jueves, 9 de mayo de 2013

AVE FÉNIX.



El planeta Tierra y a lo largo de milenios, ha sufrido grandes transformaciones. Choques de asteroides, glaciaciones, erupciones volcánicas de gran envergadura, etc. El planeta como tal, se regenera; surge de sus cenizas.
Es por esto que el planeta Tierra y debido a las agresiones que está sufriendo, no se va a acabar, se acabará la vida tal y como la conocemos.
Por los estudios de historia, arqueología y otras ciencias similares, conocemos de grandes imperios que se han prolongado por centurias que uno tras otro han ido cayendo. El ciclo inexorable de la vida. La 2 de TVE, ha repuesto un documental sobre el Mecanismo de Anticitera que nos dice que los griegos del siglo I a. C. tenían un artilugio para prevenir los eclipses de luna y de sol; sucesión de números primos: 19, 53, 127… Mediante el Mecanismo de Anticitera, fijaban la Olimpiadas con exactitud pasmosa.
El ave Fénix que se inicia bajo esta denominación en la Grecia clásica y que después llega a Roma y otras culturas, tiene su homóloga anterior en el Bennu egipcio. Fénix era similar a un águila y Bennu a una garza real. Significa en una y en la otra el resurgir de la vida; van ligadas el sol naciente. El ave Fénix, se consumía en el fuego cada 500 años.
Según aparece en crónicas que se encuentran en la Biblioteca del Ducado de Medina Sidonia, sobre el año 1.500, se dio una pertinaz sequía que fue asociada a la apertura del agujero de ozono; a esta sequía, siguió un periodo de lluvias tal, que no se podía recoger grano porque le entraba una enfermedad producida por hongos (en Murcia la llamamos: negrillo, porque la espiga se torna de ese color).
Como no puede ser de otra manera, la vida del humano en la tierra, va asociada inexorablemente a la vida general del planeta.
“No sé cómo será la Tercera Guerra Mundial, la cuarta será con palos y piedras”; Albert Einstein. Pero el gran físico también aseveró esto: “Hay dos cosas infinitas, el universo y la estupidez humana. Y del universo no estoy seguro”.
Desde Adam Smith a George Stigler y Milton Friedman pasando por Keynes, el capitalismo ha sufrido diversos altibajos pero casi ninguno bueno. El capitalismo tiene en la mano de obra su principal aporte de riqueza y cuanto más paupérrima sea esta, mayor será la ganancia. Van cambiando los modelos de explotación sin que cambie la explotación misma.
Desde su fundación en 1.945, el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha sido una herramienta de los bancos privados para conseguir beneficios hasta en las situaciones más delicadas. La Reserva Federal de los USA, es un organismo cuasi privado compuesto por los principales bancos yanquis. Unión Europea (UE) es un eufemismo que define a una serie de tratados comerciales que empiezan el con el BENELUX y terminan con el Tratado de Lisboa; es un inmenso casino donde los banqueros juegan con cartas marcadas y la banca siempre gana; su mecanismo esclavizador, es el Banco Central Europeo (BCE). Para llevar a cabo la sumisión de los pueblos de Europa, se ha creado la Comisión Europea. Pues bien…
La “troika”, está formada por: FMI, BCE y la Comisión Europea. Bancos y banqueros.
En estos momentos, el poderío mundial del imperio yanqui, está siendo disputado por el imperio comunista/capitalista chino. Por ahora, su guerra, solo es comercial. La Tercera Guerra Mundial, ha comenzado.
No hay que negar que la política keynesiana (New Deal) aplicada por Franklin D. Roosevelt contribuyó al despegue de los USA después del batacazo del 29; pero tampoco debemos olvidar que el gran florecimiento tuvo como apoyo la Segunda Guerra Mundial; la industria de la guerra, siempre ha sido floreciente.
Los millones de muertos de las dos grandes guerras del siglo XX, fueron entendidos como: daños colaterales.
Si hoy las guerras son principalmente por el petróleo, quizá en los próximos tiempos, las guerras sean por el agua. El río Jordán que abastece de agua a Palestina y Jordania, nace en El Líbano y pasa por los Altos del Golán (Siria); precisamente lugares ocupados por el terrorista estado de Israel o sus aliados (España entre ellos); tropas de interposición en el sur de El Líbano. No es esta causa menor.
No es baladí que no se realicen grandes intervenciones para paliar las hambrunas y la tremenda sequía que asola al Sahel o al Cuerno de África. Los habitantes de la región, están condenados inexorablemente a la extinción o a una mera representación que lo contradiga.
Tampoco es baladí que el creacionismo sea proclamado con fuerza por los dueños del mundo; los que han trazado el nuevo orden mundial. Desde el creacionismo se repite que cuanto hay en el mundo ha sido puesto por dios para el disfrute humano; haciendo excepción de un par de miles de millones de personas que sobran en el mundo, aquel que no es consumidor al estilo occidental, no interesa. Dependiendo del lugar de nacimiento, se padece sobrepeso o desnutrición severa.
Los mayas y para diciembre de 2.012, predijeron el fin de un ciclo solar. Pero solo eso. Quizá el cambio esté por venir. Quizá el ave Fénix se tenga que rehacer de sus cenizas.
El imperio de la URSS, cayó. El imperio chino, se ha convertido en capitalista aunque conserva la vieja estructura dictatorial del anterior sistema comunista. Y el imperio yanqui, ya no es el que pueda imponer su voluntad al mundo. Decíamos antes que la Tercera Guerra Mundial ha comenzado, pero que esta, no es bélica sino económica. El imperio comunista/capitalista chino, tiene más dólares que la Reserva Federal de los USA; es el gran banquero del mundo y, ahí radica su enorme poder.
Para imponer el pensamiento único, los plutócratas cuentan con los medios que en otro tiempo fueron de información y hoy son de desinformación y manipulación. Lo que no sale en la tele, no existe. Pongamos en Europa…
Se ha hecho creer al pueblo que se creyó soberano que no hay otra forma de hacer las cosas. Repetida esta mentira convenientemente infinidad de veces, han llegado a creerlo; Joseph Goebbels, estaría feliz. Los llamados a defender a las clases desfavorecidas, han hecho suya la falacia; el modelo neoliberal actual, fue ejecutado por los socialdemócratas.  
¿Quién no se ha preguntado alguna vez cómo los negros de África mueren de hambre, sed y enfermedades sin levantarse en armas contra sus tiránicos gobernantes? Perece que esto lo han tomado como “su” destino. Del mismo modo, en Europa, la gente padece hambrunas sin que se levanten contra sus corruptos gobernantes; gobernantes que no son sino el brazo ejecutor del nuevo orden económico mundial. Todo forma parte del todo.
Si hacemos un breve repaso de la situación actual, tendremos las dos clases sociales que nos presentaron Federico Engels y Carlos Marx: explotador y explotado. LA SOCIEDAD DUAL.
Por esto, el resurgir de sus cenizas de la clase trabajadora, ha de venir de la mano de las políticas sociales marxistas. Políticas sociales que se vinieron conformando durante el siglo XIX teniendo su origen en el XVII y XVIII. Si es que es así de simple.
Si no se quiere llegar a un postulado comunista en el sentido tradicional, por lo menos, que se aplique la socialdemocracia en su origen primigenio, de la que habló Rosa Luxemburgo. La política económica keynesiana, es compatible con la socialdemocracia; las políticas económicas neoliberales y neoconservadoras, solo son posibles con las que partiendo de George Stigler y Milton Friedman, se han venido impartiendo en la Escuela de Economía de Chicago.
Partiendo de la Escuela de Economía de Chicago, se dio el inicio de la globalización (de la pobreza) y es la causa de los males mundiales que padecemos. El problema, es mundial; la solución, ha de ser mundial. Los tristes sucesos ocurridos hace unos días en Bangladés, deberían ser tomados por los responsables de las políticas económicas ligadas a la clase obrera como una agresión al total de esa masa obrera; no un hecho aislado acaecido en el otro extremo del mundo. Es que ese es el modelo que pretenden imponer.
Desde mi punto de vista, desde aquí ha de partir el debate.
¿Cómo vamos a consentir que unas pocas personas del mundo impongan su criterio a miles de millones de ellas?
Dejar que las cenizas vayan aumentando en su volumen debido a la pira encendida para eliminar personas o en su defecto, renacer de las cenizas. Ser el ave Fénix. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

EL DEFICIENTE TRANSPORTE SANITARIO DEL SESCAM

Movilización de trabajadores del transporte sanitario del SESCAM El SESCAM aceptó una oferta temeraria, a la baja, para adjudicar el s...