martes, 29 de abril de 2014

Sector eléctrico: ¿Y por qué no un ERE de verdad?

Con cuatro años, el niño sabe que tiene dos formas de atacar la burbuja inflada de  sus globos. La más estúpida, pincharlos, y la más razonable, desinflarlos para seguir teniendo globo. En nuestro ámbito energético no ha sido el caso de nuestros Ministros educados en  las escuelas más prestigiosas mundiales, o de los empresarios del kilovatio sacerdotes del universo liberal pero amamantados en las ubres de lo público. Parece que nunca asistieron a la escuela primaria de cualquier pueblo o tuvieron compañeros de pupitre con sabañones o tirachinas de cerezo. Ellos, de siempre, conocían como talibanes marxistas – de cualquier Marx- el devenir de los negocios y las aspiraciones humanas.

Ignacio Sánchez Galán Pte de IBERDROLA
¡Qué indigencia la del Ministro de Industria y antes Consejero áulico del Presidente Zapatero para confesar sin el más mínimo rubor que la burbuja de las renovables era una ola imparable auspiciada por las Comunidades Autónomas, por un Parlamento subido de copas desarrollistas y por una banca que financiaba lo que se pusiera por delante con equipos técnicos que sabían de subvenciones lo indecible. Si esto se sabía, y ya las opiniones más razonables aconsejaban un aterrizaje más suave de las subvenciones a las tecnologías más maduras, y solo con copiar las regulaciones en renovables de los países de nuestro entorno el desinfle – que no el destrozo- de uno de los sectores tecnológicos en los que España había tenido presencia mundial hubiera seguido la senda del desarrollo. Un Ministro debe servir para algo más que para enseñar la cartera negra del día de su nombramiento. El argumento actual del hoy ex ministro de que con los beneficios de las eléctricas en España financian sus inversiones en el exterior solo  le puede llevar a que le suspendan los alumnos a los que parece que hoy siguen sus clases y si no lo hacen así justificarían el bajo nivel con el que se clasifican a las Universidades españolas.
Pero a la miopía del Ministro contribuyó el poder de uno de los sectores más opacos, con más poder, y que desde siempre, a pesar de pequeñas escaramuzas,  tiene capturado al poder político. Ya sea desde los propios despachos del Ministerio de Industria o desde los entes mal llamados reguladores -antes Comisión Nacional de la Energía y ahora de los Mercados y de la Competencia. Es el sector eléctrico aglutinado a través de UNESA, y cuenta, entre otros, con personajes  que hace años defendieron la liberalización del sector eléctrico para bajar los precios de la electricidad para conseguir años después la paradoja inevitable de la electricidad más cara de Europa (No se citan las dos excepciones europeas para no ruborizarse).
Acusan hoy de este encarecimiento a las ayudas a las renovables. Y se han gastado millones en publicidad autoexculpatoria tan extravagante como las de las facturas que nos remiten mensualmente, que ni el propio Ministro de Industria sabe interpretar. Hace unos años estas ayudas les parecían poco, porque ellos con su poder oligopolístico habían conseguido el grueso de la tarta de las ayudas públicas. Y en este circo, el vocero antirrenovables -como si hubiera perdido la memoria de su propia historia mendicante ante las subvenciones- es el propio Presidente de Iberdrola, Sr Galán
Lo cita en un reciente artículo en Infoilibre el Vicepresidente de la Fundación Renovables, Domingo Jiménez Beltrán: “el bien pagado (más de siete millones de euros en 2013) presidente de Iberdrola, olvidaba que durante los últimos cinco años no ha hecho otra cosa que exigir tanto al anterior Gobierno como a éste la modificación retroactiva de la retribución de las renovables, especialmente de las que él no había conseguido ser líder, como el caso de la fotovoltaica y especialmente de la termosolar. Se olvidaba el señor Sánchez Galán de que cuando inauguraba en 2009 la planta termosolar de Puertollano (que nunca ha llegado a funcionar en condiciones) se presentaba como pionero en una apuesta por la innovación. Su entusiasmo entonces por la tecnología termosolar le llevó a presentar nueve instalaciones en el Registro de Preasignación creado en 2010, pero al ser rechazadas sus propuestas pasó a demonizar la tecnología denominándola despectivamente “híbrida gas-sol” y afirmando que era “diez veces más cara” que las convencionales
Y, como cuando en una mala tarde de toros el espada pide el sobrero para demostrar quién es él, el Presidente de Iberdrola se ha atrevido a proponer en Bruselas una novedad que lleva años novedándose en Bruselas: Una regulación comunitaria que armonice inversiones y en definitiva el marco regulatorio eléctrico europeo. El Lobby eléctrico muy fuerte en Bruselas lo lleva proponiendo desde hace años, pero los intereses son tan dispares, la industria energética en cada país es tan potente, nacionalizada y fuertemente regulada en cada gran país que lo que el señor Galán ha propuesto es una  banalidad de cristal  si detrás no pone las líneas maestras de esa pretendida regulación comunitaria. Porque detrás de la retórica hay que colocar los principios, los objetivos tales como: más o menos descarbonización, menos o más renovables como se afianza en Alemania o Dinamarca o se apunta en Francia. Inversiones que potencien una red de transporte más interconectada o nuclearización en retroceso o potenciación del lobby nuclear.
Y una pregunta final. Para estos dirigentes de Endesa, Gas Natural, Fenosa, y finalmente Iberdrola que han conseguido con sus políticas que ellos han adornado con el brillante apelativo de  liberalización pero bien atadas a la intervención estatal en cada Marco Regulatorio que proponen y que tanto daño están causando a la ciudadanía, no se ha inventado un modelo de ERE societario que los ponga de patitas en la calle con la misma facilidad con la que ellos los aplican en sus empresas con resultados brillantes a través de políticas tan nefastas para la ciudadanía?

Francisco Laguna. Economista

sábado, 26 de abril de 2014

¿VAMOS A PERMITIR QUE EL BUNDESBANK NOS SIGA GOBERNANDO?

Me temo que las elecciones europeas del 25M no moverán a mucha gente de su casa para ejercer el voto. La idea de Europa como territorio común es una entelequia que solo se materializa en forma de recortes y pérdidas de derechos laborales en los países del sur. Europa ha vuelto a ser raptada, pero esta vez no ha sido Zeus metamorfoseado en toro mitológico. El captor lleva una calculadora por corazón y unas tijeras en cada mano prestas a recortar los principios que en teoría la representan: libertad, democracia, respeto a los derechos humanos, tolerancia, solidaridad, igualdad entre hombres y mujeres…
Se llama Bundesbank y cuenta con esbirros infiltrados en la política de todo el continente. Aquí también, of course. Si votamos por los partidos que aplican borreguilmente su doctrina económica podemos ver como se corrompen los valores expuestos para construir la alianza europea. El poder financiero se impone definitivamente sobre los derechos de los pueblos. Se habla de una Europa a dos velocidades pero, los que no pertenecemos al núcleo duro, no avanzamos ni siquiera un palmo. Al contrario, vamos de culo y cuesta abajo.
En ese vagón de cola viajamos los PIGS (cerdos). Un lastre para la Unión Europea alemana y francesa, que no se cansan de repetirnos que estamos pagando el justo castigo por haber permitido que sus bancos, haciendo gala de una excelente visión comercial, les prestaran dinero a los nuestros para el suculento negocio de la burbuja inmobiliaria. Encima nos quieren hacer creer, algunos ya lo han hecho a base de escuchar la cantinela, que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades.
Esos, los que se lo han creído, depositaran su voto, como ya hicieron antes, en los adalides de ese modelo europeo desviscerado que tan bien representa la bicefalia partidista. A muchos les podrá el hastío y la desconfianza y se abstendrán de participar en lo que se les antoja como una comedia sin ninguna gracia. En ambos casos gana la banca. Claro, que escuchar a Rubalcaba afirmar que quien gobierna con la derecha en Extremadura es IU invita a darle portazo en Andalucia y así justificar lo que realmente está buscando, la gran coalición a la alemana PP-PSOE  y retirarse al menos con cargo de ministro.
Las opciones para salir de la tiranía del Bundesbank existen, aunque tan atomizadas que todavía no suponen una grave amenaza para la Bestia. Las ciudadanas y ciudadanos que defendemos la libertad, la igualdad y los derechos humanos (incluso allende las fronteras de esta fofa y negra Europa) no podemos rendirnos. No somos tan pocos ni tan débiles. Aglutinando fuerzas y creando alianzas podríamos rescatar a la cautiva y enjaular a su raptor en el museo de los horrores de la historia. Ojalá tomemos nota de cara a las elecciones generales de 2015 de la torpeza que supone presentarnos con la misma disgregación que a las europeas: IU, La Izquierda por el derecho a decidir, Los pueblos deciden, Podemos, Primavera europea, Movimiento Red, Recortes 0, Partido X... 
Pero si nos dejamos vencer por la decepción, el escepticismo o la pereza, lo dicho: La banca gana y todos los demás perdemos. ¿Vas a votar al Bundesbank? ¡Yo, ni de coña!

jueves, 24 de abril de 2014

PODER, BANCA Y MEDIOS DE COMUNICACIÓN

¿Qué coyuntura vive hoy la prensa en el estado español? “Catastrófica”, zanja un periodista de fino análisis y largo
Portada de El Pais sobre las marchas del 22M
recorrido, Pere Rusiñol, quien tras muchos años en
 El País y pasar por Público, actualmente simultanea trabajos en eldiario.es, Alternativas Económicas y la publicación satírica Mongolia. En los últimos cuatro o cinco años se ha hundido, y de manera irreversible, el modelo según el cual los medios proporcionaban información para que los ciudadanos tomaran decisiones”. No se trata de idealizar el pasado, pero “creo que lo mejor es que esto se hunda para construir otros modelos en que el periodismo sea posible”, ha aseverado en el Fórum de Debats de la Universitat de València.

El fenómeno remite, a juicio de Pere Rusiñol, a dos factores. Primero, se ha producido una crisis del modelo de negocio comunicativo tradicional, debido a la influencia de Internet pero, sobre todo, a que los grandes grupos mediáticos siguieron –a finales de los 90 y principio de los 2000- las mismas pautas que el capitalismo de “casino”. En términos más simples, el objetivo consistía en generar valor para los directivos de unos grupos inmersos en dinámicas especulativas, con dinero regalado por los bancos. No serían, por tanto, las empresas mediáticas sino una industria más en las dinámicas de la época (con más de 10.000 periodistas despedidos desde que empezó la crisis).En los últimos años han confluido múltiples factores que explican la degradación mediática. Se le suelen achacar a Internet buena parte de los males, pero el problema no se limita a la influencia de la Red. De entrada, prácticamente todas las empresas periodísticas (prensa, radio y televisión) se hallan en quiebra. No generan ingresos, siquiera, para cubrir una décima parte de las deudas contraídas. Pero como estas empresas producen información, cuentan con capacidad para configurar la opinión pública y construir realidades, los bancos se han hecho con ellas para servir a sus intereses.
Uno de los casos paradigmáticos lo constituye el grupo Prisa. En 2007 (antes de que estallara la crisis), El Paísera un periódico rentable, buque insignia de un grupo cuyos beneficios rondaban los 140 millones de euros. Pero fue acumulando deudas hasta alcanzar los 5.000 millones de euros. En términos comparativos, los titulares de la época elevaban a esta misma cantidad la deuda (agregada) de todos los clubes de fútbol. En resumen, “la situación de los medios se fue a pique cuando reventó la burbuja; y no hay un periodismo sin un mínimo de solvencia económica”, resume Pere Rusiñol.
Ocurre que en circunstancias normales las empresas cerrarían las puertas, pero al tratarse de empresas mediáticas a los bancos les resulta más rentable (y no sólo en sentido económico) quedarse con las mismas. Por ejemplo, si la banca necesita que España pida un rescate financiero a la Unión Europea o requiere toneladas de dinero en préstamos a nulo interés del Banco Central Europeo, es mucho más “útil” que esto lo apoye un periódico (considerado para muchos de izquierdas) como El País, que no una campaña publicitaria. En el caso del rotativo de Prisa, ha pasado de una deuda de 5.000 millones de euros a una de 3.000. Los 2.000 millones de euros de mengua corresponden a un crédito sindicado por parte de La Caixa, el Banco de Santander y el HSBC, que han ingresado como accionistas (de referencia) en la empresa.
La familia Polanco, que tradicionalmente controlaba El País, podía tener muchos intereses en el periódico, pero son muy superiores los de los bancos accionistas en un contexto de rescates, planes de austeridad, privatización de servicios públicos, desahucios y estafa de las preferentes. Antes de la nacionalización, el principal accionista de YPF era Repsol, cuyo principal accionista es La Caixa, a su vez accionista de El País. ¿Qué posición defenderá este medio ante el gobierno de Cristina Kirchner y el proceso nacionalizador de YPFen mayo de 2012? Por lo demás, si en otra época resultaban inverosímiles las críticas a Polanco, ahora sucede lo mismo con los bancos accionistas.
La composición de los Consejos de Administración
Pere Rusiñol destaca que de los 16 miembros del consejo de administración del grupo Prisa, 12 han sido directamente colocados por el sector financiero o grandes fondos de inversión. Pero algo muy parecido sucede con La Vanguardia. El dueño del grupo Godó, Javier Godó, que edita el diario, es vicepresidente segundo de La Caixa y consejero de Caixabanc. En el caso de El Periódico de Cataluña, formalmente está en manos del grupo Zeta y de la familia Asensio, pero el consejero delegado del Grupo, Juan Llopart, es una persona muy vinculada a La Caixa. Nadie escapa de la simbiosis entre poder financiero y medios de comunicación. En el consejo de administración del ABC se sientan el Banco de Santander y el BBVA. José Manuel Lara, presidente del Grupo Planeta y vicepresidente del Banco de Sabadell, apuesta a diferentes bazas: Antena 3 (PP), La Sexta(“progresista”) y La Razón (compró este periódico, comenta Rusiñol, únicamente para que le dieran una televisión). En su día también Lara cruzó intereses en periódicos tan dispares como Avui y La Razón. Por otro lado está El Mundo, en manos de una multinacional italiana –RCS Mediagroup- y de la banca de este país, que puede sacar informaciones que afecten a la familia Botín, por ejemplo, a quien no se considera más que un competidor financiero.
Recuerda Pere Rusiñol que la autoridad reguladora de Reino Unido multó a 13 bancos por obligar a los clientes a contratar seguros vinculados a las tarjetas de crédito, y de este modo garantizarse el negocio. El Banco de Santander era una de las entidades implicadas. “La noticia salió en todos los periódicos del mundo; en muchos casos en la portada, pero no ocurrió así en España; de hecho, El País informó citando a una serie de bancos, pero no al Santander”, explica el periodista. Remató con la coletilla “entre otros”. El presidente de La Caixa, Isidre Fainé, cobró una pensión de 24 millones de euros sin haberse jubilado, lo que (aunque fuera legal) no se publicó en ninguno de los grandes medios españoles. Casos parecidos han dado lugar a debates públicos en países como Suiza o Francia.
A pesar de la crisis, explica el periodista, “los medios tienen una gran capacidad para hacer ver que nada ha cambiado”. Pueden mostrar dramas humanos, hacer recreaciones literarias y hasta poética con la inmigración o los desahucios, “pero no explicar cómo han pasado las cosas y señalar a los responsables: el porqué de los hechos, por ejemplo, la estafa de las preferentes y las 700.000 personas afectadas”.
La segunda pata por la que ha quebrado el modelo en los últimos cinco años es la publicidad. En la prensa española la dependencia de la publicidad era tradicionalmente inferior (en torno al 40% de los ingresos del periódico) a la de otros países, como Estados Unidos. Además, el reparto de la “tarta” publicitaria se daba entre muchos anunciantes. Pero las cosas han cambiado. Entre los años 2008 y 2013, los ingresos publicitarios en la prensa han caído en 700 millones de euros; 1.300 millones de euros en la televisión durante el mismo periodo, mientras que en Internet se ha producido un incremento en este capítulo de 80 millones de euros.
Los grandes anunciantes y el control de los medios
Las Administraciones públicas, las multinacionales y los bancos son hoy los grandes anunciantes. Las grandes compañías y la banca, cuando se anuncian, no lo hacen con el fin de “poner en valor” sus productos, sino fundamentalmente de controlar a los medios de comunicación. Así, Telefónica gasta mucho más anualmente en anuncios de lo que ingresan en publicidad El País, El Mundo y La Razón. ¿Con qué objetivo? En 2013 tuvo lugar en Barcelona una huelga de hambre de más de un mes contra los despidos en Telefónica. Organizaciones sociales, sindicales y diputados hicieron acto de presencia para apoyar a los huelguistas. Pero los medios no informaron. La Administración es el otro gran anunciante. El Metro de Madrid y el Canal de Isabel II, también en la capital, han invertido grandes sumas en los medios.
Prácticamente todas las empresas periodísticas (prensa, radio y televisión) se hallan en quiebra. Pero como estas empresas cuentan con capacidad para configurar la opinión pública y construir realidades, los bancos se han hecho con ellas para servir a sus intereses
Todas estas transformaciones han dado lugar a sustantivos cambios en las redacciones. En 2013 El País aprobó un ERE que supuso el despido de 140 trabajadores. “Sobran buenos periodistas; algunos de los mejores de España, con 30 años de experiencia, resultaron despedidos”. Prisa se ahorró 14 millones de euros con el ERE. Cuando Prisa salió a bolsa en 2000, la acción se cotizaba a 20 euros, mientras hoy vale 0,3 euros. Los emolumentos del consejero delegado, Juan Luis Cebrián, caminaron en sentido inverso, hasta alcanzar los 14 millones de euros en 2012.
En cuanto a los contenidos, hay una cuestión de fondo. Pere Rusiñol explica que durante décadas los medios de comunicación actuaron como intermediarios entre ciudadanos y, por otra parte, políticos, empresarios, anunciantes y otras organizaciones. “Pero con Internet y, sobre todo, con las redes sociales, el cambio se produce porque no hace falta pasar por estos medios tradicionales”. A la hora de informarse, pero también de publicitarse. “La red social constituye una gran plataforma para la publicidad encubierta”. Internet y las redes ha provocado asimismo una caída de los precios por la inserción publicitaria.
Nuevos modelos independientes
Hemos de hacer otros medios de comunicación”. Dos ejemplos pueden ser Alternativas Económicas(constituido como cooperativa) y Mongolia. Pero estos nuevos modelos requieren que la gente demande información de calidad. De este modo, el periodista puede equivocarse, como en cualquier oficio, pero será independiente de Lara, Fainé o los grandes banqueros. “Si la información no la paga el público, la pagarán la publicidad institucional o la de las multinacionales”, opina Pere Rusiñol. Y esto tiene implicaciones decisivas. Por ejemplo, a la “caída” de Pedro J Ramírez como director de El Mundo contribuyó la retirada, de modo concertado, de la publicidad institucional que los ministerios insertaban en el rotativo. Al final, salvo que la información la elabore un activista en condiciones de precariedad, “siempre hay alguien que paga la información. Y el público ha de pagarla si quiere que sea independiente”.
La burbuja inmobiliaria y financiera en el estado español tuvo una dimensión fabulosa. Los bancos permanecen llenos de productos tóxicos y aún viven de la “barra libre” del BCE. ¿Se da el mismo horizonte mediático en otros países de la Unión Europea? En Francia Le Monde está participado por el sector financiero (además, uno de sus accionistas es el grupo Prisa); Liberation, que en su día echó a andar por suscripción popular, está hoy en manos de la banca Rothschild. Aunque el caso inglés, según Pere Rusiñol, es diferente, dado que existen medios solventes que la gente compra.
Los medios tradicionales han perdido el monopolio informativo y, sobre todo, mucha credibilidad”. Ahí está, estridente en la pequeña pantalla, el fenómeno de las tertulias. Recuerda Pere Rusiñol que más del 50% de los contertulios son seleccionados por los jefes de prensa de partidos políticos e instituciones. “A ese punto hemos llegado”. ¿Alternativas? “Son buenos momentos para el cooperativismo, como se hacía a principios del siglo XX”. Volver a los orígenes y picar piedra. Con mucha humildad.

Enric LlopisPeriodista. || [Rebelión].

Crónica Popular

domingo, 20 de abril de 2014

SUENAN TAMBORES Y NO SON DE GUERRA... ES SEMANA SANTA OBLIGATORIA

La pasada noche, como de costumbre saque a mi perra a pasear y, de pronto, un tumulto encapirotado se cruzó a nuestro paso aporreando los tambores como si no hubiera un mañana.
El pobre animal, creyéndose sin duda presa de alucinaciones, entró en pánico y me arrastró de nuevo hasta mi casa. Si los cánidos piensan (a su manera yo creo que sí), la mía debió creer que aquello era el fin del mundo. No se le puede reprochar. Aún recuerdo, como si fuera ayer, la primera y única vez que mi padre, no se porque extraña razón, tuvo a bien llevarme a una procesión. Yo debía de tener unos cinco años y acabábamos de mudarnos a Puertollano. En mi memoria permanece esa mezcla de olor a incienso y cirios, el ruido atronador de los tambores y el terror que sufrí a causa de tanto fantasmagórico encapuchado. Aquella experiencia fue suficiente para que se desarrollara mi pagana y salvaje resistencia. Los curas se encargaron de asentarla con los años.
Desde una perspectiva agnóstica, como la de mi perro o la de un crío de cinco años, la semana santa española aparece como un espectáculo gore y siniestro en el que se exalta morbosamente el sufrimiento. Dan ganas de correr en otra dirección. Pero si además reflexionas sobre la inoportunidad de que un estado aconfesional permita que un culto tome las calles de sus ciudades alterando la circulación y ensordeciendo al personal día y noche, y que se les proporcione infraestructura logística y un servicio de seguridad, que pagamos entre todos aunque seamos más ateos que Marx, la charada es perfecta.
No hay más que ver a ciertas autoridades, como a nuestros alcaldes y alcaldesas, socialistas dicen ser ellos y ellas, formando parte del folklore en estos cortejos religiosos. ¡Cómo les ponen los crucifijos y los palios! A mí, ya me perdonarán ellos y ellas, pero me traen reminiscencias de otro político infausto que gozaba como nadie de que le llevaran bajo palio. Col alzas, eso si, porque de lo contrario no se le veía.
A quienes criticamos esta esquizofrenia nos achacan falta de sensibilidad religiosa. Nada más lejos de mi intención. Esos cofrades que lloran a lágrima viva cuando dios decide que diluvie al paso de sus carrozas coronadas por idolillos de madera me provocan una ternura incomprensible. Y un mucho de risa, para qué negarlo. Pero, ¿quién soy yo para juzgar las incongruencias de otros? Bastante tengo con las mías. 
Es otra cuestión la que me irrita. ¿Se imaginan las calles cortadas por procesiones musulmanas que desfilaran a cualquier hora tocando trompetas? Y si además estos actos duraran toda una semana y fueran sufragados por las arcas públicas, ¿qué dirían? Pues eso. Y si fueran manifestaciones, ni les cuento  las que montarían los que se flagelan pecho y espalda para purgar los pecados de todo el año.
La realidad es que nadie piensa en la sensibilidad de los laicos, que nos vemos obligados a asistir, si queremos salir de nuestras casas, a esta dramatización morbosa de un hito religioso sustentado en falsedades históricas. Esto son lentejas… en pro de la marca España. Ajo y agua.
Me parece que seguiré el instinto de mi perra y cada semana santa me recluiré en casa, con suerte en la tele pondrán Ágora en lugar de Ben Hur. Otra alternativa es aprovechar el día para coger espárragos y cardillos y disfrutar de una buena tortilla mientras ellos procesionan.
Plumaroja

jueves, 17 de abril de 2014

PUERTOLLANO DESAHUCIADO, LAS CAUSAS DE LA CRISIS

Puertollano desde el monumento al Minero
Puertollano no solo fue desahuciado en el parcial reportaje de la 6ª Columna, también fue ninguneado ya que sus guionistas, para que ninguna opinión les alterara el guión escrito con antelación, optaron por testimonios externos a nuestra localidad o viciados por aspiraciones políticas frustradas y rencillas personales. Un amigo madrileño me confirmó los peores presagios: su conclusión, tras los apenas cuatro minutos de reportaje, es que habíamos derrochado el dinero y, como todo español, habíamos vivido por encima de nuestras posibilidades.
Que Puertollano vive uno de sus peores momentos no lo discute nadie, pero trivializar en las causas de la crisis y no poner el foco en las causas y en los auténticos responsables me parece temerario e irresponsable. Por mucha frustración que uno acumule y por mucha inquina que se le tenga al anterior alcalde, las causas de la crisis de Puertollano son tan claras que solo la estulticia puede negarlas.
En 1873 se descubren los recursos carboníferos de Puertollano y desde entonces se han venido explotando. Además, en 1942 se fundó la Empresa Nacional Calvo Sotelo (ENCASO) para la obtención de petróleo destilando las pizarras bituminosas de nuestra cuenca minera. En ENCASO y las características singulares de nuestra cuenca minera está el origen del importante complejo petroquímico de Puertollano. Indiscutiblemente, la cuenca minera de Puertollano fue clave para la economía española y ha sido decisiva en la evolución de nuestra comarca. La cuestión es si el carbón, con los fondos MINER, ha prestado el último servicio a Puertollano o aún tiene mucho que aportar a nuestra economía.
Atendiendo a lo que indica el Instituto Nacional del Carbón, este tiene un importante papel que jugar en el mix energético español. Dentro de unos 50 años se habrán agotado las actuales reservas de petróleo y gas natural, mientras que las reservas de carbón podrán seguir consumiéndose al menos durante otros dos siglos. Además, mientras que las reservas de aquellos están concentradas en un reducido número de países, por lo general en zonas conflictivas que pueden poner el peligro el abastecimiento, el carbón está repartido por todo el planeta y sus precios son más asequibles, lo que le debe convertir en uno de los principales recursos energéticos del futuro. Los expertos aseguran que en los próximos 25 años su consumo se triplicará a nivel mundial, y la Asociación Española de la Industria Eléctrica ha calculado que en el año 2030 las centrales térmicas seguirán siendo las principales productoras de energía. Sin embargo, para que tenga éxito es fundamental su uso eficiente y ecológico y emplear «tecnologías limpias» destinadas a producir energía de manera económica y a respetar el medio ambiente al reducir las emisiones nocivas (dióxido de carbono, azufre, óxido de nitrógeno). De esas tecnologías sabemos mucho en Puertollano y ELCOGAS es la prueba empírica de que se puede generar energía de forma limpia teniendo al carbón como combustible. Lo que no se entiende, o si, es que este gobierno no apoye con primas un proyecto como el de ELCOGAS en lugar de reabrir Garoña.
Otra tecnología viable ambientalmente son las «centrales de combustión de lecho fluido» en las que el carbón se quema aplicando una corriente de aire sobre un lecho de partículas inertes como piedra caliza, mejorando el rendimiento de la combustión del carbón y disminuyendo el impacto ecológico. Eon, que actualmente desmantela la vieja “Sevillana”, se planteó sustituirla por una central de lecho fluido, pero la falta de apoyo institucional y los recortes les terminaron desanimando. Esperemos que ahora recupere ese proyecto para Puertollano.
A largo plazo, las tecnologías de captura y almacenamiento de CO2, que evitan la expulsión a la atmósfera de este gas de efecto invernadero, tienen un enorme potencial porque el carbón podría convertirse en un elemento fundamental de una economía futura basada en el aprovechamiento energético del hidrógeno. Además, las investigaciones en torno a los combustibles líquidos a partir de carbón, que ya se realizan en Sudáfrica, Estados Unidos y varios países europeos, también representan opciones de futuro.
La UE es consciente del valor estratégico del carbón y financia proyectos para este tipo de tecnologías estando previstas para este año ayudas por 12 millones de euros. Algunos países europeos empiezan a apostar por el carbón. En Alemania es el principal generador de electricidad, y en Gran Bretaña se está volviendo a ver con interés tras las constantes subidas del petróleo, Italia está pasando al carbón algunas de sus plantas alimentadas por petróleo. En España, mientras tanto, seguimos a lo que digan los oligopolios eléctrico y energético, comprando carbón extranjero mientras nuestras ricas cuencas mineras agonizan. Creo que esto podrá entenderlo hasta el mismo Pedro Adán y cuando le pregunten por la crisis de Puertollano podrá recurrir a datos reales en vez de inventarse culpables.
Vayamos ahora con la otra víctima de nuestros gobernantes: las energías renovables. Imagínese que usted invierte en un negocio de acuerdo con unas normas aprobadas por el Boletín Oficial del Estado. Se endeuda en una empresa para la que contaba con unos incentivos –llamados primas– para contribuir a la inversión y a la implantación de un modelo energético fundamentado en energías renovables y limpias. Y suponga que, una década después, el BOE dice algo completamente distinto: el Consejo de Ministros ha aprobado que los incentivos caigan un 20% y que los cálculos para recibirlos serán revisables cada seis años.
El Decreto, aprobado recientemente por el actual gobierno, desarrolla una Ley del Sector Eléctrico que impone cobrar un impuesto a quien utilice su tecnología, la de usted (peaje al sol), y que la parte de su negocio, el de usted, se reduce por el reequilibrio de la factura de la luz (cada vez cuenta menos el consumo y más la energía contratada).
Pues bien, todo esto es lo que les ha pasado a las energías renovables: se cambia una norma con carácter retroactivo y se genera incertidumbre sobre el futuro. “Retroactividad e inseguridad jurídica”, es la jaculatoria que no dejan de repetir los afectados. ¿Consecuencias? Un sector boyante, a la cabeza en Europa, como el de las energías renovables, está sumido en una crisis sin precedentes por los cambios legales del Gobierno mientras al Ejecutivo se le acumulan los recursos internacionales al amparo del Tratado de la Carta de la Energía, en virtud de una supuesta violación de la seguridad jurídica de las inversiones.
Claro, que los recortes a las renovables tienen un pasado y las contradicciones del PP tienen un enemigo implacable: las hemerotecas. Vean lo que decía Arias Cañete, candidato popular al Parlamento Europeo y probable Comisario, el 18 de mayo de 2010 en el Congreso de los Diputados, refiriéndose a decisiones del entonces Ministro Miguel Sebastián: “usted, con sus bandazos normativos en la retribución a las renovables ahuyenta la inversión e incurre en las mismas prácticas de quiebra jurídica de algunos Gobiernos sudamericanos que han puesto en riesgo inversiones españolas”.
El daño infringido por el actual gobierno a las renovables, por ende a Puertollano que había puesto buena parte de sus huevos en esta cesta, es de tal calibre que Bruselas ha criticado a España por los duros recortes “retroactivos” aplicados, así como por las trabas impuestas a la inversión privada para impulsar este tipo de tecnologías, como el autoconsumo que ha sido penalizado con diversos peajes que hacen inviable su inversión y amortización en un plazo razonable de tiempo. La asistente a la Dirección General de Energía de la Comisión Europea, Tatiana Márquez Uriarte, en una presentación en el Club de la Energía para explicar la comunicación lanzada por el propio presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, sobre la hoja de ruta energética a 2030, decía que la retroactividad de las medidas puestas en marcha en España, al igual que en otros países, provocan una fuerte incertidumbre y afectan a la credibilidad del Gobierno.
gráfica de los recortes a las EE.RR.

Posibles sanciones
El problema al que se puede enfrentar España ahora es a una sanción por parte del Ejecutivo comunitario, sobre todo por imponer trabas a la inversión privada y que podrían dificultar los objetivos en renovables fijados para 2020. Márquez señaló que algunos obstáculos como las que se han impuesto al autoconsumo a través de placas fotovoltaicas van en contra de la Directiva Europea: “Nos preocupan las barreras adoptadas en la regulación actual porque no se debe poner obstáculos para quienes se decanten por realizar inversiones privadas”. Desde la Unión Europea se impulsó como "vinculante" el objetivo de que en 2020 la cuota de renovables en el consumo final sea del 20% para todos los países miembros.
Actualmente, España se encuentra en un objetivo del 15% en el consumo final de energías limpias y “no se puede vaticinar si logrará el objetivo”, afirmó Márquez, que también reconoció que la moratoria a las renovables y los prolongados plazos de inversión dificultan este requerimiento. Sobre este aspecto, ya se pronunció hace unas semanas el comisario europeo de Energía, Günter Oettinger, en respuesta a una pregunta parlamentaria del eurodiputado de Convergència i Unió (CiU) Ramón Tremosa, donde no descartó la posibilidad de que el Ejecutivo comunitario opte por la vía de las sanciones si España no logra cumplir con el objetivo impuesto por la Comisión.
Además, Bruselas ya ha preguntado en dos ocasiones por la tasa del 7% aplicada de forma indiscriminada a todas las tecnologías, incluidas las renovables, que no pueden repercutir el impuesto. Si la Comisión no queda conforme con la contestación del Gobierno español podría abrir un expediente sancionador por considerar que se trata de una medida contraria a Derecho de la Unión.
Los recortes son ideológicos
El 10 de marzo de 2014, Thomas Becker, consejero delegado de la Asociación Europea de Energía Eólica (EWEA) consideraba guiado por “la ideología” el recorte aplicado a las energías renovables en España.
En opinión de esta patronal europea, el Ejecutivo del PP “daba el peor ejemplo posible a otros países y provocará la desindustrialización y la pérdida de liderazgo mundial del sector”. Estas declaraciones se producían antes de la inauguración de EWEA 2014, la mayor feria eólica de Europa. La industria se daba cita en esta muestra en plena crisis del sector en España, que prevé verse afectado con un impacto económico de entre 700 y 1.200 millones de euros. Según las previsiones, con la nueva reglamentación el 38% de los parques eólicos se quedarán sin primas a la producción.
Por su parte, José Miguel Villarig, presidente de la Asociación de Productores de energías Renovables (APPA), culpaba al gobierno Rajoy de partir de “un diagnóstico equivocado” al considerar a las renovables como culpables del déficit de tarifa.
Visto lo visto, quedan meridianamente claras las causas de la crisis que padece Puertollano y su comarca: “nos hirieron de muerte, con razones espurias, al otrora pujante carbón y provocaron el primer éxodo poblacional; nos han venido reajustando periódicamente el complejo petroquímico en aras a la competitividad no justificada de una empresa que hace décadas perdió los lazos afectivos y/o sociales con Puertollano, provocando nuevos pequeños éxodos; y nos han robado el futuro aplicando recetas ideológicas liberales a la opción de desarrollo industrial y tecnológico que habíamos elegido, lo que puede provocar el mayor de los éxodos y que Puertollano sea solo el sueño de lo que pudo haber sido y nuca fue: la ciudad internacional de la energía”.
Y, como me hierve la sangre ante la felonía cometida históricamente con este pueblo, no puedo por menos que reivindicar los “huevos” de aquellos mineros que se movilizaron por un jornal de 30 duros, por no dejarse la vida en la mina y por seguir siendo mineros. A ellos les robaron su mina y a nosotros nos han robado las energías renovables unos gobernantes que deberían llenar las cárceles por cobrar casi 6 millones de euros en sobresueldos, buena parte de ellos en dinero negro.
El problema es que en este país ya solo tienen “huevos” el toro de Osborne y el caballo de Espartero. Los españoles solo tenemos “coraje” para hablar del Madrid o del Barça y así nos va, con el 30% de la población sumida en la pobreza y seguimos aguantando a banqueros ladrones, empresarios corruptos y un partido de gobierno que se financia y paga con dinero negro.  

Plumaroja

martes, 15 de abril de 2014

PADRES DE LA PATRIA... PADRES DE SU TRANSICIÓN

Billy el Niño y el capitán Muñecas saliendo del juzgado
Durante aquellos largos años de la dictadura (que gente como Mayor Oreja recuerda como un periodo de extraordinaria placidez) las torturas y vejaciones eran parte del protocolo habitual que la brigada político social usaba con los detenidos. El inspector de policía Antonio González Pacheco, apodado Billy el Niño, se dio a conocer entre sus víctimas por su aplicado sadismo en los interrogatorios. Quienes tuvieron la desgracia de caer en sus manos comprobaron en carne propia la crueldad con la que actuaba el individuo.
Los que no “saltaron” desde las ventanas de la Dirección General de Seguridad nos relatan testimonios estremecedores. Billy el Niño disfrutaba con los apaleamientos sistemáticos, arrancando a tiras la piel de los desdichados que caían en sus manos. Un psicópata de libro con licencia para torturar y matar. En un régimen totalitario es lógico que medren estos especímenes. Es un buen caldo de cultivo.
Pero los crímenes de Billy no le pasaron factura con la llegada de la democracia. Quedaron, como los de tantos otros, empapando de sangre la alfombra bajo la que los amontonaron durante la transición. En nombre de algo que definieron como reconciliación nacional (tremenda ironía a mi entender), los padres de la patria parieron una ley de amnistía que permitió que siniestros personajes como Billy o Muñecas puedan hoy jactarse de su impunidad.
Para nuestra vergüenza, tiene que ser Argentina quien reclame un poco de justicia. Solicitan su extradición por delitos de lesa humanidad. En una vista que no escuchó los testimonios de las víctimas, Muñecas y Billy el Niñose pavonearon sabedores de que tan siquiera la fiscalía, iba a apoyar esta medida. Intocables, eso se creen que son.
Y no podemos reprochárselo. La supuesta “reconciliación nacional” se llevo a cabo sobre las fosas de los represaliados cuyos huesos, a día de hoy, siguen cumpliendo la sentencia de muerte que les aplicaron sus verdugos. No es que en este país no haya memoria. Es que nos la han tenido secuestrada a punta de pistola. Como le gustaba hacer a Billy el NIño. Un cañón clavado en nuestra sien para que nos volvamos todos amnésicos perdidos. Es por vuestro bien, insisten mientras acarician el gatillo. Yo no me lo creo.

jueves, 10 de abril de 2014

ALGUNAS PRECISIONES NECESARIAS SOBRE LA "GUERRA CIVIL ESPAÑOLA"

El primero de abril de 1939, Francisco Franco, proclamó: “La guerra ha terminado”. Esta guerra es a menudo denominada “Guerra Civil Española” y los vencedores designados como “los nacionales“. Cualquiera que sea el origen de estas denominaciones, es preciso cuestionar: ¿expresan lo esencial de manera pertinente? Luego cabe examinar las circunstancias de aparición y uso.
¿Una guerra entre “nacionales” y “republicanos”?
La denominación “los nacionales” es insuficiente para incluir a los partidarios del golpe de Estado, porque hubo entre ellos muchosextranjeros (alemanes, italianos, portugueses y marroquíes…).Esinsuficiente para distinguir partidarios y adversarios de la República pues la gran mayoría de los republicanos eran “nacionales” en el sentido de súbditos de España, mientras “nacionalismo” es compatible con diferentes programas políticos. Es reductora, porque elude la realidad totalitaria del programa y de la acción de los sublevados.
¿Una “guerra civil”?
Según los mismos diccionarios, una “guerra civil” opone los habitantes de un mismo pueblo o sociedad o estado.
Decir que hubo “guerra civil” en España es una verdad patente, pero, no es correcto limitar esta guerra a su faceta “civil“: por sí mismo la expresión “Guerra Civil Española” ignora el papel desempeñado por las fuerzas militares extranjeras en el suelo de España.
Sin embargo, al lado de las fuerzas rebeldes españolas y de las unidades marroquíes, las aportaciones de Alemania, Italia y Portugal han contribuido significativamente en el resultado de los combates, desde el comienzo hasta el final. También participaron la Unión Soviética y las Brigadas internacionales. Sin duda alguna muchos españoles se enfrentaron, pero no puede negarse que esa guerra fue también una guerrainternacional.
Reemplazar las denominaciones incorrectas es un deber para todos aquellos que participan al desarrollo y a la transmisión de conocimientos. Objetivamente, podemos afirmar que la Guerra de España de 1936-1939 opuso republicanos y antirrepublicanos. Tal formulación es precisa acerca del período y de los protagonistas, imparcialy relativamente sintética. ¿Por qué decir: “Guerra Civil Española” cuando es mejor: “Guerra de España de 1936-1939” o “nacionales” cuando es mejor: “antirrepublicanos”?
Origen y propagación de “Guerra Civil Española” y “nacionales”
Para los vencedores, “Guerra Civil Española” presentaba la ventaja de dejar en la sombra el importante papel que desempeñaron tropas extranjeras para derrocar el régimen republicano; “nacionales” podía darles una respetabilidad patriótica, a expensas de los republicanos, y ocultar sus objetivos dictatoriales.
Guerra Civil Española” podía convenir a los partidarios de la llamada política de “No Intervención“, para justificarla y disminuir sus propias responsabilidades en la derrota de la República española; “nacionales” podía convenirles para ignorar la política liberticida de los sublevados y establecer relaciones con ellos.
En 1975, el discurso de los vencedores, que han esquematizado abusivamente la guerra como sólo “civil” y ganada por los “nacionales“, está profundamente arraigado en la sociedad española. Cuarenta años de dictadura han frenado mucho el análisis racional de la historia nacional. Después de la Transición, muchos hábitos mentales han sobrevivido.
Hablar con exactitud: un deber pedagógico
Para los investigadores, docentes o estudiantes, importa buscar, enseñar y aprender con máxima apertura y máximo rigor. Asimismo, sorprende el uso sistemático de “Guerra Civil Española” y “nacionales”, como si estas denominaciones fuesen insuperables u obligatorias. Tal uso mecánico desarrolla un papel oscurantista pues acostumbra a los ciudadanos a conformarse sin analizar.
En 2012, el investigador Ángel Viñas, coordinó la escritura de En el combate por la Historia, presentado como un “contradiccionario” referido al Diccionario Biográfico Español de la Real Academia de Historia. Sin embargo, el subtítulo: “La república, la guerra civil, el franquismo”, parece mostrar un inoportuno apego por el epíteto “civil. Pues, por supresión de “civil”, el subtítulo no hubiese perdido nada en precisión pero hubiera ganado en objetividad y pertinencia pedagógica.
En Historia, al igual que en otras disciplinas, conviene trabajar para expresar mejor lo que es esencial. En particular, en las escuelas, para la juventud, para mucha gente, la Historia debe ser formulada y transmitida en pocas palabras… En pocas palabras, pero las más reflexionadas, las más apropiadas relativas al estado corriente del conocimiento. Nombrar correctamente la guerra de España de 1936-1939 y las fuerzas involucradas, comprender la relevancia de estas denominaciones, por lo tanto estimular el pensamiento crítico constructivo, debe favorecer progresos para examinar otras importantes cuestiones como: ¿Cuándo empezó la Segunda Guerra Mundial?

sábado, 5 de abril de 2014

PUERTOLLANO DESAHUCIADO POR LA SEXTACOLUMNA

Fotograma del reportaje emitido en la Sexta Columna
Puertollano fue completamente desahuciado en ese panfleto amarillista y coral con que nos obsequió el pasado viernes la Sexta Columna, y no solo por haber sido elegido entre la relación de pueblos condenados a muerte, también porque nuestra presencia fue más testimonial que ninguna otra dado el escaso tiempo que nos dedicaron, muy por debajo del concedido a municipios más pequeños, y porque fue un esperpento gracias a las fuentes consultadas y al rigor con que se analizaron las causas de nuestra actual crisis.
Nada me sorprende ya en la televisión de Lara, pero el tratamiento panfletario y manipulador dado a la crisis industrial de Puertollano solo puede obedecer a dos razones: a un intento claro de eximir de culpa al gobierno de Rajoy por el acoso a que viene sometiendo a las renovables desde que llegó a Moncloa o a la incapacidad de los redactores y los representantes locales elegidos para reforzar un análisis cuyas conclusiones estaban escritas antes de hacer el reportaje. 
Vayamos por partes y analicemos primero la representatividad real de los dos testimonios elegidos por la Sexta Columna para reforzar su micro-reportaje sobre la crisis industrial de Puertollano. ¿Quiénes son y cuan representativos son Pedro Adán y Santos G Monroy?
El primero de ellos, Pedro Adán, es representante de la Plataforma Empresarial de la Comarca de Puertollano (PECP), entidad que en su página web no ofrece ni dirección física ni teléfono al que dirigirse y el único contacto posible es a través de correo electrónico o un apartado de correos. Su principal reclamo es no cobrar cuotas a sus asociados. Poco que destacar de las empresas que aparecen en la web (ya sabemos que aquí es suficiente con regentar un ultramarinos para considerarse empresario), si decir que es presuntuoso presumir de decencia cuando algunos asociados son de todo menos decentes y basta con preguntar a sus trabajadores para tener una opinión exacta de los habituales abusos que cometen. El propio Adán es consumidor habitual de contratos temporales en sus tiendas (será para que no se le acomoden los empleados) y últimamente se ha sumado a la moda de querer contratar autónomos para la distribución de las mercancías que vende. Un anuncio en una de sus tiendas, visto por estos ojitos, pedía repartidores con vehículo propio a los que exigía darse de alta como autónomos. ¡Qué gran empresario! ¡Qué muestra de decencia!
Me pregunto si no hubiera sido más lógico contar con los representantes de los auténticos empresarios. Y de paso contar también con las opiniones de las empresas e instituciones a las que se hizo referencia en el micro-reportaje emitido. ¿Es que acaso los representantes de CEOE de Puertollano, los de Silicio Solar y Solaria y los del ayuntamiento declinaron opinar? ¡Me cuesta mucho creer que así fuera! ¿Y que pasa con las opiniones de los representantes legales de los trabajadores? ¿También declinaron la oferta los comités de empresa de Eon, Encasur y Solaria? No digo yo que la opinión de Pedro Adán no sea representativa para su PECP, pero si tengo claro que no lo es para representar a Puertollano. Tanto o más cualificada que la suya es la opinión de cualquiera de los 53.000 habitantes censados en este pueblo y me consta que la mayoría ofrecería opiniones con más fundamento y rigor.
La elección del testimonio de Santos G Monroy en representación de los medios de comunicación locales la entiendo pero no la comparto. Comprendo que ya es conocido por los redactores de la Sexta Columna por su colaboración en el reportaje dedicado al aeropuerto, aunque quien realmente denunció el caso fue otro periodista que pagó su osadía con el despido y del que nadie se acuerda ya, y se adapta al perfil que buscaban, ser muy crítico con las instituciones locales. Respeto que la Sexta Columna utilice las fuentes que estime convenientes, pero tengo claro que el reportaje de anoche no tendrá ningún premio y no pasará a los anales del periodismo riguroso.
Si realmente buscaban fuentes creíbles y pegadas al terreno podrían haber entrevistado a cualquiera de los periodistas locales  que viven en Puertollano y sufren, como cualquier puertollanero, con las desgracias de su pueblo. Por ejemplo Juan Manuel Romero, de cadena COPE, que acumula décadas de experiencia profesional, o Mario Carrero, de cadena SER, que lleva años despuntando en sus informativos locales y otro tanto ocurre con los redactores de Lanza, La Tribuna o RTVCM. Cualquiera de ellos ofrece la misma fiabilidad que Santos G Monroy y está menos contaminado de rencillas personales hacia las instituciones locales. Me viene a la memoria, para reforzar lo que digo, el tratamiento dado a la comarca turolense de Andorra. Allí los testimonios los ofrecieron representantes de los trabajadores afectados, un alcalde en representación de los municipios para explicar la gestión de los  fondos MINER, vecinos y una periodista  local. Aquí, en el caso de Puertollano nos tuvimos que contentar con las desacertadas opiniones de Pedro Adán.
¿Y que conclusiones sacarían los televidentes que anoche vieron ese micro-reportaje? Según Pedro Adán la culpa de la crisis que vive Puertollano nada tiene que ver con la política energética del gobierno Rajoy, sino con la voracidad de ciertos empresarios caza-subvenciones tan torpes como para dejar invertidos casi 200 millones a cambio de una docena de millones en subvenciones. Por cierto, en la PECP que dirige el señor Adán si hay algunos especialistas en vivir y medrar en base a las subvenciones públicas.
En el micro-reportaje de la Sexta Columna no hubo una sola palabra de crítica hacia la errática política energética del actual gobierno, ni hacia la permisibilidad que tienen los oligopolios eléctricos y energéticos para marcarle la agenda. Nadie dijo que los empleos perdidos en Proener, Silicio Solar, Solaria, Fundación Virtus, ISFOC y Centro Nacional del Hidrógeno son consecuencia de las agresiones a las energías renovables y de la retroactividad con la que se las quiere castigar, lo que está llenando los juzgados de demandas contra este gobierno. Nadie reclamó nacionalizar el sector del carbón y considerar cuanto menos una reserva estratégica de este combustible fósil para garantizar la independencia energética de nuestro país y que en el caso de Puertollano daría viabilidad a Encasur, Elcogas y permitiría recuperar la central de Eon en una tecnología actual. Ni una sola palabra de crítica para la aquiescencia del gobierno regional y el castigo al que está sometiendo a la otrora primera ciudad industrial de Castilla La Mancha.
Para la Sexta Columna, Santos G Monroy y Pedro Adán solo había dos culpable: el ayuntamiento de Puertollano y el espíritu de Hermoso Murillo. Para nosotros hay además otros culpables y hay que buscarlos en La Moncloa y Fuensalida.

Plumaroja   

jueves, 3 de abril de 2014

MANIPULACIÓN Y MENTIRAS DE LA 6ª NOCHE SOBRE EL 22M

05_01SextaQue los grandes medios de comunicación desinforman sistemáticamente es algo que quienes hemos logrado salir de su nefasta influencia, informándonos por otros lares (en la prensa alternativa disponible en Internet), tenemos clarísimo, y cada vez más. Sin embargo, desgraciadamente, todavía una gran parte de nuestros conciudadanos sólo se “informa” a través de la caja tonta, el instrumento más poderoso de las élites para controlar el pensamiento de las masas.

No es demasiado arriesgado (para las élites privilegiadas) preguntar de vez en cuando a la ciudadanía su opinión, que ésta deposite una papeleta en una urna cada x años, si previamente, de manera continua, día a día, entre otras cosas (como haciendo también que dicho voto sea un cheque en blanco), se la adoctrina ideológicamente.
Quienes hemos despertado del letargo en el que nos tenía sumidos esta farsa democrática debemos contribuir todo lo posible, con toda humildad (pues quien escribe estas líneas se ha comportado de manera borreguil durante muchos años) pero también con paciencia e insistencia, con astucia, a que el resto del rebaño despierte y se libere del dominio de los pastores. Las ovejas negras debemos agitar al resto del rebaño para que se produzca la necesaria revolución.
Por consiguiente, lo esencial es que les hagamos ver a nuestros vecinos, compañeros de trabajo, familiares, amigos, que los medios de comunicación convencionales (y muy especialmente la televisión) no son fiables, que es imperativo contrastar lo que se ve y oye en ellos con lo que puede verse en Internet, el último reducto de la libertad de información y expresión. La grieta que supone la Red de Redes en el muro ideológico defensivo del actual sistema debe crecer y provocar su caída. Una vez que la gente en general ya no crea a los políticos, a las élites que nos gobiernan, a los medios que éstas usan para comerle el coco, el actual sistema tendrá los días contados. El primer y más importante (que no único) paso para que puedan cambiarse las cosas de verdad es que la mayor parte de la gente deje de creer en el sistema, empiece a cuestionar, se informe mejor, oiga otras voces. Sólo es posible acercarnos a la verdad, a las verdades, contrastando suficientemente.
Desalentador panorama televisivo
En el desalentador panorama televisivo español la Sexta se caracteriza por aportar algunas visiones diferentes, al menos algo diferentes, a las de la “caverna” mediática, el “TDT Party”. Sin embargo, no debemos olvidar que, como cualquier otro medio de comunicación privado, está al servicio de sus accionistas (así como los medios públicos están al servicio de los políticos gobernantes de turno). Su principal objetivo, como cualquier otra empresa, es ganar dinero. Una de las grandes contradicciones de la prensa capitalista (¡tiene tantas contradicciones el capitalismo!) es que, por un lado, necesita evitar que ciertas ideas se propaguen (las anticapitalistas sobre todo), pues atentan contra los intereses de la clase capitalista, a la cual pertenecen los dueños de dicha prensa, pero, por otro lado, necesita también ser rentable y por tanto diferenciarse de la competencia, ganar audiencia, mantener cierta credibilidad (La manipulación en la televisión creciente competencia de la prensa alternativa fuerza a la convencional a traspasar poco a poco los límites que se autoimponen) para lo cual, entre otras cosas, debe llevar a sus programas de “debate”, por lo menos de vez en cuando, ciertos contertulios díscolos, que calienten un poco el ambiente en las polémicas estériles y vacías de contenido de quienes piensan igual en lo esencial.
La desinformación consiste básicamente en transmitir opinión disfrazada de Información
Yo reconozco que con Pablo Iglesias no lo tengo del todo claro. Con el resto de contertulios no tengo ninguna duda acerca de qué lado están. Todos ellos defienden en última instancia al actual sistema, aunque a veces lo critiquen. Por un lado, uno puede sospechar de quien es invitado habitualmente por la prensa manipuladora de conciencias, pero, por otro, también puede pensar que quien defiende ideas alternativas debe intentar aprovechar cualquier ocasión, por pequeña que sea, para agitar conciencias, e, indudablemente, hay que acudir a donde están las masas, sin esperar a que éstas acudan a nosotros. Las contradicciones del capitalismo deben ser explotadas al máximo por quienes luchamos contra él.
El tiempo dirá las verdaderas intenciones de Pablo y de la plataforma política que acaba de crear llamadaPodemos. Yo puedo comprender que quien acude a los medios televisivos con la intención de combatir al sistema desde dentro (¡nada fácil!) debe actuar con prudencia e inteligencia. No debe caer en las provocaciones de los guardianes ideológicos del sistema que harán todo lo posible por dejarle hablar poco, por impedirle razonar, por desprestigiarle, por desviar la atención. Puedo comprender que quien acude a dicha caverna ideológica debe contenerse, tener en cuenta la situación ideológica actual de la ciudadanía para intentar despertarla sin espantarla, para por lo menos ser escuchado, para lo cual es ineludible tener en cuenta los prejuicios que tiene la mayor parte de la población. Es muy difícil combatir, en unos pocos minutos, contra un enemigo que juega con mucha ventaja, que lleva décadas lavando masivamente los cerebros de la gente. El peligro es que en este ejercicio de autocontención poco a poco el sistema le vaya domesticando a uno, que con el miedo de no volver a ser invitado a las tertulias por decir algo excesivamente contundente o peligroso para el sistema, al final sirvamos al sistema en vez de combatirlo, por lo menos para seguir aparentando que en los medios de comunicación capitalistas hay pluralidad.
El papel de los medios de comunicacion
El capitalismo se sustenta en una falsa, muy insuficiente, democracia. Es una dictadura disfrazada de democracia. Y en este disfraz los medios de comunicación juegan un papel esencial. Éstos deben dar un poco de voz a ciertas personas discrepantes para que el disfraz no se caiga, pero en muy pequeñas dosis para que el chiringuito no se fastidie.
Ésta es la sensación que yo tuve al ver la noche del pasado 29 de marzo a Pablo Iglesias en el programa al que habitualmente acude, La Sexta Noche. Pero, por supuesto, puedo estar equivocado. Analicemos de la manera más objetiva posible lo que ocurrió en dicho programa (La Sexta Noche del 29 de marzo de 2014 ). A ver si el lector saca las mismas conclusiones que yo. Y si es así, si piensa que este artículo puede ayudar a desenmascarar a los falsimedia, le animo a difundirlo, especialmente entre quienes sólo se informan a través de la televisión o de la prensa más conocida. Para hablar de la violencia ocurrida el pasado 22 de marzo en La Sexta Noche se empezó por mostrar sobre todo la versión de la policía (bastantes minutos), se pusieron ciertos vídeos con las conversaciones de la propia policía en los que los antidisturbios aparecen como víctimas, pero no los vídeos existentes en Internet donde, por ejemplo, desde la organización de las marchas de la dignidad se rogaba a la policía que no interviniera, que el acto no había finalizado y era legal, donde mientras sonaban las pelotas de goma disparadas por la policía se oía de fondo a la Solfónica (esa orquesta creada en la Puerta del Sol indignada del mayo de 2011) cantar o corear (levantando las manos) que “éstas son nuestras armas” (véase La Policía carga con miles de personas en las calles durante los actos de las Marchas de la Dignidad), o vídeos donde se ve cómo la policía carga contra ciudadanos que no son violentos (véase #22M: la policía también volvió a agredir a la prensa (vídeo)22M La policía carga contra la pancarta del No pasarán). ¿Por qué?
Este sesgo informativo permite a ciertos contertulios decir que la policía no cargó, que incluso fue demasiado blanda, que los violentos, por supuesto, no son los policías, sino sólo ciertos “antisistema radicales”. Tras la versión en la que la policía aparece como víctima apenas se da voz a los organizadores del 22M, simplemente se muestran unos pocos segundos de la rueda de prensa que dieron para decir que hubo un montaje policial para provocar la violencia. La primera pregunta que uno puede plantearse es: ¿por qué no se invitó al programa a alguno de los organizadores del 22M¿No hubiese sido interesante que nos explicaran por qué creen ellos que hubo montaje policial diseñado en las cloacas del Estado? Y si fueron invitados pero no quisieron acudir, si es que así fue, ¿por qué no decirlo? La única conclusión lógica a la que podemos llegar es que simplemente no fueron invitados. Así pues, resulta que en base a esos escasos segundos en que pudimos oír a los organizadores del 22M, los cuales, por cierto, son aprovechados por algunos de los habituales contertulios para decir que “no se han separado de la violencia”, que “aplauden la violencia”, dichos contertulios se pasan gran parte del “debate” hablando sobre lo que dijeron (tergiversándolo) mientras Pablo Iglesias intenta defenderlos, ¡pero los principales protagonistas del debate están ausentes!
¿No debe esto hacernos sospechar de las verdaderas intenciones de este programa televisivo? ¿Podemos imaginarnos un juicio donde el juez sólo deja hablar al fiscal, pero no al abogado defensor, donde incluso el acusado está ausente? ¿Podemos llegar así a conocer la verdad? ¿Qué podemos pensar de un programa donde tenemos a unos cuantos contertulios hablando de algo a lo que no acudieron, hablando de ciertas personas a las que no se les da oportunidad alguna de hablar? Como mínimo, podemos acusar a este programa de ser poco serio. Pero yo creo que, como en general la prensa convencional (ya llevamos unos cuantos años contrastando entre ella y la alternativa), es malintencionado.
Si realmente se nos quisiera informar, se nos mostraría la versión de las dos partes, dando las mismas oportunidades, el mismo tiempo, a ambas de exponer sus argumentos. Lo lógico (si presuponemos que nos quieren informar) hubiera sido escuchar en directo tanto a algún representante de la policía como a algún organizador del 22M, además del testimonio de algunos manifestantes (por ejemplo, detenida el 22M relata su detención y la estancia en comisaría). Es muy gracioso oír a algunos de los contertulios decir más adelante, cuando se muestran imágenes de cargas policiales contra periodistas que acababan de ocurrir en la manifestación en contra de la monarquía, que hay que escuchar la versión de las dos partes, cuando esta vez la imagen de la policía no sale tan bien parada. Esta vez para ellos las imágenes no hablaban por sí solas. En esto consiste fundamentalmente el truco de los medios de desinformación masiva: en dar habitualmente sólo (o mucha más) voz a una de las partes, no por casualidad a la que está del lado del sistema. Así, lógicamente, ¿qué acaban por pensar muchos ciudadanos que de buena fe intentan informarse en la televisión?
La desinformación
La desinformación consiste básicamente en transmitir opinión disfrazada de informaciónEn de la desinformación analizo detalladamente estas técnicas de manipulación informativa, para el caso concreto de la cobertura mediática de la Venezuela de Chávez. Otra cosa realmente llamativa es que no se da voz en estos programas a la ciudadanía. No se ofrece la posibilidad de que cualquier persona pueda formular preguntas o expresar opiniones. Son debates controlados, cerrados, donde sólo pueden participar los contertulios, los cuales son casi siempre las mismas personas.
El periodismo sigue existiendo, pero en Internet. Lo primordial es que la gran mayoría de la gente empiece a informarse en medios alternativos
Yo creo que Pablo Iglesias, por lo menos, debería haber dicho, aunque sea de la manera más suave posible, que no comprendía por qué no se había invitado a ningún organizador del 22M. ¿No hubiera sido esa crítica al programa interesante para el espectador? ¿No podría haber ayudado a muchos ciudadanos a despertar, por lo menos a empezar a hacerlo? Tal vez Pablo tenga miedo de que al hacerlo deje de ser invitado al programa. Pero entonces surgen las preguntas: ¿hasta qué punto está dispuesto a llegar para seguir estando ahí?, ¿cómo evitar pasar de combatir al sistema a convertirse en un servidor involuntario del mismo? Imaginemos que Iglesias se atreve a decir esa obviedad obviada por el resto de sus contertulios, que se atreve a decir que no entiende por qué no hay ningún organizador del 22M que pueda hablar por sí mismo para explicarse, e imaginemos que a la semana siguiente ya no es invitado a dicho programa, ¿no podrían así muchos televidentes darse cuenta de que aquí algo falla, no les ayudaría a empezar a cuestionar los medios?, ¿no sería eso más útil que seguir acudiendo semana tras semana para ser “linchado” en público?
Lo más importante en la lucha ideológica contra el sistema capitalista es incitar a la ciudadanía a acudir a otras fuentes de información y opinión para que pueda contrastar más y mejorY para ello cualquier ocasión es buena, no debe ser desaprovechada. En mi blog he recopilado estos últimos años unas cuantas noticias yartículos de opinión difíciles o imposibles de ver en los medios convencionales, asimismo recomiendo una serie de páginas web, entre ellas de la prensa alternativa.
El periodismo sigue existiendo, pero en Internet. Lo primordial es que la gran mayoría de la gente empiece a informarse en medios alternativosCada uno de nosotros puede aportar su grano de arena. ¡Hay que correr la voz! Y, en mi modesta opinión, si alguien que intenta contribuir a cambiar el sistema acude a algún medio de desinformación, tiene que aprovechar dicha ocasión para ponerlo en evidencia, aun a riesgo de no volver más. Si no, corre el riesgo de servir al sistema en vez de combatirlo.

José López. Escritor

EL PSOE EN SU LABERINTO

Susana Díaz y Pedro Sánchez en rueda de prensa Todo apunta a que el PSOE , en pleno desconcierto, está de nuevo sumido en el callejón ...