viernes, 11 de enero de 2013

LA AUSTERIDAD TAMBIEN FUE UN ERROR


Mercedes Arancibia.
Sede del Fondo Monetario Internacional
La austeridad era un error y esta vez no lo decimos solo nosotros, lo dice nada menos que el intocable Fondo Monetario Internacional (FMI), el que rige el destino de los países occidentales (los orientales no le tienen en cuenta para nada y por eso son emergentes), el mismo que dirigieron Rodrigo Rato (quien después de cargarse Bankia ahora nos va s rematar desde Telefónica) y Domninique Strauss-Khan (el del caso de la agresión sexual a la camarera de Manhattan que acaba de saldar con la entrega de unos cuantos millones de dólares; el de las orgías en hoteles de diversas ciudades del planeta con señoritas “que no sabía que eran prostitutas” y pagaban sus amigos empresarios, el que estaba destinado a ser el presidente de Francia en lugar de François Holande, que en realidad fue el “último recurso” de los socialistas frente al más que conservador Sarkozy).
El FMI, por boca de dos de sus más cerebros más eximios, Olivier Blanchard y Daniel Leigh, este último jefe de los economistas de la institución, ha admitido en un coloquio económico celebrado el fin de semana de los Magos, “un ligero error informático en sus cálculos”: “De hecho, habían subestimado el impacto negativo de la política de austeridad sobre el crecimiento”, recoge en el digital francés Arret sur images, su fundador Daniel Schneidermann:  ”Por lo visto, en un momento de distracción ajustaron mal los ordenadores del FMI. No pensaban que la austeridad iba a secar hasta tal punto la demanda, y por tanto la economía”. Conviene recordar que los dos excelsos “orientadores” de la crisis mundial precisaron (seguramente para salvar su puesto de trabajo) que se manifestaban a título personal, porque de momento el FMI no ha abierto la boca.
La veracidad de esta gran metedura de pata, sigue el autor del comentario, la han confirmado algunas publicaciones « de las serias », como The New York Times, NYT o Bloomberg. “No sabían, como recuerda Paul Krugman en el NYT, que en economía mis gastos son tus ingresos”. Debe tratarse de una cuestión de formación continua. Habría que conceder algunos días libres a los economistas del FMI para que puedan ponerse al día”.
Dentro de poco, el FMI pedirá perdón por sus errores y a otra cosa que son dos días. Pero nosotros ya lo sabíamos y ahora nos lo confirman. La austeridad era un error; salir a cazar elefante mientras tu país se desangra cada día un poco más y más de un joven de cada dos no encuentra, ni va a encontrar, trabajo en un futuro por lo menos a medio plazo, es un error; votar a Berlusconi hasta tres veces fue un error; cubrir de premios, medallas y reconocimientos varios a un actor casi troglodita como Gérard Depardieu, que cada día es más Obelix y menos Depardieu, es un error porque a la primera de cambio no solo se agencia un pasaporte ruso para evadir impuestos sino que se lanza a conducir un scooter borracho por las calles de París y se convierte en el ídolo de Mordovia (ese lugar de Rusia donde Putin tiene encarcelados a unos cuantos disidentes: entre ellos, las últimas en llegar dos chicas del grupo Pussy Riot). Y, lo siento por los remordimientos que puedan tener los culpables, pero votar a Rajoy y sus insufribles muchach@s ha sido un error como me reconocía, el mismo día de los Magos,  una chica que iba a en el autobús a cambiar el regalo que no le gustaba: “Yo les voté pero ahora me arrepiento”. Qué cunda el ejemplo. Ya se sabe: el pueblo que no aprende de sus errores está condenado a repetirlos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

RELATOS DE VERANO: LAMIAS, NINFAS DE AGUA... LA TROCANTA

La Trocanta. Marcel Félix de San Andrés Antonio de Torquemada se refiere a ellas afirmando que “el mismo Aristóteles dice que los lé...