jueves, 8 de marzo de 2012

Castilla-La Mancha, laboratorio final para la privatización de hospitales


Marcel Félix de San Andrés || Periodista.
La gestión de cuatro hospitales castellanomanchegos está a punto de pasar a manos de la iniciativa privada, aunque la creciente respuesta popular podría provocar un vuelco de última hora en la idea inicial de María Dolores Cospedal.
La gestión de la sanidad pública por el sector privado mediante concesión administrativa sigue ganando terreno. Castilla-La Mancha será la tercera comunidad autónoma en sumarse a esta fórmula, 16 meses después de la llegada del PP al Gobierno regional. Sigue así los pasos de la Comunidad Valenciana, la gran impulsora del modelo, donde la asistencia sanitaria pública de un millón de personas, el 20% de la población, depende ya de empresas, en este caso Ribera Salud en alianza con distintas aseguradoras sanitarias.
También Madrid cuenta con dos hospitales públicos gestionados por compañías privadas (Ribera Salud junto a Asisa y Capio) y tiene otros dos en construcción. Ahora es el turno de Castilla-La Mancha. El Gobierno regional tiene previsto que los hospitales de Villarrobledo, Almansa y Tomelloso, puestos en funcionamiento en 2007, y el de Manzanares, heredado del antiguo Insalud, se cedan este verano al sector privado para su gestión, copiando el modelo experimentado en Valencia y Madrid.
07_hospitales_tomelloso
El hospital de Tomelloso, puestos en funcionamiento en 2007, se cederá este verano al sector privadopara su gestión. ©Sonia Morales
|
Externalizar para seguir privatizando
En Castilla-La Mancha había que adaptar el modelo porque los centros ya están construidos. En principio, se contempla que el Gobierno que preside María Dolores de Cospedal ceda el control de toda la atención sanitaria, es decir tanto de los cuatro hospitales como de sus centros de salud vinculados, aunque los pliegos de condiciones no están cerrados todavía y se podría cambiar de idea, aseguran desde el ejecutivo regional.
Estrategia privatizadora
En esencia, la fórmula de privatización de la sanidad pública consiste en adjudicar a una empresa la construcción de un hospital público, concederle su gestión y asignarle los cuidados de su población de influencia, normalmente entre 100.000 y 200.000 cartillas sanitarias de la red pública. A cambio de desentenderse de la atención de esas personas, la Administración paga a la concesionaria una cantidad fija, 607 euros en 2010, por cada potencial paciente del área.
De optar por este formato, se aplicaría la variante más radical del modelo, la que se ha adoptado en la Comunidad Valenciana, que consiste en externalizar conjuntamente además de los hospitales también la atención primaria. Así funcionan en Alcira, Torrevieja, Denia, Manises y Elche. En Madrid (Valdemoro, Torrejón, Móstoles y Collado Villalba) la empresa adjudicataria solo se hace cargo de la gestión del hospital.
María Dolores de Cospedal ya anunció el 2 de diciembre, en una segunda batería de recortes, que abriría la puerta a la empresa privada en los hospitales “inviables”. No es el caso del hospital de Manzanares que ha cerrado los dos últimos ejercicios con saldo positivo. Entonces se habló de que se recurriría a alianzas público-privadas, pero no se definió cuál sería el modelo de gestión.
No fue hasta principios de febrero cuando la Junta de Castilla-La Mancha mostró abiertamente sus intenciones. Después de las protestas convocadas en las cuatro localidades afectadas, y de la creciente incertidumbre entre la población de estos municipios, el gerente del Servicio de Salud de Castilla La Mancha (SESCAM), Luis Carretero, convocaba el pasado 9 de febrero una rueda de prensa en el hospital de Villarrobledo. En la misma admitió que su referente será Alcira. El calendario con el que trabaja el departamento establece que la transferencia de gestión de los cuatro hospitales tenga lugar en verano.
Junto a estas medidas privatizadoras, la Junta también ha paralizado la construcción de los nuevos hospitales de Toledo, Guadalajara y Cuenca, así como la ampliación del hospital de Albacete. Tras una polémica rescisión de contrato en el caso de Toledo – un empresario local acusa a Cospedal de un pacto oculto que favorece a las grandes constructoras-, el Gobierno regional pretende fijar nuevas condiciones de construcción y gestión, aunque, en este caso aún no ha aclarado si lo hará con una filosofía pública o si optará, y en qué grado, por una fórmula privada.
07_hospitales_medicos
Los médicos han pedido a Cospedal que devuelva las competencias sanitarias a la administración central. ©Paris Félix
|
Firmas contra la privatización
Cospedal no contó en ningún momento con la creciente movilización ciudadana expresada a través de las coordinadoras antiprivatización constituidas en las cuatro localidades afectadas, y las multitudinarias manifestaciones de rechazo a la privatización de sus hospitales de referencia. Manzanares llegó a congregar más de 20.000 personas rechazando el modelo propuesto por Cospedal. Su hospital, transferido a Castilla La Mancha cuando se hizo el traspaso de las competencias de sanidad, es referencia para La Solana, Membrilla, Arenas y Villarta de San Juan. Algo más de 60.000 cartillas sanitarias. El hecho de que los cuatro municipios de cabecera estén gobernados por el Partido Popular no ha enfriado la respuesta ciudadana, ni siquiera que alcaldes como el de Manzanares se beneficien de sustanciosos contratos publicitarios para sus empresas. Recientemente las cuatro coordinadoras locales han acordado fundirse en una y unificar las acciones de protesta contra la privatización.
Entre tanto, crece el deterioro de las prestaciones de forma casi pareja a las movilizaciones sectoriales. En estos primeros días de marzo permanecen encerradas indefinidamente las limpiadoras del hospital de Toledo, las ambulancias de urgencias irán por primera vez a la huelga a partir del día 6, los médicos han pedido a Cospedal que devuelva las competencias sanitarias a la administración central y un grupo de trabajadores del hospital de Manzanares marcha a pie hasta Toledo para entregar a la presidenta regional las 21.000 firmas recogidas por la plataforma local.
07_hospitales_alm
El hospital de Manzanares ha cerrado los dos últimos ejercicios con saldo positivo. ©Paris Félix
|

2 comentarios:

  1. Muy interesante tu post, seguiré tus publicaciones. Estoy también difundiendo información sobre el proceso de privatización de la sanidad en Castilla la Mancha en http://elpozodelzarampo.blogspot.com
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. aqui tienes una ventana para cuanto publiques

    ResponderEliminar

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

RELATOS DE VERANO: LAMIAS, NINFAS DE AGUA... LA TROCANTA

La Trocanta. Marcel Félix de San Andrés Antonio de Torquemada se refiere a ellas afirmando que “el mismo Aristóteles dice que los lé...