lunes, 7 de mayo de 2012

COSPEDAL ABANDONADA A SU SUERTE EN TALAVERA DE LA REINA. CONGRESO SIN BRILLO DEL PP-CLM


Cospedal ha tenido que hilar fino para localizar el congreso que le ha reafirmado el poder absoluto en Castilla La Mancha. Probablemente le habría gustado localizarlo en Toledo o Cuenca pero se topó con la desagradable realidad de que en ambas capitales, las de mayor tirón turístico gobierna el PSOE y no ha querido darle cuartos al pregonero. Desplazarse hasta Ciudad Real o Albacete resulta poco atrayente para sus compañeros de partido, muy dados a compaginar turismo y trabajo, pero es que además Ciudad Real es la única provincia en la que perdieron globalmente las autonómicas y tampoco se sienten muy cómodos allí ya que no vieron compensados en votos los continuos viajes de Rajoy. Por ello, sin otra posibilidad porque Guadalajara es como jugar en territorio de Esperanza Aguirre, se han decantado por Talavera de la Reina, intentando con ello cerrar la vía de agua que suponen los trasvases desde el Tajo. 
Ha sido un congreso cómodo pero extraño. Cómodo porque el resultado es el soñado por cualquier demócrata de medio pelo: ningún voto en contra, ocho votos en blanco y cinco nulos. Nadie le tose actualmente a Cospedal porque quien se atrevió a hacerlo fue apartado de los focos hace tiempo. Incluido su mentor, José Manuel Molina.
Cospedal sigue la lógica de los líderes de perfil bajo y se ha rodeado, por difícil que esto parezca, de dirigentes menos brillantes que ella. No hay más que valorar a su eterno número dos, el simpar Vicente Tirado.
Tirado es presidente de las cortes regionales y ello le obliga a destacar su perfil institucional, pero por mucho que lo busca no acaba de encontrarlo. Muy al contrario, en cuanto abre la boca le sale el ultra que lleva dentro. Ayer, en la clausura del congreso acusó a los socialistas de haberse llevado el dinero destinado a infraestructuras y se quedó tan pancho. Los aludidos amenazan con presentar una querella y han pedido a Cospedal que lo cese en sus funciones institucionales.
Me temo que ni lo uno ni lo otro. Ni Cospedal prescindirá de su principal “quita vergüenzas”, ni los socialistas se atreverán a presentar la querella porque viven en un continuo amagar y no dar. Tirado, más panza que Sancho, se hizo famoso en la campaña de las autonómicas al comparar a Castilla La Mancha con Grecia. Desde aquella genialidad, las agencias de calificación nos han rebajado hasta el nivel del bono basura. Y es que quien siembra vientos termina recogiendo tempestades.
Obviando los cargos puramente burocráticos o técnicos, el resto de puestos de responsabilidad confirman el ascenso de Leandro Esteban, postulándose así para sustituir a la lideresa si está da el salto definitivo a la lucha por la Moncloa. También asciende Rosa Romero, actual alcaldesa de Ciudad Real y dama de compañía en la corte de Barataria, acostumbrada a las mieles del triunfo y también a los sinsabores de defraudar las expectativas que alguien deposito en ella creyéndola mucho más de lo que era, puro envoltorio. Jesús Labrador, delegado del Gobierno en la Región, ostenta el cargo de coordinador de Acción Electoral, lo que choca frontalmente con la ética puesto que su cargo implica vigilar la pulcritud del proceso electoral y el será juez y parte en caso de conflicto.
Como es costumbre en el PP compatibilizar más de un cargo, también si se pone a tiro algún consejo de administración, se ha nombrado al alcalde de Guadalajara responsable de política territorial. ¿Será una forma de atar corto a Antonio Román y evitar sorpresas como las acontecidas con la ubicación del almacén de residuos nucleares?
En el lado opuesto se sitúan dos de los veteranos valedores de Cospedal: Marcial Marín y Carmen Riolobos. Al primero, incapaz hasta el momento de sofocar el conflicto en la educación, se le da una cartera vacía o llena de aire, según se quiera ver, se le ha nombrado vicesecretario sectorial. ¿Sectorial de qué? No dejo de preguntarme. Carmencita, eterna aspirante a una consejería y mandada al senado para que no haga mucho ruido, aprovecha sus estancias en la región para fustigar a todo socialista que se mueva. Sus ruedas de prensa son un catálogo de insultos y de infundios que los periodistas soportan estoicamente a la espera de que la senadora diga alguna vez algo inteligente. Pero no hay forma, ese titular no llegará nunca.
Decía que este había sido un congreso extraño, sin brillo a pesar de los 900 compromisarios y los 400 invitados. Desde luego ha ocupado menos espacio en los medios que otros congresos regionales, salvo TeleCospedal que ha sido empalagosa, y las ausencias han sido destacadas. La propia Cospedal lo ninguneó prefiriendo estar en Extremadura antes que en su apertura. Claro, con esos precedentes, es normal que solo Floriano la acompañara para devolverle el favor. Mariano debería estar lavando los tupperweare que se llevó a los Quintos de Mora, porque otra ocupación no se le conoce y Soraya Sáez de Santamaría prefirió Barcelona antes que Talavera.
Me consta que ambas no se llevan muy bien y lo entiendo porque con el brillo de una ya se alumbra Toledo entera, pero ¿y el resto de Ministros? ¿Acaso les preocupa que los baños de popularidad sean cosa de la precampaña y ahora es tiempo de pitos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

EL DEFICIENTE TRANSPORTE SANITARIO DEL SESCAM

Movilización de trabajadores del transporte sanitario del SESCAM El SESCAM aceptó una oferta temeraria, a la baja, para adjudicar el s...