sábado, 9 de julio de 2011

CGT, EL CAMINO DE LA DERROTA EN SILICIO SOLAR

CGT continúa dando pasos hacia la derrota en el conflicto de SILICIO SOLAR. Sus errores estratégicos son tan infantiles que la conducen hacia una derrota inevitable con graves consecuencias para el resto de sindicatos y, lo que es peor, para el conjunto de los trabajadores.
Cuando la solución más beneficiosa podría abrirse paso, así lo parecía en los últimos días con el acercamiento de las posturas entre las partes, CGT se emborracha de su propio éxito, su percepción de lo que opinan los trabajadores es extrañamente contraria a lo que realmente opinan, y recurriendo a las convulsas asambleas, con las que “encierra” las posturas dialogantes del resto de sindicatos, impone una votación, en principio llegó a proponer que fuera a mano alzada para “atemorizar” a los trabajadores, en la que con una pregunta tan simple como capciosa provocará el normal resultado en la votación: ¡No al ERTE! ¿Acaso su simpleza analítica les hace prever otra respuesta que no sea la negativa al ERTE?
Nadie apoya el ERTE en SILICIO SOLAR, ni siquiera la dirección de la empresa, pero cosa distinta es cómo se afronta el conflicto, desde la “negociación o desde la confrontación”.
CGT dejó clara su posición desde el principio, ni por activa ni por pasiva están dispuestos a negociar y han forzado distintas movilizaciones, algunas fallidas antes de nacer, como su “esperpéntica huelga indefinida. El valor y las convicciones de los dirigentes neoanarquistas quedó demostrado cuando la empresa les anunció una demanda por daños y perjuicios: desconvocaron la huelga en una demostración de valor sin precedentes.
Las muestras de cordura y valor de CGT serían inofensivas si solo afectaran a sus protagonistas, pero en el caso de SILICIO SOLAR están poniendo en juego el empleo de casi 900 personas, la mayoría mujeres que tendrán serias dificultades para encontrar empleo -SILICIO ha sido probablemente su primera y última oportunidad como trabajadoras-, veamos porqué:
La torpeza de celebrar un “referéndum”, cuya única respuesta solo podía ser NO, en plena negociación solo puede tener dos escenarios y los dos son de derrota para los trabajadores. Lo inteligente habría sido pulsar la opinión de los trabajadores una vez finalizado el proceso negociador y decidir, entonces, la respuesta más conveniente.
El primer escenario sería que los trabajadores votaran SI, reforzarían así la posición de la empresa frenando la posibilidad de mejorar los acuerdos. Hasta el momento se ha conseguido reducir la duración temporal del ERTE a seis meses y a cuatro para los trabajadores y se ha comprometido a la empresa a complementar la nómina de los afectados con una escala variable según la categoría profesional. El SI refuerza las posiciones mantenidas por la empresa y debilita al comité de empresa y por ende a los trabajadores. El debilitamiento de este órgano le importa un bledo a CGT que no cree en la representación legal de los trabajadores sino en la “acción directa”, y es por ello que cuanto hace va dirigido a ningunearlo. Su suerte es que CTI aún no se ha enterado de la “película”, cuando lo haga será demasiado tarde, y el SIS es convidado de piedra dada su filiación y origen: fue impulsado por la empresa y está integrado por trabajadores y directivos ucranianos. Solo CCOO y UGT mantienen el tipo y la dignidad.
El segundo escenario es que gane el NO y que por tanto quede desautorizado el comité de empresa en los acuerdos alcanzados hasta el momento. La empresa quedará libre de compromisos y puede retrotraerse a sus posiciones iniciales en cuanto a salarios y duración temporal y espacial del ERTE. Afortunadamente se espera que la administración autorice el ERTE según las últimas posiciones de acuerdo, pero la torpeza de convocar el referéndum conduce al comité de empresa hacia un callejón sin salida y dificulta conseguir mejoras en las reuniones finales de la mesa de negociación.
La pregunta que me hago es si CGT volverá a convocar la huelga indefinida apoyándose en el NO de los trabajadores o sus delegados siguen con el miedo en el cuerpo. Si la llegaran a convocar cometerían la mayor de las torpezas, aunque bien pensado es el mayor favor que nos pueden hacer ya que su estrepitoso fracaso les pondría al borde de la desaparición en SILICIO y esta sería la mejor noticia que podrían tener los trabajadores. ¡Muerto el perro se acabó la rabia!
Es obvio que los trabajadores rechazan el ERTE pero esperan que la negociación les reporte mejoras, lo que no están dispuestos, salvo los palmeros de CGT, es a secundar una huelga que solo traería pérdida de derechos adquiridos, salarios y empleos. La huelga solo sería secundada por una minoría que volvería al trabajo con la cabeza “gacha” y habiendo quemado todos los cartuchos para el futuro: la negociación del convenio colectivo.
Eso sí, los delegados de CGT y su guía ideológico, rebotado de CCOO por su irregular conducta, dormirán tranquilos y satisfechos: han participado en unas cuantas asambleas, llamado la atención, salido en los periódicos y teles y radios locales –no dan para más-, se han sentido revolucionarios por un día a pesar de la derrota. 

2 comentarios:

  1. La llevais clara todos.
    Poneos a buscar curro
    Silicio Solar no es Dios

    ResponderEliminar
  2. No hay porque buscar trabajo, yo se tiene trabajo en silicio solar, solo hay que hacer accion sindical con inteligencia, con el apoyo de los trabajadores, y propiciar el relevo de la actual dirección por incompetencia manifiesta

    ResponderEliminar

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

RELATOS DE VERANO: LAMIAS, NINFAS DE AGUA... LA TROCANTA

La Trocanta. Marcel Félix de San Andrés Antonio de Torquemada se refiere a ellas afirmando que “el mismo Aristóteles dice que los lé...