sábado, 2 de agosto de 2014

EL “20” ES IMPORTANTE PERO NO SUFICIENTE

El 20 es una cifra cuasi mágica. Por ella, los hombres mentimos presumiendo de alcanzarla cuando en realidad apenas superamos los 15. Las mujeres, acostumbradas a nuestra extraña forma de medir bromean con aquello de que el “tamaño no importa” mientras representan el 20 con la distancia existente entre sus dedos pulgar y corazón. Pero, por extraño que parezca, hay otro 20 más importante que el de la virilidad masculina: el del porcentaje electoral. El 20% de los votos es meta y razón de ser para ciertas fuerzas electorales y techo de caída para los hasta ahora mayoritarios. Con él no se puede gobernar pero si ser decisivos en él gobierno.
Hagamos un ejercicio de videncia parecido al que hacen las encuestas electorales de algunos periódicos. Eso sí, entre nuestra proyección y la suya hay una clara diferencia: nosotros ni manipulamos ni mentimos en base a intereses espurios. Así, si la estrategia de La Razón, ABC o El Mundo es meter miedo a la base electoral afín al modelo bipartidista harán públicas unas previsiones electorales que movilicen a estos feligreses. Y como ahora el “coco” es Podemos no dudan en manipular sus escuestas para alcanzar un doble objetivo: movilizar a la feligresía popular y desmotivar a la izquierda institucional. Luego están las cabeceras que apuestan por “este” o “aquel” según convenga al Roures o el Cebrián de turno. Todo sea por un buen contrato o una buena licencia.
Ninguna de las encuestas se parece a la foto final que muestran las urnas pero algunos se las creen y las utilizan para marcar las relaciones con el aliado. Por ello, en base a las proyecciones interesadas de estos medios se van conformando egos y poniendo piedras en las ruedas de la necesaria convergencia. Ya no es tan importante como lo fue la noche del 25M, ahora hay que esperar acontecimientos y ver si las encuestas nos convierten en hegemónicos ocupando también el espacio de nuestros aliados naturales. Grave error porque ello nos asemeja al fantasmilla que presume del 20 cuando apenas alcanza el 15.
Puede que los datos ofrecidos por la Sexta y algunos medios andaluces y catalanes sean un jarro de agua fría para quienes parecen pensar más en fagocitar que en sumar. El dato más importante de estas encuestas es que sumando alcanzamos el 20%, incluso lo superamos ligeramente, y además nos muestran el camino a seguir: lo importante es trabajar juntos por ampliar la base electoral del cambio y no poner el empeño en crecer prioritariamente sobre la base electoral del aliado natural. Obsesionarse con sustraer el 40% del voto a la fuerza política de la que heredas programa e ideario es condenarte a la eterna frustración.
Algunas certezas que deberían bajar de la nube a quienes no ven más allá de lo que leen en Público: IU está asentada electoralmente en Andalucía, Extremadura, Asturias, Catalunya, Madrid y Comunidad Valenciana (se mueve electoralmente en torno al 10%), y es una fuerza creciente en el resto de comunidades autónomas. En muchas de ellas solo se será determinante si se logra la convergencia: Castilla La mancha, Murcia, Navarra, País Vasco, Castilla León, Rioja, Cantabria, Baleares y Canarias. En Galicia y Aragon hay experiencias de convergencia que seguramente serán renovadas y deberían ser ampliadas. Y, por encima de estos datos, conviene recordar que IU cuenta con miles de asambleas locales y de cuadros acostumbrados a convivir con los éxitos y los fracasos electorales.
Este es el mapa real de partida y no el que interesadamente pintan algunos. La proyección que me atrevo a hacer es que en las elecciones municipales y autonómicas va a crecer IU, incluso si se presenta en solitario. En varias será la fuerza determinante para formar gobiernos progresistas: Andalucía, Asturias, Comunidad Valenciana, Catalunya, Madrid… y en el resto también sumará su representación a la conformación de gobiernos de izquierda. Otro tanto ocurrirá en los gobiernos municipales.
IU está llamando a la convergencia a toda la izquierda política, a los sindicatos, a las mareas, a las plataformas ciudadanas y a la ciudadanía progresista. Si la convergencia se produce superaremos ampliamente el 20% de los votos en la mayoría de las circunscripciones electorales. En algunas seremos la fuerza mayoritaria de la izquierda y en casi todas seremos determinantes para conformar gobiernos. Pero seamos conscientes de que ni somos la única izquierda que concurre a las elecciones ni podremos gobernar en solitario, salvo casos excepcionales. Siempre habrá que contar con el PSOE. Bien para que nos apoye o bien para apoyarles y evitar gobiernos de la derecha.
Creo que es tiempo de tender puentes al entendimiento y la colaboración futura y de guardar en el baúl ciertos términos y expresiones que ayudan poco. Pongo un ejemplo: cada vez que se califica como régimen del 78 a los partidos que hicieron posible la transición de la dictadura a la democracia se está imponiendo pena de culpa a los millones de españoles que nacimos entre los 50 y los 70 del siglo pasado. Quienes apoyamos la Constitución, los Pactos de la Moncloa, el Estatuto de los Trabajadores, las movilizaciones contra el 23F o contra la entrada de España en la OTAN nunca hemos sido régimen, como tampoco lo son el PCE-IU o el PSOE. Si acaso, régimen es el actual PP que entonces no existía y que ciertamente representa los intereses de quienes conforman el régimen que se critica: los poderosos.
Cada vez que alguien, pretendidamente de izquierdas, acusa al PSOE o al PCE-IU de ser régimen del 78 muestra un total desconocimiento de los hechos y hace un gran favor a la derecha, que si forma parte de ese régimen y a quién le viene como anillo al dedo desprestigiar a las organizaciones que realmente pueden hacerle frente: los partidos de la izquierda y los sindicatos de clase. Bueno sería mirar más la viga en el ojo propio que la paja en el ajeno.

Plumaroja

1 comentario:

  1. Este es el camino...la unidad de la izquierda...sin despreciar a nadie y sin poner etiquetas como lo de regimen del 78 que nos ofende a tanta gente

    ResponderEliminar

DEJA AQUÍ TU OPINIÓN

VENEZUELA. ‘TERRORISMO PARAMILITAR CONTRA MADURO’

Grupos 'paramilitares' dirigen las movilizaciones contra el régimen Chavista  Pasa que comunicadores como Ildefonso Finol, Mig...