miércoles, 17 de octubre de 2012

¿Y TÚ Qué VES CUANDO TE MIRAS EN UN ESPEJO?


Si eres un vampiro no verás nada, eso está muy claro. Ya sabes que, según la leyenda, los vampiros no se reflejan en los espejos.
Si eres argentino es seguro que verás a dios. Estas tan pagado de ti mismo que has hecho posible que dios exista y que su hijo en la tierra sea Maradona. Real como la vida misma.
Si eres pijo te podrías llevar un buen susto dependiendo cómo sea de grande el cocodrilo de tu Lacoste, o una coz en la cara si el polo es Ralph Lauren. En ambos casos el espejo debe tener grandes dimensiones porque el caballo o el cocodrilo ya no caben en el pecho.
Si eres independentista solo te verás difusamente a ti mismo, sin espacio que te rodee, porque la miopía solo te deja ver de cerca. Si te pones las gafas de ver, esas que te quitas por pura coquetería -nunca entenderé porque lo haces siendo tan independiente-, te verás tan solo como has elegido estar. Eso sí, coincidirás con otros muchos individuos que también piensan en primera persona y creen que el mundo se construye sobre el bien individual y no sobre el bien común.
Si eres liberal verás como la luz influye decisivamente en la precisión con que se refleja tu rubio de bote y tu maquillaje de Barbie. De inmediato maniobrarás para que se liberalicen luces y sombras, bajo el control de los mercados, y que la naturaleza no intervenga en la cantidad de luz que entra según sea la hora del día. ¡Ostia! Se me olvidó que eso ya lo hiciste con Piqué de ministro y desde entonces son las eléctricas quienes deciden sobre la luz y nos tienen bien agarrados con el déficit de tarifa.
Si eres facha no verás nada porque la última vez que miraste al espejo te saltaron a los ojos dos flechas desde el escudo de falange que tienes colgado en la pared. Estúpido facha, ni siquiera así aprendes que los monstruos están aletargados y a la espera de que alguien como tú les permita volver a coger aire.
Si eres Cristiano Ronaldo tienes que ponerte gafas de sol, de las buenas, porque te deslumbrará el brillo que reflejas. Es lo normal para alguien que ha nacido en Marte y alcanza el grado superlativo del “mejor del universo”, muy por encima del mejor del mundo que apenas tiene brillo propio.
Si eres Mouriño tampoco verás nada. Hemos descubierto que eres un vampiro. Portugués, pero un vampiro. Lo empezamos a sospechar al observar que no vendías toallas.
Si eres Wert verás el fantasma de Da Vinci y eso te da mucho miedo. Te asusta que la cultura y la educación sean derechos universales y eso nos permita decidir en libertad. Cuando el renacimiento se sobreponga a la oscuridad se acabaran para siempre los personajillos como tú y volverás a la miseria de la FAES.
¿Y tú querido enemigo que ves cuando te miras al espejo? Lo haces poco porque aún no te has enterado que es gratis y tú de pago no haces nada, salvo que esté subvencionado. Entonces te corres la juerga del siglo, en un derroche sin precedentes compras unos cacahuetes y unos refrescos Hacendado, para celebrar que te vas a embolsar otros miles de euros por la patilla y poner otra banderita en el mapa. Así, grano a grano, vas llenando la despensa sin que te importe el sudor ajeno o los cadáveres que dejas en él camino.
Pero tu éxito temporal no impide que en la soledad miserable de tu despertar la verdad te sobrevuele y te haga tiritar de miedo. Tu conciencia camina pesarosa hacia la muerte inevitable y el temor de que al final del camino te estarán esperando para cobrarse el sufrimiento que has provocado con tu avaricia. Por eso cuando te miras al espejo solo ves una calavera monda y lironda y te preguntas si es esa tu verdadera imagen. Finalmente descubres que no, que la imagen que se ve al otro lado se convierte en rata y grita desfigurada al descubrir que el calcetín donde amasas las monedas de la avaricia ha sido corroído por otra rata de tu misma calaña y tu tesorillo se ha evaporado. Entonces, cuando superas los valores que un día te enseñaron tus humildes pero honrados padres, pasas de calavera a rata y piensas en cómo seguir acumulando riquezas.  
Plumaroja

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

OLAS DE CALOR, CAMBIO CLIMÁTICO, RECORTES Y PRIVATIZACIONES

España ha vuelto a superar los 40ºC en distintos puntos de su geografía Algo me dice que Trump, Putin, Aznar, Rajoy y su primo, célebr...