lunes, 22 de septiembre de 2014

“ELCOGAS: SÍMBOLO DEL CAMBIO”

Me viene a la memoria un divertido monologo de Santi Millán titulado “Postureo”. De eso, de postureo, hay de sobra en la política castellanomanchega y española. Apariencia y foto es lo que se busca y como se dice castizamente por estas tierras: “el que venga detrás que arree”. Ejemplo del dicho es la resolución consensuada entre PPCLM y PSCM-PSOE en el último pleno de las cortes regionales. Postureo en estado puro.
Foto. Paris Félix
El postureo es aparentar estar comprometido y que la cosa quede realmente en un brindis al sol. Si no es como postureo, me cuesta entender la foto y un texto vacío de contenido que contiene obviedades como la preocupación por los puestos de trabajo y la petición a empresa y gobierno de que reconsideren sus posiciones. Exigencias para el gobierno ninguna, críticas tampoco… bueno, críticas sí, pero para la empresa.
¿Por qué acepta el PSCM-PSOE una resolución como esa? Entiendo que quieran rentabilizar la foto ante los trabajadores y Puertollano… postureo. Pero me da que hay mucho de reconocimiento de pecados anteriores aunque poco propósito de enmienda. Veamos porque: “Elcogas contó desde los inicios de su actividad con un Plan de Viabilidad tal como disponía la norma básica reguladora (Disposición adicional vigésima y artículos 16.5 y 17.1 de la Ley 54/1997, de 27 de noviembre, del Sector Eléctrico), que se financiaba con cargo a los peajes del sistema eléctrico. Consistía en aportaciones anuales a favor de Elcogas, que a partir de 2006 se fueron incluyendo en sucesivas órdenes ministeriales. Las aportaciones se hicieron efectivas hasta febrero de 2010. Ya sabemos quién gobernaba entonces en los ámbitos local, autonómico y central. Otro recorte, en este caso aplicado por los gobiernos del PP, se produjo en abril de 2012 cuando se dejaron de abonar a Elcogas las cantidades correspondientes a los Pagos por Capacidad”. Conclusión, ponen a la empresa a los pies de los caballos con sus recortes y ahora se apuntan a la foto de su salvación… postureo.
Antes de centrarnos en que Elcogas necesita un compromiso claro que implique un cambio en el modelo energético recordaremos un dato fundamental, tiene que ver con la composición del accionariado de la empresa y su evolución en el tiempo. ENDESA, la que otrora fuera la joya de la corona del sector energético público español, es poseedora del 41% de Elcogas (revisen los beneficios del grupo en los últimos años y díganme si es de recibo que se plantee el cierre de la central puertollanera), la francesa EDF lo es del 32%, Iberdrola controla el 11’5%, EDP controla el 8’6%, la italiana ENEL, actual propietaria de ENDESA, controla el 4’35% y Siemens controla el 2’6%. ¿Habría sido distinta la respuesta del gobierno y de la empresa si hubiera seguido siendo de capital mayoritariamente público? Por como han reaccionado los gobiernos del PP con las empresas públicas no “rentables” podríamos aventurar una solución parecida y sin espacio a la negociación. Basta con mirar a la vecina MAYASA o al sector público en general: lo rentable es vendido a los amigos y lo no rentable cerrado.

¿Por qué no se es más contundente y se exige al Ministerio de Industria y Energía que cumpla lo comprometido en el Plan del Carbón? -El Gobierno reconoce que no se cumplirá la cuota de electricidad con carbón autóctono porque la meteorología y el bajo precio del mineral importado impiden alcanzar el 7,5% del mix acordado en el plan minero. Respuesta del Ministro a la pregunta planteada por Jesús Iglesias, senador de IU-. ¿No será que en el fondo nos contentamos con el parche de los fondos MINER mientras vemos languidecer nuestras cuencas mineras? ¿Por qué no se exige al gobierno el reconocimiento que hasta 2012 tuvo Elcogas y se discrimine positivamente a nivel fiscal o bien se mantenga lo estipulado en el Plan de Viabilidad? Pues porque lo que vimos en las cortes regionales es solo postureo.

¿Permitirían los gobiernos francés e italiano que sus empresas públicas EDF y ENEL cerraran una empresa tecnológicamente vanguardista y ambientalmente sostenible? Seguro que no. Es más, tampoco habrían permitido que capital extranjero, menos aun el país vecino, se hiciera con el control de su sector energético. Aquí, en España, los patriotas del PP apostaron por trocear ENDESA y que se la repartieran Alemania (Eon) e Italia (Enel) antes que se la quedaran los “catalanes” de Gas Natural (la Caixa). Y con estos bueyes aramos a diario.

¿Tiene solución Elcogas? Desde luego que la tiene. Podríamos destinar a ella y a las energías renovables los 6.000 millones que invertiremos en rescatar autopistas privadas (ya se preparan 540 millones). Con esa cuantía se relanzaría el carbón nacional en condiciones de competitividad y eficiencia energética. Dinero hay, tan solo hay que redefinir donde se invierte y cualquier gobernante sensato consideraría prioritario destinar dinero público a Elcogas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (España no cumple los cupos y compra derechos de emisión a países no industrializados) y para ganar autonomía energética y no depender de los precios del petróleo.

Elcogas reduce notablemente las emisiones gaseosas y también los efluentes y residuos sólidos, es más eficiente que las centrales convencionales y de lecho fluido y lleva tiempo investigando sobre la captura de CO2. Junto al ISFOC y el Centro Nacional del Hidrógeno configura un núcleo investigador que cualquier gobierno consideraría estratégico, pero tiene un grave problema, está en un municipio electoralmente de izquierdas. No olvidemos que pronto se sumará al complejo minero-energético de Puertollano el Proyecto Clamber de biocombustibles. ¿Y si se recuperara la actividad en las instalaciones de Silicio Solar y Solaria?

¿Qué debe cambiar para que lo que parece un sueño se haga realidad? Cambiar el modelo energético. De hacerlo reactivaríamos el moribundo sector de las renovables, salvaríamos las cuencas carboníferas, ganaríamos en autonomía energética y en estabilidad de los precios, reduciríamos las emisiones de gases tóxicos y crearíamos empleo. Esto no es sueño, es una decisión política y estamos en fechas en las que es preciso exigir pronunciamientos claros a quienes empiezan a postularse para gobernar en los niveles local, autonómico y central.

Por eso Elcogas es un símbolo y por eso debe permanecer abierta. Porque es la garantía de que otro modelo energético es posible y necesario y su salvación vendrá acompañada del CAMBIO.


Plumaroja

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

RELATOS DE VERANO: LAMIAS, NINFAS DE AGUA... LA TROCANTA

La Trocanta. Marcel Félix de San Andrés Antonio de Torquemada se refiere a ellas afirmando que “el mismo Aristóteles dice que los lé...