sábado, 4 de febrero de 2012

LA “INQUISICIÓN” NO HACE PRISIONEROS, TAMPOCO EN “TELECOSPEDAL”


El relevo de Patricia Morales al frente de la dirección de Informativos en Castilla-La Mancha TV, junto al subdirector Francisco Madinabeitia, no es sino el principio de una profunda reestructuración que llevará aparejados en los próximos días nuevos ceses y fichajes, todos con el objetivo de “hacer lo necesario” para su cómoda privatización. 
Tanto Morales como Madinabeitia se han despedido de sus colaboradores más directos con mensajes de agradecimiento. Ambos están "muy afectados, aunque se han esforzado por no exteriorizarlo, ha sido una defenestración en toda regla", se comenta por los pasillos de los estudios. Lo han hecho tras habérseles notificado el cese justo unos minutos antes de que Nacho Villa, director general y brazo ejecutor de Cospedal en RTVCM, presentara al nuevo coordinador de contenidos informativos, contratado para ocuparse con “mayor acierto” de la información política.
Hace unos días se nos afirmaba que iba a complementar, "pero no a sustituir de ningún modo" a la directora, aunque todo indica que Nacho Villa había decidido prescindir del bien hacer de Patricia Morales y destinarla en exclusiva a reavivar la tertulia que pasará a diaria, objetivo más que dudoso a la vista de las malas audiencias cosechadas en la cita semanal: apenas un 2% de cuota de pantalla. Queda por ver cómo responde el padre de la afectada y si no se pasa a las filas de los “alcaldes en guerra contra Cospedal”.
Según fuentes sindicales una vez abierta la caja de los truenos las fichas irán cayendo como piezas de dominó. En realidad, el origen de los cambios radicales en el ente se debe en buena medida a los bajos índices de audiencia de la televisión regional y al descontento en el PP de Cospedal por el tratamiento informativo en algunos asuntos delicados. Tanto es así que la “cesada” directora de informativos rogaba a los jefes de área que cuidasen al máximo las piezas para que gustaran en Fuensalida. Lo hacía con desesperación para evitar lo que al final ha sido inevitable: su cese motivado por la falta de capacidad para las tareas encomendadas. Esta exhortación, "ya casi desesperada", no le ha servido de mucho porque apenas seis días después Nacho Villa ha optado por desdecirse y dar un giro radical al tratamiento de la información regional, nombrando a José Eduardo Medina, “jefe” encargado de contar las bondades del gobierno Cospedal.
ESCENARIO DE LAS DISPUTAS CORTESANAS
En círculos políticos toledanos se apunta que la televisión regional se está convirtiendo en el escenario de las disputas cortesanas entre las distintas familias populares y que ello dificulta la tarea de contar lo que pasa en las calles de los pueblos y ciudades de Castilla-La Mancha. Con la salida de Jesús Labrador, tras los desencuentros públicos con algunas organizaciones sindicales próximas al partido popular, y también de Diego Valle, -oficialmente por una operación quirúrgica, aunque en el entorno familiar aseguren que su estado de salud es bueno-, los distintos departamentos están viviendo "una segunda renovación", con salidas y entradas de distintos cargos de confianza cuyo efecto es que algunas personas nombradas hace apenas medio año ahora caigan en desgracia. Ante este panorama de provisionalidad absoluta nadie puede estar tranquilo en el ente público. "Del Rey abajo, ninguno, se podría decir con propiedad porque si las audiencias no remontan y el descontento generado en la Junta no mengua, es muy probable que ni siquiera el propio Nacho Villa se coma el turrón al frente del equipo".
Sin embargo nuestra opinión es bien distinta, pues consideramos que Patricia Morales no reunía el perfil adecuado para un puesto de tanta responsabilidad. Con todo el respeto, porque no es cuestión de hacer leña del árbol caído -y ya quisiéramos muchos que nuestra caída fuera tan mullida económicamente hablando-, no se puede dar el salto de “becaria” a directora de informativos en un abrir y cerrar de ojos sólo por mucho que tu padre sea alcalde y tenga cierto peso en la dirección provincial del PP toledano
Lo peor está aún por llegar porque Nacho Villa no permitirá obstáculos en la tarea de “endulzar” la cadena regional para su atractiva privatización. Todo es añoranza en el ente y unos echan de menos a los recientemente cesados, los más echan de menos a los primeros ceses, y el viraje ideológico es travesía por la manifiesta incapacidad de quienes lo pilotan, empezando por el propio Villa. De momento su gente tiene vía libre para informar al gusto de Fuensalida y puede que terminen haciendo buenos a Morales y Madinabeitia dados los precedentes con que Villa llegó a RTVCM. El monaguillo tomó posesión del cargo proclamando a boca llena su apuesta por la pluralidad, acusando sin prueba alguna a Candau de censurar las críticas al PSOE, y en pocas semanas hemos prohibido el uso de palabras como “recortes” y a pasar de puntillas sobres temas espinosos como el Trasvase o el almacén de residuos nucleares (ATC).
¿Quién SERÁ EL PRÓXIMO?
Ahora todos los focos apuntan al inminente relevo en la dirección de antena ocupada por Jorge Pérez Vega. El periodista talaverano es veterano en la casa pues fue editor en la televisión regional con Bono y Barreda de presidentes, responsabilidad que dejó para incorporarse a la dirección de España Directo, producido por Mediapro. Su retirada de la parrilla en TVE y la amistad con Patricia Morales le animó a volver a su antigua casa. El hecho de que se lo vincule con Morales en el organigrama que ahora Villa quiere descabezar hace que todas las miradas se dirijan a este periodista aficionado a los deportes extremos y las emociones fuertes. Donde los cambios se producirán con toda seguridad es en la redacción de informativos, pues Medina tiene que nombrar a un segundo de a bordo que a su vez remodelará el cuadro de editores y responsables de área.
Y todo en medio de la inquietud lógica del Comité de Empresa que ha denunciado que, en una época de austeridad, la radiotelevisión regional ha incorporado ya a más de un centenar de profesionales en régimen de autónomo, aunque prestan los mismos servicios que cualquier empleado indefinido. Incorporaciones laborales que se producen después del despido improcedente de los periodistas Fernando González e Ismael Higueras, a los que la empresa dijo, entre otras razones, que los consideraba cargos de confianza del anterior Ejecutivo por las tareas que habían desempeñado.
Marcel Félix de San Andrés

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

EL DEFICIENTE TRANSPORTE SANITARIO DEL SESCAM

Movilización de trabajadores del transporte sanitario del SESCAM El SESCAM aceptó una oferta temeraria, a la baja, para adjudicar el s...