domingo, 15 de enero de 2012

“NO ES TIEMPO DE BARONIAS,… TAMPOCO DE VARONIAS”


Leía en El País, sin disimulo alguno en su apuesta por seguir influyendo en él partido, que la mayoría de los “barones” del PSOE se habían decantado por Rubalcaba en su carrera por acceder a la Secretaria General.
Los de PRISA no perdonan a Chacón las influencias de Barroso en Zapatero y las repercusiones de estas en su preocupante crisis. No se han planteado nunca, al menos que se sepa, el grado de responsabilidad que tienen Cebrián y el Polanco heredero en la crisis del grupo mediático. Lo cierto es que heredaron un imperio y están malvendiendo un grupo en crisis permanente y las culpas, por mucho que ellos insistan, no están fuera. Más bien parece que estuvieran en su errática línea editorial, liberal-progresista en Europa y claramente conservadora en América, y en sus fracasadas inversiones monopolísticas. Pero bueno, otro día les dedicaremos nuestro tiempo, hoy nos ocupa más advertir que su apuesta interesa más a ellos que al PSOE.
Asegura El País que los secretarios generales de Murcia, Comunidad Valenciana, Cantabria, Asturias, Galicia, Euskadi, Castilla y León, Canarias, Baleares, Melilla y Ceuta apuestan públicamente por Rubalcaba frente a los de Castilla La Mancha, Navarra, Cataluña y Madrid que lo hacen por Chacón. Neutrales se declaran en Aragón, Andalucía, Extremadura y Rioja.
Si lo afirmado por este periódico fuera cierto, no está claro que así sea, las flores podrían tornarse en lanzas porque la gran mayoría de estos barones están más para nadar y guardar la ropa que para sacar pecho e intentar influir en sus militantes. El análisis de las pasadas elecciones invita a esperar que escampe porque las bases andan con los cuchillos en la boca buscando cabezas que cortar y las de los barones territoriales ocupan el primer lugar en la lista de objetivos. Tengamos en cuenta que salvo las excepción de Euskadi (Patxi López aventajó en algo más de tres puntos a los populares) las derrotas han sido abultadas, especialmente en Murcia (43’5), Melilla (41’5), Ceuta (40), Comunidad Valenciana (26’5), Castilla León (26’3) y Cantabria (25’1)… el resto también sufrió abultadas derrotas, todas, excepto Asturias, por encima de los 20 puntos. Cierto es que entre los que apoyan a Chacón tampoco abundan los ganadores, pero las derrotas son algo más dignas y además está Cataluña que superó en seis puntos a los populares.
Parece, según los resultados electorales, que la batalla de la credibilidad la ganan los Chaconistas. También parecen ganar la batalla del talante. Y es que mientras Rubalcaba ha cuestionado públicamente la capacidad de Chacón para liderar los nuevos tiempos del PSOE, lo que dice muy poco en su favor porque si ganara Chacón quedaría descalificado para siempre, y sus barones hacen ostentación del apoyo al líder, en el resto de territorios se está priorizando el debate de ideas y se apuesta por la libertad de voto. Los mensajes de Chacón priorizan la necesidad de rearmarse ideológicamente para confrontar ideas a las del PP, al tiempo que hace constantes llamamientos a la integración y al trabajo de equipo. Dos estilos opuestos y con la barrera de la edad también a favor de Chacón.
La supuesta ventaja que parecen aportar los barones tampoco está muy clara cuando se entra en el detalle (el precedente del XXXV Congreso no beneficia al candidato de los varones) y es que en todos los territorios el partido está muy abierto porque ambos candidatos tienen representantes de mucho peso. ¿Quién tendrá más ascendencia sobre los militantes canarios su Secretario General o Juan Fernando López Aguilar? ¿Y sobre los valencianos, Alarte o Leire Pajin y Ximo Puig? La pregunta se puede trasladar a Galicia, Baleares, Euskadi…
No está claro por tanto que sea tiempo de Baronías, pero es que tampoco debe serlo ya de varonías. Es hora de que la mayoría de la población vea su reflejo en las instituciones y en España debe ser la izquierda progresista la que dé el paso para abrir la posibilidad de que una mujer alcance la mayor cota de responsabilidad: ser presidenta del Gobierno.
El congreso está muy abierto y las instrucciones pueden alimentar la rebeldía, por cierto más necesaria que nunca. Es el momento de apostar por el futuro recuperando la identidad que nos dejamos en el XXVIII Congreso por seguir al primer “gran timonel”, es el momento de los equipos de trabajo frente a los liderazgos indiscutibles –que yo no he visto en los debates electorales y de investidura-, es el tiempo de profundizar en la democracia y reactivar la militancia activa, es tiempo de que los hombres dejemos paso a las mujeres y es tiempo de que los mayores dejemos paso a los jóvenes. En ellos y en ellas está el futuro, lo nuestro ya es pasado.
Desde luego que el Congreso se presenta apasionante por lo incierto de su resultado. Pero, ocurra lo que ocurra, el PSOE va a marcar los nuevos tiempos de la política española. Ya la ponencia marco es transgresora con lo que ha sido nuestro presente y las aportaciones que conocemos la harán aún más “revolucionaria”. Justo lo que necesitamos y para no quedarnos a medio camino habrá que sumar toda las izquierdas del PSOE y compartir que es ahora cuando realmente hay mucho PSOE por hacer.
Marcel Félix de San Andrés

2 comentarios:

  1. Mientras Rubalcaba afirma que Chacón no esta cualificada para liderar el PSOE, esta le ha ofrecido a Rubalcaba un puesto en la dirección del partido si ella gana el Congreso... ¿quien está perdiendo los papeles?

    ResponderEliminar
  2. Para mí, los dos son lo mismo, porque defienden la pirámide del poder en el partido y porque los dos estuvieron en el gobierno de ZP.

    ResponderEliminar

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

ESPAÑA ¿QUÉ ES Y DESDE CUANDO?

Sobre el origen del nombre de España El PP se apropia y falsea la historia de España Comúnmente se admite que España viene del lat...