martes, 22 de noviembre de 2011

SORPASSO, "SEGUNDA PARTE DE LA RESACA ELECTORAL"


Sorpasso es un término acuñado en Italia cuya traducción al castellano significa adelantamiento. Traigo a este blog el asunto porque en IU, concretamente su Coordinador General, anda soñando con hacer realidad el sueño del sorpasso.
Sin pretender ofender a nadie, reconociendo que los resultados obtenidos por IU son discretamente buenos, pero no mejores que los obtenidos por el PCE en las elecciones del 77 y 79, en las que se alcanzaron los 19 y los 23 diputados respectivamente, y que tampoco mejoran los obtenidos por la coalición en las convocatorias del 89, 93 y 96, en las que se consiguieron 17, 18 y 21 diputados, parece presuntuoso arrogarse la posibilidad de hacer realidad lo que ya intentara Julio Anguita, tras los resultados del 96, y que se tradujo en una serie de derrotas sucesivas que pusieron a IU al borde de la desaparición.
No conviene olvidar que el desgaste del PSOE por su gestión de la crisis lo ha hecho más vulnerable que nunca e IU se ha quedado a un millón de votos de los resultados del 96. Razones estas para no sacar demasiado pecho y afrontar el futuro con humildad, pensando en cuanto queda por refundar en el conjunto de la izquierda.
Ya en el 96, quienes militábamos en Nueva Izquierda –corriente interna expulsada de IU-, advertimos a los apóstoles del sorpasso que aspirar a desalojar de su sitio a quien había obtenido 141 diputados era mucho más que una quimera, que lo sensato y progresista era trabajar por el acercamiento entre PSOE e IU y trabajar juntos en la recuperación de mayorías progresistas. Frente a esa idea se acuño la conocida estrategia de “las dos orillas” y las urnas nos dieron un baño de realidad situándonos en 8 diputados. Cuatro años después, el PSOE ganó las elecciones generales e IU bajó hasta los 5 diputados. La travesía de las dos orillas continuo hasta los 2 diputados obtenidos en las generales del 2004.
Cayo Lara, a quien conocí como miembro del Consejo Provincial cuando otros ocupábamos cargos en las direcciones provinciales y regionales de IUCLM, no me pareció nunca un cuadro capacitado para liderar el proyecto ecosocialista que pretende aglutinar la coalición. Su mérito principal para llegar al cargo de Coordinador fue no molestar a ninguna de las corrientes que se disputaban el liderazgo: comunistas, gazparistas y alternativos. Ahora una de aquellas corrientes está fuera (IA) y otra podría estarlo pronto (IU Abierta), de seguir Llamazares los pasos de Inés Sabanés.
Cuando se tienen apenas 1’6 millones de votos parece aventurado aspirar a ocupar el sitio de quien ha rozado los 7 millones y cuenta en el congelador con un ejército de otros 3’5 millones para caso de necesidad. El sorpasso se presume difícil y se vislumbra más factible la secuencia que siguió a las elecciones del 96. Con un agravante, y es que a diferencia de entonces, a IU le están disputando otras fuerzas el espacio ecosocialista.
Objetivamente, los once escaños de estas elecciones podrían reducirse a seis si los pertenecientes al socio catalán (ICV) se agrupan en el partido verde junto al de Compromis, decisión no descartable para Gaspar Llamazares y el diputado que en dos años corresponderá CHA. De esta forma alcanzarían grupo propio y rivalizarían con IU en las próximas elecciones autonómicas. En las pasadas municipales y autonómicas los partidos agrupados en Espacio Plural, y que pretenden vertebrarse a nivel nacional bajo la marca EQUO, superaron a IU en la Comunidad de Valencia, Baleares, Canarias y Cataluña; y obtuvieron además representación en Andalucía.
No es buen momento este para aspirar al sorpasso, por muy legítimo que resulte para IU aspirar a desbancar al PSOE como primer partido de la oposición. Se olvida Cayo Lara que el PSOE es un partido centenario y que como tal ha vivido momentos más difíciles que el actual, y ha sobrevivido reforzado a estos momentos para dejar de ser oposición y alcanzar responsabilidades de gobierno.
El PSOE tiene por delante dos importantes tareas: ejercer de primer partido de la oposición y celebrar un congreso que le permita renovarse en personas e ideas. Para la primera de estas tareas bastará con confrontar el programa electoral votado por siete millones de personas con la acción de gobierno del PP. Esa confrontación hará posible vislumbrar dos modelos distintos para salir de la crisis y que ninguna opción política defenderá mejor que nosotros los servicios sociales y el estado del bienestar. Para la segunda de las tareas bastará con aplicar internamente lo que hemos propuesto en precampaña y campaña: abrir puertas y ventanas a la participación democrática de afiliados y simpatizantes. Solo así podremos recuperar y reforzar esencias socialdemócratas y articular un modelo alternativo el liberal. De esta manera podremos renovar el partido en profundidad y aprovechar el impulso de la nueva hornada de cuadros socialistas con el apoyo de quienes han pilotado el proyecto en la última década. El único sorpasso posible es el que daremos en el PSOE en las próximas elecciones municipales y autonómicas.

2 comentarios:

  1. Deberías recordar también donde acabó Nueva Izquierda

    ResponderEliminar
  2. Sigue así, pronto conseguirás un cargo en la Otan. Es lo que tiene ser un inflitrado del capital.

    ResponderEliminar

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

¿INCUMPLE RAJOY LA CONSTITUCIÓN CON SU APLICACIÓN DEL 155?

Rajoy podría vulnerar la Constitución Española con la aplicación del art 155 en Catalunya La Constitución reconoce en su artículo segu...