domingo, 23 de octubre de 2011

AGUA Y EMPLEO EN CASTILLA LA MANCHA, OTRA TRAICIÓN DE COSPEDAL


Priorizar el fin del Trasvase Tajo-Segura es priorizar empleo y economía. ACABAR CON EL TRASVASE REDUCIRÍA EL DESEMPLEO CASI EN SU TOTALIDAD. Con nuestra agua en Murcia se crea empleo y riqueza. ¿Cómo va a acabar Cospedal con el desempleo si retrasa las infraestructuras, recorta servicios públicos esenciales y se olvida del fin del Trasvase?
La inmensa mayoría de los castellanomanchegos, incluidos miles de votantes populares, consideramos que Cospedal antepone los intereses nacionales del Partido Popular antes que los problemas de su región. Solo así se entiende que no le preocupe el fin del Trasvase Tajo-Segura, cuando el agua es fuente de riqueza y por ende, de empleo. 
No es honesto que la presidenta regional utilice a los parados de Castilla La Mancha cuando no hace nada por ellos; cuando no ha creado ni uno solo de los puestos de trabajo que prometió en campaña, retrasa las infraestructuras comprometidas y ha situado las demandas hídricas en un segundo o tercer plano de su actividad política. Parece que la agenda de Cospedal la marcan desde Murcia y/o la Comunidad Valenciana.
Asimismo, no puede hablar de apoyar a nuestra agricultura cuando el setenta y cinco por ciento del agua embalsada se va al Levante. En cuanto la tensión del Gobierno de Castilla la Mancha ha desaparecido, se ha aprobado en este segundo semestre el trasvase de 270 hectómetros cúbicos del Tajo a Murcia, que unido a los 153 hectómetros que se han trasvasado a lo largo del año, hacen un total de 423 hectómetros cúbicos. 
Con este ritmo, se alcanzará este año el record de agua trasvasada que ostentaba el Gobierno de Aznar en 2003. Así, el Plan de Riberas no se va a ejecutar no por una cuestión económica, sino porque no habrá río y algún día, cuando abramos el grifo no saldrá agua de él. En este sentido, queremos recordarle a Cospedal que proyectos como el parque "Paramount" en Murcia, con una inversión de más de 500 millones de euros y la creación de 22.000 puestos de trabajo son posibles porque se hacen con el agua del Tajo que ha dejado de pasar por nuestros pueblos. 
La competitividad de nuestra agricultura y la posible ubicación de proyectos empresariales e industriales en Castilla La Mancha se ven menoscabados por la servidumbre del Trasvase. De este modo, con qué cara va a ir Cospedal a buscar empresas si cuando le pregunten por el suministro de agua va a tener que contestar que se la han llevado a Murcia. 
Desde luego, la relación de Cospedal con el agua es tortuosa cuando no directamente cainita: siguiendo instrucciones de Valcárcel y Camps vetó la aprobación del nuevo Estatuto de Autonomía en el que se recogían competencias hídricas y se exigían límites al trasvase desde el Tajo.
Con ella en el gobierno regional ha pasado a mejor vida la Ley del Agua de Castilla La Mancha y se han suprimido los organismos de participación social, pero, eso sí, arrogándose competencias que corresponden al Consejo de ministros ha decidido cesar a los presidentes de los patronatos de los Parques Nacionales y nombrar a personas de su confianza para sustituirlos. La más reciente traición a los intereses regionales ha sido rechazar la petición de información del comité de expertos de la UNESCO sobre el perímetro de las Tablas de Daimiel en su condición de Reserva de la Biosfera. En ASAJA también están encantados con Cospedal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

¡¡¡HOLA PUTERO!!!

Fotograma del documental ¡Hola Putero! Las malvadas feministas han vuelto a liarla. Un grupo de esas brujas, autodenominadas Towanda...