lunes, 28 de julio de 2014

Las facturas de la guerra y el poder autista.

Gaza se quiebra bajo la pisada de la maquinaria de guerra israelí. Episodio enésimo, de este dominio bélico de las élites "occidentales". El vigía sionista contiene más guión, en la parcela de la historia reciente, que lo que han elaborado los titulares de la profesión -de Hollywood- en los mismos años

Los civiles son las víctimas más numerosas en cualquier guerra
(El cine, solía ser una mentira, con vestido de domingo. Ahora mienten hasta "los informativos". Y pasan películas a todas horas. Esa es una de las facturas)

De la misma orden -militar, bajo el mismo disparo- ha caído un avión en Ucrania con un misíl que va dirigido a Rusia. En la misma guerra que no ha sido capaz -todavía- de hacer con Siria lo perpetrado en Irak o con Venezuela lo sucedido en Yugoeslavia. El guión lo escriben las mismas manos que redactan el tratado de rendición social europea, a favor del feudalismo globalizado, que pretenden los magnates de las corporaciones "occidentales" de las finanzas, el subempleo y el crimen, en general.
Los mismos que protegen los paraísos del dinero y la deslocalización residencial y financiera de las transnacionales. Todo ello es lo mismo. El mismo plan, con facturas distintas. Hay gentes que no quieren enterarse, pero las facturas están llegando a todas partes.

Al PP y al PSOE también les llegará una -factura- que no podrán rechazar, a pesar de los intentos del régimen por universalizar el autismo, tal como se puede extraer del congreso sucesorio del felipismo y el último asalto al Congreso, y al BOE, por parte del degenerado, al timón.
Llegará una factura, en diferido, y les faltarán patas para meterse en las iglesias, a proclamar la necesidad de una nueva cruzada contra los rojos, o bien para el aeropuerto más cercano, para tomar el vuelo a Miami, pasando antes por Suiza o Las Bahamas a "retirar" para unos años que, espero, sean eternos...

A nadie debe, pues, extrañar el uso del lenguaje de guerra. Lo estamos. Mejor dicho, nos hacen estar.
Aquí disparan desde el BOE, desde los oficiales de cada comunidad y desde los edictos provinciales o municipales.
La misma imagen da un fascista ucraniano derribando gobiernos, o aviones, que un opositor venezolano reclamando papel higiénico, que le permita volver a controlar el petróleo, y al país; que los marianos boys con la Santa, la Cospe y la Espe cocinando las guarradas habituales, o los militantes autistas -del régimen- haciendo que nos tengamos que reprimir para no llamarles por el nombre.
Así son las guerras. Siempre han tenido una guerra, a mano, para pasar a un "estadio" diferente. Así es el capitalismo.

El capitalismo ya no pretende dar de comer a toda la población mundial. No es que lo pretendiese nunca pero, ahora, se atreven a que se sepa. Han decidido rodearse de una minoría de la población mundial -ejércitos, servicios secretos y policía- para que sirvan de fortaleza a sus castillos -paraísos fiscales- y la imprescindible mano de obra que mantenga sus negocios y sus estructuras de poder autista.
El resto es material reciclable o población por defecto que lo mismo sirve para enterrar que para que la entierren.
Es otra forma de "encarar" la caducidad del Planeta.

Pero los hemos pillado con el carrito del helado. A Puyol, el último. Como en la mayoría de los casos, su helado debería estar a buen recudo -y así ha sido- hasta que le llega el momento de exhibirlo. La fea del PP catalán se atreve a pedir una comisión de investigación y uno se parte en dos por no poder partirlos en mil. No tienen sentido de la dignidad ni sospechan el ridículo que la historia les tiene adjudicado, en diferido.

Los otros ellos se han metido en harina para cocinar otra empanada, venenosa. Son los descendientes de los que cocinaron la tragedia, con Felipe al aparato y el régimen a los hilos. Es el empeño por la supervivencia del teatro de guiñol en plena efervescencia del mundo digitalizado.
Los ha matado la tecnología. Regresan al pasado con actores nuevos...

En la trinchera de enfrente estamos en pleno proceso de emergencia. Aquí llegan todas las facturas, con las del gas, la luz y el listado del INEM al frente. Movilizados, con intendencia que incrementar y conciencia que explicar y expandir.
Pueden convocar las elecciones cuando quieran porque estamos más preparados de lo que imaginan y mucho más de lo que desean.

Se aproxima el desalojo de la casta, que diría Pablo Iglesias.

Es hora de la revolución social como le gusta decir a Alberto Garzón.

Es la hora de establecer la paz y la cordura.



José Cagiao Mirás

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

ESPAÑA ¿QUÉ ES Y DESDE CUANDO?

Sobre el origen del nombre de España El PP se apropia y falsea la historia de España Comúnmente se admite que España viene del lat...