jueves, 19 de abril de 2012

Medidas fiscales del PP: Amparar el delito, enaltecer al delincuente


Por fin hemos conocido las recetas del PP para los próximos presupuestos. Sabíamos que plasmarían los modelos del capitalismo más descarnado pero nos ha sorprendido la caradura a la hora de venderlos.

Como charlatanes de feria han aireado una pócima milagrosa que surtirá efecto en el Edén venidero que llegará a Europa, una vez aniquiladas todas las conquistas sociales de los últimos siglos, dentro de unos años , aunque advierten que ,mientras tanto, tendrá efectos inicuos para toda la ciudadanía no englobada dentro de la categoría “ muy rica”.
18_prometeoA todos nosotros se nos confiscan los recursos para ponerlos al servicio de una oligarquía insaciable. ©Sento
Entre la palabrería han introducido el vocablo mágico “ austeridad” ( mientras se desabrochan un nuevo botón que permita salir a una  barriga próxima a estallar de opulencia ),  durante la puesta en escena se han tapado la boca para que no se les vea la carcajada cuando desde la estulticia más absoluta proclaman que “ se han repartido las cargas equitativamente” y, especialmente, han aprobado una iniciativa que, por si sola, plasma la abyección del neoliberalismo sin reglas que nos gobierna: la del blanqueo de dinero con el nombre de amnistía fiscal, música celestial para los oídos de todos los  Capone y  Corleone del planeta Tierra.
Dándole la vuelta a la máxima de Concepción Arenal (“Odia al delito, compadece al delincuente”), reescriben – en este apartado, ¡también! – la historia y proclaman ante la ciudad y el mundo que en España, si se trata de evasión fiscal y de echar una mano a los corruptos, al Gobierno , sin  pudor ni rubor, no le importa amparar el delito y  enaltecer al delincuente. 
Las reflexiones del “Financial Times”
Desprecian la cara de tonto que se nos ha quedado a quienes cumplimos escrupulosamente en nuestras declaraciones de impuestos o las críticas de la organización profesional de Inspectores de Hacienda  ( calificando la  medida de “éticamente impresentable”, “atentado contra el Estado de derecho” y “contraria a la Constitución” ), les importa un bledo que las Diputaciones Vascas se nieguen a aplicar la idea, o las reflexiones de un órgano tan poco radical como el Financial  Times que expresa su desacuerdo con un contundente   “Mostrar tal clase de clemencia a los evasores de impuestos puede animar a otros a no pagar sus obligaciones en el futuro”,volviendo a  convertir en papel mojado ( y van…) la ¿ vigente? Constitución que al fijar los Derechos y Deberes de los Ciudadanos, en el artículo 31, punto 1 dice literalmente: “Todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica mediante un sistema tributario justo inspirado en los principios de igualdad y progresividad que, en ningún caso, tendrá alcance confiscatorio”.
En la carga genética del conservadurismo siempre ha estado presente  gobernar para unas minorías desde un clasismo exacerbado. Y  esa es la fórmula que el PP está aplicando con la aquiescencia de sectores populares
Estamos viviendo un mundo al revés, a la ciudadanía, a todos nosotros, se nos  confiscan los recursos  y , lo que es peor, nuestro futuro, para ponerlos al servicio de una oligarquía insaciable.
Bastan dos imágenes para comprobar el alcance de la ignominia: en la primera los manijeros del cortijo de Merkel se dan codazos para satisfacer hasta el mínimo deseo del señorito Volker Kauder, jefe parlamentario dela CDU/CSU, que se ha dado una vuelta por sus pagos para poner orden.
La segunda es aún más dolorosa. Madrid y Cataluña,  finalistas del “ reallity –show” “¿Quién se baja más los pantalones? “, obedecen sin pestañear   todos los caprichos, todas las órdenes,  del magnate Sheldon Adelson  y conseguir de premio que su proyecto de casinos se instale en sus territorios aunque para ello  deban quebrantarse  las leyes y renunciar a cualquier derecho laboral.
El mensaje  que se está transmitiendo día a día al pueblo español es peligrosísimo al poderse sintetizar en un“todo vale”. 
A quien repase la historia de nuestro país, nada le será extraño. En la carga genética del conservadurismo siempre ha estado presente  gobernar para unas minorías desde un clasismo exacerbado. Y  esa es la fórmula que el PP está aplicando, con la aquiescencia de  sectores populares  que creen pertenecer al grupo de  los otros, los privilegiados y, como en la película, no saben que estarán  cada día más  muertos si contribuyen, con su voto, con su sumisión, a desarbolar los escasos frenos que la sociedad española puso al “barra libre “de los poderosos.
Seguramente los rigurosos husmeadores de la entrepierna, que en nuestro país  se denominan  Conferencia Episcopal, volverán a guardar silencio por no tratarse de un asunto de sexo o de control de mentalidades y, pese a las fechas ,  no encontrarán falta alguna de ética ( o moral , si así lo prefieren ), a las ocurrencias rajonianas. Tampoco  simularán malestar ante el triunfo de los mercaderes desbocados.
Por ello es tan importante la resistencia civil. Debemos seguir fiscalizando, denunciando, tejiendo ciudadanía que  exija  a gritos sus derechos arrebatados. Al final o revertimos la situación  y conseguimos un nuevo pacto constituyente que reordene, a favor de la mayoría, la sociedad o al menos, pasearemos con la cabeza alta proclamando: “ ¿Blanqueo de capitales? No en nuestro nombre “.

CRÓNICA POPULAR


No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

ESPAÑA ¿QUÉ ES Y DESDE CUANDO?

Sobre el origen del nombre de España El PP se apropia y falsea la historia de España Comúnmente se admite que España viene del lat...