sábado, 14 de abril de 2012

ESPAÑA/MAÑANA/SERÁ/REPUBLICANA. EL KIT DEL/A PERFECT@ REPUBLICAN@


Mercedes Arancibia
Para que este deseo se convierta en realidad solo (y no es poco) necesitamos:
República (la Tercera), del latín res publica, cosa pública, sistema político en el que la soberanía pertenece al pueblo que ejerce el poder directamente o a través de sus representantes electos, que reciben mandatos para un período determinado y son responsables ante la nación. Los republicanos defienden un corpus de doctrina común: la República indivisible, laica, democrática y social.
Ciudadanía (El ciudadano es quien hace la república, Georges Bernanos) , del latín civis, el que tiene derecho a la ciudad, el ciudadano, que permite que a un individuo se le reconozca como miembro de una sociedad, de una ciudad en la Antigüedad y de un Estado en nuestros días, y pueda participar en la vida política. La ciudadanía da acceso al conjunto de derechos y deberes políticos que permiten tomar parte en la vida cívica de una sociedad o comunidad mediante el derecho al voto.
-Libertad (En las páginas leídas/ En todas las páginas en blanco/ Piedra sangre papel o ceniza/ Escribo  tu nombre, Paul Eluard), del latín liber, libre. Libertad es el estado de una persona o un pueblo que no padece obligaciones, sumisiones o servidumbres ejercidas por otra persona, un poder tiránico o una potencia extranjera. Es también el estado de  una persona que no está presa ni depende de nadie. Se puede definir como la autonomía y la espontaneidad de una persona dotada de razón. Es la posibilidad de actuar según la propia voluntad en el marco de un sistema político o social, siempre que no se atente contra los derechos de los demás. En sentido general, la palabra libertad hace referencia a las libertades individuales, políticas y sociales.
-Igualdad, del latín “aequalis”, de “aequus”, unido, justo. La igualdad es la calidad de dos cosas iguales que tengan alguna característica idéntica. La igualdad es el principio que hace que los hombres deban ser tratados todos de la misma manera, con la misma dignidad, que dispongan de los mismos derechos y estén sometidos a los mismos deberes. La igualdad moral se refiere a la dignidad, el respeto y al libertad, y se la considera por encima de todas las demás formas de igualdad. La igualdad cívica, ante la ley, lo es por oposición al sistema de privilegios. La social pretende igualar las condiciones de existencia de todos. La igualdad política se define en relación con el gobierno del estado. Conviene no confundir igualdad con identidad y distinguir también entre igualdad y justicia.
-Fraternidad, del latín fraternitas, relaciones entre hermanos, entre pueblos. Es la relación natural y fraternal, así como el sentimiento de solidaridad y amistad que unen, o debería unir, a los miembros de la misma familia que es la especie humana. Implica tolerancia y respeto mutuo de las diferencias, y contribuye a la paz. En un sentido más restrictivo, la fraternidad define la relación existente entre los miembros de una misma organización, entre quienes comparten un ideal o quienes combaten, o han combatido, por la misma causa. La fraternidad es un valor de la humanidad, definido en el artículo primero de la Declaración Universal de los Derechos Humanos : “Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros”. Se distingue de la solidaridad en la dimensión afectiva de la relación humana ligada al sentimiento de pertenencia a la misma especie, la humanidad, que le da un carácter más universal.
-Solidaridad (Uno para todos y todos para uno, Alejandro Dumas), del latín  “solidus”, entero, consistente, relación que une a quienes comparten una deuda (que es su primitivo origen jurídico). La solidaridad es un sentimiento de responsabilidad y dependencia recíproca entre un grupo de personas que se sienten moralmente obligadas unas con otras,  y lleva al hombre a comportarse como si estuviera realmente afectado por los problemas de los demás; sin ella se vería comprometido el futuro del grupo. Es una opción humanista que nace de la consciencia de que todos los hombres pertenecen a la misma comunidad de intereses. Conviene distinguir solidaridad de altruismo (cuando se ayuda al prójimo por simple compromiso moral, sin necesidad de reciprocidad), y también de cooperación (donde cada cual trabaja para el interés general del grupo).
-Laicismo, que no es una opinión sino la libertad de tener una cualquiera. Fundamento institucional de las libertades individuales y de la igualdad de derechos, es el cemento indispensable de la paz civil y la matriz de todas las libertades, públicas y privadas. Fundamento también del humanismo moderno que coloca en primer lugar el derecho absoluto a la libertad de conciencia, al libre examen, a la libre elección, tiene como finalidad el acceso todos los hombres y mujeres al conocimiento y la responsabilidad en todos los terrenos de la vida. El laicismo es una ética de vida basada en la dignidad de la persona, en la solidaridad social y la fraternidad, que implica instituciones y leyes liberadas de cualquier tutela religiosa o dogmática de forma que lejos de alienar a las personas, atentando contra su integridad o imponiendo discriminaciones en función de sus orígenes o convicciones, otorgue a todos la igualdad de derechos y el pleno ejercicio de sus responsabilidades individuales y cívicas. El laicismo es una esperanza para el porvenir de la humanidad,  lleva en sí la semilla del futuro de la razón, contribuye al progreso del pensamiento y libera la inteligencia.
-Y desembarazarnos definitiva e irremediablemente de la rémora borbónica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

NUEVO PROYECTO DE PRESUPUESTOS 2017: PUNTO DE ENCUENTRO PAGE-MOLINA

Encuentro institucional de García Page y García Molina Finalmente, ante las repetidas llamadas a la negociación de los diputados de Po...