viernes, 18 de mayo de 2012

LAS MENTIRAS DE COSPEDAL SOBRE SU VIVIENDA


Si la mentira en un político tuviera la gravedad que se merece la inmensa mayoría de los españoles tendría que haber dimitido por faltar a la verdad. Entre las primeras del ranking está Cospedal, cuya última media verdad tiene que ver con sus gastos de vivienda. Ella aseguro en sede parlamentaria pagar sus gastos de vivienda pero hasta hace bien poco vivía “gratis total” en el Palacio de Fuensalida…

Cospedal en el Palacio de Fuensalida
Es mejor que mi casa sea de mi propiedad antes que vivir en un edificio oficial que me estuvieran pagando todos los castellano-manchegos, como han hecho mis predecesores”.
Declaraciones realizadas por la presidenta de Castilla-La Mancha en una sesión plenaria en la que, además, pidió que sus palabras constaran en acta. Oculto la señora Cospedal dos verdades demostrables: primero, que ella ha residido hasta hace bien poco en el Palacio de Fuensalida, sede del gobierno regional; y segundo, que durante años criticaron a Barreda por residir en su vivienda particular de Madrid, por lo que difícilmente podía ocupar un edificio público en Toledo.
Cospedal pidió la palabra muy molesta con la intervención del viceportavoz socialista José Manuel Caballero, expulsado minutos antes por Vicente Tirado, que había pedido explicaciones sobre el gasto que representan los 15 agentes de policía nacional encargados de la seguridad del cigarral que la presidenta y su marido, Ignacio López del Hierro, compraron el pasado verano por una cifra cercana a los dos millones de euros.
Cospedal acusó a Caballero de poner en tela de juicio lo que “puedan hacer con sus bienes particulares cada uno de los diputados de estas Cortes”. Sin embargo, el viceportavoz socialista nunca se refirió a ese aspecto y solo al número de agentes que patrullarán la elitista zona donde la presidenta ha fijado su residencia, un cigarral valorado en 2,5 millones de euros. Pero para el presidente de las Cortes hablar de la seguridad de las personas “que se dedican a la vida pública” es un acto “extemporáneo y gravísimo”, exclamó en la misma sesión plenaria, visiblemente alterado, tras expulsar al diputado socialista.
La doble mentira de Cospedal en sede parlamentaria
Fuera de lo que viene siendo habitual y muy molesta con cualquier comentario sobre su mansión, Cospedal aseguró en las cortes regionales que “siempre pensé que era mejor tener mi propia casa antes que vivir en un edificio oficial que me estuvieran pagando todos los castellano-manchegos, como han hecho mis predecesores”. Olvidó la presidenta que hasta hace pocos días ha residido en el Palacio de Fuensalida y que con ello se ha ahorrado todo este tiempo la luz, el agua, el gas, los impuestos municipales, el teléfono, etc., que han corrido a cuenta de los castellanomanchegos. También olvidó el pequeño detalle de que su marido se ahorra un dinerito en multas y aparcamiento ya que tiene por costumbre dejar su vehículo personal en zona prohibida. Su descaro es tal que incluso lo hace cuando los visita el alcalde de Toledo.
Su afición a mentir es tal, episodios sobre detectives, pinchazos telefónicos al PP y espías al margen, que acusó a sus predecesores de haber vivido en residencias oficiales y a costa del erario público regional.
Nada más lejos de la realidad. Las mentiras tienen las patas muy cortas y especialmente en el caso de Cospedal. Según los propios dirigentes populares, de ello se hizo eco ABC de Toledo el 12-04-11, José María Barreda vivía en la calle Arenal de Madrid. Lo que sí está probado es que el expresidente nunca residió en el Palacio de Fuensalida, salvo noches puntuales en una dependencia habilitada para la ocasión. De lo que se puede culpar a Barreda es de haber invertido en rehabilitar el simbólico edificio para regalarlo a la ciudad de Toledo, iniciativa paralizada por Cospedal que trasladó allí la sede de su gobierno recuperando la tradición de Bono. Cospedal aprobó un gasto superior a 200.000€ destinados a rehabilitar el salón de la emperatriz para su uso. No sabemos, porque desde 2011 brilla la opacidad en la región, si los gastos incluyeron mobiliario y usos estrictamente personales de la ahora presidenta.  
El otro expresidente acusado de haber residido en el Palacio de Fuensalida, José Bono, trasladó su domicilio en la década de los 90 a un chalet de su propiedad en la cercana Olías del Rey. Aún resuenan las duras críticas de los populares contra el por haber tomado aquella decisión.
Victimas del fuego amigo 
Jesús Labrador, exconsejero de Presidencia de CLM
Las palabras de Cospedal en sede parlamentaria “prefiero tener mi propia casa antes que vivir en un edificio oficial que pagan los castellano-manchegos”, sí provocan victimas por el fuego amigo. Se trata de su exconsejero de presidencia y actual delegado del gobierno en Castilla La Mancha, Jesús labrador.
El afectado tiene su vivienda particular en la zona metropolitana de Toledo, concretamente en Cobisa, pero ha traslado su residencia familiar a la delegación del gobierno situada en la céntrica plaza de Zocodover. Allí, Jesús Labrador, tocado hasta hace poco tiempo por la fortuna de disfrutar simultáneamente varios sueldos públicos, siguiendo el ejemplo de su jefa, especialista también en disfrutar de más de un sueldo. Jesús Labrador llegó al extremo de pedir una subvención de 85 € para la compra de una lavadora. Subvención que por cierto le fue concedida al afortunado.


1 comentario:

  1. Hola, con vuestro permiso me llevo ésta entrada al Facebook. Si tenéis alguna objeción, no tenéis más que decirlo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

RELATOS DE VERANO: LAMIAS, NINFAS DE AGUA... LA TROCANTA

La Trocanta. Marcel Félix de San Andrés Antonio de Torquemada se refiere a ellas afirmando que “el mismo Aristóteles dice que los lé...