quien no siga las normas de la purga será ejecutado, a ver quién es el guapo o guapa que, por más ganas que tenga de hacerlo, le suelta el tortazo anual a Mizulina. Y por falta de candidatos no será, porque después del arsenal de leyes controvertidas que Yelena ha promovido, encabezadas por la que prohíbe la distribución de "propaganda de relaciones sexuales no tradicionales", son muchos los ciudadanos a quienes les sobran los motivos para soñar con propinársela.
Mizulina considera absurdo que los ataques que ocurren en la intimidad del hogar sigan siendo un delito penal y mantiene que es injusto que un miembro de la familia reciba dos años de prisión por lo que ella, ignorando deliberadamente la amplitud de formas que adopta la violencia machista (por ejemplo, una sola patada puede romper una costilla o, con el calzado adecuado y un golpe certero, reventar el bazo y provocar una hemorragia interna que acabe con la vida de cualquier mujer), reduce a "una bofetada".
De seguir así, Rusia lleva camino de convertirse en el principal destino turístico de maltratadores de todo tipo y condición. Un paraíso en el que los violentos, nada más bajar del avión, podrán soltar un bofetón a sus esposas y/o hijos (la mujer también puede pegar al hombre, por supuesto, pero es algo que raramente ocurre ni ocurrirá porque la naturaleza y la fuerza física siempre juegan en contra de las féminas y no digamos ya de los niños) con la tranquilidad que da el saber que el máximo castigo al que se enfrentan son 120 horas de trabajo social, 15 días de arresto o una multa de 500 euros.
Como solo se aplicaría prisión si la agresión se comete más de una vez en el mismo año, ya me estoy imaginando la contundencia de ese primer golpe que garantice a quien lo da la satisfacción necesaria para evitar la tentación de repetirlo antes de que transcurran los trescientos sesenta y cinco días reglamentarios que permiten volver a hacerlo con total impunidad.
Mizulina defiende que la prisión por la agresión de un hombre a su mujer durante una discusión "va contra la familia". 
Quién sabe, si realmente existe la justicia, sea divina o humana, puede que algún día tenga ocasión de experimentar en sus propias carnes las penosas consecuencias de los argumentos que defiende.

Teresa Suárez

sábado, 14 de enero de 2017

40 Aniversario del asesinato de los abogados de Atocha, memoria de la Transición

Acto 40 aniversario del asesinato de "los abogados de Atocha"
La memoria y los recuerdos forman parte de cualquier vínculo humano y, por supuesto, deben estar presentes especialmente en el ámbito político; hablar de los crímenes fascistas del año 1977 nos debe hacer reflexionar sobre si, quizá, estamos hablando de recuerdos en vez de memoria.
Convulsos y sangrientos años de un país que empezaba a levantar la mirada ante las libertades políticas y sociales, libertades que habían sido conquistadas desde la lucha antifranquista continuada en el tiempo. El antiguo régimen agonizaba en un futuro que se veía imposible sin evoluciones democráticas sociales y políticas y la cúpula del régimen fascista se negaba a ceder los privilegios adquiridos durante más de cuarenta años de férreo gobierno del país a base de represión, muertes y búsqueda de mejoras económicas basadas en la emigración masiva y en el turismo.
Al igual que las nuevas corrientes de historiadores hablan de guerra de España en vez de hablar de guerra civil (terminología franquista asumida) -pues la intervención del eje nazi-fascista fue determinante para la victoria del general Franco y la imposición de una dictadura, del mismo modo la favorecieron la no participación de las democracias europeas que se encontraban todas en un ambiente inestable socialmente, azuzado por el fascismo con sus diferentes caras- hemos de entender la memoria para verificar procesos que ya son parte de la Historia cuando hablamos o simplemente opinamos de esa parte de nuestro pasado recientísimo.
Hablaremos de cambio, porque fue un cambio político lo que se produjo, es evidente. No, no hablamos de transición por respeto a las víctimas del franquismo que siguen esperando en esta democracia los derechos, la justicia y la reparación que se les tiene adjudicados y que hasta ahora se les niega sistemáticamente. Pensamos que es mesurado y nada descabellado hablar de encontrarnos “en transición” y considerar la impunidad de los crímenes franquistas como el último escollo que debemos superar para hablar de “transición” en su justa medida.
En Europa, en el cambio que ponía punto final al franquismo como régimen político, el proceso de unidad económica apostaba claramente por una España democrática pero lejos de procesos revolucionarios. Esto era paralelo a la disminución progresiva de la influencia soviética en las sociedades occidentales –dominadas por USA y la OTAN- pero en donde las mejoras sociales estaban siendo evidentes y tangibles y a las en algo favorecería en ello la existencia de la URSS. Esto nos obliga a pensar que todos apostaban por el cambio que traería un desarrollo económico –acompañado del social y, por qué no, del cultural- que erradicaría definitivamente de España las carencias del larguísimo franquismo.
Sin embargo, pensar que en aquellos largos años del final de los setenta se tenía la partida ganada frente a la derecha –rancia o nueva- demuestra muy bajo nivel intelectual, de lectura y de conocimiento de la situación de la que se partía. Para los que afirman que faltaron voluntades políticas por parte de los autores del cambio, hay que recordarles que no estuvieron ninguno en las manifestaciones donde cayeron Arturo Ruiz o Mariluz Nájera ni corrieron delante de los “guerrilleros de Cristo rey”, día sí y otro también. Y hablo de jóvenes que no vivieron la guerra pero ansiaban la libertad que no tenían.
Cuando afirmamos que estas libertades políticas, sociales, ciudadanas… y de todo tipo, habían sido conquistadas nos referimos a que ya no se podía construir un nuevo contexto político sin contar con los actores que estaban en la clandestinidad, aunque, siendo justos, deberíamos hablar del PCE como único actor con poder real.
Una reflexión a tenor de esto: los procesos históricos no se deben analizar sin el contexto en el que estaban rodeados –es de perogrullo para los que nos dedicamos a ello, pero debe ser remarcado porque a veces se olvida-; de hecho, generalmente conduce a error, para finalizar culpabilizando a los verdaderos héroes y protagonistas de la historia. La necesidad de entonces era la amnistía; lo prioritario era sacar los presos a la calle; poner las bases del cambio político. Generar democracia. Ganar la libertad.
El fin del sindicalismo vertical, con todos sus intereses económicos y que se había convertido en un modo de vida para los jerarcas franquistas, era uno de los bunker más fuertes que se debían desmantelar tras el socavamiento iniciado con la política de reconciliación nacional desde el interior del sistema franquista y que se estaba desarrollando concienzudamente y con rigor por el excelente trabajo –iniciado quince años antes- desde los despachos laboralistas de la mano del PCE y de las Comisiones Obreras, en las fábricas y en los tajos. Y en el propio sindicato falangista.
Sin embargo, la bestia fascista no permanecía indiferente y asesina sin piedad como lo había estado haciendo durante toda la dictadura, durante la guerra de España y en el proceso de golpe de Estado que desató esta contienda.
La contención y ejemplo de capacidad de gobierno de los funerales de los abogados asesinados en el despacho laboralista de la calle de Atocha por parte de un PCE aún clandestino dejó una huella en todos los sectores que, sin duda, fue determinante; el PCE apostaba por la libertad y su compromiso con la no violencia era ya indudable.
Por tanto, insistimos en hablar de conquista de las libertades y no es de rigor que se critique el proceso de cambio y el fin del franquismo gratuitamente desde posiciones amables ahora, cuarenta años después de aquello. Apostaron por la libertad y la consiguieron, hubo mucha violencia, mucha sangre.
El fin de la impunidad de los crímenes franquistas es nuestro compromiso de agradecimiento con ellos, con todos. Los abogados de Atocha son un ejemplo de compromiso con la realidad de un PCE dispuesto a dar respuesta a las necesidades sociales del momento. Siempre lo hizo, dejando plumas en cada embate.
Nuestra realidad es distinta, la violencia política está silenciada, aunque eso no significa que tengamos que bajar la guardia ante el fascismo y su capacidad de reaparecer en las propuestas políticas.
Pero lo que sí es cierto es que, en esta realidad, nos toca dejar de criticar a los actores del cambio y el fin del franquismo político para empezar a terminar este largo proceso de “en transición”.
Aprovechamos para recordar que, lejos de discursos encendidos y reproches que resuenan como andanadas a nuestra propia historia, el compromiso es fácil. No debemos olvidarnos del fin de la impunidad en todos los acuerdos políticos que se alcancen y de la memoria democrática como herramienta pedagógica imprescindible de los gobiernos de izquierda, sea al nivel que sea. No basta con aparecer en las fechas señaladas y autodenominarnos herederos políticos; herederos puede pero vacíos de memoria.

Javier Moreno || Presidente del Foro por la Memoria democrática
publicado en Crónica Popular

viernes, 13 de enero de 2017

¿Y DESPUÉS DE COSPEDAL QUE?... LA TRISTEZA

Francisco Cañizares y Ana Guarinos
En algún momento, la Ministra de Defensa tendrá que dejar de ser Secretaria General del PP y/o Presidenta del PP de Castilla-La Mancha. Ya sabemos que tiene tiempo y cabeza para todo, también para percibir más de un sueldo a la vez, pero en su partido crece el descontento con la acumulación de cargos y no es lógico que la Ministra de Defensa viaje a una Comunidad Autónoma para criticar la política de su gobierno autonómico o afear a su presidente después de pasar revista a las tropas. Una Ministra de Defensa debe ser ante todo neutral, al menos en su propio país.
¿Y qué sucederá dentro de dos años y medio cuando lleguen las elecciones autonómicas? ¿Dejará Cospedal el Ministerio de Defensa para presentarse otra vez a las elecciones en Castilla la Mancha? Lo más lógico es que el PP empiece a pensar en una alternativa, que puede ser o no de Castilla-La Mancha, un paracaidista o un visitante ocasional, que intente levantar a un partido que ha empezado a mostrar graves síntomas de inestabilidad. Y al que ahora viene Aznar, con su cara de acelga, a afearles que ya no son consecuentes con el programa fundacional de Fraga y tampoco con las propuestas ultraliberales que el dicta desde FAES. ¡Pues claro! Más recortes y más privatizaciones.
En algún momento se planteó la posibilidad de que la presidencia del PP en Castilla-La Mancha fuera ocupada por la presidenta del Grupo Parlamentario Popular, la alcarreña Ana Guarinos, pero, según las malas lenguas, se desistió porque no se le conoce una sonrisa, al menos en público. Lo mismo sucede con otro posible candidato, el portavoz del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes de Castilla La Mancha, el ciudadrealeño Francisco Cañizares, del que se dice que le aprieta en exceso el cilicio y va por la vida muy tristón.
El problema es que ambos son la viva imagen de la tristeza, la tristeza personificada, o su cara es fiel reflejo del panorama que pintan: desgracias, catástrofes, caos, adversidades, Estado fallido... Cualquiera diría que se han metido tanto en el papel que se les marcan en la piel los surcos de la pobreza y el dolor. En fin, que cuesta tanto creerles como empatizar con sus caritas de acelga.
Tienen la opción de la dicharachera Riolobos. Carmen al menos nunca pierde la sonrisa, aunque falte a la verdad o te apuñale por la espalda, políticamente hablando, lo hace con la mejor de sus sonrisas. 

miércoles, 11 de enero de 2017

RAJOY, "EL DESUSTANCIAO"

Según dice el diccionario, un asunto o juicio se considera substanciado cuando se ha tramitado totalmente hasta que queda resuelto en una sentencia.
Rajoy responde a la prensa sobre la resolución del Consejo de Estado
Mariano Rajoy es una fuente continua de ilustración lingüística. No paramos de aprender con el nuevas palabras y expresiones que pasarán a los anales de la historia, dejando al presidente tancredista a la altura de un Castelar en zapatillas. El jefe de Moncloa, pese a ser español y mucho español, maneja la lengua de Cervantes regular tirando a mal. Lo digo, porque al ser interpelado por la prensa acerca de la resolución del Consejo de Estado sobre el Yak-42, en la que fijaba responsabilidades del Ministerio de Defensa, demostró dos cosas: una, que no lee los periódicos, ni siquiera aquellos a los que susurra su línea editorial; y dos, que es morfológicamente incapaz de articular palabras con muchas eses sin comerse alguna letra. Por eso afirmó que el tema del Yak-42 estaba ya “sustanciao”. Vamos, que no había ninguna responsabilidad que rascar sobre las circunstancias de codicia y negligencia que condujeron a la muerte de 62 militares españoles.
En nuestra tierra, la sustancia tiene otras connotaciones. Llamamos “desustanciao” al que carece de gracia y talento. Es un paso más del famoso “destalentaó” que Micky Nadal hizo famoso en sus doblajes cómicos. El “desustanciaó”, como su propio nombre indica, no tiene sustancia alguna. Es un ser que, con su insípido discurso, apenas aporta “sandeces” y “melonadas”.
“Desustanciao” es un palabro que define meridianamente el comportamiento del presidente Rajoy. Ante el hecho inapelable de que los 62 militares perdieron la vida por la dejación de quienes debían velar por ellos y de que sus restos fueron devueltos al alimón, en una tómbola macabra en la que los familiares igual recibían tres piernas que un cuerpo equivocado, a Rajoy, que era vicepresidente en esos días, solo se le ocurre decir que son hechos “sustanciaos”.
Estoy en desacuerdo, como es habitual, con don Mariano. Para mi corto entender, la muerte de los militares del Yak-42 es otra historia “desustanciada” en un país al que se le ha robado toda la sustancia. Un caso sin resolver por el que pululan personajes siniestros y chulescos que insultan a los familiares de las víctimas insinuando que solo les mueven las indemnizaciones. ¿En cuánto valoraría el señor Trillo la vida de sus hijos? ¿Por qué gente tan española y mucho española como Trillo, Aznar o el propio Rajoy, trataron y tratan con tanto desprecio a estos caídos del ejército español?
No hace falta ser la señorita Marple para intuir que el tema tiene mucha sustancia. Sobre todo cuando se intenta indagar sobre las subcontrataciones que son el origen de la tragedia. ¿Dónde fue a parar el dinero que se ahorraban a costa de la seguridad de los soldados? Es más, ¿Dónde están los contratos firmados por representantes del Ministerio y las compañías aéreas contratadas para aquellos vuelos?
Lo lógico sería que el gobierno defendiera a sus ciudadanos. Pero en la España de Rajoy la lógica se mira en un espejo cóncavo.
Otro ejemplo lo tenemos en el asunto de los bancos y las cláusulas suelo. El gobierno ya está tejiendo ardides para que la banca gane, una vez más, frente a los desprotegidos clientes. Poco importa la sentencia del Tribunal Superior de Justicia Europeo. Ya se encargarán ellos de quitarle toda la “sustancia” para que los mismos bandidos a los que hemos rescatado entre todos con más de 60.000 millones de euros no doblen la cerviz ante la plebe a la que engañaron.
España está “desustanciada”, ¿quién la sustancionará? De momento, la cosa está muy mala. Tenemos asumido tal nivel de desvergüenza en la vida pública que acostumbramos a enterrar unos escándalos bajo los escombros de los otros.
Pero algunas familias de los fallecidos en el Yak42 no pudieron enterrar correctamente a sus muertos. Es un problema grave el de esta gente con el tema de enterrar dignamente a los muertos. Muchos españoles ya saben lo que es eso, llevan 70 años con sus muertos enterrados en las cunetas. Y lo que te rondaré.
Hablar de casos “substanciados”, cuando nos referimos a cadáveres de compatriotas maltratados y vilipendiados, solo puede salir de la boca de un cretino. Por muy y mucho español que diga ser el líder de un país “desustanciado” hasta la médula de dignidad y vergüenza. Ese país donde parece que solo se roba y bosteza.
Mi querida España.
Esta España mía,
esta España nuestra.
De tu santa siesta
ahora te despiertan
versos de poetas.
¿Dónde están tus ojos?
¿Dónde están tus manos?
¿Dónde tu cabeza?
Mi querida España.
Esta España mía,
esta España nuestra.
Ana Cuevas Pascual

Publicado en Crónica Popular

viernes, 6 de enero de 2017

¿Qué UNE A COSPEDAL CON EL CLAN DE LOS PUJOL?

Ignacio López del Hierro y Dolores de Cospedal
Según publicaba recientemente el diario El Mundo, en una información firmada por Esteban Urreiztieta, responsable de investigación de este diario, la policía judicial vincula al empresario Ignacio López del Hierro, actual marido de la Ministra de Defensa Dolores Cospedal, con el clan de los Pujol y lo sitúa en la “estructura societaria para delinquir”. El nexo que uniría al marido de Cospedal con el clan del expresidente catalán sería Alberto Portuondo, habitual testaferro de Rodrigo Rato.
Según el diario madrileño, las acusaciones de la Policía, que también ha implicado a ex altos cargos del PP como José Manuel Fernández Norniella y Juan Costa, han provocado la inmediata reacción del juez José de la Mata. El instructor ha pedido a la Policía que acredite si los datos informáticos que maneja de los Pujol fueron obtenidos de forma legal y le prohíbe seguir usándolos hasta que pruebe tal extremo. También le insta a que elabore un nuevo informe.
La Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) ha entregado un informe a la Audiencia Nacional en el que sostiene que López del Hierro era socio de la empresa Ibadesa Cat. Una entidad que forma parte, a juicio de los investigadores, de la “estructura societaria para delinquir” del clan de los Pujol. Asimismo, señala que López del Hierro “trabajaría de forma conjunta”, desde la mencionada Ibadesa Cat, con Alberto Portuondo, testaferro de Rodrigo Rato, al que la UDEF ha descubierto como accionista de una empresa de ambulancias que la familia Pujol compró con dinero de sus cuentas andorranas y recibía contratos en Cataluña.
“La relación de afinidad” entre López del Hierro y Portuondo, según argumenta la Policía, “se extiende hasta el punto de que el testaferro de Rato era uno de los destinatarios de las cestas de Navidad costeadas por Ibadesa Cat, que se remiten a su domicilio de Madrid”.
En su defensa, López del Hierro ha explicado al diario El Mundo que participó en la referida sociedad “por un favor personal que le pidió un familiar y que permaneció en ella a título testimonial”;(…) “que la sociedad no tuvo actividad alguna mientras él estuvo en ella, y añadió que no ha visto en su vida a Portuondo”. Por lo que afirma desconocer cuál ha sido la razón por la que se le ha implicado por parte de la UDEF en la operativa supuestamente criminal de los Pujol. Motivo por el que no duda en deslizar que podría existir algún tipo de interés político detrás de esta actuación policial.

Lo cierto es que la Policía no sólo sitúa la presencia de López del Hierro en el apartado de su informe titulado “Estructura Societaria de la Familia Pujol para Delinquir con la Sociedad Ibadesa Cat”, también lo hace en otro denominado “Otros Negocios Sospechosos de Corrupción y/o Blanqueo de Capitales”.

martes, 3 de enero de 2017

LA CORRUPCIÓN TRANSVERSAL Y LA REVOLUCIÓN DE LOS TONTOS

España es toda ella un escandalazo trasversal. Resulta que había canalla en casi todos los estratos establecidos tras nuestra modélica transición. Políticos a la diestra y la siniestra, ambidextros para robar a manos llenas. Sindicalistas que tiraban de tarjeta como si no hubiera un mañana. Representantes de la élite empresarial que recetan miseria a los trabajadores a la par que se dan lujos asiáticos con fondos públicos opacos. En resumen, lo mejor de cada casa.
Si todos estos estaban en el ajo es que muchos lo sabían y lo consentían. Otros nos lo imaginábamos aunque no tuviéramos pruebas. Pero he de admitir que la magnitud de la corruptela supera mis peores expectativas. En el caso de las tarjetas Black de Bankia, podemos acceder a un muestreo de la normalización de la inmoralidad en el entramado global que nos envuelve. Si nos guiamos por estos parámetros, cualquiera en este país, al margen de su declarada ideología, acepta la corrupción como algo consustancial a nuestra identidad nacional. Si tienes oportunidad, trincas. Si no lo haces, no te consideran honrado sino tonto. Es así de categórico. Además, si te pillan, la cosa se acaba diluyendo en la oportuna lentitud de la justicia.
Como la estafa está tan extendida no se pone demasiado interés en castigar estos pecadillos veniales. En otros países, con menos caspa y menos castas, se habría liado parda. Pero aquí somos de otra pasta. Otra palabra que rima con casta y que viene como traída al pelo para explicar mis conclusiones finales sobre este asunto. En España solo hay una casta, trasversal como el timo de las tarjetas Black, la casta de los que están dispuestos a todo por la pasta. Esos que cambian sus principios por dinero. Aunque cabe preguntarse si algún día los tuvieron.
Entonces pienso en la revolución que mi pobre corazón anhela. Pobre corazón, corazón de proletario que no aspira a otra cosa que a un salario y una vida dignas. A una sociedad más justa en la que se reparta la riqueza, no entre cuatro sinvergüenzas, sino entre el conjunto de la ciudadanía. Y lucho por ello como puedo. Por dejar un mundo mejor para mis hijos y los suyos. Tonto corazón, corazón proletario, sin ambiciones. La revolución, ya lo dijo Unamuno, solo puede hacerse en lo más íntimo. Empieza en uno mismo.
La revolución, si llega, no lo hará de la mano de la casta de los adoradores de la pasta, representen las siglas que sean. De acontecer será cosa de los tontos como tú y como yo. De los idealistas y de los soñadores que llevan la revolución en las venas y educan a sus hijos en valores trasnochados como la honestidad y la decencia. Esa es la revolución que este país está pidiendo a gritos. ¡Regeneración democrática!
Para tragarse que todo va bien en la España de Rajoy hay que ser rematadamente tonto. O transversal en valores, que tanto da. Y como dicen en mi tierra: “Hay algo que Dios ha hecho mal. A todo le puso límites menos a la tontería...

Plumaroja

sábado, 31 de diciembre de 2016

RAJOY 'REGALARÁ' A LOS ESPAÑOLES 7 AUTOPISTAS RESCATADAS POR 6000 MILLONES DE €

Álvarez Cascos y Aznar inauguran un tramo de la R2
Economistas ultraliberales como Daniel Lacalle tienen una receta mágica para la crisis…, la de los ricos, por supuesto: se echan las manos a la cabeza ante la propuesta de nacionalizar una empresa, pongamos Telefónica, que podría aportar pingües beneficios al Estado, argumentando que eso es cosa de comunistas radicales. Sin embargo, ¡ay amigo!, cuando de lo que se trata es de nacionalizar un fiasco empresarial como el sombrero de un picador, por ejemplo, unas autopistas de peaje que son un agujero negro inundado de números rojos, entonces, nacionalizarlas es cosa de buenos gestores. ¡Ole sus narices liberales!
Se comenta que la broma nos va a costar unos 5.500 milloncejos de euros, aunque patronales del sector estiman que su coste puede aumentar hasta los 8.000 millones. Una fruslería que asegura el rescate de unos cuantos pobres ricos quienes, gracias a Aznar y Álvarez Cascos, sabían que no tenían nada que perder con esta aventura empresarial a la que muchas voces auguraban el fracaso. Redactaron una clausula asegurando que de irse a pique el negociete los primos habituales, o sea la ciudadanía, pagaríamos los platos rotos. ¡Qué hermosa gestión de la cosa pública pregonan los liberales! Las ganancias siempre van a bolsillos privados, pero las pérdidas se socializan. Pero aún hay más, desde el año 2004 se han destinado a estas autopistas más de 900 millones de euros en ayudas públicas.
Según Ana Pastor, actual presidenta de las cortes y exministra de Fomento, la contabilidad creativa que defiende el modelo liberal no nos iba a costar un euro, pero la realidad es muy tozuda. Por ejemplo, habrá que explicar a la ciudadanía que se están subiendo los impuestos porque necesitamos recaudar 5.000 millones a causa del déficit y que, por otro lado, vamos a ser los pagafantas (aunque en este caso pagaremos botellas de Moet Chandon) del pufo privado de bancos y empresas constructoras que podría llegar a 8.000 millones de euros.
Así se reparte el pufo de las autopistas que nos piden apadrinar: las R3 y R5 son propiedad de Accesos de Madrid, que está constituida por Abertis (35%), Sacyr (25%), Bankia (20%) y ACS (20%). La A77 es del consorcio ACS (50%), Abertis (25%) y Globalvia, que es Bankia y FCC, (25%). R4 y AP36 son del consorcio Autopista Madrid Sur, cuya propiedad se encuentra repartida entre Cintra (Ferrovial) 50%, Itínere (Sacyr, Citi Group, Kutxa Bank, Abanca, Liberbank) 40%, Budimex (filial polaca de Ferrovial) 5% y la Kutxa 5%. La R2 es de Abertis, Acciona, Globalvía y Sacyr. Y la AP41 de Isolux Corsán, Consa, Sando, Azvi y Banco Espirito Santo.
Los bancos que reclaman deudas o mantenían un pasivo con estas empresas hasta hace unos meses, porque se desconoce qué parte pueden haber vendido de sus deudas a día de hoy, son: Bankia 400 millones; Banco de Santander 327 millones; Banco de Sabadell 310 millones; Caixabanc 290 millones; BBV 275 millones; Banco Popular 120 millones; Novobanco 170 millones; Unicaja 115 millones; Royal Bank of Scotland 120 millones; ING 100 millones; BNP 55 millones; y Lloyds Bank 55 millones. A estas cifras habría que sumar los 270 millones del Instituto de Crédito Oficial. Parte de estos créditos han sido vendidos a diversos fondos buitre como Taconic Capital, Blue Mountain Capital, Neuberger Berman y The Children Investment Fund. Según fuentes internas de los bancos, el capital en poder de los fondos buitre supera los 1.000 millones de euros. Es especial el caso de The Children Investment porque es el segundo máximo accionista de AENA, posee participaciones en Red Eléctrica y ha concedido un crédito de refinanciación a Abengoa.
Mientras seguimos el modelo liberal de socializar las pérdidas, el presupuesto de la secretaría del Estado para I+D+I en 2016 fue de 4.200 millones; menos de 5.000 millones es lo que cuesta toda la educación en Cataluña; no hay dinero para mantener el poder adquisitivo de las pensiones, ni para la dependencia; la sanidad y la educación pública siguen perdiendo profesionales y recursos; las personas seguirán muriendo de frío este invierno porque no se puede aprobar una tregua energética antes de primavera…
¿Y la justicia? Me viene a la cabeza la particular sentencia que un tribunal ha dictado contra Christine Lagarde por haber regalado 400 millones de euros, de dinero público, a un millonario francés, siendo ministra de economía y finanzas. Negligencia, ese fue el delito de Lagarde. ¿Es que acaso le dio poco? Una broma de mal gusto, considerar negligencia a tamaño delito contra los intereses públicos. Negligencia que sin duda la capacitó para dirigir el FMI, esa institución capitaneada desde hace décadas por liberales negligentes del tipo abusador sexual como Dominique Strauss-Kahn o del tipo cuatreros de lo público y evasores fiscales como Rodrigo Rato o la propia Lagarde. El próximo presidente del FMI tiene el listón muy alto, pero en el gobierno de Rajoy hay candidatos tan capacitados como Soria o Cañete.
Aquí, en la España de Rajoy no somos de disimular, y más desde que el PSOE fue secuestrado por la vieja guardia felipista. ¿Por qué regalar cuatrocientos millones a un millonario si podemos repartir seis mil millones entre varios? Nuestro gobierno, ese que sostienen PSOE y Ciudadanos por recomendación expresa de grandes empresas y medios de comunicación, es el Robin Hood de los ricos, roba a los pobres para que los ricos sean más ricos. Si algunos servicios como la sanidad o la investigación se van a hacer puñetas, ¡qué carajo! ¿Para qué queremos los pobres vivir tanto? ¡No seas egoísta, haz caso a Lagarde, vive menos y apadrina una autopista!

miércoles, 28 de diciembre de 2016

Las inocentes, las violaciones masivas como arma de guerra

Mercedes Arancibia || Periodista ||

Las Inocentes, cartel de la película
Las inocentes, película franco-polaca dirigida por Anne Fontaine (Dos madres perfectas, Cocó, de la rebeldía a la leyenda de Chanel) y protagonizada por Agata Kulesza (Ida), Joanna Kulig (Ida) y Lou De Laâge, está basada en unos hechos reales y tremendos acontecidos en Polonia en los últimos meses de la Segunda Guerra mundial.
En agosto de 1945, una religiosa polaca de un monasterio cercano a Varsovia pide ayuda a Mathilde Beaulieu, una joven que trabaja en la Cruz Roja donde se ocupa de cuidar a los soldados supervivientes franceses antes de repatriarlos. Mathilde la sigue hasta el convento donde treinta benedictinas viven alejadas de un mundo en guerra. Allí descubre que varias de ellas están a punto de dar a luz: las monjas han sido violadas sucesivamente por soldados alemanes en retirada y rusos vencedores. Al dilema de qué hacer con los niños que nacen se añade el drama de las religiosas que han hecho voto de castidad. Mathilde, atea y racionalista, y las monjas católicas terminan estableciendo una relación complicada que la cercanía del peligro agudiza y que terminará por encontrar una salida.
Rodada casi a puerta cerrada en la monotonía de la vida conventual, hecha de rezos, colaciones y pequeños trabajos domésticos, la película va contando las sucesivas visitas de la joven médico francesa a las monjas polacas, y como poco a poco se va tejiendo una suerte de complicidad entre ellas. Es esa monotonía la que llega al espectador, en escenas tan similares unas a otras que algunas podrían desaparecer, y que solo salva la excelente interpretación de sus dos protagonistas principales: la francesa Lou de Laâge, bellísima y espléndida tanto en los diálogos con su colega y amante Vincent Macaigne (La chica del 14 de julio, La batalla de Solferino), como en sus enfrentamientos con las religiosas y su estrecha complicidad con la novicia que interpreta la actriz polaca Agata Buzek, a la que recordamos de Ida.
Un caso de solidaridad femenina y, más allá, de respuesta fraterna a la violencia del mundo. Una transferencia progresiva de la fe hacia lo humano” (Cécile Mury, Télérama). En efecto, es una película de mujeres, mujeres muy distintas que acaban por entenderse precisamente en lo que las iguala: haber sufrido en propia carne el ser mujeres. Una película en la que no se juzga la vida monacal, tan sólo se exponen brutalmente los hechos motivados por una situación de guerra, y se deja caer al final un mensaje de esperanza. Una manera también de ajustar cuentas con la historia, aunque la ficción acabe por imponerse sobre los hechos realmente sucedidos; y una forma de hablar de las víctimas.
Es también una película muy teatral, bastante lenta, que usa como recurso para separar tiempos los rezos y cantos de las monjas y recurre a algunos tópicos, como la monja comprensiva, que tuvo una vida antes de encerrarse en el convento, la rigidez e intolerancia de la superiora o esa inocencia casi incomprensible de las monjas violadas y embarazadas.
Borradas de la historia soviética oficial, las violaciones masivas llevadas a cabo por los soldados del ejército rojo están reconocidas por los historiadores, occidentales naturalmente. El historiador inglés Anthony Beevor, autor de La caída de Berlín, describe las violaciones colectivas –“nueve, diez, doce hombres a la vez”- apoyándose en testimonios de los propios rusos; y cita a Natalya Gesse, una amiga de Sajarov, corresponsal de guerra: “Los soldados rusos violaban a cualquier alemana, de 8 a 80 años. Era un ejército de violadores”. Vassily Grossman, escritor que también fue corresponsal de guerra y acompañó al Ejército Rojo, descubrió que no solo violaban los alemanes: también los polacos y los rusos, y los ucranianos…y prácticamente todos. “En el Berlín ocupado hubo más de 100.000 violaciones”.
Entre las violaciones masivas reconocidas de la Segunda Guerra mundial están las cometidas por los Goumiers Marroquíes (soldados auxiliares que sirvieron al ejército francés de África entre 1908 y 1956) y otras unidades coloniales de las Fuerzas Francesas Libres, recordadas con un monumento a sus víctimas (“Mamá Ciociaria”, erigido cerca de Monte Casino): violaron a 7.000 mujeres y niñas italianas, de entre 11 y 86 años, después de mayo de 1944. Alberto Moravia escribió la novela La Ciociaria, (posteriormente llevada al cine en 1960 por Vittorio de Sica e interpretada por Sophia Loren), sobre la base de testimonios directos.
En todas las guerras, las violaciones son el último de los “crímenes” que se reconocen y muy raramente se juzgan y condenan.

lunes, 26 de diciembre de 2016

Ya hemos celebrado el IV Centenario de la muerte de Cervantes. Y ahora, ¿qué?

Yacimiento arqueológico de Sisapo, La Bienvenida (Ciudad Real)
Este artículo de opinión nace de la necesidad de reflexionar y valorar diversas cuestiones en torno a la gestión de las principales ciudades Patrimonio de la Humanidad en Castilla la Mancha por parte del Gobierno Regional; y sobre qué tipo de política cultural queremos o que pretendemos alcanzar con la gestión del patrimonio histórico con el que contamos. Y es que, apenas hace unos días, Ángel Felpeto, Consejero de Educación, Cultura y Deporte, anunciaba en prensa que se estaba terminando de preparar un Plan estratégico de Cultura 2017-2022, en el que una de las líneas primordiales será la preservación y recuperación del patrimonio. 

Antes de empezar a citar qué horizonte tenemos para el nuevo año, preguntémonos, al menos, qué está pasando en el presente y casi finalizado 2016:

• Este año ha sido la Celebración del IV Centenario de la Muerte de Cervantes, desplegándose por toda nuestra región una serie de actividades vinculadas a nuestra figura más universal; veremos qué centenario nos toca para el 2017.

• Una ciudad que ha marcado la agenda cultural en nuestra Región ha sido Cuenca, ya que en el 2016 celebra sus 20 años como "Ciudad Patrimonio de la Humanidad"; siendo la exposición de AiWeiwei y "La Poética de la Libertad" la actividad más ofertada para la celebración de dicho acontecimiento. Se calculaba que en torno a los tres meses de exposición se recibiría a unas 100.000 personas. La exposición cierra con una durabilidad de casi cuatro meses, con apenas 55.000 personas. Ahora será necesario saber si los beneficios o pérdidas son, lo más probable, para la Diócesis de Cuenca, propietaria de la Catedral. Esperemos que para la celebración de sus 30 años como "Ciudad Patrimonio de la Humanidad" el Gobierno Regional se tome más en serio la forma de divulgar la importancia de su Patrimonio Mundial en sus tierras y aprenda a 'poner en valor' la historia democrática de su país. Esperemos que para ese momento podamos hablar sobre una exposición que valorice la vida y la obra de, por ejemplo, Marcos Ana, poeta y represaliado que más tiempo ha estado en la cárcel como preso político. 

• El 26 de noviembre del 2016 se celebraba el XXX aniversario de la Ciudad de Toledo como "Ciudad Patrimonio de la Humanidad", con una ambiciosa agenda de actividades que perdurarán hasta el 2017. En estos momentos, en la capital de nuestra Región se está dando un intenso debate sobre la situación habitacional y calidad de vida para aquellas personas que vivan en el centro histórico. Esto anima a pensar mucho sobre la mala gestión de las celebraciones en nuestras ciudades históricas, porque posiblemente, este debate aparezca en Cuenca; si no existe ya. Tenemos ciudades Patrimonio de la Humanidad sectorizadas en Turismo y Servicios, sin ofrecer unas condiciones óptimas para la vida cotidiana. Y aquí lo dejo, porque esto trae para un debate largo y tendido.

A todo esto, sumarle cuestiones más generales sobre el tratamiento y divulgación del patrimonio histórico de Castilla La Mancha; que son, desde mi punto de vista, de vital importancia para un mejor conocimiento de la sociedad sobre la materia:

• Una web regional totalmente desactualizada y anticuada.

• Más de 60 bienes patrimoniales abandonados al deterioro más absoluto, e integrados en el Inventario de La Lista Roja de Patrimonio. Se trata de un listado que recoge la Asociación Hispania Nostra con el fin de dar a conocer aquel patrimonio que corre peligro. 

Este es el panorama que debidamente debe quedar analizado y solucionado dentro de este Plan Estratégico que parte del Área de Cultura. Y, sobretodo, este Plan tiene que contar con lo más importante: la ciudadanía castellano-manchega. El Patrimonio Histórico, como elemento cultural, tiene que ser accesible a toda la sociedad. Y, claro está, las administraciones pertinentes tienen el deber de protegerlo, investigarlo y adecuarlo para nosotras. Nuestras gentes han decidido tomar las riendas de lo que le pertenece por herencia, y exigirle a sus gobernantes la gestión de este rico legado. Hablamos de movimientos sociales y asociaciones que se han movilizado para la protección y divulgación de sus edificios históricos más próximos; siendo un excelente paradigma de participación ciudadana en la Cultura. Alguno de estos ejemplos son movimientos como el Foro Social de Campo de Criptana (Ciudad Real) y su Inventario de Patrimonio, la recuperación del Mausoleo Hispano Romano de Las Vegas de San Antonio (Toledo) por parte de la propia ciudadanía y La Venta Borondo de Daimiel (Ciudad Real) con una Asociación con el mismo nombre. 

Considero de vital importancia hablar de estos movimientos, 'ponerlos en valor', y que cada una de nosotras lo exijamos en nuestra localidad. Porque en un ambiente tan rural, como nuestras comarcas, hablamos de enclaves que enriquecen y nutren nuestras raíces. Además, la creación de puestos de trabajo en este sector cultural asienta a la población en su comarca, frenando el ya odiado éxodo rural. Al 'poner en valor' nuestro patrimonio histórico local, se abre un mundo de posibilidades de cómo articular aspectos tan ricos como naturaleza-patrimonio y gastronomía, donde toda la localidad puede volcar su imaginación y creatividad para crear nuevos modelos de gestión sobre su legado local. Por tanto, exijamos en nuestros Ayuntamientos más medidas de participación ciudadana y herramientas con las que volcar las propuestas y expectativas que nos surjan; también en el ámbito de la cultura. No es un deber que tenemos que hacer como ciudadanas, sino una alegría. La alegría de crear, imaginar y hacer cómo valorar nuestra herencia más próxima: el patrimonio local. 

Miriam Salgado Fernández
Responsable del Área de Cultura y Patrimonio de IU CLM.