jueves, 2 de febrero de 2012

CAZA DE BRUJAS EN TELECOSPEDAL


El beato Nacho Villa está cumpliendo al pie de la letra las instrucciones de Cospedal. Era predecible que pasarían factura a los profesionales de CMT por sus supuestos apoyos al gobierno anterior y desde el primer momento se han puesto manos a la obra. Cospedal había jurado venganza y escenificado el “presunto” veto hacia ella, veto que nunca existió como demostraron las numerosas invitaciones comunicadas a través de Fax-, para justificar su entrada en el “ente” como elefante en cacharrería. La mano ejecutora de la venganza es Nacho Villa, hombre de misa diaria y ex director de informativos en la emisora de los obispos, lo que nos hace preguntarnos si estos individuos creen de verdad en el dios que proclaman o todo es cinismo e hipocresía y solo lo utilizan para tranquilizar sus revueltas conciencias.
Lo cierto es que Castilla-La Mancha Televisión vive los peores días desde que Bono la fundó hace ahora una década. El ambiente, según denuncian fuentes sindicales, no puede ser más tenso después de que la dirección decidiera despedir a dos veteranos periodistas “de la casa”, concretamente a Ismael Higueras y Fernando González, y lo hiciera el pasado martes sin previa comunicación, vulnerando el preceptivo preaviso de 15 días.
Este es el estilo impuesto por Nacho Villa: aquí mando yo siguiendo las instrucciones de Cospedal y quien no comulgue con ello será inmediatamente despedido. Para que las pruebas de poder sean más aleccionadoras, los despedidos son sustituidos por “periodistas” de la cuerda con méritos tan importantes como ser hijas de alcaldes populares o haber iniciado una prometedora carrera en Intereconomia.
En un estilo propio de modelos autoritarios, Leandro Esteban, superconsejero portavoz del gobierno Cospedal, acusaba al PSOE de “sectarismo y persecución” durante toda la legislatura anterior utilizando para ello CMT, -¿quizá acusaba indirectamente a los dos periodistas despedidos de ser los ejecutores de la estrategia socialista?-. Lo hacía en una de esas entrevistas cómodas a que nos tienen últimamente acostumbrados, en las que cuatro meritorios preguntan sin molestar a los miembros del gobierno regional. Curiosamente los meritorios se transforman en hienas en cuanto huelen a un invitado “molesto” por su pertenencia al PSOE, IU o los sindicatos de clase. Lo ha hecho en el programa matinal, uno de los inventos de Nacho Villa, cuya audiencia apenas supera el 2%, en buena medida por ser tan descarado ideológicamente que ni los votantes del PP tienen interés en verlo.
Esteban denuncia el “sectarismo socialista” al mismo tiempo que la dirección de la casa, sin previo aviso ni motivo aparente, decidiera prescindir de dos profesionales experimentados en el oficio, Fernando González y el toledano Ismael Higueras. Pese a que ambos tenían contratos indefinidos, “con plaza”, la empresa ha optado por reconocer el despido improcedente y abonarles los 45 días preceptivos por año trabajado. Pérdida de confianza o mala situación económica de la empresa, son algunas de las razones esgrimidas por Ramón Villaverde, mano derecha de Nacho Villa, que en ningún momento ha tenido la deferencia de llamar personalmente a los afectados para explicárselo en persona.
LA INQUISICION ATACA DE NUEVO
La noticia ha trascendido las fronteras de la radiotelevisión autonómica y se ha convertido en el asunto del día en los mentideros periodísticos regionales, donde se critica el inicio de una nueva purga en el ente público. Y no es desafortunada la expresión, pues según la Real Academia Española, “purga” es la expulsión o eliminación de funcionarios, empleados, miembros de una organización, etc., que se decreta por motivos políticos, y que puede ir seguida de sanciones más graves.
Mientras Esteban denunciaba ante las cámaras de su “televisión regional” que el PP fue perseguido, sin aportar prueba alguna que lo confirme, continúa la limpieza ideológica en la CMT. Limpieza, que en realidad no ha hecho más que empezar según confirma un trabajador de la cadena, siempre bajo la promesa de la confidencialidad, pues asegura que hay una caza de brujas en toda regla hacia quienes son sospechosos de mantener posiciones progresistas, de afinidad con sindicatos o con colectivos sociales reivindicativos.
No me puedo creer lo que está ocurriendo, se están haciendo dos redacciones paralelas, afirma una trabajadora en un correo electrónico firmado con seudónimo. Por un lado está la gente de confianza de Villa, Morales y Pérez, el triunvirato del poder, la mayoría autónomos abocados a hacer doce o catorce horas diarias, y por otra el resto de la plantilla, denuncia.
Desde el Comité de Empresa confirman que el despido de González e Higueras es muy preocupante, no sólo porque haya venido acompañado del fichaje de Enrique Medina, nuevo director adjunto de Informativos, llamado a liberar de las cuestiones políticas menos gratas a la directora, Patricia Morales, sino también porque se habla sin cesar -y nadie lo ha desmentido- de una lista negra de redactores.
Fuentes sindicales admiten en privado que en los próximos días puede haber nuevos despidos, esta vez de empleados de base, sin cargos relevantes en el pasado, simplemente porque son molestos. De ahí que hayan convocado una asamblea de manera urgente.
RECORTAR COSTES LABORALES DE CARA A LA PRIVATIZACIÓN
Entretanto, continúan las negociaciones para la firma del nuevo convenio colectivo en Radiotelevisión Castilla-La Mancha. El actual, que expiró en 2011, está denunciado por la empresa, que ha propuesto a los trabajadores algunas medidas difíciles de aceptar, como que los sábados dejen de ser considerados festivos, el incremento de una hora diaria en la jornada laboral o hasta cinco cambios de turno sin compensación económica alguna. De no llegarse a un acuerdo pronto, la dirección ya ha avisado, según las fuentes consultadas, con implantar un ajuste severo en toda la estructura del todavía ente público. 
Lo cierto es que quienes ya sufren los recortes desde principios de año son los empleados de las contratas de Limpieza, Mantenimiento y Seguridad, a los que se les han reducido las asignaciones en torno a un 30%. Unos ajustes sin precedentes que han venido precedidos de una campaña feroz de desprestigio, con ejemplos falsos, como afirmar que el jardinero de la tele cobraba 6.000 euros mensuales cuando apenas llegaba el salario medio de un español, afirman desde el Comité de Empresa de una de las empresas subcontratadas.
Nacho villa allana el camino a la empresa a que irá destinada la televisión regional tras su privatización. Para entonces habrán expulsado a los trabajadores molestos y habrán reducido los costes laborales en un 30% y una empresa creada con el dinero de nuestros impuestos terminará en manos de empresarios sin escrúpulos para que se lucren con ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

ESPAÑA ¿QUÉ ES Y DESDE CUANDO?

Sobre el origen del nombre de España El PP se apropia y falsea la historia de España Comúnmente se admite que España viene del lat...