martes, 15 de julio de 2014

POLINIZANDO

"...para la leche que da la vaca que se la coma el ternero..."

Así cantaba Carlos Puebla en aquellos inolvidables tiempos. Han pasado unos cuantos años y ha llovido lo suyo, no siempre para bien.

Desde entonces, hemos tenido -han tenido- tiempo de tirar por la borda ilusiones, proyectos y principios. No pocas vidas se han ido en ello y un trozo de la civilización, que caminaba hacia delante. Al menos eso se exigía. Todo ello ha sido en pleno apogeo de "nuestra llegada al mundo de las democracias", allá, a finales de los setenta del pasado siglo. Todo ello -casi todo- por el costado de estribor, aunque no siempre mirando a proa. Es lo que tiene el dejar que los grumetes tomen el mando.

El timón mayor, en España, es el psoe. No merece ni una mayúscula.

No se conoce otro timo con tal capacidad de encantarse a si mismo. Ahora, se encuentran con que, lo que sale en el boletín oficial del estado, no lo leen ni los que tienen la obligación y lo que publicitan los medios cada vez convence a menos gente.

Por lo demás, la derecha está encantada de que ese primer retoque, en su fachada, quedase como ha quedado: sin populismos que, ya se sabe, los carga el diablo y los disparan las Susanas Díaz y las Esperanzas Aguirre. Cada una a lo suyo y las dos en lo de todos, coletas y otros rojos a granel incluidos.

Ya no hay que pasar por el laboratorio para revelar. La tecnología ha puesto en manos de todos la capacidad de retratar y retratarse, digitalmente, y llega la hora de poner al psoe, y a toda su militancia, en el lugar que usan; por donde circulan y por donde -y con quien- suelen encontrase. En Andalucía, también, llega el tiempo de tensar la cuerda y soltarla, de golpe, para que toda la derecha se caiga de culo. Toda la derecha. Ellos también...

El resto de los mortales estamos preocupados por el mundo de las flores y las abejas: o sea, el de todos. El cambio climático nos ha hecho adictos a mirar lo que pasa alrededor y, los que ya lo éramos, vemos -muy afectados- lo que afecta a los "bichos y los vegetales". Si los humanos -bichos de entre dos y doscientos kgs.- tenemos problemas con el tiempo.. ¿qué no sufrirán las abejas y las flores?

La polinización es clave en la historia del Planeta, y en su devenir. En la colmena humana la reina se ha vuelto loca y ha puesto a las guerreras a comer obreras. Mal asunto para los frutos y la colmena.

En la política, es clave iniciar la polinización, ciudadan@ a ciudadan@, porque los medios están en manos de quien están.

Llegó la hora de salir de las instituciones y polinizar, pueblo a pueblo, toda España para explicar el nuevo proyecto para el País, sus naciones y ciudadan@s. Un proyecto que debe implicar a toda la ciudadanía que no está encantada de haberlos conocido. A toda la izquierda social y política, ERC, BILDU y BNG incluídos.

La movilización debe ser absoluta, de arriba abajo y viceversa. Estamos en la batalla decisiva de esta guerra que nos han declarado los ricos.

Polinizar es la clave. Movilizar, la respuesta.
José Cagiao Mirás

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

NUEVO PROYECTO DE PRESUPUESTOS 2017: LAS CLAVES PARA EL ACUERDO PAGE-MOLINA

Encuentro institucional de García Page y García Molina Finalmente, ante las repetidas llamadas a la negociación de los diputados de Po...