jueves, 8 de noviembre de 2012

LA LEY DEL MATRIMONIO GAY PERMITE, NO OBLIGA. EL INMOVILISMO SECULAR DE LA IGLESIA CATÓLICA

Antonio Rodríguez Rubio
Fernández de la Vega, Zapatero y Benedicto XVI
Hay leyes que obligan a hacer y hay otras que permiten hacer. La del matrimonio entre personas del mismo sexo, permiten hacer. De esta manera, si no te convence, no hagas. Estamos en el mismo caso que con el aborto. No soy partidario del aborto, en todo caso mi opción será convencer a la mujer para que no lo haga; de ahí a imponer mi criterio mediante una ley, va un largo trecho. Yo puedo seguir mi conciencia, si la conciencia de otra persona se lo permite, no soy quién para impedirlo.
Soy anticlerical. Sin embargo, no abogo por matar curas. Aunque alguna vez haya pensado que ciertos clérigos estarían mejor muertos. Pongamos que son pederastas...
Recientemente, el pastor alemán ha beatificado a 498 personas entre curas y monjas muertos en la guerra incivil por manos de las izquierdas. Muchos de esos clérigos, no fueron muertos por serlo, sino por ser más malos que el arsénico en cantidades importantes. No han canonizado a los jesuitas Ignacio Ellacuría y compañeros asesinados por los militares en El Salvador. Tampoco a los muertos en Ruanda. ¿Acaso estos no son mártires?; creo que como poco, igual que los otros. ¿Qué decir del obispo Óscar A. Romero?
Aquí lo que hay, es una visión de pensamiento único y perteneciente a lo más rancio de la derechona ultramontana y nacional-católica.
Por el pacto de silencio que se dio en la inmodélica transición española, quedando entre los que pactaron solo Felipe González Márquez (Adolfo Suárez González está, pero como si no estuviera), ni sabemos y quizá nunca sepamos lo que se pactó con el cardenal Vicente Enrique y Tarancón. El prometido laicismo de José Luís Rodríguez Zapatero, quedó en agua de borrajas; lejos de caminar hacia él, concedió más privilegios y prebendas a la secta católica. Esa María Teresa Fernández de la Vega con mantilla y de luto riguroso en el Vaticano, no tiene precio; lo de Francisco Vázquez, es de órdago. 
Pongamos que Jesús de Nazaret no existió y que el personaje fue inventado por Saulo de Tarso. Sea como fuere, las doctrina que se desprende de los evangelios canónicos, es una buena doctrina. Sobre todo, porque es de perdón. "Un mandamiento nuevo os doy: amaos los unos a los otros como yo os he amado". Los que dicen ser sus representantes en la tierra, basan "su" doctrina en el rito y la tradición olvidando el mensaje de Cristo. Ser cristiano es ser discípulo de Cristo; ser católico, es ser siervo de las jerarquías y el papa. Los fariseos atacaban a Jesús de Nazaret entre otras cosas, por compartir con publicanos y prostitutas; luego, tenía relaciones con los excluidos sociales. Los de la secta católica, desprecian a los excluidos sociales.
En el 313, Constantino I emperador de oriente, declaró al cristianismo la religión oficial del imperio; sentó a un papa en Roma y a un obispo en su corte. Desde entonces hasta ahora, entre los poderes político-económico y las jerarquías, se ha venido dando el mutualismo. Desde entonces hasta ahora, la secta católica ha venido amasando una inmensa fortuna económica. Para más inri, contaron con la Inquisición a partir del siglo XV. Durante la Edad Media, el pensamiento estuvo secuestrado en monasterios y abadías. Obscurantismo total.
Según los evangelios, Jesús de Nazaret enseñaba mediante parábolas; quería que su mensaje llegara hasta los más simples. Sin embargo, los exégetas han venido haciendo una interpretación a su gusto de lo dicho por Jesús. ¿Acaso somos más tontos en el siglo XXI que los del siglo I?
La doctrina de Jesús de Nazaret, es del siglo I. Por ello, se desarrolla dentro de unos parámetros correspondientes a esa época. En esa época, la mujer no tenía casi ninguna relevancia; además, se daba la poligamia. Se desarrolla bajo la dominación romana. Galilea y Samaria, eran despreciadas por Judea y sus naturales tratados como inferiores.
De todos modos, Jesús es un rompedor.
¿Qué predicaría Jesús de Nazaret en estos tiempos?
Lo que predicara, sería tildado por la secta católica como herejía. La Inquisición, se cebaría con él.
Hay que tener en cuenta que Jesús advierte de los falsos profetas. De los lobos con piel de cordero. A los jerarcas de su tiempo, los llamó: sepulcros blanqueados. Veinte siglos después, estamos en el mismo sitio.
Antonio María Rouco Varela, reza por los pobres. Nitt Romney, va a rezar por los USA y por Obama; otro de su cuerda. Porque una cosa es predicar y otra dar trigo.
El Vaticano, es la monarquía absoluta más antigua del mundo. La derechona rancia, casposa, ultramontana y nacional-católica que es el partido de la gaviota, añora los tiempos imperiales y sobre todo el reinado de los Reyes católicos; si por estos fuera, estaría vigente la Inquisición en su forma primitiva.
Estamos gobernados por meapilas. 

1 comentario:

  1. jesucristo si hubiera esistido no creo que fuera a favor de la iglesia y del vaticano,lo veo mas un revolucionario

    ResponderEliminar

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

RELATOS DE VERANO: LAMIAS, NINFAS DE AGUA... LA TROCANTA

La Trocanta. Marcel Félix de San Andrés Antonio de Torquemada se refiere a ellas afirmando que “el mismo Aristóteles dice que los lé...