miércoles, 8 de febrero de 2012

SILICIO SOLAR, AMENAZAR A LOS SINDICALISTAS DE CCOO Y UGT SALE GRATIS


Desde hace algún tiempo la derecha anda con la idea de descabezar a los sindicatos de clase y la actual crisis podría ayudar a ese objetivo. Además, los empresarios más conservadores hace tiempo que intentan acabar con la hegemonía que la izquierda ha tenido siempre en el movimiento obrero, bien sea a través de CCOO y UGT o de sindicatos nacionalistas como CIGA o LAB-STV. Para ello no escatiman medios, llegando incluso a pagar matones –finales del siglo XIX y primeras décadas del siglo XX-, o impulsando los actuales sindicatos corporativistas, que no son otra cosa que herederos de los sindicatos franquistas.
Aliados de la ofensiva contra el sindicalismo de clase son los pretendidamente izquierdistas de CGT y que curiosamente son capaces de convivir con la derecha e incapaces de convivir con la “hermana” izquierda sindical. Con las patronales tienen una relación de amor y odio que los alimenta a ambos mientras cambian cromos a cambio de caricias pasionales. La patronal los hace sentirse útiles y ellos ofrecen en compensación cadáveres de trabajadores confiados e indefensos. La actitud de CTI no me sorprende nada, ya conocemos su pasado falangista y que su pretendida independencia es solo un brindis al sol, como su conciencia de clase, porque la mano que mueve los hilos viste guantes azules y a menudo tiene que recoger “cagarrutas” de gaviota.
¿Por qué la derecha es tan hábil para confundir a los trabajadores y la izquierda tan torpe para hacerles entrar en razón? Sencillamente porque carece de escrúpulos y ello le permite mentir, manipular y utilizar cualquier medio a su alcance, incluidas las vidas, con tal de alcanzar sus objetivos. El aliado perfecto son los medios de comunicación, todos en manos del gran capital, que diariamente bombardean sobre unas organizaciones acusadas de mantener vagos y que se dejan comprar por subvenciones y liberaciones. Es siempre el mismo argumento y repetirlo mil veces hasta que cale entre los trabajadores para que les retiren la confianza. El resultado es que CCOO y UGT han dejado de ser la institución más valorada por los españoles y ello a pesar de haber subido en afiliación, mejorar los servicios a sus afiliados, tener más representación sindical que nunca y haberse movilizado como no se había hecho en la historia. A los “alborotadores” que creen haber inventado las movilizaciones y lanzan infundios sobre la independencia de CCOO y UGT hay que recordarles que desde 1978 se han convocado siete huelgas generales, solo la de 1985 no fue secundada por UGT, y cinco de ellas se han convocado contra gobiernos socialistas. Por tanto, clases de cómo se organiza una movilización, admitimos las justas compañer@s. 
Los resultados soñados por la derecha y la patronal están llegando. Ya abundan los sindicatos “independientes” afines a la derecha que ofrecen solo la defensa de intereses profesionales, como si se pudiese desligar un buen convenio colectivo de los intereses de clase. CSI-CSIF, ANPE, CTI medran entre los empleados públicos e intentan pescar en la empresa privada y CGT se dedica a predicar arcadia en las empresas mientras los trabajadores son despedidos. Su teorema de esperar a que pase el cadáver del capitalismo me recuerda al viejo lampedusismo: “cambiemos todo para que nada cambie”.
Y si las patronales y la derecha más recalcitrante se frotan las manos y afilan sus colmillos preparando el mordisco decisivo a los derechos laborales, que no estarán pensando aquellos empresarios cuya religión es perseguir sindicalistas y su oficio sisar en las nóminas de sus trabajadores. De este talante es también un dirigente empresarial de la comarca al que se le reclama más transparencia en la cuentas de la organización patronal y que acaba de anunciar que no optará a la reelección.
Hoy, conocida la noticia de los incidentes en las sedes de CCOO y UGT en Puertollano, un día triste para el sindicalismo de clase, algunos habrán disfrutado. Me atrevo a contar entre ellos a Cospedal, Zariquiegui y Sergey Berengov, lob@s de la misma camada. La cosa se veía venir y ya habíamos advertido que a CGT y CTI se les está yendo de las manos el conflicto de Silicio Solar. La concentración convocada en la plaza Doctor Fleming en la que se pedían las cabezas de los sindicalistas que estaban acudiendo a las reuniones convocadas por la empresa fue el primer aviso, antes, en la negociación del ERTE, ya habían dado muestras de intolerancia y empleado la violencia verbal contra los discrepantes. Ayer dirigieron sus iras hacia el ayuntamiento de Puertollano forzando una reunión con el Alcalde. Hoy han invadido las sedes de CCOO y UGT amenazando e insultando a los dirigentes de CCOO y provocando desperfectos en la sede de UGT. Tres policías de lo social han permanecido impasibles y han minimizado los incidentes afirmando que “solo han sido unos cristales rotos y algunos insultos, lo que en una concentración de este tipo se puede considerar insignificante”. Se ve que la cosa no iba con ellos puesto que se trataba de proteger los derechos de sindicalistas de clase.
Son apenas un centenar que intentan imponerse por la fuerza a más de 650 trabajadores de Silicio Solar que solo quieren conservar sus empleos y no perder derechos laborales. (A ese empeño se están dedicando los delegados de CCOO y UGT que están asistiendo a las reuniones con la empresa y que poco a poco van avanzando en su objetivo. De momento han frenado considerablemente las pretensiones iniciales de la empresa y a medida que avance la negociación irán arrancando más conquistas). Volviendo a los agresores, si tenían algo de razón la han perdido para siempre y espero que las instituciones tomen nota de su talante cuando vayan a pedirles apoyo. Yo desde luego haré llegar mis quejas al Ayuntamiento y al Coordinador General de IU para que conozcan lo que se esconde detrás de este grupito. Mención aparte me merecen los escindidos de CCOO y UGT y a los que pido que reflexionen, aún están a tiempo, pero no me resisto a preguntarles si formaban parte del grupete agresor y si su conciencia está tranquila después de abandonar a su suerte a los compañeros de sindicato y de ser el tonto útil de CGT y CTI en su pelea por alcanzar mayorías sindicales en Puertollano. Porque eso es lo que realmente se dirime en este conflicto: la ambición de CGT y CTI por reforzarse en las empresas de la comarca. El problema de los trabajadores de Silicio Solar es únicamente la excusa para desbancar a CCOO y UGT, y eso no quieren verlo estos “compañeros”.
Espero que los actuales responsables obren en consecuencia y los expulsen de inmediato, porque algunos estaban presentes en la concentración. Es del todo intolerable la rotura de la unidad y la complicidad con otros sindicatos contra tus propios compañeros y afiliados. ¿Si tal es su discrepancia y tanto su “coraje” porque no dimiten de la sección sindical y del comité de empresa? Sencillamente porque pierden la condición de representantes sindicales y en la empresa les están esperando con los brazos abiertos. Hasta ahí llega su verdadero valor.
Para conocer el verdadero modelo sindical de CGT os dejo esta noticia para vuestra propia valoración… mañana os contaré el origen de CTI para que conozcáis de primera mano su “independencia”.
Suspensión cautelar ERE de CATSA
La pasada primavera, dentro de la reestructuración que está llevando a cabo el Grupo PRISA, la Dirección de Catsa anunciaba un ERE que suponía el cierre del centro de Madrid para que, según decían, la compañía tuviera continuidad en sus dos centros de Andalucía. Prisa Televisión había decidido llevar parte de la atención al cliente de Digital + a Sudamérica para abaratar costes, lo que repercutía directamente en Catsa, al disminuir los ingresos recibidos de su cliente principal y dueño.
Ante esta situación, el Comité de Empresa de Catsa-Madrid decidió hacer un referéndum para preguntar a la plantilla si negociaba o no con la empresa. El 66% de la plantilla optó por negociar, con lo que se inició una serie de reuniones que culminaron el 13 de julio con un acuerdo que contemplaba las indemnizaciones más altas jamás pactadas en ERE alguno dentro del sector de Contact Center desde su existencia como tal en todo el territorio español. La plantilla de Catsa volvió a ser consultada antes de rubricar dicho acuerdo, siendo esta vez el 88% de los trabajadores los que dieron el visto bueno.
El 21 de julio, la Dirección General de Trabajo de la Comunidad de Madrid autorizaba el expediente, y el 31 de agosto la mayoría de los trabajadores abandonaban la empresa, quedándose en ella unos cien compañeros a la espera —debido a la naturaleza del acuerdo— de finalizar su relación el día 24 de octubre.
Sorprendentemente, a principios de mes de octubre, el Comité de Empresa recibía una notificación de la Dirección General de Trabajo anunciando la suspensión cautelar de la ejecución del ERE, debido a que la Administración no había contestado en el plazo marcado por la ley al Recurso de Alzada presentado por la Sección Sindical de CGT en Catsa. CGT ignoraba la decisión de los trabajadores de Catsa y, aliándose con un error administrativo, forzaba una situación que podía ser dramática: todos los trabajadores debían reincorporarse a un centro fantasma medio desmantelado, devolver sus indemnizaciones y, en el caso de quien lo hubiera encontrado, dejar sus trabajos.
La Sección Sindical de Comfia-CCOO y sus servicios jurídicos hicieron una serie de alegaciones que trasladaron al Comité de Empresa para aprobarlas y remitirlas a la Dirección General de Trabajo. Asimismo, esta Sección propuso al Comité que se solicitara a la empresa un permiso retribuido para los compañeros que todavía permanecen en Catsa hasta que la Dirección General de Trabajo se pronunciara acerca del Recurso de Alzada de CGT. Entre las alegaciones destacaba el escrúpulo democrático del Comité de Empresa de Catsa-Madrid a la hora de abordar el ERE y la absoluta desvergüenza y falta de principios de CGT, aceptando sus miembros el permiso retribuido hasta la fecha de extinción, mientras presentaban un Recurso de Alzada que sólo puede conseguir hacer daño si es aceptado por la Administración. ¿Qué quiere CGT, que los trabajadores devuelvan su indemnización y la prestación por desempleo cobrada? ¿Qué cierren también los centros de Málaga y Granada? Su sinrazón no tiene límites. Su desconocimiento de la palabra democracia sólo es superado por la hipocresía del que denuncia un acuerdo mientras se beneficia de él.
Esta Sección Sindical ha hecho todo lo que está en sus manos para poner las cosas en su sitio, respetando siempre lo que decidieron los trabajadores de Catsa. El 29 de noviembre vence el plazo para que la Dirección General de Trabajo dé respuesta al Recurso de Alzada interpuesto por CGT. Esperemos que triunfe la cordura y que los métodos totalitarios de CGT no salgan venciendo.
Marcel Félix de San Andrés

3 comentarios:

  1. Por que siempre asocia estos actos de bandalismo, con estas secciones sindicales. Acaso no sabes quien está detras de todo este entramado, pues bien yo se lo voy a decir.Son los mismos miembros de las secciones sindicales de CCOO y UGT que no comparten sus ideas al obligarles a firmar, primero un ERE temporal y despues el ERE extintivo.Este es el tipo de democracia del que hablas, de que un miembro o afiliado, no pueda ni tan si quiera dar su punto de vista hace que las opciones que da la empresa sean las que siempre triunfen, sin que se busque otras alternativas nada más que el despido.Y ahora me pregunto, no necesitamos un cambio en la mentalidad del sindicalista, los despachos son la unica manera de luchar, por que las leyes son cada vez más flexibles para el empresaio.Según la ultima reforma laboral dice"ajustar la plantilla a la demanda" la idea esta bien pero aplicando esta ley a empresas como estas, se frotan las manos,como puede ser que en el primer trimestre del año sacaran beneficios y al mes siguiente na de na, claro engañando.
    Esto es un fragmento de libro "El arte de la prudencia empresarial" escrito por Paco Muro, el cual va dirigido a la manera de humdir una empresa debido a la mala gestion(os suena), hay os dejo un parrafo"Ocultar datos a los empleados, es una estrategia que sólo lleva al fracaso. Los directivos deben de ser directos con sus trabajadores, de esta forma logran que se acaben los cotilleos de los pasillos sobre la situación de la empresa",esto ha pasado alli, la empresa además de generar los rumores, no comunicaba,ni con los trabajadores, ni con el comité de empresa, provocando así siempre el caos.Señor pluma roja, me parece que sus palabra vacias no hacen nada más que dividir.
    En vez de apoyar a CCOO y UGT, no piensa que deberian aportarle algo más que elogios,o es que todo lo que hacen esta muy bien.Yo estube alli y la mayoria de los que subieron eran integrantes de esos sindicatos, este conflicto les va a costar algún que otro afiliado.Me parece que tiene unas ideas un poco anticuadas, del tipo de la tv en la que usted trabaja y que no ven nada mas que los abuelitos de la residencia.Espero que estas palabras le sirvan de mucho, no tomandoselo mal y buscando alguna solucion que no pase por el despido gratuito de los trabajadores y la bajada de poder adquisitivo.Desde luego con empresa como estas no lo dude que no saldremos nunca de esta crisis.

    Saludos.PlumaBlanca

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. para actualizar tu informacion te dire que hace mucho tiempo que cambie de aires, precisamente porque no compartia nada el modelo de gestion y direccion de aquella empresa, en cuanto a tus aportaciones te hago estas tres precisiones:
      - CCOO y UGT han demostrado a lo largo de su historia su compromiso de clase y su capacidad de movilizacion y tambien la habilidad para alcanzar acuerdos cuando las circunstancias lo permiten o lo "aconsejan".
      - Yo he tenido la responsabilidad de dirigir CCOO en la provincia a principios de la decada de los 90 y concozco muy bien el funcionamiento interno de "mi" sindicato. La democracia interna supone respetar los acuerdos mayoritarios, y eso es lo que no están haciendo los "delegados" a que te refieres. NO ESTAN RESPETANDO LOS ACUERDOS DE SU SINDICATO Y TAMPOCO LOS DE LAS ASAMBLEAS DE AFILIADOS. Ademas están provocando la division interna y colaborando con sindicatos que incitan a la agresion contra sus compañeros. Esa actitud es intolerable.
      - Para que un comite de empresa consiga una correcta interlocución con la empresa se tiene que ganar el respeto de la otra parte y el de los trabajadores ¿Este comité lo ha hecho? Para ganarselo tiene que tener capacidad de ofrecer alternativas a las propuestas de la empresa, tiene que saber informar a los trabajadores para ganarse el apoyo a sus propuestas, tiene que saber decir a un trabajador que se equivoca cuando es absentista y que es insolidario con los demas trabajadores, tiene que saber moderar los impulsos de los trabajadores y no actuar de piromanos contra quienes no piensan como ellos..., tiene que combinar acertadamente la movilizacion, las demandas ante la autoridad laboral y el acuerdo... si tu encuentras estas "cualidades" entre esa parte del comité de empresa el equivocado seré yo..., de lo contrario deberas pensarte seriamente la opción que actualmente apoyas
      felicidades por tu psedonimo, es muy original

      Eliminar

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

ESPAÑA ¿QUÉ ES Y DESDE CUANDO?

Sobre el origen del nombre de España El PP se apropia y falsea la historia de España Comúnmente se admite que España viene del lat...