viernes, 1 de febrero de 2013

RETRATOS INFAMES: "LA COSPEDAL"

31_cospedal
Aunque María Dolores Cospedal García se ha transformado en “de Cospedal”, como tantos otros españoles nuevos en esta casta prepositiva, a los que parece que como sus apellidos son inconsútiles o bordes han de añadirles guiones y conjunciones copulativas para que no se les escapen cada apellido por su lado (o quizá lo hagan por disimular algo que les abruma), aunque, digo, Cospedal también se nos haya hecho de este particular club de miembros de conjuntivos apellidos interminables, y no por derecho, como algunos pocos, ni a codazos como la mayoría, pues ella es resultado natural en carne y hueso de ese afloramiento casi olímpico y divino más que excrecencia viciada de las viejas ideologías capitalistas, y considera que ya vale de esconder los logros, posesiones y tendencias, y que es hora de exhibirlos para demostrar poder y firmeza. La villanía es de villanos, de mequetrefes temerosos que necesitan códigos. Los ricos dirigentes de esta nueva casta ideológica son refractarios y protestantes a la norma; como ejemplificó el hombre que tiró la piedra al código de circulación sin esconder la mano: ¿Y quién te ha dicho a ti que quiero que conduzcas por mí? (mirando de soslayo, displicentemente, al código de circulación y a la propaganda de la norma gubernamental del partido socialista). Beberé lo que quiera, una o dos copas, y  correré lo que me dé la gana, oye, tranquilamente” (o algo así).
Y tanta es la fuerza y pujanza casi vegetal, sin vergüenza ni complejo, de estas nuevas generaciones de apandadores que se exhiben sin rubor alguno, como hacían los indios del noroeste americano, despilfarrando de lo suyo como si fuera propio, a los ojos de los miserables y de los otros ricos, haciendo estos españoles una especie nueva de aquel ceremonial potlatch, a la vista de todos. Y sin disimular, como siempre hace el acomplejado Ruiz(-)Mateos y su insufrible, caduca e interminable descendencia. Sin ir más lejos, el marido de esta Cospedal, Ignacio López(del)Hierro, primo de don José María Álvarez(del)Manzano(y)López(del)Hierro (¡hay que ver!), en ostentación potlatch de su poder deja aparcado su lujoso y carísimo Range Rover todas las veces que le da la gana a la puerta del Palacio de Fuensalida, en Toledo.¡Que te lo van a apedrear, Nacho!, le dice su vieja aña, sudista de toda la vida, pero a don Nacho le da igual, se exhibe como los indios norteamericanos que citaba antes, que incendiaban sus aldeas o destrozaban sus canoas y que, poseedores de lingotes de cobre blasonados de valor ficticio -aunque los hacían valer una fortuna-, los arrojaban al mar o los rompían; o como los tchoukchi siberianos que degollaban tiras de perros de su propiedad. Esta ostentación donataria, como antirregalo, significa un reto para los iguales y humillación para el resto. Así son estos de la tendencia olímpica de “el que la hace la paga”, de la Cospedal, nacida en Madrid en 1965; abogada del Estado (su nombramiento fue el 2 de abril de 1991, ocupando el escalafón 322 del Cuerpo de Abogados del Estado, con el número de registro personal 07545444.46 A0903). Porque su linaje no estuvo predestinado ni apadrinado por Furias o Bacantes albaceteñas, ya que sencillamente se afilió al Partido Reformista por Albacete, el de su padre (en el Estado el partido lo lideraba Miguel Roca, de centro-centro-centro y derecha liberalota de toda la vida),Ricardo Cospedal Merino, quien es uno de los pocos casos conocidos en haber heredado el apellido de su propia hija, pues ahora ya firma como Ricardo de Cospedal Merino.
De mocita fue la Cospedal Miss Feria Albacete, y antes de convertirse en todo lo que es hoy y asistir como invitada a los akelarres del Club Bilderberg, ha sido alta funcionaria del Ministerio de Obras Públicas, Transportes y Medio Ambiente; del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales; de la Embajada de España en EE.UU; Subsecretaria de Administraciones Públicas y del Ministerio del Interior (bajo las órdenes de Ángel Acebes); Consejera de Transportes e Infraestructuras del Gobierno de la Comunidad de Madrid (que presidía Esperanza Aguirre, su mentora política, ¡ojo!); dos veces senadora por designación de la Comunidad de Castilla-La Mancha y desde 2011 Presidenta de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha  (con el 48,13% de los votos, ¡ay de mí!) y, tras el XVI Congreso nacional, secretaria general y número dos del Partido Popular.
Por su carácter inquisitivo e intemperante yo veo un poco a la Cospedal como dominatrix del PP, en sustitución de aquella guapa Norma Duval, a la que se parece un poco, porque ya en estos nuevos tiempos de exhibiciónpotlatch  se han abandonado definitivamente aquellos matices culturales arrevistados, a lo Paco Martínez(-)Soria, que tenían antes los de la derechona. Cuando terminen de leerse a Bataille, sobre todo La Part maudite,L´histoire de l´oeil y Madame Edwarda, no sé qué va a ser de nosotros.
Octavio Colis

2 comentarios:

  1. Cada vez mas hay esta clase de tipej@s que se ponen el (de ) antes del apellido , son tan estúpidos que se creen que que a nosotros ... los pobres mortales nos impresionan con su rimbombante ( de ), pobres ignorantes , no se enteran que ya a pasado el tiempo de los señoritos que se creen que son mas que los demás .

    ResponderEliminar
  2. Como sois... no dejáis en paz a la pobre Mari Caspa, ¿acaso no sabéis que no es cierto sino falso de toda falsedad que la denominen "la del fétido aliento"?

    ResponderEliminar

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

NUEVO PROYECTO DE PRESUPUESTOS 2017: PUNTO DE ENCUENTRO PAGE-MOLINA

Encuentro institucional de García Page y García Molina Finalmente, ante las repetidas llamadas a la negociación de los diputados de Po...