sábado, 23 de junio de 2012

EL REGRESO DE ANGUITA: "REFERENTES SEPTAGENARIOS Y SEGUNDAS PARTES"


En la mitología griega, Prometeo (en griego antiguo Προμηθεύς, “previsión”, “prospección”) es el Titán amigo de los mortales, honrado principalmente por robar el fuego de los dioses en el tallo de una cañaheja, darlo a los hombres para su uso y posteriormente ser castigado por Zeus por este motivo.

Julio Anguita. Plumaroja
Apoyado en el Colectivo Prometeo de Córdoba, ciudad de la que fue alcalde, Julio Anguita no ha dejado nunca la arena política, si acaso, en los cortos periodos de tiempo que su salud no se lo ha permitido. Desde este colectivo y con el apoyo de CUT-BAI, el grupeto de Sánchez Gordillo, no han dejado de poner palos en las ruedas de IU y de cualquier proyecto unitario de izquierdas que no comulgara con sus “actualizadas” y abiertas ideas.
Este colectivo, con Anguita a la cabeza ha asumido públicamente el rol del Titán benefactor de los hombres, no solo adoptando su nombre, también situándose por encima del bien y del mal. Tanto es así que solo ellos tienen la virtud de la “honradez” política y cualquier nombramiento no ajustado a su justa balanza carece de legitimidad. Vean si no sus equilibradas opiniones acerca de los nombramientos que IU ha hecho en Andalucía en el marco de su acuerdo de gobierno con el PSOE. Como en tantas ocasiones, estos puristas coinciden o prestan su pluma a la prensa amarilla y alientan el discurso de que todos somos iguales. No olvidaré, por años que pasen, las columnas de un recordado dirigente sindicalista en ABC. Ejemplos como el suyo no han faltado durante estos años. Entre ellos el del Titán del colectivo Prometeo.
No sé si ellos tienen memoria o edad para recordar algunas cosas, yo tengo memoria y edad para haberlas vivido. Recordemos por ejemplo el XII Congreso del PCE celebrado en 1988, al que asistí como delegado por Castilla La Mancha. Aquel fue el congreso en que las bases dejamos la renovación a medias, sin acabar y el aparato termino engullendo el espíritu de cambio. En pleno congreso, las bases rechazamos espontáneamente la candidatura oficialista para sustituir a Gerardo Iglesias y apostamos por Julio Anguita como Secretario General, pero en apenas una semana nos dimos cuenta que el cambio se diluía como un azucarillo y el “califa” se pasaba al aparato.
El siguiente congreso escenificó la diferencia entre quienes entendíamos que el PCE debía diluirse completamente en IU y quienes apostaban por su continuidad orgánica sin asumir que era un lastre para el crecimiento de nuestra marca electoral. La diferencia se llevó a lo personal, como siempre se ha hecho en el PCE, y a una buena parte de la organización y de IU les fue mostrada la puerta de salida. Con aquellas luchas intestinas pasamos, en tan solo una legislatura, del mejor resultado electoral al peor. El gran mérito de aquel desastroso resultado fue de la estrategia de las dos orillas y del sorpasso que solo Anguita veía al alcance de la mano.
El sorpasso casi acaba con IU y ahora que el proyecto vuelve a brillar con luz propia y camina firme hacia su asentamiento con voluntad unitaria reaparece el Titán para arrogarse el papel de portador de la verdad y de todas las virtudes inherentes al defensor de los pobres mortales. Oportunamente, cada vez que IU tiene opciones de crecer y constituirse en referencia para quienes queremos seriamente regenerar la política surgen los profetas. Algunos, en honor a la verdad no se fueron nunca y resurgieron en titulares y columnas del Mundo y ABC con el tema de moda. Hoy Republica, ayer 15M, anteayer el apoyo a demócratas solventes en Latinoamérica y el mundo árabe.
Como nunca les ha faltado influencia en la organización, han dejado evidentes muestras de su apuesta por la renovación y la democracia interna. Solo hay que mirar al respeto que Sánchez Gordillo y los “prometeos” parecen mostrar al resultado de la consulta a las bases, o la tragedia griega a que conducen, en Extremadura, las extrañas decisiones de Pedro Escolar, por cierto, participe del apoyo a la candidatura de Haizea Miguela que compitió contra Cayo Lara y obtuvo un 6% de apoyo. En aquella Asamblea Federal, la IX, también se presentó Sánchez Gordillo y obtuvo un exiguo 5% de los votos. Y como olvidar la constante criminalización a que este sector ha sometido a Llamazares desde su acceso a la dirección federal de IU.
IU camina firmemente a mejorar los resultados electorales de 1996. Para ello trabaja en la unidad de toda la izquierda y concurrió en 2011, junto a otras 11 formaciones, como la Izquierda Plural. Una Ley electoral democrática hubiera otorgado 26 escaños a IU y si el protagonismo de Sabanés y Uralde no hubieran impedido el acuerdo con EQUO y “la Cooperativa” se habría superado con holgura el techo del 96.
Ahora que la apuesta debería ser que toda la izquierda caminara junta, la marxista y la ecosocialista, ya que de hacerlo se pondrían a tiro de piedra de la socialdemócrata, porque el desgaste del PSOE con Rubalcaba va in crescendo, hete aquí que aparecen los “puros” con su discurso grandilocuente y confunden a propios y extraños afirmando que “todos los políticos son iguales, menos yo que soy el Titán Prometeo y asumo ser el referente de una operación política que cambie el país”. En esa idea salvadora no camina solo, otros grupúsculos se han puesto manos a la obra para disputarse el rol de quintacolumnista y poner el palo más gordo en las ruedas del proyecto viable. Curiosamente todos tienen vocación de constructores de la izquierda cuando en realidad ejercen de carcoma para desgastar las vigas que soportan el proyecto realmente unitario y plural.
Ciertos medios de la derecha asisten embelesados y expectantes y les dan, de cuando en cuando, un minutito de gloria para mostrar a la gente que la izquierda es incapaz de unirse, ni siquiera cuando tiene opciones de ser decisiva para el gobierno de este país. Acaso han pensado estos ilustres salvadores lo decisiva que sería IU con un 16% de los votos y medio centenar de diputados. La derecha tiembla solo de pensarlo y apoya cualquier iniciativa que retrase esta posibilidad.

3 comentarios:

  1. Julio Anguita es el político mas decente que hemos tenido jamas y algunos deberían aprender de el . Con resecto a LLamazares se merece mas de una crítica, siempre proclibe al pacto con la derecha (con la nacionalista , pero tan derecha o mas que el PP) , y siempre dispuesto a regalar "gratis" los votos de IU al PSOE, por muy conservadoras e impresentables que fueran sus políticas.
    Si la crítica a Anguita y ese "purismo" que de forma despectiva le achacas es por su coherencia y honestidad: viva el purismo de Anguita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. las opiniones son libres y aquí, en plumaroja tienen todas cabida, no ocurre igual en otros ambitos. No, Espartacus, no cuestiono el "purismo", la "coherencia" o la "honestidad"; cuestiono la oportunidad para aparecer cuando el proyecto de IU avanza con fuerza ¿porque ahora?, o los graves errores estrategicos que llevaron a IU a su peor resultado electoral y a la casi ruptura, o entenderse mejor con la derecha que con la socialdemocracia, o acallar con expulsiones la discrepancia... Todo eso lo he vivido en primera persona ya que cuando se creo IU yo era responsable del PCE en Puertollano y participé activamente en ese proyecto hasta la crisis de Nueva Izquierda...

      Eliminar
  2. Que yo sepa el "problema" de IU ha sido siempre la democracia interna, solo así se explica que se permita a los militantes manifestar su opinión en Extremadura y Andalucía y hacerles caso. Es curioso que para Llamazares a los militantes extremeños no había que hacerles caso , pero si a los andaluces, curiosa forma de entender la democracia.
    En cuanto a la escisión del grupito de Nueva Izquierda se les estuvo aguantando su deslealtad hasta el final, está claro que su objetivo era minar desde dentro a IU y recibir el premio cuando finalmente se fueran al PSOE ( el mayor agraciado fue Garrido con un cargo en Bruselas.
    La caída electoral de IU solo es achacable a la cantidad de medios, de los materiales, económicos y sobre todo de los de comunicación con los que cuenta el PSOE y que se dedicaron a machacar a Julio Anguita sin misericordia. Era la lucha de David contra Goliat, y por desgracia lo seguirá siendo mientras no cambie la ley electoral, cosa que no interesa ni al PSOE ni al PP.
    Solo es mi opinión, te agradezco que no uses la censura igual que yo tampoco lo hago. Un saludo.

    ResponderEliminar

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

ESPAÑA ¿QUÉ ES Y DESDE CUANDO?

Sobre el origen del nombre de España El PP se apropia y falsea la historia de España Comúnmente se admite que España viene del lat...