jueves, 26 de abril de 2012

La sociedad civil contra la anmistia fiscal. El grito de la esperanza.


Dice Rajoy que no hay dinero. Mentira, hay de sobra, pero lo han defraudado los ricos, los mismos que lo ocultan en Paraísos Fiscales o a los que el Gobierno amnistía, a pesar de ser grandes defraudadores a Hacienda, con impunidad, pues nadie persigue las grandes fortunas.

La izquierda es amplia y la izquierda social y alternativa aún no está articulada, ni unida ni ha convergido más que en situaciones muy puntuales
Mentira, porque a los bancos se les ingresan pingües subvenciones e inyecciones de dinero público mientras que los banqueros, no dan créditos y hacen negocio con la llamada deuda pública, recibiendo dinero del BCE al 1% y prestando a los Estados europeos al 5%, de forma usurera e indecente.
Dice Rajoy que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades; pues habrá sido él y los ricos. Las clases populares viven de su trabajo y, además, con sus impuestos, -que ellas si pagan-, financian el estado, para que éste garantice servicios públicos y protección social y no para regalar dinero a la banca y, posteriormente, sufrir recortes y permitir que se  amnistíe a los delincuentes fiscales. Todo esto merece una respuesta: La socio-política. El pueblo del estado español debe tomar la política en sus manos y enfrentarse a este atropello. Pero ¿Cómo? En muchas ocasiones los partidos políticos secuestran la acción política y la ciudadanía se despreocupa o se aburre.
Creo que, en estos momentos, se está formando en nuestro Estado un magma aún inconexo de malestar, indignación, protesta, pero también de desesperanza e, incluso, de resignación. Encima, el Gobierno PP-CEOE-Banca que nos domina, está propiciando, con apoyo de todos los medios de comunicación públicos y privados,  una magna campaña al objeto de culpabilizar a la ciudadanía y hacerla sentirse corresponsable de un supuesto despilfarro. Mentirosos.
La convergencia antineoliberal de las fuerzas sociales, sindicales y políticas, es lo único que nos puede ayudar a levantar el frente de la esperanza y de la justicia, el frente de la soberanía popular
Opino, por tanto, que hay que articular con más ímpetu y espíritu de convergencia a la ciudadanía y a las clases populares, sabiendo que todas y todos los de abajo nos necesitamos mutuamente. Incluso en el campo de la izquierda, hay que reconocer nuestras limitaciones y posibilidades. La izquierda es amplia y la izquierda social y alternativa aún no está articulada, ni unida ni ha convergido más que en situaciones muy puntuales.
Los sindicatos mayoritarios, deben saber que si bien es cierto que son las organizaciones más fuertes de resistencia y de la izquierda social, han perdido la confianza de mucha gente de entre los de abajo y, por tanto, no sólo deben hacer algo de autocrítica, que no viene nunca mal, sino también deben escuchar más y saber que, dado que ahora ellos están en la diana del neoliberalismo, deben converger de forma decidida e incluso más humilde, con el resto del movimiento social.
Comenzar por articular un Frente
Por tanto ¿Qué podríamos hacer? Pues las y los que creemos que la política con mayúsculas, puede ser un elemento de liberación, reconociendo los problemas y nuestras debilidades comenzar por articular un Frente.
24_carlosmartinez©Joan Picornell
La Plataforma en defensa de la Público y el Estado del Bienestar, debe converger con Activos contra la Crisis. Si alguien no quiere, será su problema. Pero las y los demás no debemos detenernos. La agresión antipopular, es tal que exige una respuesta contundente ya.
Hay que retomar un discurso claro, contundente, de compresión muy amplia,  sencillo y muy claro. No podemos seguir siendo solo militantes virtuales. Hay que recuperar la ética, el sacrificio y la épica.
Hay que ilusionar con un programa tan sencillo como rompedor. El régimen  juancarlista está podrido.
Necesitamos converger en un Frente socio-político, insisto, de los y las de abajo por una República social e igualitaria.
Hemos de saber que el pacto de la transición, se ha roto. Lo ha roto la derecha y los grandes partidos del sistema. Ya no valen las soluciones del consenso, porqué nos están machacando y lanzando a la miseria. Nos están engañando y mintiendo. Nos han tomado el pelo.
Pero en este nuevo pacto, por los de abajo, la única exclusión, será la de no atreverse a romper cadenas. Ya no hay nada que perder. Sólo la dignidad y la soberanía popular que reconquistar.
Estos días nos vamos a volver a encontrar en la acción. El 29 de Abril, el 1 de Mayo, el 12 de Mayo y … A la nueva Huelga General. En este camino de lucha, vamos a coincidir y tener que trabajar mucho. Tal vez eso propicie aún más nuestro encuentro político. Así lo espero y así lo deseo.
La convergencia antineoliberal de las fuerzas sociales, sindicales y políticas, es lo único que nos puede ayudar a levantar el Frente. El frente de la esperanza y de la justicia. El frente de la soberanía popular. Mientras tanto, mientras nos organizamos mejor y con voluntad de enfrentarnos a tanto robo y tanta estafa, muchos y muchas soñaremos con que podemos votar a Mélenchon.
Ya hay un calendario de movilizaciones. ¡¡¡Todos y todas a la calle!!! ¡¡¡Gobierno mentiroso, grandes fortunas ladronas!!!

Carlos Martínez García. CRÓNICA POPULAR


No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

RELATOS DE VERANO: LAS DAMAS BLANCAS, LA DAMA DE LOS MONTES

Dama Blanca. Ilustración de Marcel Félix En casi toda Europa abundan las leyendas e historias que narran la existencia de misteriosas ...