jueves, 4 de septiembre de 2014

PROTEGER AL LINCE.


Debemos proteger al lince ibérico y a otras especies en peligro de extinción. No es baladí.
Félix Rodríguez de la Fuente que estás en los cielos, alabado sea tu santo nombre, ora pro nobis.
Para proteger a la fauna en peligro, hay que proteger los ecosistemas donde se ubica. Cuando protegemos los ecosistemas, nos estamos protegiendo a nosotros mismos. Lo de homo sapiens-sapiens, es cuestionable.
Linx pardina. Lince Ibérico
Estamos aquí de paso. Del polvo venimos y al polvo vamos. Lo que creemos que es de nuestra propiedad, es solo un préstamo, y los préstamos, hay que devolverlos aumentados en su cuantía, no devaluados.
Cuando se está hablando de creacionismo, no es por pura creencia; lo es porque a los que tal dicen, se les permite esquilmar el planeta a su antojo. Dios dice que usemos toda la creación en nuestro beneficio. Y claro, en esa creencia, ¡Dios proveerá! Los que somos racionales y sabemos que el planeta es lo que es debido a millones de años de evolución, lo sabemos finito; que lo que se destruye, difícilmente se repondrá.
El primo científico del gallego ambiguo y bocachancla, no da una en el clavo. El calentamiento global y el cambio climático, caminan a pasos agigantados. En pocas décadas hemos destruido más la Tierra que en miles de años. El próximo día 23 (si llego vivo), cumpliré 63 años. Conocí aquí en mi tierra cuando todo el término municipal de Librilla era de secano, se sembraba y se recogía grano; buenas cosechas. Si sembráramos hoy, ni siquiera llegaría a germinar la semilla. Estamos en una zona predesértica. El pardo está desplazando al verde.
El desierto del Sahel, es ya como el Sahara. Las personas que malvivían en él, han sido desplazadas y condenadas a muerte por las hambrunas. Hablamos de personas.
Groenlandia, se derrite; el Polo Norte, se derrite. La subida de los mares, es patente. De seguir en esta tónica, muchas islas paradisíacas desparecerán y, también Miami. La Manga del Mar Menor en Murcia, desaparecerá bajo las aguas. ¿Qué pasará con los Países Bajos? ¿Cuántos Katrina pueden llegar?
Pues sí, hay que proteger al lince. Y a la ballena azul. 
Cuando el hombre destroza un ecosistema, no solo verá sus efectos en el área destrozada, sus efectos son planetarios. 
Antonio Rodriguez Rubio

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

RELATOS DE VERANO: LAMIAS, NINFAS DE AGUA... LA TROCANTA

La Trocanta. Marcel Félix de San Andrés Antonio de Torquemada se refiere a ellas afirmando que “el mismo Aristóteles dice que los lé...