sábado, 22 de septiembre de 2012

¿Y SI NO EXISTE LA PELÍCULA ANTI MAHOMA?


Mercedes Arancibia
Portada de la revista satírica francesa CHARLIE HEBDO
Al tiempo que un montón de países –Pakistán, India, Irán, Irak, y también Alemania, entre otros- intentan negociar con YouTube para que elimine de sus contenidos los catorce minutos de la supuesta película La inocencia de los musulmanes que ya han visto más de diez millones de personas en todo el mundo; al tiempo que la actriz Cindy Lee García, quien según las especulaciones hace el papel de esposa de Mahoma en la cinta, denuncia por engaño y estafa al productor de la obra, Nakula Basseley, y a Google y YouTube por difundirla, “porque los actores ignoraban las auténticas intenciones de los autores”, ahora resulta que empieza a confirmarse lo que muchos sospechábamos desde hace días: que la película, supuestamente rodada en el verano de 2011, que ha provocado violentas manifestaciones en el mundo árabe, y entre los árabes de muchos países occidentales también, podría no haber existido nunca y lo único que habría es ese fragmento que está dando vueltas por el aire. 
“Al día de hoy, -escribe el 20 de septiembre de 2012 Mathilde Cesbron en el diario francés Le Figaro- es imposible encontrar a una sola persona que haya visto la película íntegra. Ni siquiera los estudios estadounidenses han conseguido hacerse con el supuesto filme de dos horas de duración. Lo único que está disponible en Internet, desde el mes de julio (ya lo decía Juan Gelmán en Página 12) es un trailer de poco más de 13 minutos”.
Según algunos periódicos estadounidenses, el supuesto productor Nakula Basseley Nakula, un cristiano copto egipcio de 55 años que ha reconocido haber participado en la película y hoy, después de declarar ante la policía, se encuentra en algún lugar secreto, escondido con su familia, utilizaba el pseudónimo “Sam Bacile” para intercambiar correos sobre el asunto, antes de ser identificado por las autoridades.
La actriz que le ha denunciado, Cindy Lee Garcia, quien ahora está recibiendo amenazas de muerte de integristas musulmanes, insiste en que le dijeron que se trataba de una película de aventuras sobre el antiguo Egipto. “La película –explica la periodista del Figaro- con sus barbas falsas y sus decorados de pacotilla, pretende contar la vida la vida del profeta Mahoma, presentando a los musulmanes como inmorales y violentos”.
Tampoco se conoce ni el más mínimo detalle acerca del rodaje o la postproducción de la película, ni nada indica que haya pasado por una sala de montaje. Sin embargo, según publica el diario Le Parisien, el canal CNN ha encontrado hasta 80 personas, actores y técnicos del rodaje. Al parecer todos coinciden en decir que nunca les pusieron al corriente del contenido, ni de las intenciones del realizador. “El equipo sostiene que durante el rodaje no se hizo la menor alusión al profeta Mahoma, y que en los diálogos nadie decía nada en contra del islam. Lo que demuestra que los insultos se debieron añadir en el doblaje”; algo que también ha confirmado Cindy Lee Garcia en la página web Gawker: “El sonido del vídeo se dobló para hacernos decir cosas que nunca dijimos… por otra parte, en el guión, que se titulaba Desert Warriors, no figuraba ninguna alusión a Mahoma”.
En cuanto a Sam Bacile, es un perfecto desconocido de los estudios y los sindicatos de Hollywood. En principio se dijo que era un judío, promotor inmobiliario de California. Se encuentra en libertad con fianza, condenado por fraude bancario y la condena incluye, entre otras cosas, la prohibición de usar un ordenador. En los primeros días del escándalo, declaró al Wall Streert Journal haber recaudado cinco millones de dólares de un centenar de judíos anónimos. “Todo lleva a creer, dicen en el canal de información continua i-Tele, que La inocencia de los musulmanes nunca estuvo destinada a convertirse en una auténtica película, y que hoy se confirma que no es más que una grotesca manipulación, catapultada por Internet y destinada a atizar el odio en el mundo árabe”.
Una tesis que comparte el periódico Hollywood Reporter, que ha indagado entre el personal del cine Vine, de aquella ciudad, donde supuestamente se estrenó una película de 74 minutos, en junio de 2012, titulada “La inocencia de Ben Laden”, y no ha encontrado a nadie que sepa nada del asunto, nadie asistió a la proyección, ni nadie conoce a nadie que lo hiciera.

2 comentarios:

  1. http://undesmemoriado.wordpress.com/2012/09/22/quien-le-teme-a-la-ira-musulmana/

    ResponderEliminar

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

EL DEFICIENTE TRANSPORTE SANITARIO DEL SESCAM

Movilización de trabajadores del transporte sanitario del SESCAM El SESCAM aceptó una oferta temeraria, a la baja, para adjudicar el s...