miércoles, 20 de junio de 2012

El “rescate” o el síndrome de Estocolmo


Igual que una persona que sufre dicho síndrome, nuestro Gobierno ha decidido celebrar el “rescate”, o como eufemísticamente lo ha llamado el “ABC”, “rescate dulce”, o como ha dicho el Gobierno, “préstamo en condiciones muy favorables”. Curiosamente, como anécdota histórica, en EE UU antes de la guerra de Secesión (1861-65), llamaban a la esclavitud -que entraba en contradicción con la Carta Magna estadounidense- “la peculiar institución”.

20_recortes_bankiaProtesta ciudadana contra el rescate a la banca (Madrid, 26 de junio). ©Adolfo Indignado Cuartero
No deja de ser un eufemismo que no oculta la vergüenza de lo ocurrido ni de lo que va a acontecer. De hecho, las autoridades europeas no han hecho más que dejar al Gobierno de Rajoy en evidencia, una y otra vez. La última ha sido cuando Barroso ha explicado, en una entrevista que le ha hecho el “Financial Times”, que él mismo lo convenció de la necesidad del rescate financiero hace una semana. ¿Qué va a suponer el rescate a España? Voy a dividir las consecuencias previsibles en distintas áreas.
Algunos datos preliminares a tener en cuenta
En España, la deuda total en 2010, según el Banco Internacional de Pagos, asciende al 400% del PIB, donde la deuda privada de las empresas representa el 63% de ese valor. Además, como dato a tener en cuenta, el 40% de la deuda nacional la han comprado los bancos españoles con suculentos beneficios, al pedir prestado al BCE al 1% y cobrar, según el momento, entre el 4 al 6%, incluso más.
Aún así, nuestro problema es de deuda privada y no pública, como nos intentan vender, ya que nuestra deuda pública es de 702.000 millones de euros, el 65,2% del PIB según el Banco de España -datos tomados en abril de este año-, más baja que la de Portugal, Alemania o Francia. Sin embargo, todas las medidas que se toman van supuestamente encaminadas a disminuir el déficit y la deuda pero, como vemos, ni se consigue una cosa ni se logra la otra.
Consecuencias económicas
Con el rescate se garantiza, en teoría, el pago de la deuda de los bancos y antiguas cajas españolas a sus acreedores extranjeros, principalmente bancos alemanes y franceses; ese es su primer objetivo, tal y como se ha demostrado con otros rescates, además de proveer de dinero líquido a estos bancos y cajas que están descapitalizados. ¿Cómo se realiza esto?
20_picornel4©Joan Picornell
Pues se realiza a través del Estado, exactamente desde el FROB, que a su vez se lo presta a los bancos; ya veremos en qué condiciones, por lo que el Estado asume la deuda producida por el préstamo de 100.000 millones, que a su vez es un préstamo con intereses, que por ahora se han fijado al 3%, aunque se está discutiendo la cifra definitiva.
Eso significa que no nos ha tocado la lotería; el Estado se compromete no solo a pagarlo con intereses -siendo el garante de la devolución del dinero (que no los bancos)- sino que, además, los pagos de dicha deuda serán los primeros que saldrán de los Presupuestos Generales del Estado, ya que se fijó así en la Carta Magna en la última reforma constitucional, de mano del PSOE y del PP.
De hecho, supone que todo el dinero que pida prestado al FROB irá a la deuda pública y sus intereses, al déficit. Si se alcanzan los 100.000 millones y el tipo de interés, como se dice, es del 3%, supondrán 3.000 millones de euros más en el déficit anual. A lo que habría que añadir que, según el premio Nobel Paul Krugman, esto no va a servir de nada, como han demostrado las experiencias del resto de países rescatados; el “New York Times” ya habla de que España necesitará un segundo rescate, lo que no augura un buen panorama. Además, según Ignacio Escolar, el crédito no va a fluir a las familias porque “el dinero público inyectado a los bancos irá a provisiones de pérdidas, no al crédito. De hecho, a corto plazo lo más probable es que el crédito se restrinja aún más porque todas las entidades financieras –las buenas, las malas y las regulares– tendrán que aumentar aún más sus provisiones, por lo que no podrán prestar.”
Consecuencias sociales
Lo que no cuentan en el Gobierno español es que la aceptación de este rescate tiene estas contrapartidas ya que, como dijo  Almunia, nadie da dinero a cambio de nada, y eso supondrá previsiblemente estas medidas:
La subida del IVA supondrá un empobrecimiento de las clases medias y populares en España, además de un frenazo al consumo, alejándonos de la solución a la crisis económica
  1. Tocarán las prestaciones por desempleo, que llevaban pensándolo desde hace tiempo, y buscarán justificaciones para “culpabilizar” a los parados de su situación.
  2. Recortes a los funcionarios, que pasarán desde salarios, pagas extra, hasta llegar a los despidos, tanto de personal laboral como de funcionarios en sí. Para lograr esto solo tienen que modificar un párrafo del Estatuto del empleado público y eso se logra con mayoría absoluta.
  3. Subida del IVA, probablemente al 20-21%.
  4. Recortar pensiones, aplicar el decreto ya de los 67 años, o incluso aumentar la edad de jubilación, tal y como ha pedido la OCDE.
Esto es lo que eufemísticamente se llaman “reformas estructurales”, que pertenecen al ideario neoliberal registrado en el llamado Consenso de Washington, y que fueron aplicadas en Chile con Pinochet, en varios países latinoamericanos de mano de dictaduras, en EE UU con Reagan y en Gran Bretaña con Margaret Thatcher; estudiar los efectos que han creado en estos países, o en los intervenidos, resulta instructivo.
Empobrecimiento de las clases medias y populares
Por lo tanto, estas medidas implicarán lo siguiente: La subida del IVA supondrá un empobrecimiento de las clases medias y populares en España, además de un frenazo al consumo, alejándonos de la solución a la crisis económica (que no financiera, que es la única que han tratado de solucionar).
20_picornel2©Joan Picornell
Los recortes en pensiones van dirigidos a fomentar el negocio, con ayuda estatal, de los planes de pensiones privados, además de desincentivar el uso de las pensiones públicas, tal y como pide la OCDE, y tal y como ha pasado en los países que antes he mencionado; por supuesto, es innecesario mencionar cuál es el fututo que le espera a aquellas personas que no tengan rentas suficientes para pagar dichos planes de pensiones y a quién beneficia enormemente este suculento negocio.
El recorte de funcionarios va en la dirección de disminuir el tamaño, ya de por sí ridículo, del Estado, obligando, por tanto, al mismo a contratar empresas privadas que hagan sus funciones y a crear nuevas formas de negocio, que siempre son más caras, ya que el empresario quiere sacar beneficios de ellas. Además, los planes de privatización del gobierno, y de algunas CC AA, estimulan ese camino. A su vez, más reducciones de sueldo o pagas extra o despidos aumentan el paro y provocan menos consumo y, por lo tanto, más paro y cierre de empresas.
Consecuencias democráticas
La llegada de los hombres de negro de “la Troika” (BCE, Comisión Europea y FMI), supone que la poca soberanía que nos quedaba desaparecerá, ya que controlarán que el plan de reestructuración bancaria se cumpla, que el déficit se reduzca y que las deudas se paguen, además de vigilar que las reformas estructurales se implementan, quieran o no los españoles.Una vez se vayan es muy previsible que haya elecciones anticipadas.
No pararán hasta privatizar el Estado del bienestar y lograr la “brasilización” del mercado de trabajo en España
Tampoco nos quedaba demasiado desde que en 2010 el presidente Zapatero diese un giro de 180º a su política y hiciese todo lo dictado por Bruselas. Pero con este nuevo hecho somos oficialmente un país dependiente y el Gobierno ha sido deslegitimado democráticamente y, de hecho, debería  dimitir. La quiebra democrática va a suponer una oleada de deslegitimación completa del sistema en el que estamos viviendo de consecuencias aún imprevisibles. Además, las mentiras del Gobierno, que han quedado en evidencia, no ayudan en este sentido, salvo para hacernos ver que vivimos en una “ficción democrática”. De hecho, que nuestro Gobierno se alegre enormemente y que nuestro Presidente se vaya a celebrarlo a un partido de la selección nacional nos hace pensar que o está de acuerdo o está afectado por el Síndrome de Estocolmo.
Privatizar el “estado del bienestar”
Los recortes tienen un sentido ideológico claro, lograr el Estado mínimo (gendarme) y, como dijo Milton Friedman: “lo único que no se podría privatizar serían las fuerzas armadas, los tribunales y algunas carreteras y autopistas”. No pararán hasta privatizar el Estado del bienestar y lograr la “brasilización” del mercado de trabajo en España, además de que los bancos alemanes y franceses cobren sus deudas. A esto apuntan todos los reales decretos aprobados hasta ahora. Es nuestro deber luchar, alzar la voz e impedir este brutal ataque a nuestros derechos y libertades.
Crónica Popular

1 comentario:

  1. El FMI, es un organismo privado creado en 1.945 cuyo fin es asegurar que la banca salga beneficiada siempre.
    El BCE, tiene como finalidad que los bancos alemanes saquen tajada.
    ¿De qué nos podemos extrañar?

    ResponderEliminar

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

ESPAÑA ¿QUÉ ES Y DESDE CUANDO?

Sobre el origen del nombre de España El PP se apropia y falsea la historia de España Comúnmente se admite que España viene del lat...