lunes, 5 de marzo de 2012

MANIFIESTO SOCIALISTA convocando al encuentro del 14 de Abril. POR UN LAFONTAINE COLECTIVO


Manifiesto Socialista: Por un espacio de recuperación del Socialismo en el Estado Español

Las y los Socialistas firmantes de este manifiesto, afirmamos que contemplamos con honda preocupación, como en nombre de esta hermosa y combativa palabra - Socialismo-, en Europa en general y España en particular se implementan políticas de clara raíz ideológica neoliberal, que perjudican gravemente a las clases trabajadoras –con empleo o no- y al conjunto de las clases populares.
Las socialdemocracias europeas hace años que caminan erráticas y sin proyecto de futuro, proponiendo tímidas reformas sociales, sucumbiendo a la ideología liberal, con ciertos matices progresistas, máxime desde la aparición de la tercera vía. Las socialdemocracias, son un leve reflejo de lo que fueron y además sucumbieron incluso a la idea de adelgazar el estado del bienestar con la excusa de mantenerlo, en lugar de enfrentarse a la ola ideológica neoliberal y al nuevo capitalismo financiarizado y desregulado, verdadero culpable de la crisis capitalista y de la deuda. Los mal llamados partidos socialistas y socialdemócratas, aplicaron las políticas de las derechas conservadoras y de los grupos de presión bancarios y apoyaron la deriva neoliberal de la Unión Europea.
Ante esta situación en diversos países europeos, socialdemócratas y socialistas, iniciaron procesos de reagrupación de las izquierdas reales que militaban en esos partidos e iniciaron desde la tradición socialdemócrata de origen marxista y el marxismo, pero también desde el ecologismo, el feminismo y el enfrentamiento a la globalización ultra-liberal unas nuevas agrupaciones políticas de hombres y mujeres combativos que se enfrentarán a esta situación y a las cúpulas e ideólogos socioliberales, que habían apartado a sus partidos del espíritu y la idea, para la que fueron creados.
En América Latina surgían igualmente nuevos partidos socialistas y hacía el socialismo, que no solo han sido ignorados por la mal llamada Internacional Socialista, sino que está, apoya agrupaciones políticas implicadas en la corrupción y que sustentan a las oligarquías locales y a los intereses de las transnacionales y de la geopolítica de dominación de los Estados Unidos.
La carga teórica tan rica del marxismo, las ideas de igualdad y no dominio republicanas y el reformismo nacionalizador obrerista, fue abandonado y se habla tan solo de un reformismo, liberal, que estallada la crisis de 2007, se transforma en apoyo puro y duro a recortes sociales y apoyo del trasvase de dinero público a la banca privada, además de apoyar e impulsar privatizaciones del Sector Público.
Ante todo esto y el carácter burocrático, elitista y oligárquico de todos estos partidos que fueron socialistas y socialdemócratas, bases conscientes, desde la generosidad y audacia que da el no estar al amparo de ningún aparato han reaccionado. También en el Estado Español, se ha producido esta reacción, de forma a veces individual, a veces en pequeños grupos e incluso en experiencias fallidas. Pero, entendemos que tras el zapaterismo alarmantemente claudicante, tras Davos 2010 y la reafirmación de una suerte de neofelipismo, que no cuestiona un modelo caduco y patrimonial de partido, ha llegado la hora de reagrupar, coordinar y auto-organizarnos las y los socialistas de los Pueblos de España.
No somos más que expresión y voluntad de nuestras propias convicciones socialistas. No renunciamos a nuestras bases ideológicas cuyas raíces se hunden en el marxismo. También en el clasismo obrerista, pero incorporados a las nuevas aportaciones de ciudadanía global consciente y radicalmente democrática, ambientalista y eco-socialista.
Somos profundamente antineoliberales. Creemos en la necesidad de crear y potenciar una nueva sociedad, un nuevo mundo que lejos de la rapiña y autodestrucción capitalista, busque la felicidad y el buen vivir de las personas. Somos republicanos, tanto en luchar por una nueva forma de estado y de régimen, como en la construcción de una democracia real y profunda, que busque la igualdad y la fraternidad e impida las dominaciones oligárquicas que sufrimos, cada vez, con más dureza.
Sabemos que el socialismo, basado en la tradición de Jaime Vera, Pablo Iglesias, Largo Caballero, Fernando de los Ríos, Juan Negrín y tantos otros y otras, pero también en Rosa Luxemburgo y Antonio Gramsci, entre los clásicos, con las nuevas aportaciones que van desde Judt, Habermas, a Ignacio Ramonet, Bernard Cassen, Susan Goerge, a Juan Torres y Vicenç Navarro, entre otras y otros, nos dan un bagaje teórico, del que tampoco hay que olvidar a la teología de la liberación o las aportaciones eurocomunistas.
Es necesaria pues, la búsqueda de la unidad y el encuentro de las y los socialistas críticos con las direcciones neoliberales, o que ya hace tiempo tomaron la determinación de romper con el PSOE, dada su deriva anti-social y liberal, o bien hartos de exclusiones burocráticas decidieron seguir luchando en otras formaciones o movimientos sociales y sindicales. Pero este encuentro, también debe ser una fórmula para en una segunda fase, buscar la unidad de las izquierdas plurales, identificadas con los de abajo, una nueva constitución y una clara y determinante regeneración democrática. El problema fundamental en estos momentos, es defender la democracia en su plenitud y grandeza. Recuperar la soberanía popular secuestrada por la dictadura de los mercados. 
Hay alternativas al neoliberalismo y posibilidades de presentar una crítica al capitalismo, desde la democracia y el republicanismo activo. En el estado español, hay no solo espacio, sino la necesidad de construir un socialismo cívico y participativo, federalista y eco-feminista que posibilite el recuperar las ilusiones de tanta gente y haga frente de forma efectiva y combativa al neofranquismo reinante, en el Gobierno y en el Estado, de manos del Partido Popular y las grandes empresas y bancos que nos imponen su voluntad e intereses particulares.
Sabemos que nuestro papel, es recogiendo la tradición y las nuevas ideas sociales y socialistas, contribuir y acompañar a los nuevos movimientos cívicos y sociales, los sindicatos de clase, así como a las izquierdas transformadoras ya existentes, en la construcción conjunta de una alternativa política constituyente y que se enfrente con voluntad real de gobierno ciudadano y radicalmente democrático a las oligarquías económicas y políticas, que nos dominan.
No se puede estar contra la reforma laboral y apoyar la reforma financiera, son parte ambas de un mismo paquete neoliberal, es más es el poder financiero el que impone ambas y por tanto, solo eso ya es causa más que justificada, de que digamos basta ya y las y los socialistas nos auto-organicemos y reconstruyamos el espacio que aúne a socialistas, socialdemócratas de izquierdas y eco-socialistas en un nuevo espacio político, con vocación plural, estructura democrática muy amplia y voluntad de confluencia y convergencia antineoliberal.
Estamos por:
- La Nacionalización de las Cajas de Ahorros y la creación de la Banca Pública.
- La Defensa e incremento de los servicios públicos y su no privatización. La potenciación de la educación y salud públicas y la renacionalización de sectores estratégicos privatizados.
- Nos manifestamos en contra del Pacto por el Euro, los tratados de la Unión de ideología política neoliberal y el fin del dominio de las transnacionales en la política europea. Reclamamos el fin del protectorado centro-europeo conservador sobre España. Exigimos la anulación de todos los Tratados europeos, que consagran la opción política neoliberal en Europa, convirtiendo el capitalismo fuertemente des-regulado en doctrina pseudo-constitucional.
- Estamos a favor de la restitución total, de la soberanía de los pueblos de España y de su estado. Los tratados internacionales, se deben basar en la libertad y no en la imposición.
- Somos laicos. Exigimos en fin del Concordato y el pago por parte de la Iglesia Católica del IBI, IVA y de todos sus impuestos.
- Políticas de justicia fiscal. Fin de las SICAV e impuestos justos, progresivos y redistributivos. Subir los impuestos, en especial a los sectores más poderosos, es lo que es de izquierdas. Decidido apoyo a la economía social y las empresas familiares.
- Libertad sindical real. Fin de la contrarreforma laboral y restitución de los derechos conquistados en las luchas sociales.
- Total libertad e igualdad de género e identidades. Lucha contra cualquier discriminación.
- Control democrático de la justicia. Elección democrática de los jueces y fin de la endogamia de los altos cuerpos del Estado.
- Democracia Participativa. Creación de Consejos comunales y barriales, con competencias de control y gestión del gasto.
- República. Reconstrucción del patriotismo republicano, basado en el federalismo y el reparto.
- Política internacional de paz y frente a los dominios imperiales y neocoloniales. Especial relación con los procesos progresistas y de cambio en Latinoamérica.
- Justicia Social y Fiscal global. Otro mundo además de posible, es imprescindible.
- Recuperación y reactivación de los espacios socialistas internacionales en internacionalistas. Hacía el proceso de reactivación del socialismo organizado el 14 de Abril.
CREEMOS UN LAFONTAINE COLECTIVO
PLATAFORMA SOCIALISTA DE IZQUIERDAS

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

EL DEFICIENTE TRANSPORTE SANITARIO DEL SESCAM

Movilización de trabajadores del transporte sanitario del SESCAM El SESCAM aceptó una oferta temeraria, a la baja, para adjudicar el s...