sábado, 19 de enero de 2013

RETRATOS INFAMES: RUÍZ GALLARDÓN

17_infame_gallardon
Octavio Colis
Quizá fuera a efectos prácticos, puesto que podría ser un significante demasiado comprometedor, que se instruyera (incluso quizá a sugerencia insoslayable de Fraga Iribarne) lo del guión entre Ruiz y Gallardón pues, mejorando lo ausente, de tal astilla este palo hijo de José María Ruiz Gallardón y Ana María Jiménez Aladrén, por los que Alberto debiera apellidarse Ruiz Jiménez. Pero, disimulado ya por el guión lo que de cristiano y demócrata nos sugerirían a todos los apellidos de este superman católico liberal, materializado finalmente en defensa del capital, en detrimento del ocio o la libertad, y ensalzamiento del trabajo por cuenta ajena: a cada cual lo suyo y en paz, que el trabajo engrandece al obrero y lo hace ser humano, dentro de lo que cabe. Ahora,ora et labora, Ruiz-Gallardón triunfa en el esplendor nacional como batman de Justicia del reino de Gotham, ciegos por él, deslumbrados los ojos nuestros ya  en la autonómica Metrópolis hace tiempo. Y vemos hoy en día al espiado triunfador, hasta más alto que su hijo homónimo, como se observa en las fotos de la boda de Alberto Jr., al que quedaba tan fatal el chaqué que hasta parecía quedarle bien a su padre.
Pero de haber querido ser músico importante este fiscal fingidor, A R-G, podría haber usado de licencias y amiguismos de registraduría para llamarse Isaac Albéniz, pues es sobrino nieto del portorriqueño, igual que Esperanza Aguirre sobrina del gran poeta que fue Jaime Gil de Biedma. ¡Hay que ver, la vida era esto! Así que podríamos decir los madrileños de Gotham Central que fuimos  gobernados durante años, meses, y un día, a un tiempo y a la vez, por políticos infames aunque muy sensibles, provenientes de familias de grandes músicos y poetas. Pero ni los que les eligieron reiteradamente para gobernarnos lo hicieron ni un tanto así por eso, ni nos influyó tampoco tal circunstancia para dudar jamás el voto a los mutantes que no les votamos ni una vez.
Y me parece hay algo extraño, además, en este ser, casi licantrópico, pues nunca le correspondieron ni el tono de la voz, ni tampoco el aspecto de adolescente eterno, porque a juzgar por las fotos pareciera tener 15 años tanto cuando contaba con sólo 3 como ahora, cincuenta años después. Esos reiterados gallos en su voz cuando habla, confesando sin querer debilidad insuperable… ¿podrían deberse a una mal realizada operación de vegetaciones cuando niño?, podría ser; pero ¿de dónde su mirada derrotada de antemano tan extraña al ser que como él se debe a la implacabilidad? ¿Será que se siente espiado? ¿Por qué ese aspecto deslustrado de empollón y aún con eso siempre sólo de la mitad a la baja del voto y la querencia de los derechistas de toda la vida? ¿Será por su planta inestable como sin terminar cuando se echa a andar; o su cabeza pequeña de ratón; sus dientes de ajo, gafas siempre mal elegidas? ¿Acaso será por su tan cacareada cola de león que acaso pugne un día por salir tras del chaqué de cocodrilo para asombrarnos a todos?… ¿Habrá sido espiado por eso? Pero, ¿es que no tiene un sólo asesor de imagen, entre esos cien mil asesores para hacerle un favor a su hijo y de paso a él mismo y elegirles mejor los chaqués?
No. No hay logopeda de gallos, asesor de chaqués o prestidigitador de andares que arreglara lo que seguramente más repugna de él a quienes nos repugna mucho y a los que no repugna tanto: oírle hablar siempre arrugando la nariz, como si fuera a estornudar de pronto su espiada frustración, llenándonos por dentro la pantalla del televisor de miasmas contagiosas de la hipócrita conmiseración reflexiva suya, ya sea debida ésta a la incertidumbre en la que hunde la espada de Damocles de sus apellidos, o a la ambiciosa ensaladilla de cargos y responsabilidades espiadas que ha ido atesorando desde niño, porque desde que nació en Madrid en 1958, y quiso ser portavoz o chispero de portal, de lo que fuera, daba recados ya en la guardería, y después en el colegio a los compañeros de clase, vecinos o amigos, en el nombre del padre, al principio. Después, ya abogado y para AP/PP, prodigaba recados falsos o verdaderos, qué importancia tiene, como hiciera ya con tanta insidia su abuelo El Tabib Arrumi  que llegó a ser presidente de la Asociación (franquista) de la Prensa de Madrid. Así que A R-G siempre ha estado tan a gustito de portavoz, diputado, concejal, presidente de comunidad autónoma o alcalde de la capital, espiado siempre por los suyos propios, y aun con eso siempre en representación chihuahua e inquebrantable del partido, puesto que es para lo que se le eligió el guión entre Ruiz y Gallardón. Aunque con ese aspecto de no ser quizá lo que parece,  en cualquier momento podría girar el cuello 360º e imponerse por la fuerza a no sé quién para no sé qué sueño de grandeza plebeya de toda la vida. Aun con todo, sigue dándome mucho más miedo la aristrocrática chiqueza (que diría REP) de Esperanza Aguirre.

1 comentario:

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

ESPAÑA ¿QUÉ ES Y DESDE CUANDO?

Sobre el origen del nombre de España El PP se apropia y falsea la historia de España Comúnmente se admite que España viene del lat...