jueves, 31 de mayo de 2012

El dimitido MAFO, exponente más acusado del neoliberalismo del PSOE


La catástrofe” de “Bankia”, es decir la mayor aportación de fondos públicos a una entidad bancaria, que empezó informando de unos supuestos beneficios de 305 millones de euros y terminó reconociendo pérdidas de 2.979 millones,  está empezando a provocar efectos fulminantes.
30_mafo_mendaMiguel Angel Fernández Ordoñez, Gobernador del Banco de España
El primero,la “espantá”, el pasado día 7 de mayo,  de su flamante presidente, Rodrigo Rato, al que la derecha quiso presentar ante la opinión pública como el gran hacedor de un grupo de cajas potente y modélico para su “clonación” en un banco privado y que ha resultado un verdadero “bluff” por partida doble. “Bluff” su presidente, Rodrigo Rato, y “bluff” el engendro financiero pomposamente bautizado con el nombre corporativo de “Bankia”. El segundo, la dimisión, un mes de antes de su cese estatutario, del gobernador del Banco de España, Miguel Angel Fernández Ordoñez, conocido por su acrónicmo, M.A.F.O., tras saberse que el Gobierno de Rajoy rechazase su petición de comparecer ante el Congreso de los Diputados para informar acerca de la debacle de “Bankia”. Su mandato concluía el 12 de julio; ayer, 29 de mayo, anunció que adelantaría su salida del “Banco de bancos” al 10 de junio.
Desde la transición a la democracia, únicamente se había producido la dimisión de un gobernador del Banco de España: Mariano Rubio que vio obligado a abandonar su cargo en 1992 tras el estallido del “caso Ibercorp”, un entramado de sociedades de Bolsa a las que el Banco de España había concedido un crédito de 5.400 millones de pesetas y en las que el propio gobernador tenía una “cuenta opaca” de 130 millones.”Ibercorp”, presidida por el ex síndico de la Bolsa, Manuel de la Concha, había utilizado utilizó información privilegiada para la obtención de cuantiosas y rápidas plusvalías, y pasó a ser considerado como un paradigma de la denominada “cultura del pelotazo”, estudiada como tal en algunas escuelas de negocios.
En este caso, la dimisión del gobernador Fernández Ordoñez responde a otras causas bien distintas. Todo parece indicar que su marcha anticipada obedece a las presiones del Gobierno de Rajoy para taparle la boca respecto al fiasco de “Bankia”. Mientras IU exigía la creación de una Comisión de investigación y la comparecencia a puerta abierta de los responsables del embrollo, incluido el propio gobernador del antiguo Banco de San Carlos, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, defendió durante el último Consejo de Ministros que el ámbito adecuado para tratar el asunto era únicamente la subcomisión de seguimiento del Fondo de Reestructuración Bancaria (FROB). En un claro intento de ocultar responsabilidades, la vicepresidenta trata de rebajar el marco de la investigación y de las comparecencias a una subcomisión, cuyas reuniones tendrían lugar en el Congreso de los Diputados a puerta cerrada.
Frente a este planteamiento gubernamental, el coordinador federal de IU, Cayo Lara está manteniendo la postura diametralmente opuesta. Según dijo en estos días, el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, debía comparecer en el Congreso cuanto antes, algo que IU había reclamado hace ya más de 10 días, mucho más tras la carta enviada por éste al Parlamento mostrando su disposición a acudir.“Sería – dijo- una oportunidad magnífica para que explicase por qué no ha cumplido con sus tareas como supervisor” de las entidades financieras, por qué los problemas de la Banca “siguen lastrando la economía” y por qué no actuó “cuando percibió graves acontecimientos”.
30_mafo_metroSede del Banco de España en Madrid. ©Germán Gallego
Miguel Angel Fernández Ordoñez (Madrid, 1945), había sido nombrado gobernador del Banco de España en 2006 por el Gobierno de Rodríguez Zapatero y con la oposición del PP, que consideró que su designación tenía un “alto perfil político”, aunque, en realidad, sus tesis no diferían demasiado de las del partido ahora en La Moncloa. Licenciado en Derecho y Ciencias Económicas, Fernández Ordoñez pertenece a los  cuerpos de elite de la Administración pública española, como Técnico Comercial y Economista del Estado, fue Secretario de Estado de Economía y de Comercio durante los Gobiernos de Felipe González, presidente del Tribunal de Defensa de la Competencia y de la Comisión del Sistema Eléctrico Nacional y, ya con el Gobierno de Rodríguez Zapatero, Secretario de Estado de Hacienda.
Fernández Ordoñez representa el ala del PSOE más claramente identificada con posiciones netamente neoliberales. Su desencuentro con el Gobierno de Rajoy no puede hacer olvidar que, utilizó su cargo del gobernador del Banco de España más para alinearse con las organizaciones empresariales y el pensamiento conservador más rancio y presionar a favor de las llamadas “reformas laborales” que para realizar una supervisión en profundidad del sistema financiero que hubiera evitado el colapso de algunas cajas de ahorro y otras entidades bancarias, cuya solvencia está hoy seriamente cuestionada.
De principio a fin de mandato, Fernández Ordoñez dio a conocer sus posiciones a favor del abaratamiento del despido para, en la línea de los teóricos del neoliberalismo, “incentivar la contratación”, puso en duda la solvencia del sistema de pensiones, y fue uno de los más firmes impulsores de la reforma laboral en la línea que tanto el PSOE como el PP han aplicado, incluyendo en tal reforma el retraso de la edad de jubilación a los 67 años.
Firme partidario también de las fusiones y concentraciones en el sector financiero y del proyecto de clonación de las Cajas de Ahorro en bancos privados iniciado por el Gobierno de Rodríguez Zapatero, no se le conocen, sin embargo, opiniones públicas respecto a la fragilidad del sistema financiero español y, de modo muy especial, de las cajas de ahorro, cuya situación real tenía que conocer a fondo desde el organismo supervisor que presidía.
Su responsabilidad en la crisis financiera y en la catástrofe de “Bankia” saldrá a la luz, quizás en la “Comisión de la Verdad” que IU está planteando en el Congreso de los Diputados. Mientras tanto, el juzgado de instrucción número 21 de Madrid ha incoado diligencias previas contra él así como contra los ex presidentes de “Bankia”, Rodrigo Rato y su antecesor Miguel Angel Blesa, por denuncias del llamado “Sindicato Manos Limpias”, una organización de carácter ultraderechista que, concretamente, acusa a Fernández Ordoñez, entre otras cosas, de no supervisar correctamente varias cajas de ahorro, entre ellas a Caja Castilla La Mancha (CCM) y a Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM).
CRÓNICA POPULAR

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

TODOS SOMOS RUSOS

Humoristas rusos gastan broma telefónica a Dolores de Cospedal El contubernio judemasónico, el mismo que desvelaba a Franco y que expl...