miércoles, 12 de septiembre de 2012

Olvido Hormigos, victima de la inquisición y la caverna mediática

Pedro Acevedo, alcalde de Los Yebenes (PP), imputado en el caso "Olvido Hormigos"

La celebración hace unos días de un pleno, en el ayuntamiento de localidad toledana de Los Yébenes, en el que la concejal socialista Olvido Hormigos revocaba su decisión de dimitir como consecuencia de la difusión de un vídeo erótico privado del que era protagonista, convocó a seis unidades móviles de televisión, seis. El nombre de la concejala socialista se difundió masivamente por las redes sociales y el vídeo en cuestión fue perseguido de modo no menos intenso por los internautas, que contaron con la colaboración de aquellos medios que se sirven de estas ilustraciones de morboso instinto para no caer en el olvido. 
Todo esto denota lo que ya sabemos: que la palabra sexo concita calenturientas expectaciones en la Red y que, añadida a la política -aunque sea a la municipal de un pequeño pueblo manchego de poco más de seis mil habitantes-, las multiplica hasta extremos como el que nos ocupa. El hecho mereció incluso el tiempo de ese riguroso e ilustrativo programa de T5, el gran debate, en el que los invitados se tiran los trastos a la cabeza sin otra intención que la de contribuir al circo mediático. Lo estrafalario de este programa rozó el límite al sentar al "erotómano" Sánchez Drago enfrente de sus habituales compañeros de la caverna mediática. El rigor acostumbrado del presentador permitió que el debate se centrara en la "moralidad" de masturbarse y en lo escatológico que el lenguaje de la calle resulta para la remilgada Cuca García de Vinuesa. El pasado sábado descubrimos que esta señora es inmaterial puesto que no mea, no caga, no folla y nunca se ha masturbado... se le nota en la cara que le falta todo esto....
Pero lo más preocupante de todo es que el día de su comparecencia pública, cuando Olvido Hormigos se presentó en el ayuntamiento de su localidad para mantenerse con tanta dignidad como arrestos en el puesto para el que había sido elegida por sus conciudadanos, hubo de escuchar entre el gentío concurrente los denuestos, descalificaciones y agravios que quienes pusieron ese vídeo en circulación pretendieron motivar con su desalmado procedimiento. Es típico de los buenos católicos condenar la paja en ojo ajeno y ocultar la viga en el propio. 
Si es verdad que, como dijo Olvido, el vídeo se difundió desde el correo electrónico del propio ayuntamiento, mucho me temo que estemos ante una más de esas páginas negras que a veces nos depara este país, escritas por quienes tienen un sórdido entendimiento de la política y están inspiradas en la mentalidad de aquellos sectores ideológicos más retrógrados, para los que el sexo es lo que los insultos de esos convecinos de la concejala han expresado con un celo inquisitorial propio de los tiempos del potro y de la hoguera. Por cierto, acabamos de saber que la juez que lleva el caso ha imputado al alcalde ante las pruebas aportadas por la edil socialista que inducen a creer que el vídeo fue distribuido también desde el ordenador de la propia alcaldía.
Artículos como éste, en defensa de la dignidad e intimidad de la concejal, se han colmado asimismo del mismo tipo de ofensivos insultos contra ella por parte de ultramontanos comentaristas. Seguro que el ríspido Rouco los comprende... y los perdona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

NUEVO PROYECTO DE PRESUPUESTOS 2017: PUNTO DE ENCUENTRO PAGE-MOLINA

Encuentro institucional de García Page y García Molina Finalmente, ante las repetidas llamadas a la negociación de los diputados de Po...