sábado, 23 de agosto de 2014

El centro de ocio de la Dehesa Boyal: una concesión municipal “maldita”

El centro de ocio y naturaleza de la Dehesa Boyal, una inversión de alrededor de 500 millones de pesetas, es una instalación municipal cuya gestión privada ha creado multitud de problemas a la institución local. Un breve análisis de la concesión sirve para comprobar hasta que punto está “maldita”:
 • El 21 de marzo del 2.005, la Junta de Gobierno Local aprueba el Pliego de Cláusulas Administrativas que regiría la gestión y explotación de este centro de ocio. Ese mismo año se adjudica la concesión al Grupo Zeos.
• El 9 de agosto del 2.006, la Junta de Gobierno Local acuerda abrir expediente sancionador a la empresa concesionaria de este centro de la naturaleza, porque cuatro trabajadores de esta empresa han estado trabajando sin contrato de trabajo y sin dar de alta en la Seguridad Social. Cuando reclamaron sus derechos fueron despedidos. En esa misma reunión, la Junta de Gobierno Local acordó nombrar instructor del expediente al concejal de IU integrante de ese órgano de gobierno y secretaria a la responsable técnica del área municipal de patrimonio y contratación. En aquella época había un acuerdo de gobierno PSOE-IU.
• El 11 de octubre de 2.006, la Junta de Gobierno Local aprueba con un solo voto a favor (concejal de IU) y ocho abstenciones (concejales PSOE) la resolución del expediente que propone la rescisión del contrato con el Grupo Zeos, por incumplimiento grave del Pliego que rigió la contratación. Tener trabajadores en una empresa concesionaria municipal, sujeta por tanto al control del Ayuntamiento, sin dar de alta en la Seguridad Social, no fue considerado, por los concejales que se abstuvieron, un motivo con suficiente “peso legal” para rescindir el contrato. Aún así, el expediente finalizó en dos meses, realizadas todas las diligencias que el asunto requería, con una propuesta concreta que fue aprobada por la Junta de Gobierno Local con un resultado un tanto “extraño”.
• En el año 2.007, el Ayuntamiento contrató con el Grupo Parménides la gestión del centro de ocio y naturaleza de la Dehesa Boyal, y con posterioridad se autorizó la continuación de la concesión por la empresa Yellow World S.L., participada por el grupo Parménides. Desde ese momento hasta hoy, la nueva empresa adjudicataria ha incumplido sistemáticamente lo establecido en el Pliego de Cláusulas Administrativas, que rigió la contratación, destacando los siguiente incumplimiento :
a) La empresa concesionaria no formalizó a su nombre los contratos de suministro de luz, agua y gas. Tampoco pagó los recibos por consumo de estos servicios esenciales.
b) El adjudicatario no pagó el 70% de los gastos derivados de la conservación, mantenimiento y explotación de la red de abastecimiento de agua potable, evacuación de aguas residuales e instalaciones integrantes de dicha red.
c) La deuda de la empresa concesionaria por consumo de agua asciende a la cantidad de 74.196´68 €, y por gastos derivados de la conservación y mantenimiento de la red e instalaciones 8.432´47 €. Además, hay dos contadores que no están dados de alta y no se han podido calcular los recibos de consumo. Por consumo de energía eléctrica y gas, la deuda asciende a 140.298´98 €
 Resumiendo, desde la adjudicación del contrato a “Yellow World S.L.” en el año 2.007, esta empresa no ha pagado ni luz, ni agua, ni gas. Siete años incumpliendo las obligaciones que como empresa concesionaria establecía el Pliego, siete años sin que los responsable políticos, encargados del control de esta concesión, tomaran las decisiones que evitaran el grave perjuicio económico que para el Ayuntamiento han tenido estos incumplimientos.
 Invitados por las trabajadoras de la concesión, los concejales de IU visitaron las instalaciones de este centro de ocio y naturaleza y escucharon atentamente la situación laboral de los trabajadoras que llevaban varios meses sin cobrar su salario. Como consecuencia de esta visita donde pudimos comprobar el estado lamentable de las instalaciones y las denuncias de las propias trabajadoras sobre los incumplimientos de la empresa, los concejales de IU presentamos una moción para que el Pleno de la Corporación acordara iniciar expediente sancionador a esta empresa concesionaria. La moción fue aprobada en el pleno ordinario del pasado mes de abril y en junio, nombrados instructor y secretario, se iniciaron los trámites de este expediente. Ha sido la insistencia y el rigor de los concejales de IU, la que han forzado al gobierno municipal a la toma de decisiones, después de siete años sin hacer nada, mirando para otro lado ante las tropelías de la empresa.
Las trabajadoras han tenido que acudir a los tribunales para cobrar sus salarios. Presentaron su demanda el pasado 28 de febrero y consiguieron una sentencia estimatoria el 11 de junio. La sentencia condena a la empresa a pagar los salarios atrasados y las indemnizaciones correspondientes, declarando extinguido el contrato laboral. Igualmente condena al Ayuntamiento de Puertollano a pagar solidariamente a las trabajadoras demandantes en concepto de salarios debidos la cantidad de 37.352´5 € por la falta de control municipal sobre esta empresa concesionaria. Los servicios jurídicos municipales han anunciado recurso a esta parte de la sentencia.
A pesar de lo descrito con el rigor que nos caracteriza, la empresa concesionaria continúan explotando lo poco que queda en pie de ese centro de la naturaleza: el bar y las piscinas. Después del verano huirá con lo recaudado; mientras tanto continúan los trámites del expediente aunque, según la concejala de Hacienda, los ciudadanos deben estar tranquilos porque “las deudas están en vía ejecutiva”, desde donde nunca hemos logrado cobrar un solo euro.
IU Puertollano

No hay comentarios:

Publicar un comentario

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

OLAS DE CALOR, CAMBIO CLIMÁTICO, RECORTES Y PRIVATIZACIONES

España ha vuelto a superar los 40ºC en distintos puntos de su geografía Algo me dice que Trump, Putin, Aznar, Rajoy y su primo, célebr...