miércoles, 19 de octubre de 2011

EL DÍA A DÍA DE UN MILITANTE SOCIALISTA: CAMISA BLANCA, CAMISA AZUL


González Pons, viceportavoz popular y cabeza de lista por Valencia anda estos días de bolos promocionales con su libro autobiográfico y, casualidades de la vida, ha coincidido con el de su jefe Mariano. Que cosas nos toca vivir, estos dos gandules habituales dicen haber escrito un libro y además autobiográfico. Digo yo que mejor estarían trabajando en redactar el programa electoral de su partido, si es que saben, porque querer, lo que se dice querer, no quieren. Tienen la suerte que su electorado sea poco exigente y apuesten por políticos de perfil bajo, lo que es bastante normal habiendo tenido experiencias paranormales recientes con el líder planetario Aznar.
Coincide la presentación del libro con una entrevista en la que Esteban asegura que no es de izquierdas porque le agota tanta seguridad intelectual como tenemos nosotros. No pude por menos que exclamar ¡joder que suerte la nuestra!, ¡de la que nos hemos librado! Tener que aguantar a diario la verborrea de este humorista frustrado me agota sobremanera, me dan arcadas cuando le escucho o le leo llamarnos “trolls” a quienes les ponemos las “peras al cuarto” en cuanto se pasa un milímetro con sus insultos a la razón. Suerte la suya que en el PP tengan un nivel tan bajito para sus dirigentes, de lo contrario se tendría que ganar la vida de abogado y ahí la competencia es muy dura. Como le quiero mucho, por lo que me divierte y me hace conservar este tipín que mi madre me dio, le deseo lo mejor: ser ministro portavoz y con tanto éxito como su antecesor, Miguel Ángel Rodríguez, y termine ejerciendo de animador-insultador en las tertulias de Intereconomia.
Con una prosa más relamida que el flequillo de un lacio, asegura González Pons que el pérfido Rubalcaba, desde el ministerio del interior, casi le hizo bajar a los infiernos intentando implicarlo en el asuntillo de la Gürtel. Pobre hombre, que malos somos los socialistas, solo a nosotros se nos ocurre relacionar la adjudicación de licencias de TDT a un empresa implicada en la trama corrupta con la potestad de quien era Conseller responsable en la Comunidad Valenciana. ¿Adivinan de quien hablo? Efectivamente, de Esteban González Pons, Consejero de Relaciones Institucionales y Comunicación en el gobierno del “curilla bien vestido”.
Donde Esteban se retrata a sí mismo en los panegíricos al liberalismo, parecía llegar al orgasmo. Cuanto acierto, que vocabulario tan bien elegido, que dominio del léxico… ¡cuánto hortera indocumentado se atreve a escribir! Ha tenido que ser Ruzafashow quien se atreva a editar semejante contenido. Fantástica editorial especializada en revistas de moda tan prestigiosas como Tendencias… aquí podría hacer bromas con aquello de lo bien que les gusta vestir a los populares valencianos, y lo barato que les sale, pero no lo haré, seré bueno.
Seguimos con el circo. Se agotan los exabruptos de los ultracentristas y su coro de plumillas para descalificar la conferencia de paz y a las personalidades asistentes. Graves son las de Oreja Aguirre, esperadas porque la vida no ha sido justa con él, y es que tiene que ser muy duro que te gane Mariano la batalla por el poder en el PP y te manden a suicidarte a las autonómicas vascas. Razón de más para que se valla la cabeza y pierdas una cordura que nunca tuviste. Por suerte para él, en el parlamento europeo no lo entiende ni dios. No menos duras son las del amigo Esteban, que sabe mucho de “gilipollas” y por eso está tan cualificado para etiquetar en tal honor. Sobrepasadas son las de Antonio Burgos. Este converso, obligado a ser más ultracentrista que sus colegas por venir de la izquierda, maldita la hora en que creyó ser de izquierdas este personaje, se atreve a calificar de violadores, atracadores y parricidas a personalidades de la talla de Kofi Annan, exprimeros ministros y exministros de Irlanda, Noruega y Gran Bretaña. ¡Y no es delito! Tampoco lo es leer un libro suyo, aunque sí muy perjudicial para la salud.
No tengo por menos, en este reencuentro con mi diario, que dedicarle unas líneas a nuestra derecha política. Hay que ver como se han crecido con la última encuesta de Metroscopia. Aquí se ha quitado todo el mundo la careta. CIU quiere trocear la sanidad para venderla más barata a empresarios convergentes amigos. Mariano calla y sonríe con complicidad cuando escucha a la patronal española proponer el copago, abaratar el despido y recortar el derecho de huelga. Todo lo deja en manos de dios, la economía… como dios manda, crear empleo… cuando dios quiera, mantener servicios sociales básicos… si dios quiere… ganar con mayoría absoluta… por obra y gracia de Sebastián, Salgado y Zapatero.   
Miguel Hernández asesinado otra vez por los hijos y nietos de quienes le dejaron morir en la cárcel. La derecha española no sabe leer. Basta con seguir el rastro a los nuevos alcaldes populares y llegamos a la conclusión de que los malos datos del informe PISA se debe a sus resultados escolares. España saca malas notas en lengua y literatura. Normal, que se espera de un país cuyos alcaldes desconocen a premios Nobel de literatura o a poetas universales. A estos alcaldes iletrados les molestan los poetas en el callejero y en los museos. Por eso se gastan dinerales en vaquillas y conciertos horteras y les resulta caro conservar los versos comprometidos con la libertad y los derechos civiles….
¡Que llegue pronto el 20N y los votos pongan a cada cual en su lugar!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

RELATOS DE VERANO: LAS DAMAS BLANCAS, LA DAMA DE LOS MONTES

Dama Blanca. Ilustración de Marcel Félix En casi toda Europa abundan las leyendas e historias que narran la existencia de misteriosas ...