martes, 6 de marzo de 2012

GRECIA, NUESTRO PASADO Y NUESTRO FUTURO


Mercedes Arancibia || Periodista.
05_grecia_annavAnna Vagena, actriz y parlamentaria
Grecia es nuestro pasado. También es nuestro futuro. ¡Reinventémosla con ella!
Estas frases, que no pueden ser más acertadas, pertenecen a un artículo de Raoul Vaneigem, antiguo miembro de la Internacional Situacionista y autor del “Tratado de saber vivir para uso de las jóvenes generaciones” (1967), y el filósofo  y escritor franco-griego Yannis Youlountas, publicado en el diario Libération el 2 de febrero de 2012, y reproducido en la página Okeanews. Y pueden ser el mejor prólogo a la intervención de Anna Vagena en el Parlamento de Atenas. Anna, como muchos de sus conciudadanos, está reinventándose.
Anna Vagena es actriz, tiene un pequeño teatro en Atenas y, sin haberlo realmente pedido, poco antes de las seis y media de la tarde del 12 de febrero de 2012 pasó a ocupar el lugar de un diputado socialista que dimitió ese mismo día. En una entrevista ha dejado muy claro que no piensa ingresar en el Pasok y que no se siente con fuerzas para continuar haciendo teatro político.
El miércoles 28 de febrero tomó la palabra en el Parlamento. Una palabra sensata y llena de rabia. Advirtió a la clase política del furor griego que se avecina. Un discurso lleno de sentido común que dio en el blanco. Un discurso que parece será el último: ha decidido ir al Parlamento una vez, decir las cosas honestamente y abandonar la vida política. Anna vive en el barrio de Metaxourgeio; allí está también su teatro, conectado a un café que lleva su nombre, Anna’s, en un dédalo de calles que empezaban a convertirse en centro artístico, donde florecían museos y galerías y donde los callejones peatonales ayudan a crear un ambiente muy característico que también refrescan las numerosas intervenciones de arte urbano en las viejas paredes de antiguos edificios.
(Transcripción del vídeo de OkeaNews, traducción M.A.)
|
Gracias por invitarme a hablar aunque los niños ya no están aquí, se ha ido (El parlamento griego tiene un auditorio público). Quiero decirles que estoy muy emocionada y estresada. Esto es muy importante para mí. Quería decir a los niños que antes estaban aquí, y que habían venido de Tyrnabos, mi región, porque yo he nacido en Larissa, que el hecho de estar aquí hoy es un mensaje de esperanza para la nueva generación.
Nací y crecí en una familia pobre de Larissa, era difícil pero he conseguido llegar hasta aquí con mis propias fuerzas, de forma honesta. Es un gran honor para mí y me dirijo a todos los jóvenes, a los que quizá escuchen esto, para decirle que sigue habiendo esperanza. La esperanza existe cuando uno es honesto, recto y trabaja con ardor.
(El presidente del Parlamento dice «Nosotros también apreciamos su presencia, señora Vagena»)
Se lo agradezco mucho. Naturalmente, cuando uno ve que después de todo el trabajo, de años de trabajo honesto, llega el momento de la jubilación y no puede vivir de la pensión… es el momento de la amargura.
Desde que estoy en el Parlamento vengo observándoles atentamente, con el fin de entender lo que pasa aquí. He visto sobre todo como los dos grandes partidos intentan cargar al otro con la responsabilidad. ¿Es ése nuestro problema? ¿Qué ocurrió en 2008? ¿Que sucedió en 2009? ¿Se dan cuenta de lo que yo veo? Es como si aquí se representara una función de teatro, en el interior del Parlamento, en paralelo y sin ninguna relación con lo que está en juego en el exterior, en la sociedad, en el mundo. En el exterior se ven cosas que existen como si no concernieran a los partidos políticos. Hablo así porque todavía soy nueva aquí y afortunadamente todavía puedo hablar de la forma en que se habla en mi barrio y en mi calle.
Aquí [en el Parlamento], es como si todo eso no les afectara, como si se tratara de otra vida. ¿Saben ustedes cómo transcurre la vida fuera? ¿Lo que vive la gente ? Aquí todo es diferente. La gente de fuera está harta de oír hablar de millones de euros que desaparecen, que van y vienen en las cuentas. ¿De dónde vienen esos millones? ¿Quien va a decírnoslo? ¿Donde están los millones desaparecidos?  En todo caso no los han enviado a donde sea personas que han trabajado dura y honestamente durante todos estos años y ahora han alcanzado la edad de 65, y no tienen para vivir. ¿Dónde están esos millones? Si algunos de ellos pudieran volver… eso es lo que la gente quiere en este momento. Tan solo un único millón, digánnoslo. No dicen: un millón se envió legalmente para unos negocios, otro se fue por otra razón, o yo que sé…
05_grecia_annah“En el exterior (del Parlamento) se ven cosas que existen como si no concernieran a los partidos políticos”.
Desde hace varios años tengo una pequeña empresa teatral. Ahora debería sentirme feliz porque puedo pagar los pequeños salarios de los empleados. Sin embargo no soy feliz porque sé –y esto es economía simple,  no sé mucho de finanzas per sé que esto es economía simple-, que la gente que viene a verme, mi público, el simple público, no tiene dinero para pagar la entrada. En consecuencia ¿Cómo conseguir por ejemplo un salario de 200 euros al mes cuando nadie puede venir a verme? Creo que esto es economía simple, finanzas simples en las que todos deberían pensar.
Constantemente oigo hablar de desarrollo y más desarrollo. El presidente de la ND (Nueva Democracia) ha hablado antes que yo del desarrollo, y otros también. ¿Qué desarrollo? ¿En qué ciudad? ¿En qué Grecia arruinada y en que Atenas arruinada? Vivo y trabajo en Metaxourgeiu. Todos los días vengo andando hasta aquí. Les pido que vengan un día andando. Que caminen hacia abajo desde la mitad de la avenida Panepistimiu y Stadiu. Dejen sus coches y vengan un día a pie para ver la Atenas que nos avergüenza. Vemos a los turistas en los barrios históricos de Atenas, en Metaxourgeiu, en Keramicos, en todos los barrios céntricos como Patisia y Kipseli. Yo siento vergüenza cuando veo a los turistas. Les pedimos que vengan, ¿a dónde? ¿a una ciudad arruinada ? ¿Quien ha convertido esta ciudad en lo que es hoy? Cuando estaba en la oposición, la señora Diamantopulu dijo que Karamanlis fue el primer Ministro que convirtió el centro de Atenas en un ghetto. Si, estoy de acuerdo. ¿Y en que se ha convertido después? En un ghetto aún peor. Un ghetto de distribución y venta de drogas y de todo tipo de ilegalidades. El problema no son solo los emigrantes. No intenten decirme –como ya he escuchado- que soy racista. No es eso. La falta de cualquier política de inmigración, la falta de cualquier política social ha puesto en esta situación al país, y a Atenas ¿Cómo va a evolucionar todo esto? El turismo es nuestra industria pesada, eso es lo que ustedes dicen permanentemente. ¿A dónde van a venir los turistas? Cada vez que veo turistas en Thiseio y Keramicos me escondo de vergüenza. Vengan un día andando.
Consecuentemente, todo esto tiene que ver con las medidas económicas;  porque esta situación va a llevar a una explosión social, ya está viniendo. Sean prudentes, yo no desearía estar aquí. Es muy probable que sea la última vez que hablo desde este pupitre. Sin embargo, invito a quienes todavía tienen sensibilidad a ser prudentes. Porque cuando llegue la explosión algunos irán a esconderse tras los altos muros de las ciudades que han construido en las afueras, creyendo que allí estarán seguros. Y no lo estarán. Muchas gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

RELATOS DE VERANO: LAS DAMAS BLANCAS, LA DAMA DE LOS MONTES

Dama Blanca. Ilustración de Marcel Félix En casi toda Europa abundan las leyendas e historias que narran la existencia de misteriosas ...