lunes, 10 de diciembre de 2012

"DOLOROSO PERO IMPRESCINDIBLE"


En estos términos se ha referido Joaquín Almunia a la profunda reestructuración de las Cajas de ahorro españolas. La frasecita no es casual y si la coletilla a la que se agarran liberales y socialdemócratas tercera vía para justificar lo injustificable: anteponer los intereses de mercados y banqueros a los derechos de las personas.
Joaquín Almunia, Vicepresidente Comisión Europea
No es la primera vez que el Comisario de la UE se expresa en estos términos. Ya lo hizo para referirse al plan de ajuste de Zapatero. Y si entonces no parecieron importarle las consecuencias de aquellos ajustes para centenares de miles de españoles, no van a importarle ahora los 12.000 despidos previstos en la parte dolorosa del ajuste. Lástima que ni entonces ni ahora, escuchemos de este caradura una sola exigencia de responsabilidad hacia sus colegas.
Almunia forma parte de esa casta de canallas que ha devaluado los valores de la izquierda hasta hacerlos irreconocibles para el gran público. Estuvo a punto de llevar al PSOE al borde del precipicio y otro de su escuela le ha librado de la pesada carga que suponía ser responsable del peor resultado electoral de este partido. Pero, como estos socialdemócratas y liberales son el fondo la misma cosa, le llegó rápido la oferta irrechazable para seguir al servicio del dinero, su único dios verdadero. De fracasado en España ha pasado a Vicepresidente de la Comisión Europea y desde este cargo dicta sentencia sobre lo doloroso pero imprescindible.
Permítame señor Vicepresidente de la CE sugerirle algunas medidas dolorosas pero imprescindibles. Podrían empezar por hacer pública la lista que Hervé Falciani entregó a la justicia francesa y en la que aparecen varios miles de evasores fiscales europeos, entre ellos más de medio millón de españoles. Una vez conocida la lista de delincuentes fiscales procédase a juzgarles y a aplicarles la Ley, por doloroso que resulte.
Continúen ustedes con los directivos de bancos y cajas de ahorro. Pocos se salvarían de ser encarcelados en un país decente. Pero han tenido la suerte de nacer en España, donde los indecentes aplican al pueblo medidas dolorosas pero imprescindibles para seguir llenando sus bolsillos. Y ya puestos, que le parece si aplicamos esta medicina a tantos empresarios ejemplares que nos recetan trabajar más y cobrar menos mientras evaden cientos de millones y dejan pufos que terminamos pagando quienes trabajamos más.
Por cierto, no se paren. Una vez puestos hay que terminar la tarea y limpiar la política de corruptos y maleantes. Ya sé que será doloroso apartar del poder a quienes nos vienen gobernando desde hace siglos, sea al amparo de un dictador o bajo el paraguas de esta alicorta democracia. Que más da el régimen si las familias en el poder no han cambiado desde Fernando VII. Ah, en el camino no se dejen a los funcionarios de alto rango, jueces, obispos y resto de la calaña que integra la casta de los poderosos.
Hecha la limpieza se podrían aplicar las medidas que usted nunca aplicaría. Por ejemplo una política fiscal basada en los impuestos directos y en la progresividad. Se podrían elegir otras prioridades para la inversión como la I+d+i, la extensión y universalización de los servicios sociales básicos, las infraestructuras vertebradoras del territorio o recuperar la presencia del estado en sectores estratégicos de la economía.
Se podría recuperar la banca pública con las cajas y bancos rescatados con nuestro dinero. Se podría recuperar nuestro maltrecho sector industrial, apostando por la diversificación y también se podría recuperar el papel equilibrador para el medio rural que tuvo siempre el sector primario. Y como seña inconfundible deberíamos ser pioneros en la apuesta por las energías limpias, impulsadas y vertebradas por las administraciones públicas, y en la gestión sostenible de los recursos naturales.
Ya ve, señor Almunia que hay medidas imprescindibles que son únicamente dolorosas para usted y los de su casta. Tarde o temprano el pueblo despertará del letargo en que lo han sumido y entonces están serán las políticas que prevalecerán. Para entonces, usted y los suyos serán solo un mal recuerdo.
Plumaroja

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

ESPAÑA ¿QUÉ ES Y DESDE CUANDO?

Sobre el origen del nombre de España El PP se apropia y falsea la historia de España Comúnmente se admite que España viene del lat...