martes, 29 de noviembre de 2011

ESPERANDO A RAJOY, ESPERANDO A GODOT


Esperando a Godot, en francésEn attendant Godot”, es una obra perteneciente al teatro del absurdo, escrita a finales de los años 40 por Samuel Beckett y publicada en 1952 por Éditions de Minuit.
La obra se divide en dos actos, y en ambos aparecen los vagabundos Vladimir y Estragón que esperan en vano, junto a un camino, a un tal Godot, con quien aseguran tener una cita. El público nunca llega a saber quién es Godot, o qué tipo de asunto han de tratar con él. En cada acto, aparecen el cruel Pozzo y su esclavo Lucky, seguidos de un muchacho que hace llegar el mensaje a Vladimir y Estragón de que Godot no vendrá hoy, "pero mañana seguro que sí".
Esta trama, que intencionalmente no tiene ningún hecho relevante y es altamente repetitiva, simboliza el tedio y la carencia de significado de la vida humana, tema recurrente del existencialismo. Una interpretación extendida del misteriosamente ausente Godot es que representa a Dios, aunque Beckett siempre negó esto. Como nombre propio, Godot puede ser un derivado de diferentes verbos franceses. Beckett afirmó que derivaba de godillot, que en jerga francesa significa bota. El título podría entonces sugerir que los personajes están "esperando a la bota".
7 días llevábamos esperando a Rajoy y apareció la malvada Pozzo” (Cospedal), acompañada del esclavo Lucky (Moragas), para meternos el miedo en el cuerpo y asegurarnos que el jefe “está trabajando en ello”. Para muestra nos remite a las fotografías de Mariano en su despacho con que nos obsequian los diarios ultracentristas.
No se vosotros, pero yo tengo la sensación de que Mariano no aparecerá. Que, como en la obra de Beckett, nos eternizaremos esperando su llegada con la solución a la crisis y en su lugar aparecerá una bota para patearnos el trasero y desalojarnos de los derechos que hemos disfrutado hasta ahora. Lástima que la bota no sea de vino, como la que aparece en la obra, y nos demos una alegría, rendidos a los brazos de Baco.
Cospedal no ha podido ser más clara, “corregiremos el déficit por encima de todo”. Ya no hay excepciones y nada es intocable a la hora de recortar: ni las pensiones, ni la educación, ni la sanidad…, todo estará sometido a los objetivos del sacrosanto déficit cero. El gobierno va a gobernar y quienes no estén dispuestos a pasar por el aro se las verán con el señor “decreto Ley”. Advierte Cospedal a los sindicatos que si no atienden la generosa propuesta de la CEOE, el gobierno gobernará. Los reyes magos traerán a la patronal una reforma laboral a su gusto y a los sindicatos los argumentos para la huelga general.
Gobiernan tanto que incluso mandan en Europa. Cospedal, perdón quise decir la malvada Pozzo, emuló a la singular Leire Pajin y sugirió que las medidas aprobadas hace días por Merkozy son la primera petición que Rajoy, el gran líder planetario, llevará a Europa. Un poco tarde Mariano. Se te adelantaron Sarkozy y Merkel defendiendo cada uno lo suyo: Sarkozy quería que el BCE comprara deuda y Merkel que nadie rebase los topes de déficit impuestos por ella.
Mariano, en realidad, solo quiere descansar del saltito ridículo que patosamente hacen los ganadores de las elecciones atendiendo la petición de los entregados militantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

ESPAÑA ¿QUÉ ES Y DESDE CUANDO?

Sobre el origen del nombre de España El PP se apropia y falsea la historia de España Comúnmente se admite que España viene del lat...