jueves, 31 de agosto de 2017

EL OCASO DE LOS INTELECTUALES

Fernando Savater
Ejercer la crítica. Incitar a la reflexión. Invitar a la acción. La tríada históricamente asociada al quehacer de los intelectuales ha dado paso, en España, a la sumisión, la inacción y el olvido preconizados por quienes hoy, tan jactanciosa como impropiamente, se atribuyen tal condición. Su abandono de aquella tríada de compromisos ha sido tan evidente que hoy cabe hablar, con fundamento, del ocaso de los intelectuales.
La función histórica del intelectual ha consistido en estudiar la realidad, interpretarla y dar pautas críticas a la sociedad para su transformación y mejora. El requisito que se demandaba al pensador consistía en el ejercicio de un esclarecimiento asentado en una responsabilidad social de la que nunca debía desertar, en tanto que desplegara su decisiva tarea crítica sobre la realidad.
Empero, hoy y aquí, la irresponsabilidad se ha adueñado de la mayor parte de los intelectuales que, además, arrastran como letal legado la exclusión de sus rangos de la mitad de la sociedad, las mujeres, a las que se discrimina del acceso a tales funciones. El mundo de las grandes generalizaciones deductivas, el Pensamiento, la Ciencia, la Política, la Religión, queda aún en manos del hombre, mientras que se intenta dejar a la mujer sometida al particularismo inductivo de lo inmediato. El resultado de aquella deserción y de esta discriminación ha consistido en una deriva incontrolada de los intelectuales que ha oscurecido sus otrora luminosos cometidos en un cegador ocaso.
¿Dónde reside la gravedad de este declinar? Sustancialmente, en la impunidad del poder. Sin los cortafuegos de la crítica, la reflexión y la invitación a la movilización, el poder campa a sus anchas dejando una estela de corrupción y desconcierto para toda la sociedad española, salvo para el capital financiero, que recrece a diario su beneficio a costa de inmiserar a casi todo el cuerpo social, al que yugula sometiéndolo a la desigualdad, precarizando su existencia e infundiéndole miedo. Para consumar esa impostura, el mundo del dinero necesita apropiarse primero, hegemonizar después y degradar luego la cultura hasta convertirla en una subcultura inocua. Para ello le resulta imprescindible arrebatar a los intelectuales su función crítica para impedir cualquier atisbo de transformación socialmente inducida.
¿Qué ha sucedido para que sobrevenga esta hecatombe? Han acaecido muchas cosas, espoleadas por razones subjetivas y razones objetivas.
El impacto tecnológico
Entre las razones objetivas que explican el ocaso de los intelectuales en España, no muy lejos de las que dan noticia de los retrocesos a escala mundial, figura, principalmente, el profundo cambio operado en la producción social de la existencia y de la vida de las gentes, cuya teorización crítica, es decir, el descubrimiento de las nuevas formas ideológicas e institucionales asociadas a ese nuevo cambio, ha quedado prácticamente abandonada desde la irrupción de la informática en la vida cotidiana y, destacadamente, en el mundo del trabajo.
Tal mutación es consecuencia de la generalización descontrolada de la tecnología y de su aplicación irresponsable y sin miramientos a todos los procesos de trabajo. Con la añagaza de acabar con el trabajo manual mediante los ordenadores, se ha generado una sacralización tecnológica, imparable y acrítica que, hasta el momento, deja una estela inaudita de precarización y de sumisión laborales. Pero esa sacralización, consciente o inconsciente, ha cegado cualquier aproximación crítica a la informatización y telematización (informática más telefonía) de nuestras vidas. Nadie las pone en cuestión. Los intelectuales permanecen mudos al respecto.
Los entonces llamados intelectuales recibieron en los años 70 las innovaciones tecnológicas adjetivándolas de “revolucionarias”, sin percatarse de que detrás de las pantallas, los teclados y el plasma se agazapaba el sempiterno problema del poder, señaladamente el poder contrarrevolucionario del capital, dueño del proceso informático en su conjunto, consistente en la introducción de plusvalía científico-técnica en cada fase de su despliegue, coincidente con aumentos de productividad ínsitos en la tecnologización y con una paulatina devaluación del trabajador con decrecimientos desaforados de la mano de obra. Muchas organizaciones sindicales, partidos de izquierda y también trabajador@s desconocieron, involuntaria o voluntariamente, que se descualifica a sí mismo quien asume trabajo descualificado, tras aceptar el discurso del capital desmantelador de los procesos productivos mediante reducciones de personal laboral inducidas por las nuevas tecnologías, que deshacían ramas enteras de producción y evaporaban oficios por doquier sin prever alternativas a la población laboral así discriminada.
Los intelectuales hegemónicos de entonces asumieron sin crítica alguna la tarea que los convertía a ellos mismos en heraldos del gran capital, que exigía de ellos, no solo asumir que “el capitalismo es la única forma posible de organización (¿) de la Economía”, sino, además, el dictado de crear un clima de opinión favorable a la desregulación de los mercados financieros con el mantra de que “la mejor legislación es la que no existe”: esto es, la plena impunidad del capital. Ello abrió paso a la hegemonía ideológica y política del ultraliberalismo, que desde entonces flagela a la mayor parte del país en su versión de derecha o de izquierda.
¡Cuánto aplauso desde España y de nuestros intelectuales hacia el mensaje ultra-capitalista ínsito en el discurso de los llamados nuevos filósofos! ¡Cuánto seguidismo hacia la más pura frivolidad anti-ilustrada llegada de Estados Unidos, de Inglaterra o de la Francia más banal!
Tres paradigmas evaporados
Arturo Pérez-Reverte
Otras causas objetivas del desfondamiento de la figura y la función de los intelectuales se refieren a la profunda mutación de los paradigmas que vertebraron el papel de los medios intelectuales europeos en Europa desde el fin de la Segunda Guerra Mundial y, en España, desde la víspera de la Transición hasta el ulterior despliegue de la democracia. Al menos tres cánones, lingüístico, ético y geopolítico han presidido la trayectoria mediática –Prensa, mundo editorial, vida académica- a lo largo de estas etapas. El paradigma lingüístico se asentaba en el crédito de la palabra gracias a la acreditación, precisamente, de la Lingüística como Ciencia referente en el panorama científico continental; el canon moral situaba entre el Holocausto y en el anti-nazismo la horquilla ética que separaba el Mal y el Bien; y la bipolaridad Este-Oeste, socialismo-capitalismo, señalaba el principio geopolítico por excelencia, donde tal alteridad garantizaba una pugna por la hegemonía intelectual y moral, parcialmente compensada o equilibrada entre ambos universos.
Empero, tras la consunción de la Unión Soviética, los nuevos tiempos sobrevenidos por la desregulación de los mercados financieros por Ronald Reagan; más la inhumana conducta de sucesivos Gobiernos de Israel, reproduciendo técnicas semejantes a las genocidas aplicadas en su día por el nazismo contra su castigado pueblo; así como la degradación y el descrédito del valor de la palabra, herida por el constreñimiento expresivo impuesto por los formatos de la telemática a las impropiamente denominadas, por su implícito narcisismo, redes sociales -reducido a centenar y medio de caracteres- así como por la denominada corrección política y la posverdad -formas sofisticadas de la mentira- generó la sustitución del homo/fémina linguïsticus por el homo/fémina informaticus… acompañada de toda esta liquidación paradigmática, que ha sumido en el desconcierto a buena parte de los medios donde comparecen los intelectuales europeos, con los consabidos efectos sobre los escenarios intelectuales españoles.
Un olvido fatal
Entre los motivos subjetivos de la degradante hecatombe que ha desmedulado la labor histórica de los intelectuales y fruto de la presión de aquellas condiciones objetivas arriba descritas, cabe destacar la alteración, por parte de numerosos, entre sus exponentes, de la condición de intelectual para transformarla en un mero trampolín de medro social. Trepar individualmente en la escala social desplazó y desplaza, como meta, cualquier otro objetivo para muchos de cuantos hoy, sin serlo, se reclaman intelectuales.
En el mundo profesional, señaladamente en los del Periodismo, el espacio editorial y el académico, también en el científico-técnico, tan vinculados a la sustancia o a la difusión del quehacer intelectual, esto fue y es un síntoma incesante: el olvido de la extracción social de origen, no burguesa, una vez que se adquieren puestos preeminentes de responsabilidad sobre contenidos informativos, de opinión, editoriales y científicos. Esto se convierte para muchos en la garantía del afincamiento individual en una nueva y superior posición social. Desde luego, la promoción social y económica es un derecho plenamente legítimo por el cual es, además, urgente y necesario pugnar; pero su precio no puede fijarse nunca a costa de implicar la renuncia a la defensa de los intereses de las clases mayoritarias de las cuales el periodista, el científico, el funcionario, el profesional, suelen proceder. Por consiguiente, la función de crítica social hacia el poder -que preside el comportamiento profesional en numerosas ramas de la vida activa- desaparece generalmente de las prácticas de los responsables profesionales así cooptados, y promocionados, que no solo abdicaban y abdican a escala personal del compromiso con la fiscalización crítica de los poderosos, sino que, además, impiden que otros intelectuales, sin contaminar, accedan a las publicaciones, al éter, a la imagen o a las cátedras con sus bagajes críticos, reflexivos y movilizantes. Igual sucede con los responsables de grandes editoriales o en los principales centros de enseñanza. Por su parte, los profesionales de extracción alto-burguesa no desclasados, no necesitaron renunciar a nada pues, para conservar su estatus y sus posiciones de poder, les basta con perpetuar el discurso dominante propio de sus intereses.
Chantajes
Todo esto admite matices, desde luego, así como excepciones individuales, pero la corriente general, la que ha devaluado los contenidos periodísticos y científico-académicos hasta extremos insólitos, desconocidos, muestra muchos de los elementos descritos. El capital financiero ha conseguido desvirtuar casi al completo la función social de los intelectuales y de la Prensa, principal difusora de sus mensajes, para imponer su discurso mediante el chantaje publicitario, entre otros sistemas coercitivos, olvidando, de manera suicida, que la publicidad debe buscar soportes informativos veraces, como los que la Prensa procura o debiera procurar, para acreditarla, ya que la Publicidad no puede acreditar sus mensajes por sí misma. De esta manera, quien no transige con tal discurso, es expulsado del circuito mediático, profesional o académico, sellado así a toda manifestación del pensamiento crítico.
Qué decir del mundo editorial o el del Cine, que sepulta en el subdesarrollo a l@s escritor@s de más valía y prestigia a l@s más triviales, hundiendo la creatividad literaria y cinematográfica, transformada en mero negocio a beneficio de distribuidores amorales y/o analfabetos: a la postre, solo producen textos o filmes trufados de violencia, de armas, machos-alfa, de mensajes machistas, imperialistas y racistas, de policías que se toman la justicia por su mano y que desprecian la democracia y las leyes…
El mundo académico languidece refugiado en algunas, cada vez menos, cátedras o blindado al saber desde las propias Academias, concebidas también, en muchas ocasiones, como meros negocios, que sientan en sus sillones a celebridades mediáticas sin más mérito que las cifras de ventas de libros banales o trayectorias curriculares caracterizadas por la sumisión al poder.
La perniciosa conjunción de razones objetivas y subjetivas generó un discurso, hoy hegemónico, consistente en proclamar como consumado el término de los discursos de raigambre histórica: el fin de la Historia enunciado por el colaborador de la compañía tecno-armamentista Rand Corporation, Francis Fukuyama, trenzado con la teoría del “choque de civilizaciones”, de Samuel Huntington, otra patraña reaccionaria- fue proyectado contra todo esfuerzo encaminado a interpretar, para transformar, el mundo y las condiciones adversas en las que se desarrolla la vida de la mayor parte de la Humanidad precisamente ahora, cuando las condiciones transformadoras podrían estar más al alcance de la mano si se recuperan la Ciencia y la Tecnología al servicio del progreso.
“La era de los meta-discursos ha terminado”, proclamaron de consuno los supuestos intelectuales cooptados al efecto, enemigos de la racionalidad, la equidad y del avance, para dar paso a un mundo donde se proponen que quede asegurada la prevalencia del capricho capitalista y ultra-individualista de los mismos, pocos, de siempre. Meta-discurso era, para ellos, el marxismo, claro, pero no el que pregonan, el neoliberalismo y el neoconservadurismo que se han adueñado de la geopolítica de la superpotencia estadounidense.
A la postre queda una sociedad civil casi indefensa, sin referencias, expuesta al impacto idiotizante de una televisión desinformadora y de una Prensa desarbolada como contrapoder y convertida en sierva de sus anunciantes, institucionales o privados. La mayor parte de los partidos políticos de nuestros lares, presidencializados, ultrajerarquizados y ensimismados en polémicas internas, descuidan el compromiso adquirido con sus representados por facilitar, junto con los intelectuales, la tarea de definir, aleccionar y dar expresión a las soluciones políticas a las necesidades y anhelos mayoritarios. Y entre tanto, los intelectuales (¿quiénes son, dónde están, quién recuerda sus nombres?) languidecen a la sombra del poder que ha laminado casi todo aquello que acreditaba su necesidad y su responsabilidad social.

Rafael Fraguas || Periodista y sociólogo 

sábado, 26 de agosto de 2017

PP-CLM: ESPECTACULO, BOCHORNO Y 10 DIPUTADOS EXPULSADOS EN LA COMISIÓN DE PRESUPUESTOS

La expulsión de Robisco
Lorenzo Robisco y otr@s diputad@s PP-CLM
El primer expulsado ha sido Lorenzo Robisco que fue retirado de la presidencia de la Comisión tras numerosos intentos deliberados de retrasar los debates de las enmiendas al proyecto de Presupuestos. Vaquero permitió al 'popular' explicar los motivos por los que ha dicho sus derechos "han sido vulnerados", después de que se le haya retirado de la Presidencia de dicha comisión. Sin embargo, tras sobrepasar el límite, el 'popular' ha continuado hablando sin micrófono, y a pesar de ser apercibido por Fernández Vaquero, ha dicho que no iba a callar. Finalmente ha sido expulsado.
Fernández Vaquero suspendió la Comisión hasta que el diputado saliera de la sala, pasando posteriormente el turno de palabra a la también diputada del Partido Popular, Ana Guarinos, quien también fue llamada al orden.
Luego pidieron la palabra otros diputados del PP que fue denegado por el presidente por "no ceñirse a la cuestión" y porque "no tenían la palabra". Tras hacer caso omiso, el presidente les ha llamado al orden y ha terminado por expulsarles de la sala.
De este modo, ya son diez los diputados del Grupo Popular expulsados de la sala después de haber sido llamados al orden en numerosas ocasiones.
El caso de Lola Merino ha sido el más llamativo, pues se ha negado a salir de la sala al grito de "va a tener que venir la Policía porque no me dejan decir lo que tengo que decir". Tras estos acontecimientos, se ha procedido a realizar un receso, abandonando el presidente la sala.
Page, el "dictador"
De forma previa a la Comisión, en rueda de prensa el portavoz del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes, ha denunciado que en la Mesa de las Cortes que se ha celebrado a primera hora de este viernes el presidente de la Cámara le ha retirado de la Presidencia de la Comisión de Economía y Presupuestos, algo de lo que ha "culpado" al presidente regional, Emiliano García-Page y que, a su juicio, es algo propio de un "dictador".
Mientras, la secretaria primera de la Mesa de las Cortes, Josefina Navarrete, ha señalado que el presidente de las Cortes regionales se ha ajustado "estricta y rigurosamente" al Reglamento de la Cámara para tomar, en detrimento del diputado 'popular' Lorenzo Robisco, la Presidencia de la Comisión de Economía y Presupuestos en la que se van a debatir las enmiendas parciales el Proyecto de Ley de Presupuestos del 2017.
En concreto, Navarrete, que ha ofrecido una rueda de prensa después de que Robisco dijo que le habían quitado la Presidencia de dicha Comisión y se refirió a los artículos 35.2 y 25.5 del Reglamento del funcionamiento de las Cortes regionales, en los que se específica que el presidente de las Cortes puede tomar la Presidencia de cualquier comisión que se celebre en el Parlamento si lo "considera oportuno".
Tirado pide un receso pero la Comisión continúa
El vicepresidente segundo de las Cortes de Castilla-La Mancha, Vicente Tirado, ha solicitado al presidente de las Cortes y de la Comisión de Economía y Presupuestos realizar un receso parar "poner sentido común" al "bochornoso espectáculo" que se está ofreciendo en esta comisión tras la expulsión de diez diputados del PP, una petición que todavía no ha sido tomada en consideración por Vaquero, por lo que la comisión continúa celebrándose.
En declaraciones a los medios, Tirado ha dicho que el PP ha registrado este escrito con la intención de "salvaguardar los derechos fundamentales de todos los diputados, así como para dar seguridad jurídica a todas las acciones que se están llevando a cabo desde la legalidad". "Es el día más triste en las Cortes de Castilla-La Mancha", ha dicho.
"Es bochornoso lo que acaba de suceder hoy, están haciendo una interpretación del Reglamento de una manera partidista, partidaria y, sobre todo, vulnerando lo que es más esencial de la democracia: el derecho a la participación", ha denunciado el secretario general del PP en la región sobre la labor que está realizando Vaquero, que ha sustituido el diputado 'popular' Lorenzo Robisco al frente de la misma.

DCLM

jueves, 24 de agosto de 2017

¡Nos han engañado durante muchos años! ¡Se acabó el trasvase del Tajo al Segura!

Carteles contra el Trasvase Tajo-Segura
El geólogo de Greenpeace Francisco Turrión ha presentado un estudio según el cual la cuenca del Segura, que lleva años recibiendo agua del Tajo, es autosuficiente. Asegura que tiene un superávit de 200 hectómetros cúbicos al año y que por tanto no son necesarios los trasvases. Turrión insiste en que la cuenca del Segura “tiene recursos propios suficientes para atender todas las demandas actuales y futuras que sean medioambientalmente sostenibles y que el supuesto déficit hídrico es “ficticio”. El geólogo asegura que con su estudio coinciden numerosos informes realizados en las últimas décadas que apuntan hacia esta misma conclusión, una teórica autosuficiencia de la cuenca del Segura. Y lo más grave, afirma que estos informes "se han ido sucesivamente guardando en cajones”. En estos informes se hace referencia a los recursos subterráneos renovables de la cuenca del Segura, a las aguas desaladas, desalobradas y recicladas, que “deben integrarse en la gestión para abaratar costes y suplir el agua del Tajo".
Greenpeace asegura que el Tajo deberá desconectarse del trasvase en tres años mientras que la consejera de Fomento de Castilla-La Mancha afirma que el Tajo “ya no aguanta más”.
No tenemos ya realmente palabras para gritar cada vez más fuerte. Ahora sabemos que los regantes murcianos y los sucesivos gobiernos nos han estado engañando durante años, que la Cuenca del Segura no necesitaba agua del Tajo, un río que han convertido en una cloaca.
A partir de ahora, se acabó. Parece que además de su cuenca excedentaria, los regantes utilizaban el agua del Tajo para prácticas que exceden con mucho lo que el Greenpeace considera “medioambientalmente sostenible”.
Necesitamos más explicaciones.

elObservadorDCLM

lunes, 21 de agosto de 2017

RELATOS DE VERANO: LAMIAS, NINFAS DE AGUA... LA TROCANTA

La Trocanta. Marcel Félix de San Andrés
Antonio de Torquemada se refiere a ellas afirmando que “el mismo Aristóteles dice que los lémures y lamias habitan en una región triste... aunque Lamia sea un género de demonios, también se nombra por este vocablo a las brujas, hechiceras, como personas que tienen hecho concierto con los demonios... Lamia es un animal muy cruel, que tiene cara de mujer y los pies de caballo”.
Según el historiador griego Diodoro Sículo, “Lamia era una reina de Libia hija de Poseidón y Libia a la que Zeus amó. Hera, celosa, la transformó en un monstruo y mató a sus hijos -o, en otras versiones, mató a sus hijos y fue la pena lo que la transformó en monstruo-. Lamia fue condenada a no poder cerrar los ojos, de modo que estuviera siempre obsesionada con la imagen de sus hijos muertos, aunque Zeus le otorgó el don de poder extraérselos para descansar y volver a ponérselos luego. Lamia, que sentía envidia de las otras madres y devoraba a sus hijos por el dolor de haber perdido a los propios, tenía el cuerpo de una serpiente y los pechos y la cabeza de una mujer”.
La etimología del nombre no se ha establecido con certeza. Probablemente se relaciona con el adjetivo lamyrós, “glotón” y el sustantivo laimós, “gaznate, gañote”. Por otro lado, algunos estudiosos creen que pertenece a la misma familia del termino latino lemur que designa a unos espectros (los lémures), tipológicamente similares a las lamias.
El poeta romántico inglés John Keats dedicó al personaje un poema narrativo largo, que da nombre al libro Lamia y Otros Poemas. Se inspiró en La Novia de Corinto, una historia que aparece en La Anatomía de la Melancolía de Robert Burton quien, a su vez, se había inspirado en La Vida de Apolonio de Tiana de Filóstrato.
Según cuenta Filóstrato, Menipo, joven aprendiz de filósofo, se dejó seducir por una misteriosa mujer extranjera que lo abordó cuando caminaba por las afueras de Corinto. La dama insistió en que se casaran y a la boda acudió el sabio Apolonio quien, tras observar detenidamente a Menipo, declaró “tú, al que las mujeres persiguen, abrazas a una serpiente, y ella a ti”. La novia, en efecto, era una lamia o empusa, y aunque al principio negaba su condición, acabó confesando que había seducido a Menipo para devorarle y beber su sangre, pues la de los mozos como él rebosa vigor y es siempre pura.
La noticia más antigua de estos seres se encuentra en El Discurso Quinto de Dión Crisóstomo, quien se refiere a ellos como “fieras líbicas” no como lamias. Posteriormente, las lamias aparecen en los bestiarios como ejemplo de monstruo despiadado y salvaje. En la antigüedad, las madres griegas y romanas solían amenazar a sus hijos traviesos con este terrible personaje.
En Cantabria se da el nombre de Lumia a las mujeres feas, retorcidas, calumniadoras, de malos instintos... En el País Vasco, adoptan también formas diversas, que las emparientan, aunque lejanamente, con los personajes que acabamos de ver.
En las zonas costeras se presentan muy semejantes a las sirenas. Tierra adentro suelen tener figura de mujer, pies palmeados o cuerpo de serpiente y, al igual que los personajes anteriores, viven cerca de las cuevas y cursos de agua. Emparentadas en su aspecto moral más con las xanas, guardan tesoros o peinan (alisan) sus cabellos con peine de oro ante su cueva, son vengativas y peligrosas y no quieren ni oír hablar de Jesucristo.
Las xanas son unas ninfas de agua dulce que poseen una morfología completamente humana. De pequeña estatura, extraordinaria belleza física y larga melena rubia, habitan en las fuentes, en las cuevas y en las riberas de los ríos.
En Granátula de Calatrava, Almedina y Alcubillas encontramos una variante algo particular de este personaje, es la conocida Trocanta. Las leyendas cuentan que en el fondo de una cueva habita una especie de lagarto o culebra que en las noches de San Juan se convierte en una hermosa mujer que incluso llega a sobrevolar los campos de la comarca. Su carácter, en principio se piensa que puede llegar a ser maligno...
Las lamias están claramente emparentadas con las hadas irlandesas, escocesas y bretonas. Son, por tanto, un mito indoeuropeo extendido por toda Europa (lamias, hadas, ninfas de agua, etc.), espíritus de la naturaleza con forma de mujer hermosa que habita generalmente cerca de ríos, cuevas y fuentes, y se las puede ver en los márgenes de los ríos vistiendo largas túnicas blancas y peinando con peines de oro su largo cabello. En la noche mágica por excelencia, la noche de San Juan, el 24 de junio, las lamias se hacen visibles para quien las quiera contemplar, con solo acudir a los sitios que habitan como fuentes, cuevas y ríos. Aquellos que quieran acometer tal hazaña encontrarán a la Lamia sentada en una roca, cantando y portando una madeja de hilo de oro que entregarán al que se lo pida, prometiéndole desposorio y magníficos tesoros, siempre que consiga deshilar la madeja sin cortar el hilo, pero, si el hilo se rompiese o no hubiera boda, se castigará al osado humano atrayéndole hasta el fondo de las aguas o de su cueva para darle muerte y después devorarlo.
LA TROCANTA DE GRANÁTULA. Nos trasladamos al yacimiento de la Encantada, y más concretamente a la cueva de la Encantada, donde ubicamos la leyenda de la Encantá o Trocanta. Está relacionada con la noche de San Juan, noche mágica que tiene relación con el solsticio de verano, lo que la convierte en la noche más corta del año.
Cuenta la leyenda, que en la media noche del 24 de junio aparece una bicha o culebra, o también un lagarto, según las versiones, del fondo de la cueva. Ésta se convierte en una joven doncella de cabellos dorados, que se peina frente a un espejo con un peine de oro. Unas fuentes afirman que aquel que osa entrar en la cueva esa noche y la ve se convierte en piedra.
Otras fuentes cuentan que, quienes atraídos por la bella mujer, se acercan a la cueva la noche de San Juan son arrastrados hacia el fondo y según se van alejando de la entrada, cogidos de la mano, la doncella se va transformando progresivamente en una enorme bicha y poco a poco son devorados o transportados a su mundo para no regresar nunca más. Quizá la leyenda que explica los orígenes de La Encantada o Trocanta es la versión que habla de aquella preciosa mujer con poderes de hechicería a la que se habría echado de Granátula por miedo o por celos de su gran belleza. La razón de su expulsión es que desengañada del amor, hizo conjuros para seducir a los hombres, sobre todo a los casados, gozaba debilitando y rompiendo matrimonios y noviazgos. Fue tal el recelo que despertó entre las otras mujeres del pueblo, que la arrastraron y expulsaron fuera de Granátula. No contentas con ello, por temor a que pudiera regresar, decidieron encerrarla en una cueva de las afueras, en el denominado cerrillo de los Rayos.
Aquellas gentes, con ayuda de otras hechiceras, la introdujeron en el interior de la cueva, sellando la entrada con grandes bloques de piedra. Desde entonces, la cueva pasó a denominarse cueva de La Encantada. Pero la leyenda no quedó ahí ya que la hechicera intentó salir utilizando toda suerte de magias y conjuros. Con ellos logró atraer a insectos y diversos animales hasta la gruta con la intención de que retiraran los obstáculos de la entrada y poder así escapar.
La maldición a la que fue sometida aseguraría a las mujeres de Granátula que sus maridos o novios no se fijasen en ella, pues de hacerlo de inmediato se convertía en uno de los animales más horribles y rastreros de la faz de la tierra, una bicha o culebra o también un lagarto.
El hechizo sería eterno excepto la noche del solsticio de verano, para nosotros la noche de San Juan. Esa noche corta, aquel animal inmundo podría salir de su cueva transformado en la más bella mujer jamás imaginada y podría atraer a cualquier persona, especialmente hombres, seduciéndolos hasta introducirlos en su cueva. Allí, la bella doncella, convertida de nuevo en bicha o culebra, devoraría o llevaría a su mundo a su presa de la que no volvería a saberse nunca nada más.
Su salida en la noche de San Juan comprendería incluso sobrevolar la comarca para buscar a algún varón o niños pequeños. Chiquillos rezagados que no han entrado en su casa al anochecer, chicos con mal comportamiento o a los niños que no se duermen cuando están en la cama. También en el caso de los infantes se produce el mismo final, ser devorados en la cueva de La Encantada o ser llevados a su mundo para no volver a saberse más de ellos.
El que los reptiles sean tan recurrentes en las leyendas del yacimiento arqueológico donde se ubica la cueva de la Encantada no es algo aleatorio: las bichas o culebras, o los lagartos son muy abundantes en la zona y se suelen introducir en cualquier época del año en la cueva para hibernar, beber agua, estar frescos, o como refugio frente a su predadores.
El cerro de la Encantada es en sí un lugar misterioso. Durante largos siglos fue el asentamiento de un poblado prehistórico de la Edad del Bronce que recibe ese nombre. Pero inexplicablemente, el poblado se convirtió en un cementerio en la última etapa de poblamiento para ser posteriormente abandonado y olvidado. Quizá, las excavaciones que se realizan desde hace algunas décadas, descubran algún día aquel misterioso fin.
El cerro, además de albergar la famosa cueva de la Encantada y el yacimiento, es un lugar especialmente respetado ya que los días y noches de tormenta las personas mayores de Granátula afirman que los rayos se apegan mucho y caen con decidida fuerza rompiendo las peñas y dejando un color oscuro encima de ellas. Cuando la tormenta se acerca se dice que hay que buscar un lugar resguardado, como la cueva, para refugiarse porque el peligro de que te alcance un rayo es muy alto. Por eso al cerro de la Encantada se le da también el nombre del cerrillo de los Rayos. ¿Será esto responsabilidad de los nubleros o regulares?
Marcel Félix de San Andrés

viernes, 18 de agosto de 2017

EL DEFICIENTE TRANSPORTE SANITARIO DEL SESCAM

Movilización de trabajadores del transporte sanitario del SESCAM
El SESCAM aceptó una oferta temeraria, a la baja, para adjudicar el servicio de ambulancias a Ambuibérica y el resultado de aquella decisión es un servicio deficiente que pagamos los enfermos y los propios trabajadores, casi siempre desbordados por el exceso de trabajo como consecuencia de los numerosos despidos.
Las carencias se hacen más visibles en verano a causa de las vacaciones, y los tiempos de espera de enfermos especialmente sensibles se alargan. En concreto, en el traslado de enfermos de Rehabilitación de Puertollano, que habitualmente son mezclados con enfermos de consulta, lo que contradice cualquier planteamiento médico es una aventura (a mi me dieron el alta hospitalaria tres días después de la operación para alejarme de posibles infecciones pero me exponen a diario compartiendo ambulancia con enfermos de todo tipo); desconoces la hora en la que te recogen, con variaciones de hasta 50 minutos, y la espera para el traslado a tu casa casi nunca es inferior a una hora. En condiciones normales, para una hora de rehabilitación ocupas 5 horas diarias, y eso residiendo en Puertollano. 

El 18 de agosto han batido el récord y el tiempo de espera ha rozado las dos horas. El cuadro en la sala de espera era casi dantesco: dos pacientes de ictus en silla de ruedas, dos pacientes con prótesis de rodilla, una de ellas en silla de ruedas, una paciente de consultas en silla de ruedas de la que desconozco su enfermedad, una paciente con problemas en un brazo y un operado de fractura múltiple de fémur.
Al pedir explicaciones al operario de ambulancias por el retraso responde que legalmente estamos obligados a esperar hasta tres horas. Cuando le explicamos que, en la mayoría de los casos, los pacientes de traumatología sufrimos dolores propios de nuestra situación y no es comprensible que se nos haga esperar demasiado tiempo en una silla de madera... recibimos la callada por respuesta y al pedirle una hoja o documento en el que hacer una denuncia oficial se nos informa que las quejas debemos trasladarlas directamente a la centralita del 112. El acompañante de una de las pacientes de prótesis de rodilla nos informa que ellos enviaron al 112 una queja mediante correo electrónico y ni siquiera se les ha respondido.
Desde la experiencia compartida por numerosos pacientes advertimos que alguno de estos operarios van bastante justitos de formación, educación y empatía hacia el enfermo, por lo que deberían contar con programas de formación continua. 

En apenas un mes hemos presenciado distintos incidentes, incluidas disputas que han estado a punto de acabar en peleas, con los pacientes atónitos ante el espectaculo. También vemos cada día, entre las 13 y las 14 horas, varias ambulancias aparcadas junto a la cafetería del hospital mientras los enfermos vamos enlatados como sardinas en una única ambulancia...
¿Alguien del Gobierno de Castilla La Mancha tiene algo que decir al respecto? No nos vale con que el servicio actual es herencia de Cospedal. Han pasado dos años y el servicio, según numerosos testimonios, va a peor cada día...
Marcel Félix Sánchez


martes, 15 de agosto de 2017

RELATOS DE VERANO: LAS DAMAS BLANCAS, LA DAMA DE LOS MONTES

Dama Blanca. Ilustración de Marcel Félix
En casi toda Europa abundan las leyendas e historias que narran la existencia de misteriosas mujeres vestidas con prendas blancas y luminosas. Estos espíritus tutelares de los bosques se conocen genéricamente como damas blancas. En general se las describe como bellísimas jóvenes, vestidas con túnicas de gasa blanca que socorren a los viajeros extraviados en la inmensidad de los bosques. Quienes las han visto afirman que tienen largas y sedosas melenas rubias, una figura esbelta y ojos azules que brillan como estrellas, llenando el alma de una paz infinita.
En la mitología europea, las damas blancas son genius loci, seres que protegen un sitio en particular como es el caso de los bosques. A pesar de haber cientos de relatos sobre ellas son tutelares difíciles de ver y advertir pues, según la tradición, solo se muestran abiertamente a los nacidos en domingo y son portadores del talismán mágico y a los bebés que son besados por una dama blanca en el momento de su alumbramiento.
En general, todas las leyendas coinciden en que sus lugares favoritos para vivir son los bosques, especialmente aquellos donde nieva, ya que así pueden pasar desapercibidas camuflándose en el blanco paisaje. Los bosques, castillos y cuevas ocultas son la mágica morada donde reposan y descansan cuando no tienen ninguna tarea que realizar y están ociosas.
Las damas blancas son hadas generosas de gran corazón, están siempre dispuestas a ayudar a los mortales que demuestren ser merecedores de su misericordia, ellas consuelan a los perdidos y ayudan a buscar la salida a quienes se sienten presos dentro de una gran pena. También son solidarias con las mujeres parturientas, sobre todo cuando el parto es particularmente difícil. Los bebes nacidos bajo la protección de una Dama Blanca tienen la capacidad de poder verlas siempre que lo deseen. Si bien son tutelares de gran corazón, dulces y pacíficas por naturaleza, su bondad es absolutamente comparable con la ira que pueden albergar en sus delicados cuerpos. Cuando alguien las exaspera, molesta u ofende, ellas no dudan en helar su corazón con tan solo una penetrante mirada.
Una leyenda alemana relata que un niño pequeño se internó en el bosque para jugar y, distraído, se adentró demasiado, perdiendo el camino de regreso a casa. Cuando se dio cuenta de que estaba perdido y que nadie respondía a sus llantos y ahogados gritos de auxilio, por entre los árboles apareció una bellísima mujer vestida de blanco, con el pelo rubio brillante como un rayo de sol. Se le acercó, dulcemente tomó su mano y lo condujo caminando hasta el final del bosque, donde le mostró el sendero que lo llevaba de nuevo a su hogar. Antes lo besó suavemente en la mejilla y lo dejó partir. Leyendas muy parecidas a esta se repiten en distintos puntos de la geografía manchega.
Según las regiones y territorios se les da a las damas blancas características divergentes y hasta muy antagónicas. Así en la Europa del norte se las considera tutelares de buen augurio y existe la certeza de que quien las ve tendrá siempre la fortuna de su lado. Contrariamente a esta tradición, en España la presencia de estas mujeres está ligada en ocasiones al mundo de los fantasmas, por ello es común encontrar damas blancas en leyendas urbanas, como aquélla que advierte sobre una misteriosa mujer vestida de blanco haciendo autoestop. En Ciudad Real se narran experiencias sobre la joven que se aparece en la carretera de Toledo y que se considera puede estar relacionada con el cercano, hoy desaparecido, sanatorio de la Atalaya.
En general, en nuestro país son personajes femeninos, a la vez ambiguos, que participan de las características de los fantasmas, los duendes y las encantadas. Constantino Cabal se refiere a ellas diciendo: “y las hadas son los muertos... y las hadas y los muertos siempre llaman por su nombre a las personas que necesitan... la leyenda céltica confunde todos los rasgos de las hadas y los muertos, lo mismo que la latina unificó las fatas con las parcas en una sola personalidad”.
En Galicia, existe desde siempre la Xa, mezcla de fantasma y hada que en las aldeas son fantasmas que se meten con la gente, estorban en los molinos, roban las heredades y ordeñan las vacas en las cuadras. Es muy probable que el mito viajara por toda España con los desplazamientos de las gentes del norte hacia el centro y el sur de la península Ibérica personalizándose, eso sí, en cada comarca y/o municipio. En Puertollano, según nos contó Teodora Fernández, su madre le habló de una Dama Blanca que se veía la noche de San Juan recorriendo el paseo de San Gregorio. Otro testimonio similar, el de Flor Núñez, sitúa a la Dama Blanca en los alrededores del Terri.
La Dama de los Montes. Nuestra particular y asombrosa dama blanca manchega la encontramos en la Dama de los Montes, extraña mujer que vive en las espesuras de los bosques y los agrestes roquedos, y aparece de forma misteriosa para proteger a los niños extraviados. En otros lugares de la provincia (Porzuna, Herencia, Ruidera…) donde se tiene noticia de leyendas y fábulas que hablan de esta misteriosa mujer se la conoce también como “la Vieja de la Sierra”.
En Villamanrique se cuenta la aventura de un niño que se perdió en el monte buscando leña y se salvó porque una desconocida señora le resguardó del frió y le protegió de los lobos. El niño no supo dar más datos sobre su misteriosa benefactora y en el pueblo caló la leyenda de la Hermana de la Sierra.
Famoso en Ruidera fue el extravío de un niño de trece años: “que lo estuvieron buscando to el día, dando voces por el monte y al caer la noche dejaron de buscarlo. Al día siguiente ya lo daban por muerto, porque por la noche había nevao algo y después heló mucho. Y no sé si vieron pisás y las siguieron, pero lo cierto es que se lo encontraron al abrigo de unos riscos de la peña del Babián, pero aquí abajo dando casi vistas a Ruidera. Cuando lo vieron tan campante se quedaron desconcertados y le preguntaron si había pasado mucho frío, a lo que la criaturica les contestó: que había estao muy calentico porque lo había tenido arropado toa la noche una mujer…”.
Pervive en la memoria de los niños salvados como una hermosísima joven, que en ocasiones adoptaba la figura de una anciana de serena belleza. En todos los casos se le atribuye una maternal ternura, de palabras muy dulces y voz suave, que al momento hace desaparecer las angustias.
En su tiempo, el acontecimiento de la pérdida y posterior aparición de los niños tuvo mucha resonancia popular en sus respectivos pueblos, imaginándose y planteándose múltiples hipótesis. Hay quién ve en ellos milagrosas manifestaciones marianas; otros, la gran mayoría, por el contrario, creen que son fantasías infantiles; los eruditos amantes de la mitología defienden que se trataba de primitivos duendes de los bosques; estudiosos foráneos afirmaron que eran sombras de ritos iniciáticos en lo más profundo del bosque primitivo; y los escépticos sostienen que no había nada de sobrenatural en aquellos casos, que tan sólo eran mujeres “desapartás” voluntariamente de la sociedad y de su tiempo.
En los cuatro casos recogidos por Carlos Villar Esparza en su libro Con Once Orejas, que no guardan relación alguna de parentesco, espacial ni temporal, son niños de corta edad que enviados por sus padres o bien por decisión propia, se adentran en la espesura del bosque, que siempre se halla en una sierra cercana al pueblo, en búsqueda de leña para su posterior venta y así ayudar a la mísera economía familiar o simplemente para consumo particular, todos desaparecen sin dejar huella alguna.
“En pos de la leña, los pequeños recolectores se adentran en la profundidad del bosque y, a la hora de la vuelta, se dan cuenta que se han extraviado y no encuentran, pese a los muchos intentos, el rastro del regreso. Perdidos, desesperados y desorientados los niños ven llegar las primeras sombras de la noche, y con ella empieza a helar. Los niños lloran, llaman angustiosamente a sus padres y piden auxilio con las pocas fuerzas que les quedan. Aúllan los lobos, andan de lobá, pues han olisqueado la carne de los niños y empiezan a acercarse.
Los niños buscan refugio junto a una gran roca o al abrigo de un árbol caído, hambrientos y aterrorizados se hacen un ovillo y permanecen inmóviles. Todo es negro y los niños están indefensos en la noche que murmura lúgubres bisbiseos. El hielo nocturno, mortal acariciador, les va cerrando los ojos. Y cuando todo parece perdido para los niños se produce el milagro. Aparece junto a ellos una hermosísima joven o una anciana de serena belleza que con ternura les coge de las manos y les anima a que la sigan con dulces palabras. Ante la presencia femenina los lobos reculan temerosos y respetuosos.
La súbita protección de esta misteriosa mujer llena a los niños de una sensación de cálida placidez, de sentirse defendidos por la protección materna. “La Vieja de la Sierra” o “la Dama de los Montes” conduce a los niños a una acogedora cueva o a una humilde cabaña donde se sientan junto al fuego y la mujer les da de comer y les cuenta cuentos mágicos hasta que el sueño los vence”.
En el caso referido a Porzuna, “la Vieja de los Montes” da al niño bellotas como único alimento mientras le cuenta una maravillosa historia que el chiquillo, al encontrarse de nuevo entre los suyos, se niega a revelar. En Solana del Pino la extraviada fue una niña de apenas tres años. Estuvo desaparecida todo un día con su noche, fría noche otoñal, y a las primeras luces apareció en el camino asegurando que una mujer muy guapa le había dado de comer y la cobijó en su cabaña.
En todos los casos, los niños cuentan con naturalidad a sus familias la presencia salvadora de la dulce mujer y como han sido protegidos por ella. Los mayores, incrédulos ante el extraño relato, dudan de las palabras de sus hijos. Así cada uno de los sucesos ha quedado en cosas de niños, pues ninguno de los adultos había visto, ni vería jamás, a la reservada y bondadosa dama de los montes.
Carlos Villar Esparza cita a uno de aquellos pequeños, conocido como “el hermano perdio”, que fue protagonista de una de estas aventuras a principios de 1940 y que fue salvado por esta especie de ángel tutelar. El protagonista vive aún en una ciudad española muy distante de su pueblo manchego, y sigue arraigado en su memoria, como un día, siendo niño, le salvó “la Vieja de la Sierra”.

Marcel Félix de San Andrés

viernes, 11 de agosto de 2017

¿ES DEMOCRÁTICO EL GOBIERNO DE VENEZUELA?

Nicolás Maduro en un acto de la Asamblea Constituyente
Nos engañan, nos manipulan, nos machacan desde los medios de comunicación públicos y privados continuamente con la vergonzosa afirmación que Venezuela es una dictadura. Propiciado desde el partido más corrupto y más degenerado de la UE, el PP, cuyos representantes no responden a las críticas, exigencias y controles que todo partido que se llame democrático debe ofrecer a la representación de la soberanía popular, el Parlamento, y se refugia en un país extranjero, Venezuela, para tapar sus vergüenzas.
Este Gobierno que sí es antidemocrático, pues no acepta los acuerdos del Congreso, los paraliza, que reprime con dureza a los pacíficos opositores, sean músicos, titiriteros o simplemente manifestantes, algunos de ellos actualmente en la cárcel (presos políticos), conculcando la libertad de expresión y manifestación, que tiene domesticados-controlados determinados sectores de la judicatura (vergonzosa actuación de Rajoy como testigo de la Gürtel), saltándose a la torera la separación de poderes, que crea aparatos policiales clandestinos para espiar y controlar a los adversarios políticos, que tiene a cientos de sus “dirigentes modélicos” imputados y al propio partido, que está hundiendo en la miseria, el hambre, la desesperación y la exclusión social a millones de ciudadanos, se atreve a criticar al Gobierno de Venezuela y apoyar a la extrema derecha terrorista que lo quiere derribar.
Desde un punto de vista político y social, en Venezuela ha habido en los últimos 19 años 19 elecciones, que han sido ratificadas como limpias y democráticas por cientos de observadores internacionales (ONU, OEA, UE, ALBA,…), dos de ellas perdidas por el Gobierno. Nicanor Moscoso, Presidente del Consejo de Expertos Electorales de América Latina, dice que “En Latinoamérica no existe otro sistema electoral más seguro que el de Venezuela”.
Cuando Hugo Chávez ganó las primeras elecciones en 1998 planteó una nueva Constitución para cambiar la historia de su nación con tres objetivos muy claros: soberanía popular (el pueblo como protagonista de los necesarios cambios económicos, sociales y políticos), independencia (ser un país libre en la toma de decisiones, sobre todo respecto a la influencia yanqui y de la banca mundial) y manejo y administración de sus recursos naturales (petróleo, gas natural, oro, cobre, reserva de agua, diamantes,…). La Constitución Bolivariana, aprobada por el pueblo en 1999, recogió estos tres importantes objetivos. Esto supuso una ruptura total con la soga neoliberal que esquilmaba las riquezas del país que controlaban la burguesía y oligarquía venezolanas y las grandes empresas multinacionales (sobre todo estadounidenses). Los cambios sociales, económicos y políticos en los últimos 19 años han transformado al país y ha mejorado sustancialmente las condiciones de vida de la población, sobre todo de los más pobres.
El Gobierno democrático bolivariano comenzó una lucha titánica con fuertes inversiones sociales para dar identidad a millones de ciudadanos, acabar con pobreza extrema, mejorar y casi erradicar la mortalidad infantil, escolarizar a todos los niños, establecer una sanidad pública y gratuita, construir miles de viviendas sociales, casi acabar con el paro (5%), dotar a la ciudadanía de herramientas para su propia organización y toma de decisiones relacionadas con todo lo público, posibilitar medios de comunicación alternativos controlados por los propios vecinos y, sobre todo, intervenir y administrar los recursos naturales para que su riqueza recayera en la mejora de las condiciones vida de los venezolanos.
Todo ello produce un choque de intereses entre el Gobierno Bolivariano y los poderes fácticos que han dominado y controlado el panorama social, político y económico hasta 1998. Pero la burguesía y oligarquía venezolanas a pesar que cuenta con muchos medios económicos (bastantes de la CIA), con poderosos medios de comunicación, con el control de una parte importante de la economía y con el apoyo yanqui, no ha sido capaz de derrotar por medios democráticos al Gobierno Bolivariano. Como ocurrió con otras democracias de izquierdas (Chile de Salvador Allende) desde la llegada al Gobierno de Chaves la extrema derecha golpista y terrorista, encuadrada en la Mesa por la Unidad Democrática (MUD), planteó acabar con el estado democrático venezolano.
La ofensiva desatada por las élites económicas venezolanas contra el Gobierno de Chávez ha continuado con el de Maduro. La extrema derecha oligárquica venezolana controla una parte importante de la comercialización y distribución de alimentos (los retienen o los queman para que haya desabastecimiento), cuenta con el apoyo de los grandes medios de comunicación nacionales y de los países extranjeros que defienden al capitalismo neoliberal (entre ellos España), que tergiversan la situación del país y hacen continuas llamadas a la rebelión y a la sedición. Pero además, y en una fase de guerra total, utiliza las calles para sembrar el terror e intentar por la fuerza derribar al Gobierno, esperando que el conflicto social violento se generalice y propicie la intervención militar de países extranjeros. No podemos olvidar que en Colombia hay siete bases militares americanas dispuestas a actuar en cualquier momento y países dispuestos a intervenir (Colombia, Méjico,…) en nombre de los DDHH y las libertades en Venezuela, aunque sea uno de los países de Latinoamérica que más lucha por “preservar la paz y mantener la institucionalidad democrática”, según acuerdo del Consejo de DDHH de la Organización de Naciones Unidas del pasado mes de Junio.
Los métodos, para esta insurrección violenta, son ya de sobra conocidos. En estos años ha habido dos intentos de golpe de estado. Y, desde hace tres años, hay continuas manifestaciones de grupos terroristas (Guarimbas, grupos terroristas comandados por Leopoldo López y Henrique Capriles) que siembran el pánico entre la población. Son grupos organizados, no demasiado numerosos, pagados con fondos de la CIA a través de la Fundación Nacional para la Democracia (NED), que cuenta con todo tipo de materiales (casco, escudos, máscaras antigás, palos, piedras, cócteles, armas de fuego,…) para enfrentarse de forma violenta a la fuerzas de orden público, atacar o quemar organismo públicos y privados (hospitales, colegios, ayuntamientos, sedes de partidos de izquierdas,…) y acabar sembrando la muerte y el terror entre los ciudadanos. En 2014, los guarimberos mataron a 43 personas. Desde el pasado mes de Abril se ha intensificado la insurrección violenta como estrategia para derribar al Gobierno de Nicolás Maduro. Desde que comenzó esta última ofensiva, son ya más de 115 personas asesinadas, entre ellas 30 chavistas quemados vivos, más de 20 policías y fuerzas de orden público asesinados, al igual que muchos ciudadanos y algunos manifestantes guarimberos muertos por la detonación en sus manos de los explosivos que portaban (se ve que la CIA no los enseñó a manejarlos correctamente).
Da escalofrío desde el otro extremo del mundo contemplar las imágenes (que millones de ciudadanos con incapaces de analizar y se convencen de las mentiras que acompañan) que nos ofrecen nuestros medios de desinformación públicos y privados de los manifestantes “pacíficos” enfrentándose a las fuerzas del orden público y atentando contra normales ciudadanos. Se puede observar que son grupos terroristas organizados para delinquir, con cascos, pasamontañas, máscaras antigás, escudos, cócteles molotov, armas de fuego,…Mientras tanto, el Gobierno de Nicolás Maduro se muestra conciliador –grave error- y ha liberado de la cárcel a un terrorista, Leopoldo López y sigue llamando al diálogo con la oposición. Él debe saber que eso no es posible, que esta oposición sediciosa no quiere la paz. En Enero los representantes de la extrema derecha rompieron las conversaciones, “no desean un acuerdo pacífico y democrático, sino tumbar por la fuerza al Gobierno” ¿Qué pasaría en cualquier país europeo y, sobre todo en España (Ley Mordaza), si se dieran esas manifestaciones? Posiblemente esos guarimberos estarían en la cárcel para toda su vida. (Comparemos esto con los presos y encausados que hay en España por manifestarse pacíficamente o criticar la nefasta labor del Gobierno). Sin embargo, a esos terroristas, Rajoy, Rivera, González y toda una camada de élites fascistas los tacha de “demócratas” y a los que la justicia venezolana condena, los llaman “presos políticos”.
Está claro que la dura situación social, política y económica, organizada desde las élites oligárquicas, que vive el pueblo venezolano es consecuencia de una falta de decisión política, que muestra demasiada condescendencia con estos asesinos. El Gobierno de Nicolás Maduro tiene en sus manos herramientas legales y democráticas, amparadas por la Constitución de 1999, para acabar de una vez con las llamadas a la rebelión contra el Gobierno democrático desde los medios de comunicación privados venezolanos, restablecer el control y los canales de distribución de alimentos y productos de primera necesidad y acabar con la barbarie terrorista.
¡Será o ellos (oligarcas y sus cómplices) o el triunfo del pueblo y la revolución bolivariana!

Juan García Ballesteros || Presidente del Colectivo Prometeo ||

ESPAÑA ¿QUÉ ES Y DESDE CUANDO?

Sobre el origen del nombre de España El PP se apropia y falsea la historia de España Comúnmente se admite que España viene del lat...