jueves, 29 de noviembre de 2012

EL HAMBRE COMO NEGOCIO: EL MERCADO AGROALIMENTARIO y LA PROPIEDAD DE LA TIERRA


Las grandes multinacionales de la distribución agroalimentaria, amparadas en la impunidad de los mercados y reforzadas por el neoliberalismo están acabando con la pequeña agricultura rural que producía alimentos sanos y sostenibles para los consumidores cercanos. 
Los huertos para autoconsumo se van consolidando
Históricamente, los pequeños agricultores se han dedicado a cultivar alimentos destinados al consumo propio y a los mercados locales, llevando a la práctica un tipo de agricultura respetuosa con el medio ambiente y cimentada en unos conocimientos agronómicos que se han transmitido de generación en generación. Progresivamente, el campesino o pequeño agricultor se ha ido abriendo al mercado. El objetivo ya no era cultivar para comer, sino hacerlo para vender la siembra y poder comprar la comida y otras necesidades. La denominada “Revolución Verde”, acaecida a mediados del siglo XX, favoreció este proceso ya que, gracias a la mecanización del campo y a la utilización de semillas mejoradas y productos químicos, consiguió aumentar la productividad. El otrora agricultor libre se hizo dependiente de los “paquetes tecnológicos” y de las exigencias de los mercados.
Inicialmente muchos pequeños agricultores lograron sobrevivir e incluso progresar, aunque con la expansión de las políticas neoliberales, la agricultura tradicional ha entrado en una clara recesión. Según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), la agricultura ocupaba al 52% de la población económicamente activa a nivel mundial entre los años 1979 y 1981, porcentaje que disminuyó hasta el 40% en 2010. Igualmente, la población rural mundial que en 1979-81 sumaba el 61% del total cayó en 2010 hasta el 49%. Por el contrario, en ese mismo intervalo de tiempo las exportaciones y las importaciones agrícolas se multiplicaron por cinco, lo que viene a indicar que el modelo agrícola exportador e intensivo está expulsando a los agricultores del campo. Y es que el principal problema que enfrenta la agricultura agroexportadora, entendida como una mercancía más dentro del supermercado global, es que las diferentes fases de la cadena agroalimentaria (semillas, insumos, intermediación, distribución, transformación, venta, etc.) se concentran cada vez en menos manos, y esta situación de oligopolio da fuerza a estas “manos” que determinan todo tipo de condiciones.
Según la Rural Advancement Foundation International el 67% del comercio mundial de semillas era manejado en 2007 por 10 grandes multinacionales (DuPont, Syngenta, Limagrain, Bayer, etc...), solo Monsanto controlaba casi el 25%. De acuerdo con la misma fuente, 10 empresas controlan el 89% del comercio de agroquímicos (Bayer, Syngenta, Dow, Monsanto, entre las más destacadas.). De ellas, las seis más poderosas también participan del negocio de las semillas. En 2008, año en el que se produjo la primera de las crisis alimentarias de este siglo, las empresas transformadoras lograron importantes beneficios según la Genetic Resources Action International (GRAIN): “…los beneficios de Nestlé subieron un 59% respecto a 2008, y el beneficio de Unilever creció un 38%”. Durante esos meses también aumentaron los precios de los agroquímicos, por eso muchos agricultores no pudieron adquirirlos y sus plantaciones intensivas sufrieron pérdidas. Monsanto, en cambio, aumentó sus beneficios un 120% respecto a 2007, Bayer un 40%, Syngenta un 19% y Dow un 63%.
Estos eslabones de la cadena alimentaria (agroquímicos y semillas) no son los únicos que han logrado aumentar sus beneficios. Otro muy importante, que ha provocado la desesperación de millones de agricultores es la intermediación, es decir, el eslabón que acerca los alimentos del campo al supermercado. La situación en este caso es similar a los anteriores. Unas pocas empresas, tanto a nivel nacional como internacional, están situadas entre millones de agricultores que producen alimentos y millones de consumidores que los adquieren. Algunas de ellas los transforman, y según la Rural Advancement Foundation International, el 26% del mercado mundial de comestibles empaquetados es controlado por 10 transnacionales (Nestle, Pepsico, Kraft, Coca-cola, Unilever, Danone, son las más destacadas). En frutas y verduras sin transformar, la intermediación es entre los mayoristas y minoristas, y en otros casos es la distribución moderna (supermercados) quién adquiere directamente los productos del agricultor o del mayorista.
En cualquiera de los tres casos mencionados, la tónica general es que la intermediación, la transformación o la distribución moderna, haciendo gala de su posición dominante en la cadena alimentaria, imponen unos precios de compra irrisorios al agricultor y se los incrementa al consumidor logrando una plusvalía en algunos casos insultante.
LA ESPECULACIÓN LLEGA A LOS ALIMENTOS
Kraft es una de las grandes transnacionales alimentarias
En las últimas décadas, la desregulación en los mercados provocó que las inversiones productivas en la economía real fueran perdiendo peso en favor de las inversiones financieras, que acamparon en diversos mercados para esquilmarlos y luego escapar de las crisis que creaban en busca de nuevos mercados. A la inversión financiera se le achaca, entre otras, la “burbuja de las punto.com” y la “crisis de las subprime”. 
En la búsqueda de inversiones seguras el capital financiero aterrizó en los mercados de futuros, donde alimentos y materias primas agrícolas son una parte muy importante del mismo (también se negocia con petróleo, metales, etc.). Como ejemplo podríamos plantear el siguiente caso hipotético: una cooperativa agraria acude a uno de estos mercados y, tras negociar con una empresa de harina, vende 30 toneladas de trigo, a entregar en enero de 2014 y a un precio de 225 dólares la tonelada. Para ello se firmaría un “contrato de futuro”, es decir, un título en el que se detalla la transacción. Importante subrayar que en los mercados de futuros no se negocian mercancías físicas (trigo) sino contratos para vender/comprar mercancías físicas futuras (trigo en enero de 2014). Estos mercados nunca estuvieron exentos de la especulación y otras prácticas alejadas del comercio real de materias primas, ya que los contratos sobre mercancías futuras dan mucho margen a la variación de precios antes de la fecha de entrega real. Pero como decía, diversas medidas liberalizadoras junto a crisis en otros mercados, originó que el capital financiero (fondos de cobertura, de pensiones, etc.) invirtiera a gran escala en los mercados de futuros. Los activos financieros en materias primas crecieron de los 5.000 millones de dólares en el 2000 a 450.000 millones en 2011.
Desde entonces el mundo vive en tensión debido al incremento de los precios de los alimentos que originó una crisis alimentaria en 2008 y otra inacabada en 2010 que está causando estragos en el Cuerno de África y el Sahel. Desde el principio se intentó esconder el motivo real de las crisis y se argumentó que la causa era el desequilibrio en la oferta y la demanda de alimentos, aunque con el tiempo y ante los hechos la realidad se hizo visible. Y la realidad es que mientras en el África Subsahariana está muriendo gente de hambre, el grupo de inversión Goldman Sachs ganó más de 5.000 millones de dólares en 2009 especulando en materias primas, lo que supuso un tercio de sus beneficios netos.
EL CONTROL DE LA TIERRA
La cadena agroalimentaria en un suculento negocio. Así lo demuestran los balances de ciertas transnacionales, como también queda claro tras analizar el vertiginoso aumento del capital financiero en los mercados de materias primas. Para los inversionistas el futuro es muy atractivo. Saben que la gente puede dejar de pagar su hipoteca pero siempre tendrá que alimentarse. Además se ha normalizado, se ha institucionalizado y se ha aceptado sin rechistar un incremento de los precios de los alimentos (y su volatilidad) que se creó artificialmente en los mercados. Desde organismos como la FAO se anuncia y se asume sin más, que la humanidad enfrentará una época de alimentos caros aunque ello suponga aceptar un status quo en el que millones de personas pasan hambre.
Si bien todavía no hay escasez, la ecuación entre la oferta y la demanda de alimentos y materias primas agrícolas tenderá a comprimirse si no se toman medidas, porque sigue creciendo exponencialmente la población mundial, y sobre todo, porque el futuro energético de los países ricos dependerá de los agrocombustibles, todo ello, en un planeta amenazado por un cambio climático que está comprometiendo la capacidad hídrica de muchas naciones, degradando los suelos, alterando la productividad y afectando los rendimientos en diversas zonas típicas de cultivo. La idea esencial es que, en tiempos de crisis económica y recesión, resulta que la agricultura se presenta como un mercado apetitoso y con un prometedor futuro. La demanda está más que asegurada, es más, crecerá vertiginosamente. La propia FAO ha estimado que la producción mundial de alimentos se deberá duplicar para el año 2050. La oferta, por el contrario, es el gran pastel a repartir y por ello naciones, inversionistas y transnacionales empiezan a mover fichas para garantizarse su porción. Teniendo en cuenta que ciertos eslabones de la cadena alimentaria exportadora ya están acaparados por multinacionales (semillas, intermediación, etc.) y teniendo en cuenta que los mercados de futuros están saturados de inversionistas y especuladores, solo queda un eslabón por conquistar: la tierra.
La Tierra es imprescindible y hasta el momento es un recurso natural que, dependiendo de países, puede ser más o menos accesible para la ciudadanía. El campesino y pequeño agricultor puede eludir las semillas patentadas, los agroquímicos y los canales tradicionales de distribución; mientras que el consumidor puede evitar las grandes superficies comprando alimentos sanos y de temporada directamente al productor. Para que sigan activos estos canales sostenibles y agroecológicos solo hace falta la tierra, que ahora, está en el punto de mira del capital. He aquí la gran amenaza para la soberanía alimentaria, especialmente en las naciones y comunidades empobrecidas que suelen autoabastecerse a través del autoconsumo y de los mercados locales. Aquí tenemos la principal batalla y no podemos perderla.
Plumaroja

miércoles, 28 de noviembre de 2012

LA TRASTIENDA DEL CORTE INGLÉS: ATAQUE A LOS DERECHOS SOCIOLABORALES


Los grandes almacenes acumulan denuncias por represión de la libertad sindical y discriminación de género 
Según la publicidad de la empresa,1,5 millones de personas visitan diariamente los diferentes centros de El Corte Inglés. Se introducen así en la burbuja del consumo: los “ocho días de oro”; la nueva colección “black” de Emidio Tucci, protagonizada por el futbolista Xabi Alonso; o la nueva tienda de belleza con 130 marcas y más de 5.000 artículos. Abducidos por marcas y juguetes tecnológicos, los consumidores desconocen la discriminación de género y la represión de los derechos sindicales que padecen unos trabajadores sometidos cada vez a mayor estrés. Los sindicatos críticos en El Corte Inglés –CCOO y UGT- han denunciado esta situación y han obtenido sentencias favorables en los tribunales.
19_corteinglesUna escena habitual de las huelgas generales es la policía defendiendo las puertas de El Corte Inglés frente a los piquetes informativos que tratan de hacer valer los derechos de los trabajadores. ©Davidovich_M 
Pese a ser el mascarón de proa de los grandes almacenes en España, también la crisis afecta a El Corte Inglés. En 2011 (últimos datos disponibles), la compañía presidida por Isidoro Álvarez obtuvo unos beneficios de 210 millones de euros (un 34% menos que el año anterior). La cifra de negocios consolidada del grupo El Corte Inglés alcanzó el mismo año los 15.777 millones de euros (casi un 4% menos que en 2010). Pese al descenso de ventas, Álvarez declaró en su informe ante la junta de accionistas de 2012 que la compañía “ha continuado su política laboral, la formación de los equipos humanos, su promoción interna y la atención a la calidad del empleo, con un 93% de trabajadores fijos” (sobre una plantilla de cerca de 100.000 empleados).
¿Es ésta realmente la política laboral de El Corte Inglés? CCOO ha denunciado que en 2011 la plantilla disminuyó respecto al año anterior pese a la apertura de Marineda City en A Coruña, la nueva zona comercial de Castellana y otras tres tiendas en aeropuertos españoles. El sindicato también denuncia que al personal “se le está despojando de derechos año tras año y que las condiciones laborales empeoran día a día”. Así, el salario de la mayoría de trabajadores y trabajadoras no alcanza los mil euros mensuales, mientras que los accionistas se reparten 43,5 millones de euros; se dan en la empresa jornadas de hasta 10 horas y se elimina la cláusula de revisión salarial, con lo que cada año que pasa los trabajadores pierden poder adquisitivo, denuncia el sindicato en respuesta al informe remitido a la junta de accionistas de 2012.
Las mujeres ocupan el 67% de los empleos en El Corte Inglés, pero padecen una inveterada discriminación. Uno de los grandes caballos de batalla es el incumplimiento por parte de la empresa del Plan de Igualdad (suscrito en 2008 entre la compañía y todos los sindicatos). De los 11 puntos del plan, la empresa sólo ha hecho efectivo uno: introducir el mismo uniforme para todos los trabajadores (antes sólo lo llevaban las trabajadoras), pero esta uniformidad en el vestuario no afecta a los jefes, aunque sí a las jefas. Sin embargo, la medida se “vendió” en los medios de comunicación, siempre muy obsequiosos con El Corte Inglés, como un gran avance.

El “Plan de Igualdad”, papel mojado

El Plan de Igualdad fue la respuesta de la empresa a las denuncias por discriminación planteadas por los sindicatos, ante la inspección de trabajo y ante los tribunales. Pero desde el primer día el documento ha sido papel mojado. Prueba de ello es que los inspectores de trabajo y las diferentes instancias judiciales han dado la razón una y otra vez a CCOO y UGT. Recientemente, estos sindicatos han presentado una demanda ante la sala de lo Social de la Audiencia Nacional contra El Corte Inglés por incumplimiento del Plan de Igualdad.
Porque, según Comisiones Obreras, el número de responsables de área es, en el caso de las mujeres, como mínimo tres veces inferior. Además, el complemento personal (agregado al salario base) de una trabajadora de nivel medio es cerca de 200 euros menos que en un trabajador. Añaden fuentes sindicales que la inmensa mayoría de los directores de centro y de cargos intermedios (gerente de planta, jefe de grupo o jefe de departamento) son hombres. Para la promoción interna también lo tiene mucho más fácil el trabajador que la trabajadora, ya que el ascenso no responde a criterios objetivos sino a la libre designación, y ésta favorece a los hombres.
En julio de 2011 el Tribunal Supremo emitió una sentencia clave. Dio la razón a los sindicatos de clase en su denuncia por discriminación de género en cuatro centros de Barcelona, sobre todo en relación con la promoción profesional. El Supremo ratificaba así una sentencia anterior del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Cataluña, que la empresa había recurrido.
La cuestión de género persigue a El Corte Inglés incluso fuera de España
La cuestión de género persigue a El Corte Inglés incluso fuera de España. La investigación “La moda española en Tánger: trabajo y supervivencia de las obreras de la confección”, presentado por la ONG SETEM en enero de 2012, analiza las condiciones de vida y trabajo precarias que sufren las trabajadoras en talleres textiles de Tánger; estos talleres actúan como proveedores de grandes marcas internacionales. En el informe se cita a El Corte Inglés, junto a Inditex, Mango, Mayoral y Dolce & Gabanna.
Desde los años 70, y con la firma de los primeros convenios, El Corte Inglés se esmeró en promover el sindicalismo amarillo. Hoy, en el comité intercentros, máximo órgano de representación de los trabajadores a nivel estatal, los sindicatos de empresa (FASGA y FETICO) cuentan con la mayoría absoluta (con estas dos organizaciones la empresa ha firmado el vigente convenio colectivo). CCOO y UGT actúan con muchas dificultades como sindicatos críticos. Fuentes consultadas aseguran que la empresa unta a los delegados de los sindicatos amarillos con sobresueldos o dándoles jefaturas, cuando concluye su labor sindical. Por ejemplo, el actual jefe de Recursos Humanos de la empresa, Carlos Quintana, fue en su día secretario general de FASGA.
“El Corte Inglés persigue las candidaturas de los sindicatos críticos, sobre todo CCOO. Por ejemplo, organizar candidaturas nuevas nos resulta muy complicado. Se presiona a los trabajadores para que no se integren en las mismas; además, la empresa acosa a sindicalistas críticos utilizando a jefes de seguridad y jefes de personal”, asegura un delegado de CCOO en El Corte Inglés.
Pocas dudas hay, también a la luz de las sentencias de los tribunales, de que la empresa prima el amarillismo sindical para evitar conflictos laborales. Ya en marzo de 1998, el Tribunal Constitucional reconoce “el derecho de los recurrentes –CCOO y UGT- a no ser discriminados por razón sindical en sus salarios y en la promoción profesional en la empresa”. En enero de 2012, el TSJ de Andalucía ratificó la condena (del juzgado nº4 de Sevilla) a El Corte Inglés por vulnerar la libertad sindical y el derecho a la información de los trabajadores, por los hechos ocurridos durante la huelga general de septiembre de 2010. Ese día se impidió la entrada de los sindicalistas a El Corte Inglés para informar sobre la huelga, y se estableció en torno al centro comercial un fuerte cordón policial. En noviembre de 2012, en la víspera de la última huelga general, el Tribunal Supremo ratificó la citada sentencia.
Si esto es así, ¿Por qué la información no trasciende? Tal vez por las ingentes partidas en anuncios que El Corte Inglés destina a los medios de comunicación. El estudio InfoAdex de la inversión publicitaria en España de 2012 apunta que, en 2011, El Corte Inglés fue líder en inversión publicitaria en medios convencionales, con cerca de 150 millones de euros. Pero la cuestión viene de lejos. Pascual Serrano recuerda en “Traficantes de Información” (Ed. Foca) una explicación aportada por el fallecido periodista, Javier Ortiz, hace una década: “El Corte Inglés es uno de los principales anunciantes de España (…). Ocupa un lugar de honor en las cuentas de resultados de todos los periódicos, de todas las radios comerciales y de todas las televisiones. Nadie quiere enfadarlo”.
Sea como fuere, desde hace aproximadamente un año se aprecia un creciente nerviosismo en la dirección de El Corte Inglés. La crisis golpea, y aunque sea amplio el margen de beneficios, las ventas se resienten. La ansiedad en la cúpula se traduce en mayor presión sobre los trabajadores de base. En octubre se aumentó, aunque todavía a modo de ensayo (en la sección de ocio, cultura y videojuegos), el “umbral de productividad” que determina el pago de incentivos. Asimismo, el cobro de comisiones por ventas se ha endurecido: el 30% depende ahora de la evaluación que realiza el responsable de área. Fuentes sindicales aseguran, en este sentido, que se están cambiando las relaciones laborales en la empresa. Desde hace aproximadamente un año, el incumplimiento de los protocolos de atención a los clientes puede derivar en el “despido objetivo” del trabajador. Los responsables de área son cada vez más exigentes con las ventas complementarias (que el cliente se lleve una camisa y unos zapatos, además de los pantalones).
¿Qué subyace a todo este modelo de relaciones laborales? Según Paco Dolz, delegado sindical de CCOO en El Corte Inglés de Valencia, “la democracia no ha entrado en El Corte Inglés; es como un estado dentro del estado, con mucho poder, como puede apreciarse en el tratamiento que le brindan los medios de comunicación; se trata, en ese sentido, de uno de los grandes bastiones de nuestro país, junto a la monarquía y la Constitución”. Todas las iglesias –también las del consumo- tienen muchas vergüenzas que ocultar. Incluido El Corte Inglés.
Plumaroja

martes, 27 de noviembre de 2012

¿DERECHOS HUMANOS PARA QUIÉN? INDULTOS A TORTURADORES...

Mossos d'Esquadra agrediendo a un ciudadano rumano.

El Gobierno conservador del Partido Popular, en su sesión del pasado viernes, 23 de Noviembre, prestó un gran servicio a CiU y su Gobierno. Una prueba más de las mentiras reiteradas de la campaña de los nacionalistas contra España y sus instituciones. Cuando las necesitan, recurren a ellas solicitando apoyo para sus políticas reaccionarias y antidemocráticas. Como es sabido, cuatro Mossos d’Esquadra habían sido condenados por la Audiencia Provincial de Barcelona por delitos de tortura.
Ésta fue aplicada salvajemente a un ciudadano rumano, contra la integridad moral, contra la inviolabilidad del domicilio y otros, a elevadas penas de prisión que ya el Tribunal Supremo rebajó. Posteriormente, el Gobierno de España, para dar satisfacción al Consejero Puig y sus agentes torturadores, mediante un uso abusivo del derecho de gracia, concedió a cada uno de los policías condenados los respectivos indultos rebajando aún más las penas.
Así lo hacen mediante los Reales Decretos 410, 411, 412, 414 y 415 de 17 de Febrero de 2012, sustituyendo las penas impuestas, especialmente respecto a tres de ellos, por otras -dos años de prisión- que les permitían, en principio, librarse del ingreso en prisión para el efectivo cumplimiento de las penas. Una forma grosera pero eficaz de sustituir a los tribunales, banalizando a la víctima, el proceso, el juicio oral y la sentencia; todo, para favorecer a unos delincuentes que abusaron de una función pública tan relevante como el servicio policial. Pero esta vez, el Tribunal, dispuso que las penas resultantes se cumpliesen, como se desprende de los Autos que se dictaron el 21 de Mayo y 28 de Junio de 2012. Y ordenó que habían de ingresar en prisión, dada la “peligrosidad criminal” de los condenados y la “repulsa y alarma social” que generaron sus conductas delictivas. Lo razonaban así, entre otros argumentos: “Por otro lado, debemos tener en cuenta la condición del penado, sujeto activo, como agente de la policía, que estando llamado, por mandato constitucional y legal, a proteger a los ciudadanos, ha maltrecho de forma literal, directa y sin paliativos, los principios inspiradores y de actuación del cuerpo policial, de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y la Ley 10/1994, de 11 de julio, de la Policía de la Generalidad-Mossos d`Esquadra”. Y añadían: “En relación con el trato de detenidos, los miembros del Cuerpo de Mossos d’Esquadra: “….b) Velarán por la vida e integridad física de las personas que se encuentren detenidas o bajo su custodia y respetarán los derechos, el honor y la dignidad de las mismas….” Deber manifiestamente incumplido.
En cuanto el Tribunal tomó esta justa decisión, los agentes policiales, con el apoyo explícito del Consejero Puig, reiteraron la solicitud de indulto, lo que representaba un desafío y escarnio del Tribunal. Una vez mas, CiU acudía presuroso al Gobierno español, esta vez para amparar la tortura, sin ningún prejuicio contra el Estado, según ellos, supuestamente enemigo de Catalunya. Y el Gobierno, cumpliendo los compromisos pactados con el Gobierno de Mas, en una decisión sin precedentes y completamente arbitraria, prácticamente ha anulado las moderadas penas impuestas a los agentes, sustituyéndolas por las de multa, que evitan definitivamente que los torturadores ingresen en la cárcel.Y, paralelamente, es abandonada y ultrajada la víctima de dicha tortura, que debe observar atónita la total impunidad del maltrato que tuvo que soportar. Así pues, PP y CiU, tan aparentemente distantes durante estos días de campaña electoral, el último día de ésta estrechan sus manos y sus lazos, ciertamente nunca rotos, para justificar y amparar la tortura. Qué razón tenía el Profesor Tomás y Valiente cuando afirmaba que “En el mundo actual se tortura y no sólo en los Estados totalitarios o a los prisioneros de guerra, también en los Estados democráticos, anteponiendo el interés o razón de Estado a las garantías o derechos individuales de los ciudadanos”. 
Ayer el Estado y el Gobierno de Catalunya dieron un enorme paso atrás en la consolidación de la democracia y la defensa los derechos humanos. Y, paralelamente, venció una forma de ejercicio fascista del poder. Ese es el “Estado propio” al que aspira Mas.
CARLOS FERNÁNDEZ VILLAREJO. Crónica Popular

domingo, 25 de noviembre de 2012

RETRATOS INFAMES: RODRIGO RATO

19_retratos_infames_rato
Rodrigo de Rato y Figaredo de familia asturiana, por parte de padre y de madre, nació en Madrid en 1949. Y en esta ciudad estudió en los Jesuítas de Chamartín y se licenció en Derecho en la Universidad Complutense, en 1971. Aunque seguramente de chaval ya habría hecho sus primeras tropelías financieras, fue a partir de su licenciatura y junto a sus hermanos María Ángeles y Ramón, cuando comenzó a desmontar y arruinar el no tan pequeño imperio financiero que había montado su padre, Ramón Rato Rodríguez San Pedro, cimentado en las 68 emisoras de la Cadena Rato y, sobre todo, en Refrescos y Bebidas de Castilla (Rebecasa).
Después de la muerte de Franco, RdRyF comenzó sus acercamientos político financieros a la derecha de toda la vida representada por Alianza Popular, hoy por PP y, en 1982, a los 35 años, consiguió un escaño de diputado en el Congreso. Tras muchos años de despropósitos en la gestión de su propio patrimonio y de la acumulación impagable de créditos para el mal sostenimiento de sus múltiples empresas (Refrescos y Bebidas de Castilla (Rebecasa); Construcciones Riesgo S. L.; Aguas de Fuensanta, S.A; Arada S.L; Aurosur S.L; Constructura Inmobiliaria Urbanizadora Vasco Aragonesa S.A. (Ciuvasa); Muinmo S.L; Viajes Ibermar S.L.; Grupo Alimentario de Exclusivas; Cartera del Norte; Edificaciones Padilla S.L., entre muchas más) entró sorprendentemente en el gobierno del PP como vicepresidente segundo y Ministro de Economía y Hacienda, nada menos, para lo que evidentemente no estaba preparado, aunque no parece que esto fuera tan importante porque fue ratificado en el cargo por su amigo José María Aznar el año 2002.
Como ministro privatizó empresas públicas como Argentaria (a la que solicitó luego créditos supermillonarios para tratar de salvar sus propias empresas), Tabacalera, Telefónica, Endesa o Repsol. Aunque debió seguir empeñado en aprender economía tanto para el bien público como para el privado porque estudió y trabajó lo que no está escrito para doctorarse en Economía Política a los 52 años (siendo todavía ministro de Economía, ¿y vale esto?). Seguro de que por fin valía para ello aceptó más tarde ser nombrado Gobernador por España en las Juntas de Gobernadores del FMI, del Banco Mundial, del Iberoamericano de Desarrollo, del Europeo de Inversiones y del Banco de Europa de Reconstrucción y Desarrollo. Fue también ministro encargado de las relaciones comerciales internacionales del gobierno español al que representó también en Seattle (1999), Doha (2001) y Cancún (2003) en las altas reuniones ministeriales de la Organización Mundial del Comercio. Y, claro, con este currículo político es que estaba predestinado para ser el primer español nombrado Director Gerente del propio FMI.
Si bien esta trayectoria impresionante le hubiera facilitado ser el lógico sucesor de José María Aznar, la acumulación abusiva de créditos e impagados en su propia gestión privada desaconsejó a su amigo dejarlo al frente de los destinos de la nación, cargo que recayó en otra perla de la función pública, el gallego inane al que hoy conocemos mejor que entonces, Mariano Rajoy. Así que, en franca decadencia, y después de haber dimitido de su importante cargo en el FMI (cuando se fue, ni él ni nadie de su equipo preveía, según declararon, ni aún siquiera pequeños titubeos en el futuro de la economía mundial), RdRyF picoteó aquí y allí (Banco Lasard, Banco Santander) hasta que en 2010 fue nombrado en mala hora presidente de Caja Madrid, para caer más tarde en el pozo de mierda financiera de Bankia, arrastrando con él a un montón de gente. Y ahí sigue, y ahí seguimos.
Crónica Popular

viernes, 23 de noviembre de 2012

SACANDO CONCLUSIONES TRAS EL 14N


El éxito del 14 de Noviembre debe servir para continuar avanzando en la lucha contra el liberalismo y de convergencia de la izquierda.
Grupos de estudiantes se sumaron a los piquetes en Puertollano
La Huelga General del 14N ha tenido factores que la convierten en algo diferente, un antes y un después. En primer lugar ser una huelga europea o al menos del sur de Europa, pero con actos de apoyo en Alemania, Bélgica, Francia, Gran Bretaña etc.; es decir, un acto internacionalista, visto con mucha simpatía en América Latina. En segundo lugar ser convocada por la Cumbre Social, conglomerado de organizaciones sociales y sindicales muy plural y que le ha dado una impronta ciudadana a la convocatoria, añadiendo los conceptos de huelga de consumo, acción cívica e inclusión de amplios sectores de la ciudadanía arrojados del mundo formal del trabajo por el capitalismo financiero que sufrimos. En tercer lugar la dimensión inclusiva del movimiento estudiantil, obrero y de personas paradas y pensionistas en la lucha. Los episodios divisorios buscando protagonismos han sido mínimos y solo habría que contemplarlos como anécdotas.

En este sentido, hay que analizar la irrupción de los movimientos de indignados o el 15M, como nuevos actores en lucha. Es precisamente la precariedad entre las personas de las llamadas clases medias empobrecidas y entre los hijos de clases trabajadoras que creyeron ser clases medias; este precariado culto, preparado y con infancias felices aterriza ahora en un mundo cruel y “dickensiano” sin esperanzas y con unos políticos acomodados que les ignoran, no entienden su lenguaje y les excluyen o tratan de engañarles, lo cual inexorablemente conduce a una nueva rebeldía urbana de gentes más inteligentes que los integrantes de la carrera política, cooptados por las oligarquías políticas en base a su nivel de sumisión, que no de preparación. Lo importante para la resistencia social, sindical y política alternativa es encontrar el cemento, que facilita el encuentro entre el sindicalismo, el movimiento social y lo alternativo. El enemigo es común.Señalaría en cuarto lugar que estos factores están creando sin embargo un caldo de cultivo que, al contrario de lo que pudiera parecer, está fomentado el espíritu de clase, la lucha de clases. La clase de abajo, la clase no poseedora de capital financiero, la clase obrera de metalúrgicos, ferroviarios o dependientes con trabajo pero hijos parados, estudiantes sin futuro o precarias y precarios sin un contrato fijo como sus mayores pero hermanadas y hermanados por la lucha. Los abuelos que conquistaron y consiguieron con sacrificios y cárcel el estado del bienestar y sus nietos que ya no lo disfrutan, los autónomos y profesionales proletarizados en realidad por franquicias, grandes empresas y cadenas alimenticias o comercializadoras transnacionales. Tod@s hermanad@s por la guerra de clases que los ricos nos han declarado: el genocidio social que los bancos, poderosos, gobiernos conservadores y sistémicos, así como las grandes multinacionales nos han declarado, con crueldad, rapiña y violencia.
Una nueva visión del conflicto, está trasladándose a las calles de Europa, esta vez y en especial del Sur de Europa. El Sur ha sabido responder y Grecia, Portugal, Italia y España, están dando la talla. La lucha de los pueblos del sur está molestando profundamente a los dirigentes económicos y políticos conservadores, creando una gran confusión en la filas de lo que antaño fue la socialdemocracia y hoy es tan solo una facción política en crisis a la búsqueda de un capitalismo con rostro humano. Ese es el quid de la cuestión: el capitalismo está en crisis y la crisis capitalista se quiere superar a espaldas de los de abajo. Para conseguirlo hay que eliminar todas las conquistas y derechos. 
Lo cierto es que este 14N ha hecho ver cuestiones que hay que analizar y  poner en el centro del debate. En mi opinión:
-Es necesario buscar un actor político que pueda mediante un proceso convergente transformar la movilización social en un sujeto político, insisto, que nos haga transformar toda la marea humana que ya ha llenado avenidas y plazas y parado centros de trabajo, en una transformación seria y real que restablezca derechos y libertades perdidos y posibilite el alcanzar una sociedad más justa y el reparto. hay que agruparse en un Frente Amplio de Izquierdas.
Creo que la Cumbre Social y el 15M pueden y deben lograr puntos de encuentro y acción comunes. No estamos ya para tonterías. Los procesos ya se acompasarán o no; igual da. Lo importante ahora es encontrar una unidad de acción, que el traspasar la lucha social de resistente a ofensiva implica y exige.
La Cumbre Social debe politizar claramente sus exigencias. De hecho, una huelga general siempre es política. La necesidad de acabar con la reforma laboral y los recortes, exige una nueva política y ninguno de los que nos han traído hasta esta situación es útil. La “reforma exprés” de la Constitución del 78, además de inutilizarla la parcializa a favor de bancos y poderosos e impide el estado social. El problema es que no tenemos la fuerza política convergente capaz de alcanzar esas reivindicaciones y con voluntad de gobernar. Gobernar para cambiar, no para pactar con los poderosos o con sectores del sistema. Voluntad de ser mayoría social, no parte de la sociedad. Mientras tanto tenemos la Cumbre Social, sí, pero nos hace falta más.
Piquete informativo recorriendo las calles de Puertollano

En el estado español hay serias restricciones a la libertad sindical. En España se ha instaurado un régimen autoritario que condiciona e impone a los habitantes de este estado una legislación restrictiva y que facilita a los grandes empresarios, bancos y a los ricos y poseedores todos los derechos y, además, les protege con unas fuerzas policiales y de seguridad a su exclusivo servicio. Este régimen autoritario posee unos medios de información a su servicio, tanto privados como públicos, que falsean datos, la realidad y la visión social y del mundo. Criminalizan todo acto de insumisión, protesta o simple reivindicación democrática. Establecen una férrea censura sobre la familia real, excrecencia medieval imprescindible para mantener su dominio e imponer la falta de democracia que sufrimos. La democracia que se sufre en el Reino de España, es de una calidad pésima y nos asemeja más al Reino de Marruecos que al de Suecia o Noruega.La experiencia de lucha europea y de los pueblos del Sur de Europa, nos obligará a fortalecer e integrarnos en la Alter Summit o Conferencia Alternativa europea. Es imprescindible. La CES, siendo muy importante, no es ya el único instrumento que puede impulsar la lucha de las clases populares europeas. La CES necesita de los movimientos sociales y alternativos, pues la lucha es global. Por tanto, solo una coordinación de fuerzas sociales, sindicales y personas reconocidas, honradas, austeras y sabias, a las que leemos, estudiamos y de las que nos fiamos, puede promover una coordinación, conjunción y propuesta de luchas. El sindicalismo, que es muy importante y en el que yo creo, atraviesa algunas situaciones nacionales muy críticas y ha sido debilitado por el capitalismo y la legislación. También por el ultraliberal y reaccionario acerbo comunitario, es decir por la Unión Europea. Luego, necesitamos nuevas fuerzas e iniciativas. El encuentro entre la CES y La Alter Summit nos daria el impulso que precisan los duros retos que tenemos por delante  .
Tras estas reflexiones, creo, que el 14N ha sido un éxito de las clases trabajadoras y populares. La falta de derechos sindicales y de democracia ha arrojado a millones de personas a las calles. Las alianzas sobre el terreno conseguidas hay que mantenerlas y conquistarlas como permanentes.
Me permito terminar con un ejemplo de lo que podemos hacer: Fathi Chamky, portavoz de Attac-CDTM de Túnez, compañero en las ideas anticapitalistas, altermundista y marxista revolucionario, encarcelado en la dictadura, cuenta lo que ahora las izquierdas plurales están haciendo en Túnez. Hicieron la revolución y acabaron con la dictadura de Ben Alí. Tras acabar con el régimen mafioso de Ben Alí, ganaron las elecciones los islamistas y éstos siguen practicando las mismas políticas neoliberales que la dictadura pro-occidental, por lo que ahora han constituido un Frente Popular, al objeto de, en la lucha, ganar la confianza del pueblo.
Sindicatos (UGTT), asociaciones (Attac entre ellas), organizaciones de  derechos humanos, feministas y partidos políticos de izquierda marxista y revolucionaria, los que no apoyaron la dictadura, se han agrupado todos en el Frente Popular para poder cambiar el panorama político y aplicar medidas antineoliberales y de justicia. Ojala aquí fuéramos capaces de avanzar en esa direccion dejando los protagonismos en segundo o tercer plano. Yo, al menos, y sé que muchas personas más sí nos atrevemos a hacer esta propuesta. La cuestión es sencilla: todas y todos los antineoliberales unidos frente a este estado de cosas. En Europa hace falta un gobierno de izquierdas (he dicho de izquierdas) que rompa la dinámica liberal-autoritaria que sufrimos ¿Seremos capaces?
Plumaroja

CARBÓN DE COLOMBIA: MANCHADO DE SANGRE Y DE ESCLAVITUD

Mapa de los pueblos indios en Colombia

Claudia Castellano, activista de la CALCP (Corporación Colectivo de Abogados Luis Carlos Pérez,) y Mauricio García, representante de la Asociación de mineros artesanales de Guamocó (AHERAMIGUA) , están visitando España para informar a distintas instituciones sobre la situación que se vive en Colombia en relación con la explotación del carbón. Han empezado su periplo por Asturias, donde se han reunido con los grupos parlamentarios, con el Presidente de la Comunidad y con distintos medios de comunicación. Claudia y Mauricio ya vienen de explicar la situación de violencia contra la gente y vulneración de las leyes internas de Colombia para los casos relacionados con Minería y Agrocarburantes, en países como Gran Bretaña, Suecia, Bélgica, Alemania, Suiza. 
Básicamente cuentan lo que hay: 114.000 personas desplazadas a la fuerza por masacres de paramilitares de cuya cosecha se benefician empresas extranjeras de carbón y oro y de plantación de palma aceitera. Varios centenares de miles de hectáreas de concesiones mineras a Corporaciones que destruyen el medio natural, agreden a los pueblos indígenas como el Bari, y echan de sus tierras a los campesinos. Y una intensa militarización para “proteger” a esas empresas extranjeras que supone un soldado por cada 1,2 habitantes, a lo que se añade atentados a defensores de derechos humanos y persecución a las asociaciones, fumigación extensiva con glifosato que provoca nuevos desplazamientos e indefensión total de los pobladores autóctonos.
Lo que se pretende hacer en la región del Catatumbo es muy similar a lo que ya están haciendo la empresa norteamericana Drummond, y la Corporación Cerrejón de capitales suizos (Xtrata y Glencore en proceso de fusión). La diferencia es que  estas Corporaciones tienen un inmenso poder y una ambición sin límites. La Corporación Cerrejón es la que envía miles de Tm al puerto del Musel con intención especulativa contra el carbón europeo diseñada desde Goldman Sachs. Uno de sus ejecutivos más agresivos es Carlos Franco, que antes de ser ejecutivo era asesor especial del expresidente Uribe, Franco fue el que estuvo llamando a todos los medios de comunicación asturianos  para intentar acallar la información sobre el carbón colombiano en el Musel. Recordemos que España importa anualmente la mitad del carbón consumido en la generación de electricidad y que gran parte procede de las minas colombianas.
Carlos Franco está actualmente en Alemania, encabezando la delegación de la Corporación Cerrejón, presionando a los gobiernos de la UE para que desoigan las informaciones de violación documentada de los derechos humanos en Colombia y que estos gobiernos se guíen sólo por criterios empresariales.
Los negocios colombianos de la Corporación Suiza Cerrejón tendrán resultados catastróficos para los pueblos indígenas Wayúu, Bari y Embera, para el campesinado de la zona, y para los mineros tradicionales artesanales, si es que impera como hasta ahora el silencio, esto es la venda en los ojos para no querer ver la sangre que acompaña al negocio del carbón extranjero que llega al puerto de Gijón.
Cuando las normas internacionales sobre derechos humanos son violadas hay instrumentos de la ONU y  también del estado español, o asturianos como la Ley Asturiana de Cooperación y la Estrategia Asturiana de DDHH, y el Plan Director vigente, que OBLIGAN a nuestras instituciones a actuar en consecuencia.
Plumaroja

jueves, 22 de noviembre de 2012

LA HISTORIA INTERMINABLE: LA MODÉLICA TRANSICIÓN

Los simbolos franquistas continuan visibles en España

La famosa y glorificada “transición” -–tras la dictadura milico-fascista-clerical-bonapartista del césar marroquí— fue una “transacción”. Esto es, un “transigir”, que significa “consentir en parte con lo que no se cree justo, razonable o verdadero”. En otros términos, fue una operación política no poco a lo “gattopardo” de Lampedusa: aquello de “que todo cambie para que todo siga igual”. Como en Sicilia un siglo antes, en España se cambiaba aparentemente todo, pero en realidad seguirían prósperos y campantes los francofascistas, disfrutando de mucho poder político, militar, económico, y de sus grandes rapiñas crematísticas (demasiado de lo cual continúa hoy en el sector tardo o retro-franquista del PP); más el apoyo de una Iglesia que todavía no ha pedido perdón por llevar a Franco bajo palio como la hostia santa y saludar, los obispos, con la elevación de brazo fascista. Campantes los franquistas, en resumen, y por ende controlando en buena parte el proceso transicional.
Ahí estaban, para tal control, delincuentes de lesa humanidad como Fraga (quien temía el riesgo de dar con sus huesos largos años en cárcel, o algo peor; como sucedió a sus homólogos en el resto de Europa), travestidos ahora en “padres” del nuevo orden jurídico-político democrático, acuciando a diseñar una Constitución con notables trágalas y guetos antidemocráticos. Este nuevo “orden” no incluiría el reconocimiento y rehabilitación de “los últimos soldados de la República”, nuestros guerrilleros/maquis antifascistas, en toda Europa héroes con medallas, pensiones, rangos militares, mas en nuestra esperpéntica España hoy aún bandoleros, ¡cuatro décadas después de Franco! Ni incluyó la anulación de los aberrantes juicios y sentencias franquistas, que se habían pasado el Derecho por donde no digan dueñas. Todo bajo la cabeza estatal del monarca impuesto por un “caudillo” que llegó al poder con legitimidad inferior a la de Mussolini y Hitler. Repetimos: puro esperpento. Al cual monarca corresponde, por cierto, ser supremo “árbitro y moderador” del Estado (Art. 56 de la Constitución). Arbitraje y moderación que no han impedido seamos el segundo país del mundo, sólo superado por Camboya, en siniestras fosas de la indignidad y la ignominia, todavía muchas de ellas ocultas, con cien mil españoles asesinados por el franquismo y enterrados sin nombre y sin saberse dónde.
Y, si no aceptábamos este “gatopardismo”, ¡al diablo, no habría democracia!, no se celebrarían elecciones libres, no se permitirían partidos, etc, etc. Conque ¡a transigir! Que, además, el franquismo post-Franco tenía en nómina buen lote de altos generales ansiosos de ocupar el sillón de su césar al menos unos añitos (De Santiago, Iniesta Cano, Pérez-Viñeta, García Rebull…, bastantes de ellos miembros a la vez de las dos Cámaras bastardas de la dictadura). Ustedes -–vinieron a decir el comisario del franquismo Sr. Fraga, y Gabriel Cisneros, y en parte Herrrero de Miñón— tienen que tragarse la Monarquía y el Rey del Movimiento puesto a dedo por Franco, al que ni siquiera le correspondía según leyes dinásticas. Y han de comerse que sea prácticamente imposible reformar la parte “monárquica” de la Constitución, que queda blindada en el Art. 168. Más otras trágalas, así que el Rey figure por delante de las Cortes que representan al pueblo soberano, lo que no había ocurrido en ninguna Constitución precedente: ni en la de 1.812, ni en la de 1.837, ni en la de 1.845, ni en la de 1.869, ni en la de 1.876, ni en la de la II República, ni en la de la I República (que no dio tiempo a promulgarse, pues antes la fusilaron entre los generales Pavía en Madrid y Martínez Campos en Sagunto).
¡Ah!, y nada de referéndum vinculante cuando se consulte al pueblo sobre cuestiones políticas “de especial trascendencia” (Art. 92 de la misma): esto es, se oye al pueblo, pero no se le escucha. Y, por supuesto, ningún militar vinculado a la Unión Militar Democrática (UMD) llegaría a General; sí llegarían los Blas Piñar-hijo y otros pro-golpistas del “Manifiesto de los Cien” de diciembre del 81 en apoyo de Milans del Bosch y compañía. Sirvan de muestras estos botones. (Aunque justo es añadir que la Constitución de 1.978 incluye aspectos netamente positivos, como la tabla de derechos y libertades fundamentales). Pero las graves carencias democráticas forzadas por el franquismo post-Franco, para guardarse las espaldas podridas, no promovieron un “abrazo de Vergara” en 1.975-78, ya que no lo había habido en 1.939. En su lugar, nos endosaron lo que servidor llama “la reconciliación del embudo”, con España como único país de Europa con absoluta impunidad del fascismo. Por eso es tan infame cuanto congruente que flameen por doquier símbolos, placas, nombres de calles fascistas. Entre las/los cuales siempre me ha parecido de especial escándalo la “placa a José Antonio” de la catedral de Cuenca, oliendo demasiado a coyunda de Iglesia y fascismo. Deberían aprender del noble obispo de Ciudad Real, que ha intervenido para que se retirase un estandarte fascista de una hermandad religiosa.
Pues bien, bajo tales coordenadas de “transacción” y “embudo”, ¿cómo extrañarse de los innumerables vestigios y símbolos franquistas que permanecen rampantes, en Cuenca y en toda España? No sólo las calles rotuladas con nombres de “vencedores” en la guerra fratricida (en Castellón, verbigracia, hay desde plazas a colegios públicos llamados “Serrano Suñer”, el “cuñadísimo”; imagino que la diputada, por sus grandes méritos, hija del pluri-empapelado penalmente Carlos Fabra nos dirá “¡que se jodan!”). ¿Cómo extrañarnos de que se tardase ¡tres décadas! desde la Constitución de 1.978 en promover la pacata e insuficiente Ley 52/2007 a favor de las víctimas del francofascismo, machacando a la vez al juez Garzón por ser consecuente con el Derecho y la Moral, mientras mayoría de jueces procura mirar para otro lado cuando se descubren nuevas fosas de lesa humanidad? ¿Cómo sorprendernos de tener aún un “rey soldado” –cual su abuelo y bisabuelo Alfonsos–, categoría ha tiempo abolida en los países democráticos? Igual que “gozamos” de un Concordato religioso que huele a Edad Media. O como hemos tenido hasta hoy mismo el Hospital General de Burgos (cerrado hace pocos meses por razones técnicas) con el nombre de un auténtico asesino, el general Yagüe, carnicerito de Badajoz y otros lugares; y seguimos teniendo a otro terrorista aún mayor si cabe, Queipo de Llano, enterrado a los pies de la Macarena y paseando su fajín de general genocida por las calles de Sevilla cada “semana santa”.
Podríamos seguir, decenas de páginas, con vestigios y símbolos franquistas por doquier. (Y eso sin hablar de la inmensa corrupción, en notable parte otra gran herencia franquista). Sólo citamos ya un par de colosales indecencias que ejemplifican de maravilla los “vestigios” franquistas: no existe en Valencia una calle a nombre del valenciano y gran jefe militar, ejemplo de dignidad, humildad y coherencia, el cabeza del Ejército de la República Don Vicente Rojo Lluch. Y el pueblo toledano llamado de siglos “Azaña” (probablemente derivado de “aceña” o noria), comarca de La Sagra, al que fue arrancado su nombre por los franquistas en 1.936, sustituyéndolo por el de la unidad militar que lo tomó a cuchillo, “Numancia”, nombre con el que sigue hoy (lo decía Araquistáin: “España, tierra de conquista”). ¡Loores a Pepe Bono, más de dos décadas aposentado a treinta kilómetros de “ex Azaña”, con mayoría absoluta e inmenso poder en la zona! De asco.
Crónica Popular

miércoles, 21 de noviembre de 2012

INTOLERANCIA CONTRA LOS ANTITAURINOS EN CARTAGENA

Cartel "antitaurinos"

Todo empezó el pasado viernes 16 de noviembre.  Por la mañana la Asociación animalista de Cartagena que lucha por los derechos de los animales y no nos equivoquemos, como tratemos a los animales nos dirá como somos como especie,  montó una parada en un quiosco cedido por el ayuntamiento de Murcia, en dicha ciudad. 
Todo fue bien y cientos de murcianos se acercaron a la parada. Varias jóvenes de la asociación atendían las demandas de productos o simple información sobre su causa o sus actividades, un rastrillo cuyo objeto era recaudar dinero para la entidad que se encuentra inmersa no solo en la lucha contra la tauromaquia,  si no contra toda forma de maltrato animal. Pero los buenos ciudadanos y que creen que el patriotismo pasa por matar toros estaban vigilantes, aquel grupo de cuatro jóvenes en el momento de más ventas, eran un crepúsculo peligroso que no dudan en comparar con batasuna.
Algunos cargos de peñas o clubs taurinos sometían a las jóvenes por sus comentarios a estrecha vigilancia. Casi por sus comentarios es fácil que nuestra imaginación, se dispare y los imaginemos con gafas de sol y gabardina escondidos tras farolas, macetas o con aquel recurrente periódico con agujeritos que tantas veces nos hizo reír en las películas cómicas de espías.
Las jóvenes realizaron el rastrillo, tras preguntar a diversas fuentes locales y testimonios nos aseguran que ningún  amante de la tauromaquia sufrió daño alguno o insulto, durante las dos jornadas, de facto las jóvenes ni se percataron de estar rodeadas  por tanto excelentísimo presidente de entidades que defendían la tauromaquia, sin duda gracias a los excelentes camuflajes empleados a fin de pasar por farolas o otros enseres urbanísticos.
Esos excelentísimos señores aun a riesgo de ser descubiertos y atacados por tan peligrosa horda, armada con camisetas, una peligrosa grapadora y  sus terroríficos gritos llegaron a  casa ilesos listos para cambiar la gabardina por un batín, servirse una copa y empezar a escribir al ritmo de golpes de pecho sobre su dignidad y hombría, empleando palabras poco dignas y carentes de toda hombría. En  ese intercambio de misivas por el foro se alzaban ellos elegidos por unos pocos como guardianes de la historia y la tradición de una ciudad trimilenaria, Cartagena, lo de tri lo digo yo, por que no estoy seguro que con las gafas de sol y la gabardina lo tengan claro.
Y si la tauromaquia es antigua tan antigua como barbará, pese a ser el que escribe, no los de la gabardina que ni lo sé ni me importa, aficionado a la historia, diré que las luchas de gladiadores son antiguas y los sacrificios de los mayas, pero a nadie se le  ocurriría hoy  defender los sacrificios humanos o la lucha a muerte entre humanos como espectáculo de interés general y altamente cultural.
La historia es el estudio de nuestro pasado con nuestros aciertos y nuestros errores es aprender sobre nuestro pasado para EVOLUCIONAR, permítanme que lo ponga en mayúsculas, ya saben con las gafas de sol y la gabardina que a veces emplean tengo miedo que no capten el mensaje. Y sin duda uno de los elementos que más dicen de nuestra EVOLUCION es el trato con nuestro entorno.
Esos vigilantes de la cultura patria, de ese país de sol, arena, moscas, miseria y hambre, porque no se equivoquen señores patrios taurinos, España tuvo su siglo de oro, pero el oro se empleaba en guerras mientras el pueblo ese del que hablan se moría de hambre. Acusan a esas jóvenes y al ayuntamiento  de que ese quiosco podría emplearse para paliar el hambre y la miseria de España, chapo, pero que les parece si hoy  ustedes excelentísimos señores presidentes de entidades taurinas, renuncian a todas las subvenciones que son la única fuente de ingresos que hacen vivir la tauromaquia y la emplean para paliar el hambre y la miseria del pueblo. 
Demuestren su compromiso con el pueblo, no dando lecciones a otros sobre sus causas, empiecen por encabezar un movimiento dentro de la tauromaquia, donde exijan la abolición de toda subvención o dinerito publico que se destina a las plazas de toros y las corridas, en pro de combatir la miseria en España.
Porque hoy su fiesta y lo saben bien, no viviría sin ese dinero público.  Y si tan representativos son ustedes de Cartagena, y se erigen en defensores de su causa y su historia y tildan de minoritario la gente que defiende la lucha contra el maltrato animal, me pregunto, que hace la plaza de Cartagena cerrada  a las corridas taurinas.
No será que no reúnen la minoría son ustedes, que solo sobreviven como una costra vieja y rancia que aun no pudimos raspar de esa piel de toro que dicen que es España.
Una costra que se agarra como una garrapata bien aferrada a las arcas públicas  hasta chupar la última gota de sangre, ver por sangre euros que para contar en euros si nos modernizamos.
D. Pío

A continuación les dejo las flamantes plumas y escritos de los excelentísimos presidentes de los clubs taurinos de dichas ciudades. Recogidos de la pagina feriataurina.es
ESCRITO DEL PRESIDENTE DEL FORO TAURINO DE CARTAGENA
    
      Recibimos el siguiente comunicado firmado por Paco Vera, Presidente del Foro Taurino de Cartagena, referente a la nota publicada en feriataurina.es titulada "El Ayuntamiento de Murcia apoya a los Anti-taurinos"

       Gracias por tratar el tema de los antitaurinos como corresponde y no cargar contra los cartageneros, sabes que esos Srs. no nos representa ni al 0,0001 % de los cartageneros que somos personas de bien, respetuosas y tolerantes pero fundamentalmente amantes de nuestra cultura y costumbres y sobre todo respetuosos con los derechos del ciudadano, incluso con estos Srs. que nos llaman asesinos y a los que no  les vemos manifestarse en favor de las personas necesitadas,  defendiendo sus derechos.
   Vaya por delante nuestro pesar por llevar el nombre de Cartagena, fomentando LA INTOLERANCIA, EL INSULTO Y LA AGRESIÓN COMO BANDERA PARA UTILIZARLAS ANTE LA PASIVIDAD Y LA POCA VERGÜENZA DE NUESTROS POLÍTICOS QUE PRESUMEN DE HABER SIDO LA PRIMERA REGIÓN EN ESPAÑA EN DECLARAR LA FIESTA BIEN DE INTERÉS CULTURAL, PARA DESPUÉS DARLES LAS HERRAMIENTAS A ESTOS SRS. "ANIMALISTAS",  PARA USAR LAS INSTALACIONES QUE SE SUELEN UTILIZAR, PARA HACER EL BIEN A LOS DEMÁS  (EL CASO DE CARITAS) Y PALIAR LAS NECESIDADES BÁSICAS  QUE EMPEZAMOS A PADECER EN CASI TODA LA PIEL DE TORO,  QUE TODAVÍA SE LLAMA ¡¡¡ ESPAÑA !!!.  

Quiero contestar públicamente a Paco Vera:

   Estimado amigo:
          
          Nunca podré cargar contra los cartageneros, lo primero porque sería totalmente injusto el mezclar a toda una población con un minúsculo grupo que no representa prácticamente a nadie, pero ante todo porque como tu sabes quiero a Cartagena de verdad. 
         Si es verdad que amo a Murcia, también es cierto que quiero a Cartagena, ciudad que de manera personal siempre me ha tratado de una manera sensacional  y donde tengo muchos y buenos amigos. 
       Como cartagenero puedes llevar la "cabeza bien alta", ya que un grupo como el que estaba en Murcia no tiene ni la más mínima categoría para mancillar el nombre de una Ciudad con tantísima historia y con tanta Cultura a sus espaldas, incluida la Cultura Taurina, por la tanto está trabajando el Foro Taurino y Cultural de Cartagena que presides.
       Peor me sienta a mí que sea mi propio Ayuntamiento el que autorice que estas personas tan intolerantes en un local propiedad de todos los murcianos, aunque al final (ya lo verás) la culpa será de un simple funcionario y ningún político cargará con la responsabilidad, aunque estarás conmigo que si llega a solicitar ese espacio municipal los representantes de Batasuna, las alarmas hubiesen funcionado, pero en este caso nadie le da la más mínima importancia a que han estado un grupo capaz de insultar a la Cultura y veremos al Alcalde de todos los murcianos decir que defiende mucho la fiesta de los toros al tiempo que se cuelga la medalla del Club Taurino de Murcia (Que éste si sabe lo que es luchar por los toros y la Cultura desde que se creó).

   Un abrazo 

ECOFISCALIDAD: EL AGUA


El agua tiene en Castilla La Mancha una importancia fundamental: debido a su clima y su excelente suelo, en buena parte del territorio se puede pasar de ocupar a tres personas a hacerlo con más de trescientas, como ha demostrado el Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) con una finca en Marinaleda. Otro gallo nos cantaria si además de OPAS    tuvieramos sindicatos agrarios en Castilla La Mancha. El paso del secano al regadío abre grandes posibilidades.
Rio Fresneda antes de su junta con el Montoro
Si añadimos que sólo una mínima proporción de los pozos se han abierto legalmente, lo que se debe a la división de la administración pública en partes enfrentadas (autonómica y central), a la escasez de inspección y, en última instancia, a que, al carecer de valor el agua, no se justifica su control, nos encontramos con una situación de despilfarro en el sector público que contrasta con el alto precio que pagan los agricultores por el agua privada, la que revenden los propietarios de pozos a sus vecinos.Sin embargo, y pese a su importancia, el agua para riego apenas tiene valor: me cuenta un agricultor que al abrir un pozo legalmente, se le adjudicó el derecho a extraer siete mil metros cúbicos anuales para tres hectáreas. Sin pagar.
Ese disparate exige medidas que hagan pagar a los usuarios del agua para aprovecharla mejor. Tenemos la suficiente tecnología para ver dónde están los pozos ilegales vía satélite, tenemos los catastros rústicos para identificar a los propietarios. En suma, lo que tenemos que hacer es tomar conciencia de que es un bien escaso que hay que aprovechar mejor.
Respecto a los regadíos oficiales, pagan sólo una pequeña proporción del gasto invertido en pantanos y redes de distribución. Los cultivos en las cercanías de Las Tablas de Daimiel ponen en peligro uno de los espacios naturales más singulares de Europa. En el alto Guadiana se acaba de dictar sentencia de muerte para el Plan Especial (PEAG), diseñado por el gobierno anterior, para que los agricultores puedan funcionar con sus pozos ilegales tranquilamente. La presión de ASAJA es mas importante que el derecho de la ciudadanía a disfrutar de los recursos naturales.
Ello hace que la tasa a establecer sobre el agua agrícola y forestal, para impulsar la recuperación de las tierras yermas y favorecer así el aumento del recurso, sea a medio plazo el único sistema de aumentar los regadíos. La tasa por el uso del agua agrícola, más la que proporcionará la de producción de aire limpio y captura del contaminado, combinadas, deben permitir, además, identificar los suelos que no están siendo aprovechados en su capacidad potencial de satisfacer las necesidades sociales de agua y de aire limpios, así como de su utilización económica generadora de empleo.
Pongamos un ejemplo, el de La Mancha. Todos sabemos que su agricultura basada en el viñedo y otros cultivos sociales la han situado a la vanguardia mundial, generando una alta actividad económica y de empleo estacional. En medio de su estepario paisaje, el agua se convierte en el más precioso tesoro.
Ya sabemos que si hubiera vegetación arbórea, la tierra absorbería diez veces más agua de lluvia y se fortalecería su ciclo de lluvia. Está claro que si conseguimos con una tasa financiar el aumento de vegetación, multiplicaremos por diez el agua del que se dispondría, ya que llegará a los acuíferos de los que se abastecen los pozos. Y esa tierra con vegetación arbórea se beneficiará además de la producción de aire limpio y de la fijación del contaminado, tema del que hablamos en un articulo anterior. Es decir, quien foreste consigue beneficios y quien deje la tierra yerma tendrá que pagar. Estas tasas e impuestos ecológicos que se proponen tienden, además de a permitirnos sobrevivir como especie, a que los propietarios de las tierras tomen conciencia de su responsabilidad social y se ocupen de los suelos o deban pagar unos impuestos que les disuadan de no hacerlo.
La tasa ecológica por el agua agrícola ha de tener una entidad suficiente para remover los usos y costumbres de los propietarios del suelo. Mis tres hectáreas pueden producir anualmente para uso agrícola de cereal unos mil quinientos euros anuales de ventas. La media de las inversiones está en el 18%. Ese puede ser el umbral de esas tasas e impuestos conjuntamente. Mientras esté en secano, la finca debe pagar por no producir mucho aire, pongamos veinte euros por hectárea, sesenta euros. Si se pone en regadío para plantar árboles maderables, o recuperar la dehesa original, el beneficio se va a dilatar entre diez y treinta años, según la especie. Pasará de no producir casi aire a ser un importante productor y a fijar mucho CO2 en la madera. Cobrará por ello y habrá de pagar por el agua. Y en diez o treinta años, cortará los árboles maderables, los venderá, tendrá beneficios y plantará otros.
Volvamos a La Mancha. Los agricultores obtienen con los riegos altos rendimientos económicos en las parcelas que ocupan sus viñedos. Una tasa sobre el agua del 18% de sus ingresos puede parecer alta. Pero es semejante a la que se paga por cualquier otra actividad. Si con ella va a mantener y aumentar su disponibilidad de agua, a medio y largo plazo le va a interesar que se foresten los terrenos no cultivados. Y es bastante más económica que la que pagan industrias y particulares. La tasa por el uso del agua para fines agrícolas o forestales puede estar en un orden de magnitud de un céntimo de euro por metro cúbico. Veamos lo que pagan quienes la usan en la industria y en casa.

El negocio antisocial del agua doméstica

Mientras el agua agrícola o forestal tiene un precio inexistente o despreciable si se obtiene de instalaciones públicas, en los hogares la desidia municipal ha llevado a que grandes corporaciones se hayan quedado con el servicio municipal de distribución de agua. Y el modo en que lo explotan es antisocial y gravemente antiecológico.
Veamos el caso de Puertollano, en la provincia de Ciudad Real, donde vivo. La empresa mixta Aguas de Puertollano tiene como accionista mayoritario a la afrancesada Aquagest (controlada por el grupo Agbar-Suez) con el 51% del capital . El Ayuntamiento controla el 49% restante pero la dotacion de fondos que hizo la empresa previo a la adjudicacion del servicio le tiene atado de manos a la hora fijar los precios. Aquagest y otras corporaciones se metieron en el negocio del agua, naturalmente, no para prestar un servicio público eficiente sino para ganar dinero.
Antes de la entrada de esas empresas en el sector, el precio del agua tenía en consideración su coste de obtención desde pozos o pantanos y los gastos normales. Pero desde que llegaron esas corporaciones a las empresas municipales de agua, su precio se ha incrementado de forma exponencial, escalando además el precio del metro cúbico hasta niveles inasumibles para las inversiones que realmente realizan. El resultado es que ante facturas mensuales de decenas de euros, los vecinos han empezado a tener serias dificultades para atender los pagos.
En términos generales, el agua para usos residenciales debe cubrir exclusivamente sus costos, incluida la depuración. Pero no es de recibo cobrar lo que no se hace, en el caso de jardines depurar su agua de riego. Agua que debería tener el precio de la de uso agrícola y que debe llevar a las empresas a diferenciar las redes para una u otra utilización. La Junta de comunidades debe fijar unas tasas adicionales sobre el agua y debe controlar a las empresas municipales para que no hagan negocios especulativos de lo que son recursos públicos. Nunca debió privatizarse la gestión del agua.
Es decir, lo que falta en el sector agrícola y forestal sobra en el residencial, mientras en el sector industrial es un coste asumido y que tiene sentido por las necesidades de depuración de sus aguas residuales.
M. Félix de San Andrés

PRIMARIAS EN EL PSOE. EL TRIUNFO DE LA MILITANCIA

Militantes socialistas en la puerta de Ferraz Hay que felicitar a Pedro Sánchez y lo hago. Pero sobre todo hay que darle la enhorabuen...