domingo, 22 de mayo de 2011

DIGNIDAD Y MEMORIA HISTÓRICA

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica comenzará la próxima semana los trabajos de búsqueda de los restos de seis maquis asesinados en 1941 en el municipio ciudadrealeño de Puebla de Don Rodrigo.


Juan Pedro Esteban Palmero, uno de los promotores de la iniciativa, ha explicado que el comienzo de los trabajos está previsto para el próximo jueves en una fosa que será la primera que abra esta temporada la Asociación para la Recuperación de la Memoria Historia en España.

Palmero ha recordado que la fosa común de Puebla de Don Rodrigo es la tercera que se abrirá en la provincia de Ciudad Real, donde también se han realizado trabajos de exhumación con éxito, en las fosas de las que se tenía conocimiento en los núcleos poblacionales de Fontanosa y Retuerta del Bullaque.

Esteban ha señalado que la apertura de la fosa de Puebla de Don Rodrigo será posible gracias a los estudios que él y José Luis Rivero Rodríguez, también miembro de esta asociación, han venido realizando sobre este caso.

Ambos, han señalado, llevan varios años trabajando en la identificación de esta fosa junto con los hermanos Antonio y Rufino Ayuso Fernández, dos personas que fallecieron repentinamente y que estaban interesados en encontrar los restos de estos maquis.

El objetivo de los trabajos de exhumación es el de buscar los restos de José Méndez Carrasco, padre del mítico guerrillero conocido como el "Manco de Agudo", natural de Higuera de Vargas (Badajoz) y vecino de Agudo (Ciudad Real), que murió en el paraje conocido como "El Alcornocal de los Bonales" en Julio de 1941.

Según ha explicado Palmero, este hombre huyó al monte junto a cuatro de sus hijos (José, Manuel, Antonio y Asunción) en noviembre de 1940 y, a excepción de su hija Asunción, todos ellos fallecieron a manos de la Guardia Civil en distintos lugares y situaciones.

Palmero ha comentado que muchos de los miembros de esta familia murieron "trágicamente", y ahora únicamente se buscan los restos del padre, José Méndez Carrascosa, cuyos restos reclaman sus nietos, uno de los cuales, nació poco después de la emboscada que le tendió la Guardia Civil a su abuelo, debido a que su madre, que se encontraba embarazada y en el lugar de la emboscada, logró huir en aquel momento.

Junto a José Méndez Carrascosa, ha señalado, se encuentran enterradas otras cinco personas de las que se desconoce su identidad, aunque sus estudios revelan que podrían tratarse de integrantes de la partida conocida como la del Manco de Agudo.

Según testimonios recogidos a vecinos de Puebla de Don Rodrigo, el cadáver de la única persona reclamada por sus familiares hasta el momento, José Méndez Carrascosa, fue enterrado en una fosa anónima en el cementerio de esta localidad.

Meses después, ha dicho, concretamente el 22 de noviembre del mismo año, una partida de guerrilleros fue sorprendida por la Guardia Civil en un campamento que tenían en el paraje conocido como Garganta de Mogares, también en Puebla de Don Rodrigo, donde murieron cinco de sus componentes.

Sus cadáveres fueron llevados en caballerías hasta el cementerio de la localidad donde fueron arrojados a una fosa anónima, al lado de donde, meses antes, se arrojaron los restos de José Méndez Carrasco.

De estos cinco guerrilleros, la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica no tiene datos personales, pero esperan que después de la exhumación, con la expectación que conlleva un hecho de este tipo, puedan aparecer sus familiares.

Juan Pedro Esteban Palmero ha comentado que "ahora, 70 años después de su muerte, el objetivo marcado por la asociación es recuperar los restos de estos luchadores por la libertad".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

RELATOS DE VERANO: LAMIAS, NINFAS DE AGUA... LA TROCANTA

La Trocanta. Marcel Félix de San Andrés Antonio de Torquemada se refiere a ellas afirmando que “el mismo Aristóteles dice que los lé...