martes, 19 de junio de 2012

EL CARBÓN ESPAÑOL EN HUELGA INDEFINIDA


Marcel Félix de San Andrés || Periodista.
Aunque en  gran parte de la prensa el conflicto parece no existir, los mineros españoles permanecen en huelga indefinida después de tres semanas. Se oponen a la intención del Ejecutivo de recortar 200 millones de euros que estaban comprometidos para el Plan del Carbón, un estímulo del capital público para apoyar a este sector en caso de que la actividad minera disminuya o sea definitivamente suprimida.
18_minerosmaniMás de 10.000 personas salieron a la calle en apoyo a la minería. ©Marcel Félix
Desde hace tres semanas, la huelga se mantiene firme en las comarcas mineras, pero con movilizaciones más intensas en Asturias y en las cuencas de León. Los mineros se han manifestado con piquetes, cortes de carreteras e interrupciones de vías ferroviarias, y desde la semana pasada, un grupo permanece encerrado en los pozos como medida de presión. Otro grupo más se encerró en la Diputación de León y desde Teruel y Puertollano se han convocado sendas marchas a Zaragoza y Toledo.
La huelga minera indefinida emprendida por el sector minero a raíz de la disminución de las subvenciones en un 63% ha generado toda una serie de controversias, no por la huelga, sino por la confluencia de distintos actores. Los mineros son unas de esas comunidades obreras, herederas de las formas gremiales por lo que el trabajo no sólo es un medio de vida, sino una forma de vida que impacta más allá del empleo. Abarca el control de las formas culturales, la herencia transmitida de padres a hijos y el aprendizaje de una actividad que difícilmente puede descentralizarse y parcelarse. Los mineros trabajan juntos en tareas complicadas y de riesgo, donde la confianza en el otro es indispensable para garantizar la seguridad. Visten los mismos uniformes que posibilita su identificación como una unidad infranqueable, arrastran una memoria de lucha encomiable y habitan los mismos territorios que giran en torno a la mina. La propia geografía del campo de batalla significa la propia extensión de la mina. Es en el monte donde se sienten más cómodos, como en casa, frente a unos antidisturbios más ridículos de lo normal que pastorean entre las cabras, ataviados con cascos.
Hay toda una memoria construida. No sólo cuentan con un “sistema de disposiciones durables y transferibles”, de estructuras que estructuran. También arrastran un “saber hacer” integrado en la propia identidad minera que se mama desde pequeño, desde la sociabilidad primaria. En la propia descripción del minero viene incluido el corte de carreteras. Su repertorio de acción colectiva, la forma en la que construyen sus demandas, lleva asociada la imagen del encapuchado y la dinamita. Nadie, ningún periódico osa acusarles de “antisistema”,precisamente porque todo el mundo interpreta su actuación como algo normal en los mineros, incluso a los que no le gusta.
Una lucha histórica
Los mineros, en un principio, utilizan herramientas y métodos muy duros, propios de altos niveles de enfrentamiento, para reclamar condiciones laborales o para impedir el desmantelamiento de la mina. Se trata históricamente de luchas a la defensiva que buscan resistir en lo existente, no en demandar otro posible. El uso de la violencia no siempre lleva aparejado una radicalización de las demandas y viceversa, el no uso de la violencia no implica una debilidad.
18_mineros_nignosManifestación de apoyo al sector minero en Puertollano. ©Marcel Félix
Esto no es una crítica a los mineros, para nada, ellos hacen muy bien; es una crítica a los que ven en ellos –desde el cómodo sillón-, los encargados de comandar una revolución por imperativo casi divino, sin comprender la complejidad de la coyuntura. El imaginario del mono azul busca “luchas puras” y suele hablar por boca de un Lenin que poco tiene que ver con el revolucionario de 1917. Como decía Oscar Wilde, “se puede admitir la fuerza bruta, pero la razón bruta es insoportable”. Marx nos vacuna ante este manejo de las pasiones tristes, apuntando que, “en la lucha contra el capitalismo la crítica no es una pasión de la cabeza sino la cabeza de la pasión”.
Lección de Marx, que también le puede servir a ciertos grupos ecologistas. Sus comunicados son inoportunos y poco astutos políticamente ya que no considera los tiempos ni las necesidades. Autistas en plantear temas de forma moral y no política, sin considerar la dimensión social que tiene la minería sobre las comarcas y localidades dependientes de ella. No se trata de reivindicar al carbón y la mina como práctica en sí misma, como de apoyar a los mineros. No se puede derrumbar de un plumazo toda una estructura, porque es contaminante, sin antes ofrecer opciones que permitan a sus gentes tener vidas dignas. La vida en la mina es muy dura para quien tiene que bajar, nadie reivindica el sufrimiento ni la propia mina, pero sí los efectos que tiene sobre la comunidad. Hasta que no puedan conjugarse dignidad sin sufrimiento de carbón negro, no se pueden cerrar. El respeto medioambiental no puede desvincularse de las realidades sociales y materiales del terreno en el que se incluyen.
Puertollano debe mucho a sus minas de carbón, no solo les debe el pasado sino que les debe también el presente y el futuro. Han sido los fondos MINER los que han hecho posible la pujanza de las energías renovables, relevantes centros de investigación e importantes infraestructuras de comunicación y de servicios a la comunidad. La actividad minera ha dejado en los últimos años decenas de millones de euros en forma de fondos MINER.
El pasado minero de la ciudad está repleto de luchas. Desde las pioneras movilizaciones en la Segunda República, hasta las huelgas de 1970-1971 en defensa de la explotación tradicional con el triste resultado de la pérdida de 5000 empleos ligados a la minería, sin olvidar la victoriosa movilización de 1962 –la popular huelga de los 30 duros- con la que los mineros plantaron cara a la dictadura franquista. Son cuatro generaciones de mineros las que se han enfrentado al negro futuro del carbón. Ahora se enfrentan a ese negro futuro apenas tres centenares de mineros, aunque las victimas del cierre serian muchas más. De ENCASUR dependen los empleos en las térmicas de E-ON y ELCOGAS y los de varias empresas contratistas.
Pero Puertollano no está para bromas, tampoco lo están ninguna de las cuencas mineras españolas, pues tiene a las energías renovables en la UVI por mor de los recortes del PP. Más de mil empleos están ahora amenazados en Silicio Solar y Solaria, los servicios públicos recortados, centenares de PYMES asfixiadas por los impagos del gobierno Cospedal y para tener futuro, más de 10.000 puertollaneros salieron a la calle en defensa del empleo. Los mineros, que encabezaron la marcha, recibieron en forma de apoyo ciudadano todo cuanto Puertollano debe a sus minas de carbón.

4 comentarios:

  1. ¡Menos mal que tenemos a los mineros...!
    Cosas de genética dices?
    En la I República Española, en ningún sitio prendió tanto "la federal" como en Murcia. El líder cantonal Antonio Gálvez Arce conocido como: "El tío Antonete Gálvez", desafió hasta al Batallón de Reus que era una tropa de élite. El Cantón de Cartagena, nacionalizó los astilleros y el Arsenal. Pues bien...
    Desde el tío Antonete Gálvez hasta ahora, no ha habido un murciano con suficiente cojones como para presentar cara a los de Madrid. No pasan de La Roda. En esta ciudad manchega, ya le sale la diarrea por el corvejón y se vuelven.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. tu si que eres grande Antonio, tanto o mas que el tio Antoñete Galvez

      Eliminar
  2. Gracias a los fondos de la minería se han hecho muchas cosas en puertollano. No veo que aqui se viva el conflicto de la minería de la misma forma que en Asturias o Aragon. Aplaudimos a los de ENCASUR cuando pasan manifestandose por las calles y poco más. En las manifestaciones del 5J no cerramos ni los comercios ni las terrazas, ni los bares. Y en la del 17J igual y porque era domingo, hacia un buen día y la gente estaba de paseo. Creo que somos una ciudad minera solo de boquilla y para los que nos interesa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. por ser justos habria que decir que la mineria ya no es la actividad principal en Puertollano y su comarca y ello nos lleva a creer erroneamente que ya no es una actividad clave. En eso nos equivocamos puesto que el carbon nos haria mas independientes en nuestra politica energetica y porque la tecnologia actual permite superar su principal inconveniente: la emision de gases a la atmosfera... solo hay que mejorar la tecnologia empleada en ELCOGAS

      Eliminar

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

LA QUIMERA DEL AGUA. TRASVASES VERSUS DESALADORAS

Canal del Trasvase  Tajo-Segura Corría el año 1991 cuando José Manuel Díaz-Salazar, alcalde de Daimiel, busco la ayuda de Juan Serna y...