viernes, 9 de marzo de 2012

RECONOCIMIENTO A LA LABOR DE MERCEDES ARANCIBIA, PARTE FUNDAMENTAL DE PLUMAROJA


ESPAÑA | Mercedes Arancibia, Socia de Honor de Reporteros sin Fronteras

09.03.2012 19:59


La junta directiva de Reporteros sin Fronteras ha decidido por unanimidad nombrar a la periodista Mercedes Arancibia Socia de Honor de la organización en  España. Con esta distinción, que RSF España concede por primera vez, se reconoce una labor de décadas en pro de la organización y de la libertad de prensa.

En la reunión del pasado 7 de marzo, la junta directiva de Reporteros sin Fronteras decidía nombrar Socia de Honor Mercedes Arancibia en reconocimiento a su extensa labor a favor de la libertad de prensa y su histórica vinculación con la organización.

Arancibia ha sido traductora de la organización Internacional y, en 2004, fue nombrada vocal de la Junta directiva de la Sección Española. Desde ese cargo ha contribuido de forma activa al desarrollo de la organización; ha apadrinado a periodistas encarcelados, y representado a RSF en diversos foros.

Arancibia procede de una casta de periodistas. Su bisabuelo fundó la agencia Mencheta. Empezó su carrera periodística a principios de los 60, en la revista Triunfo, y ha trabajado en Cine en 7 díasMundo JovenDiario16 y Cambio 16Mundo Diario, revista MundoCartelera TuriaLevanteLas provinciasPanorama y la edición española de Le Monde Diplomatique. Fue la primera mujer española que dirigió un diario nacional, Liberación, entre 1984 y 85. Durante 13 años trabajó para diversos programas e informativos de Radio Nacional de España.

Durante la dictadura, en 1972, Arancibia fue encarcelada por “propaganda ilegal” y, en 1981, la Capitanía General de Valencia (al mando de Milans del Bosch) intentó procesarla por "negarse a revelar sus fuentes".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

RELATOS DE VERANO: LAMIAS, NINFAS DE AGUA... LA TROCANTA

La Trocanta. Marcel Félix de San Andrés Antonio de Torquemada se refiere a ellas afirmando que “el mismo Aristóteles dice que los lé...