viernes, 22 de junio de 2012

ARTHUR MAS, MAS-COLELL Y BOI RUIZ DESCUBREN LAS AMÉRICAS


Arthur Mas. Plumaroja

El Presidente de la Generalitat Arthur Más, el Conseller de Economía Mas-Colell y el Conseller de Sanidad Boi Ruiz decidieron han viajado hasta Boston, en estados unidos de América. La pregunta es para que…
Algunos podían pensar que era para afianzar el gran proyecto de Euro Vegas, una forma un tanto peculiar de cambiar nuestra economía productiva, por la de un casino, donde la banca siempre gana. Lo malo es que viendo cómo funcionan los bancos y la bolsa tampoco es una idea muy novedosa, pero no, la escusa oficial para tal viaje era asistir a un congreso de gran prestigio en biotecnología. Curioso si tenemos en cuenta que tenemos en Catalunya uno de los parques biomédicos mas punteros, bien debería haber dicho teníamos antes de que lo recortaran, ahora lo de puntero seria exagerar. Pero según diversos medios bien informados, la realidad del viaje es otra muy diferente. Una razón mas triste, que nada tiene que ver con traer riqueza a Catalunya, o quizás si, riqueza para unos pocos a costa de nuestra salud.
Esas fuentes aseguran que se han entrevistado con KP. ¿Y qué es eso de KP? La traducción literal seria consorcio sanitario gestionado de manera integrada. En Román paladino la mutua sanitaria más importante de EEUU, con cerca de 9.000.000 de mutualistas y más de 167.000 trabajadores. Un sistema sanitario privado en apariencia eficiente y deslumbrante pero que ofrece peores servicios que nuestra sanidad pública, es mucho más caro y menos equitativo. Una mutua que busca sus clientes de forma preferente entre la gente joven y sana. Paradoja, se dedican a la salud pero quieren gente sana. De esta forma no gastan, ¿qué pasa con los enfermos crónicos, la gente mayor o en zonas de riesgo?
Pero volvamos a ese viaje del que nada sabe el Parlament si no es a través los mismos medios de comunicación que un servidor. Ese Parlament que, con los votos de CIU y PP, recorta una y otra vez nuestra sanidad pública.
Parece que nuestro Conseller de Salud, Boi Ruiz, está empeñado en privatizar la sanidad pública catalana, quizás sea un tic de su anterior empleo. Fue el director general de Unión Catalana de Hospitales y más tarde presidente, hasta 2010, de la Asociación de Hospitales y Mutuas Privadas de Catalunya. Su pasado profesional haría creer al más ingenuo que pusieron al zorro a cuidar las gallinas.
La sanidad privada en España, y en especial en Catalunya, debido a su deficiente funcionamiento apenas tenían mercado, debiendo competir contra un sistema público universal barato y garantista. Uno de los mejores de toda Europa, que no hemos aprendido a valorar hasta ahora que nos lo recortan día sí y día también. Pero ahora gracias a los gobiernos de CIU y PP y a la magnífica escusa de la crisis, las mutuas ven en este territorio un terreno abonado para crecer a costa de la mortalmente herida sanidad pública.
Ahora entendemos esos alarmantes anuncios que pasan a diario en radio y televisión. Ese anuncio que asegura que el peor sitio en el que quieres estar solo es en tu casa y te pregunta a quien llamarás en caso de sentirte mal. Como solución te dan el número de una famosa mutua privada. Con sorna respondemos al anunciante, aun a riesgo de parecer locos, que al 061 o el 112. A quien si no vamos a llamar si estamos mal, números que corresponden al servicio de emergencia público. Los más atrevidos proponen al primo de Rajoy.
Esa mutua se anticipaba a lo que sabía harían sus amigos de CIU y PP. Convertir la salud de los ciudadanos en un negocio con el que especular y enriquecerse.
Dejemos a un lado que estamos conociendo casos de corrupción en la sanidad pública catalana. Dejemos a un lado que teníamos un servicio sanitario modélico. Vayamos a un argumento fácil de entender. Estudios de naciones unidas indican que el modelo público europeo es más eficiente, mas barato y de mayor calidad que los servicios sanitarios privados de los EEUU, tanto es así que Obama ha intentado copiarlo y, mientras todo el mundo intenta copiarnos, que hace nuestro gobierno: copiar un modelo ruinoso, caro, que aumenta y favorece las desigualdades, que deja a millones de personas sin cobertura sanitaria y es de peor calidad. Mientras ellos luchan de forma desesperada para copiarnos, CIU y PP apuestan por convertir nuestra salud en un lujo que no estará al alcance de todos, por favorecer los chanchullos y los negocios de unas elites a costa de nuestra salud.
Eso sí. todas esas privatizaciones van a enmascararlas como centros concertados que seguirá supervisando el departamento de salud. Pero no dejaran de ser privadas. Lo curioso es que esos hospitales han sido construidos con dinero público, dotados de dinero público. Un negocio redondo para las mutuas. Un pésimo futuro para la salud de los ciudadanos, incluidos los que han votado a CIU y el PP.
En los años 80 un gobierno del mismo signo político que el actual, lucho y se endeudo para recuperar un patrimonio que Franco nos había arrebatado, por crear de la nada un gobierno autonómico fuerte y capaz, en los 90 se consolido y apostó claramente por lo público en la década del 2000. Ahora, en 2012, el actual gobierno se dedica a culpar a Madrid y Bruselas y al anterior gobierno tripartito de las decisiones que solo ellos toman.
El gobierno de Arthur Mas pretende vender a los chinos, para especular, el patrimonio inmobiliario público que tanto costó recuperar. Permite que la educación pública y en catalán, se vea recortada; quiere convertir el dinamismo y empuje de nuestros emprendedores en un mero Euro Vegas y nuestra sanidad, modélica y ejemplar, es troceada y vendida a esas mutuas que tan bien conoce el actual Conseller de Sanidad. Hay un directivo de un ente sanitario público que se jacta de no percibir sueldo alguno por su trabajo. Como si no cobrar fuera algo bueno. Como ciudadano prefiero pagar el sueldo de un buen directivo a no imaginarme como alguien tan altruista paga el gas, el agua, la luz, la hipoteca, ¿me pregunto si ahorrarme un sueldo no estará poniendo en riesgo mi salud?
Pueden sacar las banderas, darse golpes de pecho y repetir hasta la saciedad, mientras culpan a los demás de todos los males, cuanto aman esta tierra. Para amar a mi tierra no necesito despreciar ni vejar a mis vecinos. Amar a mi tierra no es ocultar mi responsabilidad y si luchar por mejorar la sanidad, la educación y construir una sociedad más justa e igualitaria. Eso es para mí amar a mi tierra.
D. Pío

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

EL DEFICIENTE TRANSPORTE SANITARIO DEL SESCAM

Movilización de trabajadores del transporte sanitario del SESCAM El SESCAM aceptó una oferta temeraria, a la baja, para adjudicar el s...