sábado, 11 de febrero de 2012

Ha muerto Sara González: una voz imprescindible de la Nueva Trova Cubana


Mercedes Arancibia || Periodista.
saratrovavSara González, “La Gorda”, cantante. ©Roberto Chile/Cubadebate
Estos son tiempos malos para todo y también para la lírica. Las primeras semanas de 2012 quedarán en la historia como el período en que desaparecieron, dejando un agujero negro irremplazable, los artistas plásticos libres y comprometidos con su tiempo Antoni Tàpies y Lucien Freud, el actor Ben Gazzara (alguno de los “antiguos” le recordará en Anatomía de un asesinato de Preminger, nada menos que de 1959; los más modernos en historias de gansters y mafiosos), la poetisa polaca Wislawa Szymborska, Premio Nobel de literatura 1996 (a mediodía, en Cracovia, se sustituyó el solo de trompeta que desde hace varios siglos se escucha desde lo alto de la torre de la basílica de Nuestra Señora, por la melodía de una canción con letra de un poema de Szymborska: “Nada ocurre dos veces, y justamente por eso nosotros nacimos sin tacto y moriremos sin rutina “), el realizador Theo Aneglopoulos (lo suyo ha sido mala suerte, atropellado por un motorista enloquecido), el rockero argentino Luis Alberto Spinetta  y dos mujeres cuyos nombres están incluidos en la banda sonora de la generación que maduró a mediados del siglo XX:  Etta James, una de las mejores voces femeninas del jazz de todos los tiempos, y la última Sara González  (1 de febrero de 2012) a quien,  entre otros lugares, podemos encontrar en las fotografías de los fundadores de la Nueva Trova Cubana. “Se nos va y se nos queda. Cada canto, cada letra, cada nota desde su guitarra es cubrir un camino. Así es, porque los símbolos nos dan el camino para andar”, dijo el periodista radiofónico Joel Lachataignerais Popa al leer en el boletín de Radio Bayamo el fallecimiento de La Gorda.
González, quien en septiembre pasado fue operada de un cáncer de colon, ha muerto dejando “la impronta de su voz en el corazón de los cubanos”, en temas como Girón: la victoria, inspirado en el triunfo de su pueblo en la invasión de Bahía de Cochinos en 1961, Qué dice usted,  Canción de los CDR y Amor de millones, nombre con que,  en los últimos años de su vida, bautizó también su página web.
Pero si hay una canción que supo cantar como ningún otro intérprete esa es  Su nombre es pueblo, un clásico del trovador Eduardo Ramos, quizás porque Sara González constituyó uno de los fenómenos de comunicación artística más relevantes en la música cubana de hoy día.
En los recitales, entre las canciones intercalaba anécdotas de sus vivencias, de la ciudad de La Habana, cuya historia conocía muy particularmente, y del mar –solía recordar la época en que junto a sus compañeros del movimiento juntaba barcos camaroneros lejos del litoral-, elogiaba la comida habanera y le gustaba particularmente un pescado llamado “liseta”.
El canto y la poesía
Hace siete años Sara González, ya enferma, concedió una entrevista a Radio Nederland para la serie ‘Cuando el canto es poesía’: “Aunque la mayor parte de los temas tratados en aquel encuentro tenían que ver con su carrera, Sara hizo un recuento amplio de lo que había sido la Nueva Trova Cubana y habló de sus relaciones con Pablo y Silvio. Más que una entrevista, fue una conversación en la que la artista repasó los momentos cumbres que hacen de ese canto la poesíaDecenas de países y escenarios de tres continentes han dedicado especial atención al “misterio” de sus “fuerzas ocultas” y de su “gancho”.
El 26 de diciembre de 2011, en “El patio de La Gorda”, el espacio que animaba cada mes en un solar habanero, se despidió de su público diciendo: “Después de la actuación, en esta tarde, lo que me queda es desearles muchísimas cosas lindas, muchísima felicidad, desearles salud -sobre todo salud-, para lo que les queda por vivir a todos. Que sean felices, que sean tan felices como se sienten ustedes cada vez que vienen aquí. Todos los días tenemos que darle gracias a la vida por lo que estamos viviendo.”
Las cosas de la vida
Sara González, cuyos biógrafos no se ponen de acuerdo al situar la fecha de su nacimiento en 1949 0 1951, era hija de un tabaquero y una costurera. Para que dejara trabajar a sus padres, cuando era muy pequeña le regalaron un aparato de radio que llevaba de una habitación a otra de la casa. Virtuosa de viola, profesora de guitarra y solfeo y perteneciente al grupo de Experimentación Sonora del ICAIC que dirigió Leo Brower, compositora de música para cine, radio y televisión,  participó en varios discos colectivos y cantó en el escenario junto figuras  cono Pablo Milanés, Silvio Rodríguez, Chico Buarque, Pete  Seeguer, Marta Campos, Serrat, Daniel Viglieti, Mercedes Sosa, Soledad Bravo…En su discografía un primer LP fundamental: Versos sencillos (1975), sobre poemas de José  Martí. El último,Mírame, lleva fecha de 1999. En los  últimos años Sara había reanudado la actividad de su grupo de amigos, La peña de La Gorda, en un solar de la calle A de El vedado, donde el último domingo de cada mes se reunían para cantar y hablar de las cosas de la vida.
saratrovah
Sara González, el 26 de diciembre de 2011, en “El patio de La Gorda”, el espacio que animaba cada mes en un solar habanero, se despidió de su público. ©Roberto Chile/Cubadebate

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

¿INCUMPLE RAJOY LA CONSTITUCIÓN CON SU APLICACIÓN DEL 155?

Rajoy podría vulnerar la Constitución Española con la aplicación del art 155 en Catalunya La Constitución reconoce en su artículo segu...