domingo, 25 de marzo de 2012

SILICIO SOLAR, LUZ AL FINAL DEL TUNEL…


Aunque solo es un preacuerdo todo indica que el “actual” conflicto de Silicio Solar toca a su fin. Entrecomillamos “actual” porque no es descartable que el conflicto rebrote si los mayores esfuerzos los hacen únicamente los trabajadores y empresa (departamento de recursos humanos) vuelve a los malos hábitos que, en gran medida, amén de las circunstancias del mercado, han acentuado una crisis que casi acaba con el proyecto. 
Es de suponer que la entrada de capital, en las cuantías que se comentan, irá acompañada de un modelo de gestión más transparente, participativo y que huya de la confrontación innecesaria. Cuando un inversor arriesga millones de euros es lógico que cobre protagonismo en la toma de decisiones transcendentes y es seguro que esto no empeorará lo que ya conocemos: el ordeno y mando de “papa dios Berengov”.
El conflicto ha sido muy traumático y ha rozado la tragedia. Lo peor que le puede pasar a un trabajador es perder su empleo y que le asesoren mal ante tal amenaza. Aquí, en este conflicto, se han cometido errores superlativos por las partes en conflicto. La cerrazón empresarial y la nula voluntad de dialogo mostrada por una parte del comité encendió los ánimos hasta el punto de no retorno. Las consecuencias las ha pagado la empresa y una buena parte de la plantilla. Desde luego, y lo afirmo con rotundidad, si el ERTE aun en vigor y el ERE extintivo finalmente aprobado se hubieran gestionado con voluntad de dialogo se podría haber evitado o reducido el número de afectados. Afirmo esto porque cuando un conflicto se afronta con voluntad de dialogo se acortan los plazos, se mantiene la confianza externa en la empresa y no se resiente en exceso el balance contable. Pocos clientes confían en empresas que viven conflictos irresolubles y Silicio Solar no podía ser la excepción a la regla.
Vayamos al análisis del preacuerdo. Es meritorio que los sindicatos hayan conseguido reducir en casi un 10% el número de afectados por el ERE extintivo y sumar 60 empleos a los 416 ya salvados, claro, que de seguir los postulados defendidos por cierto sindicato, ahora podríamos estar hablando de la mayor catástrofe laboral vivida en la historia reciente de Puertollano. Solo el cierre de las minas superaría tamaño mazazo para la economía local.
Finalmente serán 476 los empleos que se mantendrán en la fábrica de Puertollano, aunque la implantación de mejoras tecnológicas podría estabilizar la plantilla en 450. Desde aquí se espera que Silicio Solar remonte el vuelo y vuelva a la senda del crecimiento. A ello ayudará mucho la pronta clarificación del sector de las renovables.
Estos 476 trabajadores que permanecen van a renunciar temporalmente a una parte variable de sus ingresos mensuales. El acuerdo establece que se imputará como reducción salarial del 8% el ajuste de plantilla, que otro 8% se imputará a la reducción de complementos y solo el 14% se imputará directamente a tabla salarial. Personalmente no me parece una mala solución, y más cuando la reforma laboral aprobada por el gobierno permite a las empresas decidir unilateralmente sobre el salario de sus trabajadores, pero me atrevo a recomendar la aplicación de escalas que minimicen el impacto sobre los sueldos más bajos y compromisos de recuperación progresiva cuando las condiciones del sector lo permitan, de esta forma se reparten las cargas entre empresa y trabajador. Otra medida a tomar es la revisión al alza de las tablas salariales para departamentos que fueron erróneamente tratados en el primer convenio colectivo. No me olvido de la injusta desigualdad salarial entre mujeres y hombres que también debe ser abordada en el corto plazo, y que el reparto de la carga prevista en el acuerdo podría empezar a corregir. A menor salario menor esfuerzo inicial…. Por supuesto, confío en el buen criterio de los negociadores y que la transparencia contable evite trapacerías empresariales en el reparto de beneficios trimestrales y/o anuales.
La parte más sangrante del preacuerdo es la relativa a amortización de puestos de trabajo. No volveré a echar leña al fuego y a recordar que se podría haber salvado otro centenar de empleos si el conflicto no se hubiera extendido y se hubiera hecho tan visible. Solo espero, eso sí, que los coprotagonistas del desencuentro no pongan palos en las ruedas para buscar la absolución de sus respectivos “egos”. Sabemos, de momento, que CGT se desvincula del preacuerdo… y me atrevo a afirmar que hará campaña por el “no” en el referéndum al que están llamados todos los trabajadores, la cuestión es cómo aceptará el resultado final de la consulta. 
Inicialmente serán 307 los trabajadores afectados por la extinción de sus contratos. Está abierto un periodo de bajas voluntarias incentivadas para quienes quieran solicitarlo y si algunos fueran prisioneros de sus palabras, porque no les supongo coherentes, no harían falta otros ajustes…, aquí se acabaría el conflicto…, pero a casi todos se nos escapa tanta fuerza por la boca como valor para tomar una decisión de la que presumimos en caliente. Para completar la cifra maldita se seguirá un criterio de reordenación interdepartamental buscando equilibrios entre tecnificación y operaciones manuales. Para los afectados se contempla una compensación de 33 días por año trabajado…, la mayor que se puede alcanzar en estos tiempos…, y miente quien afirme que se podría haber conseguido algo más o que algún sindicato ha pedido mayor compensación. Esa es otra de tantas mentirijillas no inocente, porque todos en la mesa negociadora pidieron lo máximo: 45 días. Finalmente cuatro de los sindicatos aceptaron como buenos los 33 días y solo CGT se autoexcluyo del acuerdo. Además, dentro del plan social a que la empresa está obligada, se prevé crear una “antena de empleo” que trabajará por recolocar a parte de los afectados en otras empresas del grupo Pillar o en empresas ajenas. También se creará una bolsa de trabajo que cubrirá previsibles puntas de demanda interna.
Creo sinceramente que este es un buen acuerdo, que firmarían en cualquier empresa afectada por un ERE y que ha conseguido evitar lo más duro de la nueva reforma laboral. Ha salvado el 61% de la plantilla y abre la puerta a la esperanza de que en Puertollano siga brillando el sol de las energías renovables.



1 comentario:

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

ESPAÑA ¿QUÉ ES Y DESDE CUANDO?

Sobre el origen del nombre de España El PP se apropia y falsea la historia de España Comúnmente se admite que España viene del lat...