viernes, 27 de mayo de 2011

LA DERECHA DE LA IZQUIERDA

¿Qué ha ocurrido para que los españoles retiren su confianza a un partido socialdemócrata que debería ser el principal soporte de garantía de los derechos sociales y de los avances democráticos de los españoles? ¿Qué resortes se han movido en el ideario de una importante masa ciudadana para que retire su apoyo a la izquierda política?, y ¿qué ha llevado a esa supuesta izquierda a seguir tan de cerca las coordenadas marcadas por el poder de los mercados y de las consignas neoliberales europeas?
Hace meses leía un titular en la prensa francesa que afirmaba literalmente que en España existe un bipartidismo político conformado por la extrema derecha (PP) y por la derecha (PSOE). Sin caer en esas consideraciones tan contundentes, sí creo que la gestión política del actual gobierno ha ido haciendo un virage evidente desde las posiciones iniciales de política social hacia un derechismo solapado que parece, en algunos aspectos, ser réplica exacta de las ideas neoliberales.
El tener en España un gobierno de ideología socialdemócrata no ha impedido que se estén llevando a cabo esas políticas de recortes sociales que nada tienen que ver con la socialdemocracia, sino, repito, con los idearios más neocon de la derecha. Durante la segunda legislatura del gobierno Zapatero los españoles progresistas hemos ido justificando, a regañadientes, ese virage derechista por la supuesta gravedad de la crisis, por la supuesta obligación del gobierno a seguir las pautas de los organismos europeos y por aquello de “más vale lo malo que lo peor”.
Sin embargo, la miopía no es ceguera, y lo que no se puede justificar es que se impongan recortes a las clases menos favorecidas, se incremente en dos años la edad de jubilación, se reduzcan los servicios públicos, se congelen las pensiones y se reduzcan los sueldos de los funcionarios, mientras se promueve una política fiscal que favorece a las rentas más altas, se financia con dinero público a la banca, se permite una política inhumana de desahucios y se protege al capital financiero.
No cabe duda de que dentro del PSOE existe un lobby ideológico conservador que aleja al partido de sus referentes ideológicos originales (a todos nos llegan a la mente sus cabezas más visibles). Y no cabe duda (las urnas lo han dejado claro) de que un amplio sector social ha dejado de confiar en las políticas derechizadas de un gobierno que no ha sabido o no ha querido detener la voracidad privatizadora, ni transmitir confianza a la ciudadanía, ni atajar con prestancia y rotundidad las continuas embestidas de una derecha radicalizada ideológicamente, todo lo cual era y es su obligación.
Sea como fuere, el centro-izquierda de este país va a tener que hacer una profunda y sincera autocrítica, y, a pesar de esa derecha de la izquierda, va a tener que remodelarse y resituarse con firmeza y seriedad en las coordenadas ideológicas democráticas que supuestamente le definen y que defienden sus votantes: LAS DE LA IZQUIERDA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

¡¡¡HOLA PUTERO!!!

Fotograma del documental ¡Hola Putero! Las malvadas feministas han vuelto a liarla. Un grupo de esas brujas, autodenominadas Towanda...