sábado, 24 de marzo de 2012

ANDALUCÍA, ASTURIAS, ULTIMA FRONTERA CONTRA LOS ZOMBIS


Me asusta que los zombis puedan terminar controlando el cotarro. Solo hay que prestar atención y comprobar como la plaga se extiende irremediablemente por nuestra geografía. Comenzó por el levante, al calorcito del mediterráneo y bronceados por el sol hasta donde las pieles podían soportar surgieron los primeros casos…, desde allí fueron cooptados hasta el gobierno central y puestos como ejemplo de buenos gestores. Con la caída de la primera etapa zombi, gracias a que entonces había periodistas con mayúsculas que lograron destapar hasta donde llegaba la putrefacción de estos seres, tuvieron que encontrar acomodo en diferentes destinos. Algunos accedieron al grado de “consejeros” bien remunerados y otros encontraron cama y comida gratis a la “sombra”…, pero a todos los seguimos manteniendo.
Me viene a la memoria, eso me diferencia de un zombi, una reflexión de Iñaqui Gabilondo. Decía el maestro de periodistas que la principal diferencia entre izquierdas y derechas está en cómo los padres educan a sus hijos desde los primeros días de su existencia. Los padres de izquierda enseñan a sus hij@s a cuestionarlo todo, a ser críticos-autocríticos y a combatir activa o pasivamente el mal gobierno, por el contrario, en la derecha se apuesta por priorizar el fin por encima del medio empleado para alcanzar ese fin. El resultado es que la memoria de la derecha y de la izquierda funciona con distintos valores, incluso temporales. La primera olvida siempre los errores y solo recuerda los éxitos, la segunda siempre recuerda los errores y olvida rápidamente los éxitos… el resultado de estas diferencias es bien conocido: los electores de derechas actúan como un disciplinado ejército de zombis cuya única meta es saciar su hambre de gobierno. Ahí radica su éxito, en que nunca cuestionan… solo aplauden… solo buscan saciar su hambre…, como consiguen el alimento importa poco… son zombis.
¿Cómo distinguir a un zombi? Lo fácil sería que caminaran y actuaran como los arquetipos de las películas de George Romero. Si así fuera tendríamos cierta ventaja porque son lentos, torpes y feos… son muertos resucitados que huelen mal. Los nuevos zombis son bien diferentes, gozan de una salud corporal aparente y la masa cerebral precisa para pensar en cómo satisfacer las necesidades primarias. Una importante marca ha descubierto involuntariamente el arquetipo del zombi del siglo XXI… son ese grupo de pijóvenes que se desnudaban por dentro mientras vestían las prendas de Loewe. Ese grupo ha llegado a la cúpula, en las capas intermedias visten marcas más baratas y se anudan el suéter al cuello. Es su estética tribal.
El arquetipo del nuevo zombi se extiende como una plaga. Frente al éxito que representan los jóvenes tienen dos opciones: convertirse o emigrar… los acomodaticios se convierten, los aventureros emigran…, son nuestra tabla de salvación. Entretanto las TDTs, radios y prensa escrita expanden la plaga y embrutecen nuestras mentes con princesas de pueblo y corruptos inocentes postulándose para salvarnos del caos….
Mi perra, una labradora retriever los huele a distancia aunque estén camuflados. A las monjas y los curas les ladra siempre, a los viejos de bigotito recortado y a las viejas de collares de perlas y mantilla también les ladra, pero el otro día me impresionó cuando enseñó los dientes a una pareja de jóvenes testigos de Jehová que vinieron a interrumpirme mientras trabajaba en la ilustración de una portada. La calmé y  les pagué con su misma moneda, les pregunté si Adán y Eva tenían ombligo… estuvieron a punto de morir de un paro cardiaco con el esfuerzo de pensar….seguro que no vuelven.
Este 25M es casi tan importante como lo será el próximo 29M. Nos jugamos parar la plaga y habilitar dos puntos estratégicos desde donde poder recuperar el control sobre nuestras vidas, dos puntos que podrían ser tres a corto plazo. Parece que Asturias hará honor a su pasado y mantendrá la bandera roja, pero Andalucía, que lo tendría bien fácil, está en peligro de ser borrada como territorio libre. El riesgo está como siempre en que buena parte de nosotros, educados en la izquierda, olvidaremos que logros como los derechos laborales, la sanidad pública y universal, la educación pública y los servicios sociales, junto a las mejoras en infraestructuras y las pensiones o el control de las emisiones tóxicas pesan mucho más en cualquier balanza bien equilibrada que las trapacerías de algunos zombis infiltrados aireados hasta la extenuación por las TDTs, Pedro Jeta y Maruenda… 
Los zombis en cuestión ya están a buen recaudo pero los derechos y conquistas de décadas solo estarán garantizadas si tenemos largura de miras o simplemente valoramos lo que ocurre más allá de las fronteras andaluzas o asturianas. La plaga se extiende y los “humanistas” somos especie amenazada de extinción…a esta realidad se enfrentan y de su extensión será cómplices cuant@s se queden en casa encerrados en su egoísmo. Además, por primera vez resulta igualmente útil votar a PSOE e IU porque todos los votos contarán igual y servirán para evitar mayorías zombis y construir mayorías de izquierda. No hagáis caso a los profetas que afirman que todos somos iguales… no es cierto… y en Castilla La Mancha tenéis el argumento para desautorizarlos.
Otra ventaja de pararlos en Andalucía y Asturias, además de Euskadi, Cataluña, Canarias o Navarra, es que la colaboración PSOE-IU hará reflexionar a los extremeños y podrían sumarse pronto al nuevo mapa. Con la realidad que podría surgir de las urnas asturianas y andaluzas el mapa español estará sujeto a cambios importantes. Allí está la vacuna contra la plaga que comenzó a extenderse el pasado mayo y tocó techo el 20N: el voto… ¡no renuncies a él y sácale provecho, por ti… por tod@s! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

EL GOBIERNO BOLIVARIANO GANA PACÍFICAMENTE

Movilización de apoyo a la Asamblea Nacional Constituyente “Hacer bien a villanos es echar agua al mar”. Don Quijote de La Mancha, 2ª ...